El óvulo parece pasivo, pero en realidad es totalmente activo vibracionalmente

El óvulo atrae. El óvulo en el plano físico formal está quieto, pero en el nivel vibracional es totalmente activo y atrae al espermatozoide. Antes de que el espermatozoide comience a correr, el óvulo ya ha empezado su tarea de atracción sobre el espermatozoide.
El óvulo parece pasivo, pero en realidad es totalmente activo vibracionalmente.

Por otro lado, el espermatozoide es muy activo en el plano físico, material y formal, porque lo que hace es tratar de llegar el primero a la meta. Se esfuerza al máximo, pero en realidad es atraído. Si lo situáramos en un mundo magnético, veríamos que hay un potente imán que atrae. Esa es la fuerza activa y lo que es atraído representa una fuerza pasiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *