El humano: libre albedrío y pensamientos elevados

humano

EL HUMANO (Libro de los Sellos)

El sello Humano y el ser humano están asociados con el libre albedrío, ejercido con sabiduría en su conexión espiritual.
El ser humano es libre en su semejanza con Dios. Y ese es el significado del sello Humano, la libertad pero también los pensamientos elevados.
Pero si hablamos de pensamientos elevados sólo podemos hablar de verdades. Realmente los pensamientos elevados son verdades, no fantasías. Si fueran fantasías no merecerían ser considerados como elevados. Los pensamientos elevados son accesos a realidades muy reales, aunque no siempre evidentes.

EL SELLO OCULTO:
El sello oculto del Humano es la Luna, asociada al agua y a las emociones. En el Tzolkin el agua propiamente está representada por la Luna.
Luna forma familia con Semilla, Mago y Tormenta, y los cuatro son la familia del agua, que es la familia que inicia la cuenta calendárica, o sea la conciencia del tiempo. Para esta sabiduría maya se inicia desde algo que se considera agua. Pero el Humano es el oculto de la Luna, es decir que la Luna, o sea el agua, y el humano, son lo mismo. El humano y el agua son lo mismo.
El agua es importante, de hecho es simplemente imprescindible para vivir. Para ser humano es imprescindible ser humano, o sea vivir.
Una cualidad del agua es que no tiene fronteras. Cuando una gota de agua toca otra gota de agua, se forma o aparece otra gota de agua más grande, porque no hay nada que divida, no hay obstáculo para el otro. Para el ser humano es importante la transparencia frente a la luz, o sea frente a la realidad de dimensiones superiores, pero también es imprescindible que no haya una frontera con el otro. Cuando una gota de agua encuentra a otra gota de agua, dice “tú eres otro yo” o “in lak’ech”. Este es el lenguaje del agua.
La emoción, atribuida también a la Luna, es poderosa. La emoción te hace libre, porque te hace humano. Tal vez de lo que se trata es que los humanos conozcan y reconozcan que lo importante no es solo la luz sino también el agua, o sea las emociones; incluso quizás el agua luminosa, pero ciertamente el agua. Reconocer el AGUA es imprescindible para el human@.
La persona que cree en la fuerza no es libre, y además tiene miedo. Por eso la Luna está asociada al humano y a la libertad. Y antes de entrar en la quinta dimensión y el amor, el agua, que es la emoción, te ayuda como tarea a ser libre. Quitar al humano la libertad es impedir al humano conectar con su interior, la Luna, que como onda es justamente el inicio del quinto castillo, asociado al éter y al cielo.

LA ONDA:
Si analizamos la onda del Humano, según el Tzolkin es un desarrollo, una acumulación de experiencias que te llevan a encontrar que “todo está bien” como final de trayecto.
La Semilla, además de la resonancia con el Humano al ser la onda 12, es la transcendencia de la onda del Humano. El Humano es por lo tanto el camino para llevarte hasta ese conocimiento transcendente que es la Semilla. Y si algo sabemos de las semillas, es que no necesitan dinero para vivir, y que la vida que se abre delante de un grano de Semilla, es decir de una sola Semilla, es similar a las células madre, porque es inacabable.
Se tiene que acabar la vida para que las semillas dejen de proliferar, porque justamente transforman lo inorgánico en orgánico, y transforman la luz en orgánico.
La Semilla es florecer, y qué cosa puede querer decirse con florecer sino que “todo está bien”. Es como encontrar que hay una fuerza en ti que te lleva al éxito, o sea a la abundancia. Florecer manifiesta belleza, pero también prosperidad y además es una expresión de sociedad.
Abundancia, armonía, compañía de tus iguales, florecer, es como encontrar que todos tus sueños se cumplen, y tus deseos se satisfacen.
Y todo esto es el final del trayecto de Humano. La onda del Humano es contemplar cómo se realizan tus sueños.

http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-los-sellos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *