4 diciembre 2017: No es momento de convertirnos en jueces, sino de ampliar la realidad, encontrando sentido a los aparentes errores

4 diciembre 2017. Águila cósmica 13.
Onda de la noche. Humano 10 y águila 8 en el tzolkin evolutivo. Nawal 6 luna.

El águila vuela alto y libre, con una gran visión, que es panorámica. Tiene conexión con lo elevado pero también conecta con la tierra con su mirada, sin perderse los detalles.

El ser humano transcendente está aprendiendo a elevar su visión, sin perder el contacto con la tierra, visualizando una realidad abundante y transcendente para todas las personas (tono 13 onda de la noche). No se queda en las apariencias (mago, sello anterior), sino que profundiza para encontrar otras realidades más amplias, completas y elevadas, en las que todo tiene un sentido y no es necesario sufrir.
Si nos quedamos solo en el 10% más superficial, ¿cómo podemos ser libres para explorar otros caminos y encontrar otras realidades?

No es momento de convertirnos en jueces, sino de ampliar la realidad, encontrando cómo lo que sucede, incluyendo nuestros errores y los errores de los demás, nos llevan a un mayor conocimiento de la vida y de nosotros mismos, ampliando nuestra sabiduría y llevándonos a una mayor plenitud.
Es un camino a recorrer. Liberemos a nuestro águila.

Gracias. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *