19 de junio. HUMANO 11

Espejo 4 y Águila 12
Una de las características más importantes del ser humano es su libre albedrío.
Pero no sirve de nada tomar decisiones y moverse si no se sabe dónde ir y ni siquiera se conoce la situación de partida.
En ocasiones hay que profundizar antes de encontrar las respuestas, buscar para encontrar, dar para poder recibir.
El ser humano es responsable de su proceso personal y tiene a su alcance todas las herramientas que necesita, o al menos las que de alguna manera, de forma consciente o no, va pidiendo.

Quizá la libertad consista en conectarse con el corazón y desde ahí dejarse llevar por la “intuición” o por lo que dice el cerebro del corazón.
Quizá en nuestro interior resida toda la sabiduría y solo tengamos que aprender a acceder a ella.
Quizá podamos fluir ante las circunstancias, sin apegos, soltando y sintiéndonos ligeros y libres.

Podemos experimentarlo.
Gracias y perdón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *