12 diciembre 2017 (12/12): La integridad es importante cuando hay luz, pero quizá más en la oscuridad

12 diciembre 2017 (12/12): NOCHE Galáctica 8. Onda del guerrero. Tierra 11 y Guerrero 13 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 1 Tierra

La integridad, tono 8, es importante cuando hay luz, pero quizá más en la oscuridad. Es fundamental en la actividad del día a día, pero quizá más en el ensueño de la noche.
¿Qué es lo que visualizamos?, ¿cuál es la base de nuestro ensueño, es decir, del sistema de creencias?
Quizá creemos que la vida es dura o que todo tiene un sentido; que hay que esperar lo peor o que es momento de disfrutar; que se nos van a presentar desafíos o pueden llegar oportunidades.
Pero no se trata de ser muy “optimista” o faltar a la realidad, sino de que los cimientos o valores en los que creemos se mantengan en todo tipo de momentos, pasando de la teoría a la práctica y de la palabra (viento, día de ayer) a la experimentación.

Un día como hoy, 12/12, es buen momento para colaborar con el entorno, desde el ensueño.
Gracias. Bendición.

Recapitular y enlazar en este final de año

Recapitular y enlazar. Estamos acabando el año 2017 de la Era que nos invita a encontrar lo común, lo que nos une a todos, que ya de por sí es una manifestación enlazadora. El año que se quiere denominar de la Era Común actúa desde una visión que enlaza mundos, pidiéndote que encuentres lo que te une a los demás seres humanos.
En este momento nos quedan por delante los 20 sellos hasta que se acabe el año y es un momento apropiado para recapitular, porque hay muchas pistas en tu pasado encaminadas a abrir este presente. Encontrarlas es útil para saber quién eres, cuál es tu lugar de poder, el lugar donde eres real, y salir de lo que no eres, que parece tan real pero que te ata al sufrimiento y a la frustración, porque si tratas de ser lo que no eres, nunca conseguirás ser.

En estos momentos, desde esta página donde invitamos a enlazar tradiciones, conviene mirar y desencriptar los contenidos que se asocian al inicio del Tzolkin. Para la tradición de los abuelos, benditos sean, el inicio del Tzolkin sucede como mono 8, haciendo referencia a las 4 parejas ancestrales de abuelos, como se cita en el Popol Vuh, que también son los 4 Heh que se nombra en la tradición de los egipcios de las pirámides. Los 4 Heh también forman parejas y colaboran con Shu en separar o unir el cielo y la tierra, dejando siempre ese centro para que tú te sitúes, uniendo el cielo y la tierra, que también es separando, para que aparezca la oportunidad de vivir, o sea de acertar o errar, a las personas que están despertándose.
Esa es la labor de Metatrón, ángel que ha sido humano, o de Hércules, que también entra en el cielo desde su condición mortal.

Para los abuelos el Tzolkin comienza el mono 8, pero su origen está en la noche 13. El mono 8 expresa la alegría y la inocencia cuando vives con integridad tu programa personal, ya que pertenece a la onda de la semilla. La semilla es “se tú”, y cuando “eres tú” desde la integridad, que es desde la inocencia, entonces comienza algo. Cuando eres íntegro en ser tú, se abre una puerta a otra realidad, a la realidad expresada por el Tzolkin, donde vas a dialogar con dimensiones superiores. Es un inicio.
Ese inicio tiene su origen en la noche 13. Es decir, la noche 13 eres tú cuando las imágenes que creas en tu interior son transcendentes. De modo que para ser tú (estamos hablando de todas y cada una de las personas, no solo de los que nacen como mono 8) lo que necesitas primero, de forma previa, es ser transcendente en tu ensueño. Ese ensueño transcendente que expresa la noche 13 tiene a su vez una raíz, que está expresada como mono 1, nuevo nacimiento.

De modo que el mono 8 nos retrotrae al mono 1, nuevo nacimiento, donde has encontrado la transcendencia en el ensueño y has vivido los 20 sellos, porque desde el mono 1 al mono 8, están los 20 sellos, desarrollando la onda del mono, nuevo nacimiento, en su totalidad, más la onda de la semilla, que es tu programa, hasta su forma resonante, que es el perro, el amor incondicional resonante, tono 7. Para ser íntegro en tu programa, mono 8, has tenido que vivir esos 20 sellos, de modo que cuando estamos hablando del mono 8, estamos hablando también del mono 1.

Entonces nos damos cuenta de que el mono 1 es el antípoda del dragón 1, con el que empieza la otra tradición de los mayas yucatecos. Nos está pidiendo una recapitulación, primero hasta que encuentras tu transcendencia en el ensueño, pero después, una segunda recapitulación hasta que conectas con el nuevo nacimiento.
Este oráculo que inicia el Tzolkin de los abuelos también contiene otra información, y es que estás en un viaje al futuro donde tu destino aparece como tormenta 3 de la onda de la tierra. Es decir, es importante ser íntegro en tu programa, que te permite encontrar ese destino que vemos con el tono 3, que significa servicio. Encuentras que la tormenta, los hechos milagrosos y la resurrección son la forma de ser útil a tu grupo.
Tiene una raíz que es la tierra 1, que expresa esa alineación con el corazón amoroso del cielo y significa que has encontrado ese lugar, tu lugar de poder, donde eres el corazón del cielo en esta dimensión, porque tu corazón está alineado con ese gran corazón que genera la vida.
Entonces, eres voluntario para eso, porque ni en broma querrías no serlo. Ante la plenitud se acaba el engaño y el auto engaño.

Ahí está describiendo un viaje vertical, pero también hay una coordenada horizontal, que es la que presentan los dos ayudantes, la serpiente, que es la energía de la luz que está en tu interior, y la tierra, expresando cómo relacionarte en la horizontal, es decir, con las demás personas.
Ahí vemos esa energía kundalini que está en tu programa, justamente para relacionarte con el otro, y también la tierra, que ahora aparece como propósito. Están mostrando la energía de la onda de la serpiente, porque esos 13 sellos, sin tener en cuenta el tono, pertenecen a la onda de la serpiente.
De modo que permitir la elevación de tu kundalini está asociado al mono 8. De esta manera vemos que esta propuesta, donde el Tzolkin como territorio espiritual comienza, es totalmente complementaria de aquella que sitúa el comienzo del Tzolkin como territorio espiritual en la luz cumpliendo una misión (dragón), que nos presenta la energía oculta, que es el sol 13 como final del Tzolkin, haciendo aparecer como asistentes al mono 1 y al espejo 1: el conocimiento del “tú eres otro yo” y la experiencia del nuevo nacimiento, que son las dos ondas centrales del Tzolkin.

Año 2018: busca dónde tú y tu ancestralidad habéis estado rompiendo la malla del amor desde el ego

AÑO 2018

El año común 2018 comienza con la noche 2 de la onda del viento y acaba con la mano 2 de la onda del enlazador. De esta manera todo el año se tiñe de azul. El azul muestra transformación, conciencia y de manera muy especial el tiempo presente, el aquí y el ahora, es decir, todas las cosas concretas que haces: cómo te adaptas a los acontecimientos, cómo huyes, cómo propones, cómo respondes, pero a través de hechos concretos. Esos hechos concretos son los que te transforman, haciendo aparecer algo que podemos llamar karma o dharma. Tus acciones producen restitución o rotura de la malla de amor que une a todas las personas. Este es un año azul y va a estar lleno de acontecimientos, de pruebas o de milagros, de acciones donde tú eres agente o paciente.
El año 2018 comienza con la noche, de tal manera que todo el año es propicio desde el ensueño y la conexión con tu interior, asociado a las imágenes de abundancia para todos. “Para todos”, porque sabemos que nadie puede ser enemigo, de modo que es necesario encontrar la restitución de los enemigos al in lak’ech. Los enemigos también forman parte de aquello que se expresa como “tú eres otro yo”. También son tú, solo que hay algo incomprensible, una rotura que necesita conciencia y reconocimiento de cuándo has actuado contra el amor. Si el espejo te presenta un enemigo, busca dónde tú y tu ancestralidad habéis estado rompiendo la malla del amor desde el ego.

El año va a acabar en la mano 2, la mano enlazadora que une y restituye la unión. Es la mano enlazadora que sana. El dos corresponde al otro. Tú eres el 1 y el otro es el dos. Es un año para ensoñar al otro, sanándole en tu interior y produciendo sanación en lo que te rodea.
El año 2018 contiene la referencia a los sellos 20 y 18. Hay una iluminación clara del espejo. Pero tan 18 es el espejo como el viento, porque el espejo es el sello 18 pero el viento es la onda 18. Decimos que el sello responde a tu diálogo interior, a tus decisiones interiores, mientras que la onda ya se sitúa en el terreno grupal.
Encontrar al espejo o reconocer al espejo es entablar el diálogo con dimensiones superiores. Por eso vemos cómo el espejo se transforma en el viento. Lo que expresamos con el 18, en una secuencia que llega al 20, es cómo el espejo se transforma en viento creador.
Este año, 20-18, se inicia desde su color azul de transformación, en la onda del viento, del diálogo con las demás personas. Es un tiempo de transmutar y de hacer aparecer la realidad a través del diálogo, porque las acciones forman parte del diálogo y tú eliges la impecabilidad y la sanación de lo que antes aparecía como dañado, negativo y malo en todo y todos lo que te rodean.
Es la sanación de las circunstancias a través de la impecabilidad de la acción con el otro. 

Se puede adquirir por 5€ en su versión digital y 14€ más gastos de envío (salvo en Madrid, que no haría falta) en papel, como calendario de mesa.
Tamaño A5. Contiene los kines y una interpretación de cada mes.
Permite consultar el kin de cada día, sus ondas, ver cuándo se repite el kin de nacimiento, cuándo comienza un Tzolkin, cuando entramos en el centro del telar, etc.
Más información en:

Calendario 2018


(34) 697.666.252 (Ana, whatsapp), calendariomaya@viatzolkin.com

11 diciembre 2017: El guerrero de luz recibe el don de la palabra, para que sea impecable con ella, transmitiendo su propia verdad desde el corazón

11 diciembre 2017. VIENTO Resonante 7. Onda del Guerrero. Semilla 11 y Guerrero 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 13 Guerrero.

El viento nos conecta en este día con dimensiones superiores (tono 7), que representan un soplo espiritual para nosotros. El guerrero de luz recibe el don de la palabra, para que sea impecable con ella, transmitiendo su propia verdad desde el corazón y escuchando la verdad de los demás con receptividad.
Pero, ¿cuál es nuestra verdad? Es lo que solo nosotros tenemos, debido a nuestras circunstancias específicas y únicas. Esta onda del guerrero nos ayuda a conocernos un poco más, replanteando la visión que tenemos de nosotros mismos.

Gracias por cuestionar la realidad actual para poder seguir evolucionando, desde el amor.

Cabal, desde la Cábala, significa recibir y transmitir

Compartimos la respuesta a una pregunta por si es de interés:

Hola. Podría presentarme como un software situado en aquel lugar donde el hardware está recibiendo una información, y yo la traduzco, la interpreto, para que el hardware u otro hardware la vuelva a emitir. Evidentemente se ve que no tengo ni idea de lo que es un software y un hardware, pero tampoco es tan importante.

Mi apellido es Cabal, que desde la Cábala significa recibir y transmitir. Hay una información permanente, bendita sea, que sitúa las moléculas y los átomos en esa armonía que significa la vida y también hay una disposición armónica que es el aprendizaje.
Entonces hay esa armonía como aprendizaje, o también podríamos decir el previo, aquel lugar donde al entrar alguien coge tu abrigo y lo clasifica para que luego lo puedas recoger al salir, y luego hay armonía que es plenitud.

Entonces, yo estoy en el software y simplemente expreso una coherencia. Alguien podría decir que no es así. Ciertamente, también me sirve. De hecho, quizá usted me ha pillado. Lo que más me gusta es muchas veces ser incoherente. Eso me produce una gran libertad. Da igual ser coherente o incoherente; lo importante es el ser, o sea estar vivo, bendito sea. Algo crea la vida y resulta que te ha llamado a ti.
Quizá un día te das cuenta de pronto que no tienes ni idea, pero percibas que la vida o aquello que crea la vida sí tiene idea, sí sabe y además cuenta contigo, y entonces puedes decir “sí, sí, de acuerdo, ok, me interesa el tema”.

Bueno, me estaba presentando dentro de emitir-recibir y mi posición simplemente es ser un empleado del software, un traductor. Algunos días me siento como un partero que está ayudando a dar a luz a una persona. Dar a luz una persona desde sí mismo es simplemente despertar. Eso en algunos lugares del hábitat en habla española se llama un sereno, uno que va dando las horas por la noche: la una de la noche y sereno, las dos de la noche y sereno… Bueno, y también abre portales. Sí, se pueden abrir portales a la vida y abrir portales a la felicidad, mientras paseas. Mientras caminas, quizá estás caminando por el cielo, y lo vas diciendo: estamos en el cielo y es la hora de despertar.

Sí, hay un trabajo maravilloso en el descenso al inframundo, a la oscuridad, como un sereno abriendo puertas y despertando.
Gracias, bendición.

10 diciembre 2017: La solidaridad une a las personas, activando los vínculos, permitiendo compartir el camino y facilitando el crecimiento colectivo

10 diciembre 2017. Dragón Rítmico 6. Onda del Guerrero. Mono 11 y Guerrero 12 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 12 Águila.

Es un buen momento para replantear (onda del guerrero) la relación con otras personas, desde la solidaridad, la empatía y la nutrición. ¿Qué estamos dando?, ¿cómo nos abrimos a recibir?, ¿qué sentimos?
La solidaridad une a las personas, activando los vínculos, permitiendo compartir el camino y facilitando el crecimiento colectivo.
Estamos ante un nuevo comienzo, que representa una nueva oportunidad.

Gracias. Bendiciones.

Onda evolutiva del guerrero

ONDA EVOLUTIVA DEL GUERRERO:

La onda del guerrero, en su colocación en el Tzolkin de ondas se va a superponer en la fila 16 a todos los sellos del guerrero, fusionando ambos contenidos, el que aporta la onda con el que aportan las 13 manifestaciones del guerrero.
En esa colocación vemos que el guerrero 1 se sitúa como el guerrero 3 de la onda del mago, de modo que la primera vez que aparece el guerrero lo hace como cumpliendo una misión, que es justamente la característica del dragón, luz cumpliendo una misión, siendo toda la onda del guerrero la culminación de esa misión.

El cruce de su formulación vertical con la horizontal sucede en el guerrero 1, que es la serpiente 10 en el Tzolkin de ondas. De modo que por un lado el propósito del guerrero viene asociado al cumplimiento de una misión, impregnando toda la onda de esa característica, y por otro lado está asociado a la serpiente 10, como expresión de la perfección asociado a la propia luz.
Eso también va a dar una característica y un refuerzo al contenido expresado por esta onda, donde la luz cumpliendo una misión va a emerger en ti como luz perfecta, en la serpiente 10, cumpliendo la misión de llevarte a lo óptimo.

COLUMNAS 10 Y 11:
La onda del guerrero en el Tzolkin tipo ocupa el final de la columna 10 y el comienzo de la columna 11, indicando la perfección y la misión cumplida.
Se reafirma abundantemente como cuatro, siendo la cuarta onda del cuarto castillo y la cuarta expresión de la familia del dragón, que es luz cumpliendo una misión.
El dragón tiene una misión que cumplir y cuando aparece como guerrero es que esa misión ha sido cumplida, y además cumplida perfectamente, y así se aposenta en estas dos columnas, 10 y 11.
El guerrero, en esta posición aparece como la frontera con el castillo verde.

La onda del guerrero ocupa los 5 últimos lugares de la columna 10, que, equiparando los sellos con las ondas, sería como si ocupara las 5 últimas ondas.
La onda 16 es la propia del guerrero, onda amarilla del castillo cuarto, asociado a la cuarta dimensión. La cuarta dimensión es en sí misma una expansión de la conciencia.
Las ondas 17, 18, 19 y 20 expresan el castillo verde.
Mientras, las posiciones 1,2, 3 y 4 de la columna 11 expresan su relación con el castillo rojo, y las posiciones 5, 6, 7 y 8 hablan de su relación con el castillo blanco.
De modo que cuando el guerrero enlaza la columna 10 con la 11, significando el cumplimiento de la misión y la expansión gozosa que atribuimos al tono 11, también está uniendo los castillos amarillo, verde, rojo y blanco, situándose en la frontera donde se inicia el tercer castillo en la novena posición.

