18 julio 2018: La solidaridad da fuerza al voluntario para alinearse con el corazón de la vida

18 julio 2018. DRAGÓN Entonado 5. Onda de la Tierra. Luna 9 y Caminante del Cielo 2. Nawal 11 Águila

Algunas veces recibimos una petición de ayuda que no sabemos o podemos atender. Pasa de lado, desapercibida, como si no fuera importante.
Estamos encontrando nuestro sitio, en el que nos sentimos bien (onda de la tierra), y sin embargo no podemos inhibirnos de lo que sucede en el entorno. Cada situación, persona, todo lo que sucede tiene un sentido y es necesario atenderlo, claro está en la medida de las posibilidades de cada uno.
La solidaridad (dragón) da fuerza al voluntario para alinearse con el corazón de la vida. Proteger, cuidar, nutrir al entorno, refuerza lo que cada persona es.
Estemos atentos a lo que sucede. También es parte de uno mismo.

Gracias. Bendiciones.

La vibración de las moléculas es maravillosa. Siempre dan soporte a la vida

La vibración de las moléculas, de los átomos y de las partículas subatómicas es maravillosa. Siempre están dando soporte a la vida. No piden nada a cambio. No exigen y siempre dan.

Las moléculas, los átomos y las partículas subatómicas son maravillosas porque dan soporte a la vida sin pedir nada a cambio. Afortunadamente no responden a los pensamientos de los seres humanos.
Cuando tus moléculas, tus átomos, tus partículas subatómicas vibran en la maravilla, entonces estás en la maravilla y sucede bendición, porque es posible que haya ese encuentro entre la vibración de las partículas y tu conciencia, entendiendo que la conciencia a la que nos referimos es la conciencia chamánica, la conciencia de la expansión que deja volar al águila y entonces no permite al pensamiento que sume ganancia, que esté diciendo “esto es mío, esto es mío, mi tesoro”, porque esas fronteras en la maravilla no existen.

Cuando tus moléculas, átomos y partículas subatómicas vibran en la maravilla, estás en la maravilla y sucede bendición. Cuando alguien entra en la maravilla, todos entramos en ella. Por eso, parte del despertar de la conciencia supone reconocer la conexión con el arquetipo humano, donde todos somos uno; reconocer que cuando alguien hace algo “mal” ante tus ojos es para que veas que hay algo dentro de ti similar y entonces lo modifiques; y reconocer que cuando aparece algo “bueno” ante tus ojos, encuentres que hay algo similar dentro de ti y entonces permitas que se expanda.
Así sales del conflicto entre buenos y malos para favorecer la vibración de la maravilla desde tu interior.
Sabemos que las puertas están abiertas porque ya hay uno y muchos que han entrado.

17 julio 2018: Hay crisis que enganchan y crisis curativas. Elijamos desde la lucidez

17 julio 2018. SOL Autoexistente 4. Onda de la Tierra. Águila 8 y Caminante del Cielo 8. Nawal 10 Mago.

¿Cómo podemos encontrar nuestro sitio de poder o centro personal, para cumplir nuestra misión de voluntarios? En este día el sol con el tono 4 nos responde a la pregunta del “cómo”, proponiendo poner luz a lo que vivimos, para evitar la personalización excesiva (como dice el acuerdo tolteca “no tomarse las cosas personalmente”), la confusión y por lo tanto la preponderancia del ego.
Eliminar estos hechizos permite que veamos la realidad con más claridad, precisión y nitidez, facilitando que encontremos lo que somos (semilla, sello oculto) y que permanezcamos alineados con el corazón del cielo y el corazón de la vida (onda de la tierra).
Hay crisis que enganchan y crisis curativas. Elijamos desde la lucidez.
Gracias. Bendiciones.

Amar la dualidad

Amar la dualidad. Si, está claro que ese es el camino del guerrero, es decir, de aquel que se adentra en la plenitud y en la felicidad sin esfuerzo.
Amar la dualidad, amar lo que te afirma, amar lo que te es afín, y amar lo que te enfrenta, lo que te niega. Si, ese es el camino de la maravilla.