Por otra parte, las posiciones 17, 18, 19 y 20 de la columna 10 donde están los primeros kin de la onda del guerrero, que decimos están asociadas al castillo verde, también tienen su traducción, en el Tzolkin de ondas, en el castillo azul que significa el presente y está en forma perfecta, ya que estamos hablando de la serpiente 10, el espejo 10, el mono 10, la semilla 10 y la tierra 10.
Esto nos muestra una de las características no inmediatamente aparentes del guerrero, que es su poder alquímico. Es un guerrero alquímico, que transforma una cosa en otra y cuando hace su labor a la perfección es cuando te introduce en otra dimensión.

Las primeras posiciones en la columna 11, que representan numéricamente al primer y segundo castillo, en las filas 1, 2, 3 y 4 (primer castillo), y 5, 6, 7 y 8 (segundo castillo), hacen aparecer en el Tzolkin de ondas al mono 11, semilla 11, tierra 11, perro 11, noche 11, guerrero 11, luna 11 y viento 11. Es decir, transforman a través del cumplimiento de la misión en forma oculta, el gozo vibracional del 11, que te introduce en el castillo verde a través de ese gozo.
Por eso el guerrero tiene algo del alquimista transmutador.
De esta manera, la figura del guerrero aporta todos esos atributos a su expresión, a su esencia y a su arquetipo.

9 diciembre 2017: La luz ilumina en esta día lo oculto, mostrándolo para transmutarlo

9 diciembre 2017. SOL Entonado 5. Onda del Guerrero. Tierra 10 y Guerrero 5 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 11 Mago

La luz ilumina en esta día lo oculto, mostrándolo para transmutarlo. La oscuridad potencia los hechizos, las dudas y los miedos, mientras que la luz disipa la niebla, despeja el camino y potencia lo que es.
La realidad es mucho más completa, panorámica y multidimensional de lo que inicialmente percibimos. En este día podemos ampliar nuestra realidad, conectando y expandiendo lo que somos (onda del guerrero).

Gracias y perdón.

8 diciembre 2017: Los grandes cambios están disponibles para nosotros en este día. Si queremos una transformación es el momento adecuado

8 diciembre 2017. TORMENTA Autoexistente 4. Onda del guerrero. Semilla 10 y Guerrero 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 10 Caminante del Cielo.

Los grandes cambios están disponibles para nosotros en este día. Si queremos una transformación es el momento adecuado. Solo tenemos que estar receptivos y aprovechar las oportunidades que vayan surgiendo.
¿Creemos que algo en nuestra vida no tiene sentido?, ¿nos gustaría replantear algo? Hoy podemos comenzar desde la actitud, colocando nuestro posicionamiento interior para que el exterior se adapte a nuestra vida y nos lleguen las vibraciones afines a la nuestra.
Desde el interior lo espiritual está guiando nuestra vida (viento, sello oculto), en conexión con dimensiones superiores.

Gracias por estar ahí.

7 diciembre 2017: Todo lo que nos aparezca en este día tiene un sentido: lo que vemos, las circunstancias y personas que encontremos, pero sobre todo lo que sentimos y cómo reaccionamos

7 diciembre 2017. ESPEJO Eléctrico 3. Onda del guerrero. Mono 10 y Guerrero 4 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 9 humano.

El espejo en este día nos muestra nuestro servicio (tono 3), para que lo reconozcamos e identifiquemos. Todo lo que nos aparezca en este día tiene un sentido: lo que vemos, las circunstancias y personas que encontremos, pero sobre todo lo que sentimos y cómo reaccionamos.
Y todo ello podemos cuestionarlo y replantearlo (onda del guerrero). La realidad es subjetiva, por lo que no tiene que ser así siempre. Nos sobran juicios, calificaciones, estrategias y quizá nos falte amor.

La ley del amor o la ley del espejo es tratar al otro, desde el amor, como si fuera otro tú, o tratarte a ti como si fueras otro. Es el in lak’ech o “yo soy otro tú” o “tú eres otro yo”.
Estamos a tiempo de amar.
Gracias. Bendiciones.