Eres fuerte en lo que te afirma, en lo que te refuerza, en lo que te es afín. Ahí eres fuerte, ahí eres tú, ahí estás a gusto. Pero lo que te niega amplía tu gozo. Mágicamente te trae el sustento que permite expandir la conciencia. Hay una puerta hacia la realización.
Sí, amar la dualidad, caminar saltando y bailando como el agua entre las rocas.

16 julio 2018: Sí, hay cambios, movimientos e intensidad, pero no necesariamente en contra nuestra, sino que se ponen hoy a nuestro servicio

16 julio 2018. TORMENTA Eléctrica 3. Onda de la Tierra. Viento 8 y Caminante del Cielo 1 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 9 Caminante del Cielo.

Los grandes cambios se ponen hoy a nuestro servicio (tormenta 3). Las transformaciones que surjan en este día pueden considerarse como una colaboración o ayuda para que encontremos nuestro sitio o lugar de poder (onda de la tierra), desde el que podamos desarrollar nuestros dones y el programa interior que llevamos dentro (semilla, sello oculto de la tierra).
Sí, hay cambios, movimientos e intensidad, pero no necesariamente en contra nuestra, sino a nuestro favor. Permitamos que todo se vaya colocando, para que también nosotros nos vayamos situando en nuestro centro.

Estamos alineándonos con la tierra y con el cielo.
Gracias. Bendiciones.

Onda evolutiva de la tierra

ONDA EVOLUTIVA DE LA TIERRA:

La onda de la tierra es la número 13 y por tanto, al colocar el Tzolkin por ondas se instala sobre los kin del caminante del cielo en el Tzolkin tipo.
La onda 13 es la tierra y el sello 13 es el caminante del cielo. Por ese motivo, sobre cada lugar que ocupa un kin del caminante del cielo se va a instalar un kin que pertenece a la onda de la tierra.

De alguna manera, los contenidos asociados al caminante del cielo se suman a los de la tierra. Podemos decir claramente que la tierra es un caminante del cielo.
Pero también se suman los contenidos asociados al 13 como transcendencia, como final de un proceso, donde la conciencia se ha visto implicada porque ha querido hacer ese proceso y es el momento en que ese proceso llega a su culminación.
El caminante del cielo es una expresión de la transcendencia, como lo es también la onda de la tierra.

Por lo tanto, en la onda de la tierra están presentes los contenidos del caminante del cielo y del tono 13 de la transcendencia.

COLUMNAS 8 Y 9:
Además, en el posicionamiento por ondas, también están presentes los contenidos asociados a las columnas 8 y 9. La onda de la tierra está presente en el final de la octava columna, en los cuatro últimos lugares, y en la novena columna, en los nueve primeros lugares.

Esto le confiere a la tierra por una parte los significados asociados al 8. El 8 como tono es una manifestación de la integridad. El 8 como sello (la estrella) es la ética, la estética y la sociedad de la estrella, y el 8 como onda es el humano.
La integridad es una forma de belleza y de comportamiento con las demás personas. Es algo humano, propio de la sociedad de la estrella. Todo eso está asociado al 8, y la onda de la tierra ocupa los lugares finales de la columna 8.
La columna 8 está ocupada por la onda completa de la semilla, que significa el programa. La integridad forma parte del programa. El ser humano intrínsecamente es íntegro, bello y ético, con un comportamiento que agrada y gusta. Te gustan las personas que se comportan de una determinada manera y te sientes bien interactuando con las demás personas, y eso es propio de la sociedad de la estrella, que es el tono 8, y forma parte del programa.
Cuando el programa llega a su máxima maduración, a su final, es cuando a esos contenidos del programa se añade el que la persona lo vive como un voluntario, que es lo propio de la tierra. La tierra le aporta a esa columna 8 la voluntariedad.

El ser humano puede tener un comportamiento íntegro, pero la integridad también supone que tú lo estás eligiendo. Una bola redonda cae por su propio peso por una pendiente, pero eso no es integridad. Eso forma parte del programa, pero no es la integridad humana.
En la integridad humana hay una consciencia que quiere hacerlo así, y cuando aparece esa consciencia para actuar en unión con el impulso interior del programa, aparece para la persona una plenitud.
Eso forma parte del caminante del cielo, que actúa voluntariamente. Por eso se asocia con la tierra, que es esa plenitud que proviene de la integridad, y que te va a conceder lo que significa el tono 9, que es un poder que te impulsa a la transcendencia. La realidad te empodera.

Ese contenido está expresado en la onda de la tierra, porque el voluntario de repente se empodera. Por eso es Quetzalcóatl, con su contenido de rey y voluntario, y eso es lo que está expresado en la tierra, el empoderamiento.
La semilla, en la columna 8, significa el programa, pero cuando el asunto es voluntario hay un empoderamiento. Cuando te sitúas en tu centro alineado, sientes el poder, porque eres íntegro.
El íntegro no es víctima sino un humano con poder. Ese poder quizá le hace estar presente en una situación adversa, pero donde él no es víctima sino voluntario; es necesario pasar por ahí para otras personas, para el arquetipo.
Esos son partes de los contenidos de la tierra, ese empoderamiento.

La onda 13 de la tierra está uniendo la onda 12 del programa (semilla) con la onda 14 del amor incondicional (perro). El empoderamiento permite vivir la incondicionalidad; es el eslabón que te permite entrar en la vivencia del amor incondicional; es el empoderamiento del amor. Eso forma parte de la tierra, como onda desde el Tzolkin.

SELLO 17 Y ONDA 17:
La tierra (sello 17) tiene como transcendencia a la luna, por lo que también podemos asociar la tierra con el inicio del castillo verde, cuando está en forma transcendente como luna (onda 17, comienzo del castillo verde). Cuando la persona que está situada en la tierra, sea o no su sello, porque el Tzolkin está abierto a todas las personas, está viviendo como voluntario, alineado y en forma transcendente, es cuando vivencia el castillo verde.

Los cuatro primeros pasos de la tierra como onda suceden con una vibración similar a la que contiene el castillo verde, porque la integridad y ese empoderamiento son una pertenencia al castillo verde; son un empoderamiento que te faculta para posteriormente vivir la incondicionalidad; es un paso.

La tierra: Es un ejemplo del voluntario

LA TIERRA (Libro de los sellos)

La Tierra favorece la alineación del humano con el propósito de la vida y con el centro de la galaxia, propiciando la unión de las energías terrenales y espirituales en el corazón del ser humano.
Esta alineación es la que provoca las sincronías, otra de las características del sello Tierra.
La Tierra, con su magnetismo, nos atrae y provoca el alineamiento, no sólo con un objetivo de supervivencia, sino también de protección, cuidado, fuerza. Es un trabajo de estar centrado en uno mismo, pero también de conectar con la Tierra y con dimensiones superiores.
La Tierra tiene características similares a nuestro cuerpo y recuerda a una madre. El acercamiento a la madre Tierra, nos da fuerzas para seguir el camino al cielo. La madre Tierra nos sustenta y no sólo en el plano físico o material. Nos protege y nutre, y nos sirve de vehículo, como el cuerpo, para realizar nuestra misión. Como una madre, siempre está presente y nos acompaña en nuestros procesos.
Todos formamos parte de una malla energética, que va evolucionando de forma colectiva: la tierra, el ser humano y también la luna.
La Tierra nos sustenta, pero es la que vuela, pues orbita. Es el paso intermedio en una escalera al cielo; un peldaño para la conciencia, para ascender al cielo.
La Tierra, desde el punto de vista de lo que cae, sirve para enterrarte, pero desde el punto de vista evolutivo es un peldaño al cielo. Está esperando la maduración; ayuda a que todo madure.
Para las personas materiales es un lugar material y contiene dolor; un lugar donde te puedes hacer daño fácilmente. Pero para las personas en estado evolutivo, es un lugar donde encontrar el espíritu, en el cuarto castillo, y entonces es un peldaño de ascensión al cielo. De hecho la Tierra es maestra en el volar, porque la Tierra vuela.
La Tierra no pide nada a cambio y por mucho que la abandonemos, agredamos o ignoremos, siempre está ahí, proporcionándonos cobijo y alimento. Pero no espera recompensa, sino sólo compartir nuestros procesos, y que nuestra evolución sea también la suya.
La Tierra, que no es de nadie sino que se entrega a todos los seres humanos, sin excepción y sin juicio, es decir sin valorar aptitud, moralidad, sabiduría o belleza. La Tierra, que nos protege y nutre en nuestro camino interior de evolución, es un ejemplo del voluntario.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

15 julio 2018: Estemos atentos a lo que vemos en los demás. Podemos ver reflejados heridas y dones

15 julio 2018. ESPEJO Lunar 2. Onda de la Tierra. Luna 8 y Caminante del Cielo 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 8 Humano.

Hoy es un buen día para estar atento a lo que vemos en los demás. Pueden ser desgracias, problemas, malas caras, o quizá podamos ir sintiendo la luz de las personas, su amabilidad y su belleza. Los demás nos están reflejando algo que de alguna forma está en nuestro interior.

Decimos que una persona es ella misma pero también sus circunstancias. Por lo tanto, también está incluida la forma en que nos relacionamos con los demás.
No podemos eliminar lo que denominamos “problemas” o huir de las situaciones desagradables. Sin embargo sí está en nuestras manos la forma en que los atendemos y gestionamos. Es verdad que las personas a veces nos retan, provocan o agreden, pero quizá sería más correcto decir que nos tocan las heridas propias. Cuando una situación o persona nos hace sentir mal, sacándonos de nuestras casillas, entonces seguramente exista un daño propio que hay que atender.

Hoy es un día estupendo para ver cómo van nuestras heridas y cómo estamos evolucionando nuestros dones. Estemos atentos a lo que vemos en los demás.
Gracias. Bendiciones.

Caminar en la belleza es lo más chamánico

Caminar en la belleza es lo más chamánico. Pero lo chamánico es lo más real, porque se adentra en lo atemporal y expande la realidad.
Caminar en la belleza te introduce en lo óptimo y tus moléculas también despiertan a la belleza y a la magia, y se expanden. Tus átomos se despiertan a la magia y se expanden. Y tus partículas subatómicas se despiertan a la magia, o sea a la maravilla, y también se expanden, y no han fricción ni desgaste.

Caminar en la belleza es entrar en la maravilla, conectar con la maravilla de todas las personas, de todas las cosas y asentarte en el ser siendo. Caminar en la belleza es lo más mágico, lo más chamánico, lo más libre y lo más amoroso. Y es una puerta que se abre delante de cada persona.
Cuando actúas sin miedo a perder, es decir sin querer ganar, estás actuando de forma expandida. Si miras si pierdes o ganas estás atrapado en la dimensión material; no eres libre, y entonces no caminas en la belleza, porque la belleza no responde al miedo.
Hay un cerebro reptil; hay un cerebro mamífero, que responde a la empatía; hay un cerebro racional, que te quiere llevar a ganar; hay un cerebro sabio, que trasciende el ego. Pero también hay un cerebro mágico.
Cuando aun perdiendo, actúas, sin importarte la ganancia sino la belleza, se despierta un cerebro mago que construye una realidad maravillosa.
Algunos piensan que eso te lleva a la irrealidad, pero tú puedes situarte en el aquí y el ahora desde la belleza, porque el aquí y el ahora es el lugar de las moléculas, los átomos y las partículas subatómicas, que son mágicas. Gracias Miguel Valls.

Y es el tiempo del retorno de los seres transcendidos.
El círculo se completa porque hay una elevación, desde las moléculas, los átomos, las partículas subatómicas, desde el aquí y el ahora.
Es puramente experimental: la puerta se abre a la belleza y al amor, y se abre a la maravilla.