23 febrero 2019: entramos en la columna resonante, en conexión con dimensiones superiores, en resonancia con el plan divino, en contacto con otras realidades más allá de lo que se ve a simple vista

23 febrero 2019. DRAGÓN Autoexistente 4. Onda del Espejo. Mano 7 y Perro 5 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 10 águila

En este día entramos en la columna resonante, en conexión con dimensiones superiores, en resonancia con el plan divino, en contacto con otras realidades más allá de lo que se ve a simple vista.
Estamos entrando en el espejo (onda del espejo), para acceder a otras realidades distintas y en estos días tenemos todas las ayudas necesarias.

El dragón viene de la luz y encarna en la materia para cumplir su misión solidaria, nutridora y maternal. Todos podemos conectar en este día con nuestra esencia de dragón, de luz cumpliendo una misión.
El ser humano tiene un origen luminoso, pero ha elegido encarnarse en un cuerpo en la tierra, incluso olvidando lo que sucedió con anterioridad, para cumplir su misión, que en estos momentos está relacionada con el salto evolutivo de la humanidad.
Todos somos dragón, todos somos luz (sol, oculto del dragón).

Gracias. Bendiciones.

Onda evolutiva del espejo

Onda evolutiva del espejo:

La onda del espejo es la décima onda. Es la encargada de llevarte al centro de la maya o centro del telar maya, lugar del nuevo nacimiento y de paso a la otra realidad.

La onda del espejo se va a situar, como no podía ser menos, sobre el lecho donde se aposenta el perro en el Tzolkin tipo, es decir sobre la décima fila.
Los 13 kines de la onda del espejo tienen una traducción desde los 13 tonos con que se expresa el perro, en la décima fila horizontal. Y ese es un contenido evolutivo.
Podemos asociar el espejo con la verdad, pero siempre es una verdad desde el amor.
Podemos asociar el espejo con la realidad, pero siempre es una realidad llena de amor.
También se puede escuchar una relación existente entre el espejo y una espada o algo que corta, ya que hay tantos Tzolkin como pueblos diferentes se han ido asomando a él, depositando sus vivencias y también sus problemáticas.
No hay un solo Tzolkin; hay tantos Tzolkin como etnias, idiomas o lenguajes se han asomado a él.

Como decíamos, colocando el Tzolkin por ondas, en el décimo lugar está la onda 10, que es el espejo. Ese lugar lo ha determinado previamente en el Tzolkin tipo el perro.
De modo que la actitud de la incondicionalidad, o sea del amor, está unida al espejo. Si usted hace algo con el espejo y no es amoroso, será eficaz, pero no le adentra en aquella realidad más allá de la forma, donde hasta la perfección desaparece para dar paso a la vida.

COLUMNAS 6 Y 7:
También encontramos que al situar el Tzolkin a través de sus ondas, en la columna resonante se sitúan los tonos resonantes de las 10 primeras ondas.

De modo que el espejo es resonante en el lado donde existe la perfección, en la forma, y también es una expresión del amor incondicional.
Únicamente los 3 primeros sellos de la onda no se sitúan en la columna resonante sino en la columna sexta de los portales, expresando de alguna manera que el espejo del que estamos hablando es accesible solamente después de activar la luz interior, lo expresado por la onda de la serpiente, que en sí es una puerta.
Esa puerta se ha iniciado cuando el humano realiza lo divino (onda del humano), expresado por los días epagómenos, adentrándose en la parte no visible de la realidad expresada por Neftis, que también significa la oscuridad.
Esa oscuridad es iluminada por la propia luz, que es lo que expresa la serpiente, la luz interior; pero la luz interior conectada a la luz, que no es la luz interior dormida o tapada por un velo.
La luz desvelada de la onda de la serpiente permite acceder al espejo, y entonces se hace resonante. Ya no es puerta sino pura vibración de vida.

PERRO 13:
El lugar más importante y que fusiona todos los conceptos es el perro 13, lugar del nuevo nacimiento.
El perro 13 es el lugar único donde se enlazan la realidad del perro en la décima fila con la realidad resonante dentro del acotamiento expresado por la onda del espejo. El perro 13 por tanto es un lugar resonante porque está en la columna resonante; es un lugar que pertenece y expresa al espejo, exactamente en forma transcendente, y también es un lugar que se sitúa en la horizontal 10, donde se encuentran los valores del amor incondicional.

Ese punto centra todos estos contenidos. Por eso es importante ver que el perro 13, como lugar decimotercero de la onda del espejo, se va a transformar en perro 3, indicando que ese lugar del nuevo nacimiento es un servicio a la estrella, a la sociedad celeste.
Si vas a ese lugar y se te olvida en casa la actitud de servicio al arquetipo humano, no encontrarás el espejo. No digo que no encuentres nada, sino que el perro 13 es un servicio a la sociedad de la estrella.

El perro 13 también es una resonancia del programa diseñado en el corazón amoroso de la vida, porque sobre el lugar donde está el perro 13 se va a situar la semilla 7, es decir es un servicio a la sociedad celeste. Pero es muy fácil porque solo necesitas ser tú vibracionalmente, o sea semilla 7.
Claro que semilla 7 está asociado a tierra 7, o sea que la mejor forma de ser tú y de participar en el servicio a la sociedad de la estrella es desde la actitud del voluntario resonante; voluntario para lo existente.

22/2: Este es un día para poner luz en las relaciones con las demás personas, en las decisiones, en los conflictos, en las separaciones…

22/2. SOL Eléctrico 3. Onda del Espejo. Caminante del Cielo 6 y Perro 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 9 Mago.

Este es un día para poner luz en las relaciones con las demás personas, en las decisiones, en los conflictos, en las separaciones…
No es necesario dar la razón a unos o a otros, posicionarse o tomar una decisión. La propuesta en este día es solo enviar luz a situaciones y personas, permitiendo que todo se coloque.
La luz es expansiva y llega a todos los recovecos y rendijas, iluminando, mostrando el camino, facilitando los procesos.

Compartamos con los demás nuestra presencia, sonrisa y esencia luminosa.
Gracias. Bendiciones.

21 febrero 2019: La tormenta, es decir las grandes transformaciones, ruidos, movimientos o caos, nos pueden asustar

21 febrero 2019. TORMENTA Lunar 2.Onda del Espejo. Sol 6 y Perro 4 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 8 Caminante del Cielo.

La tormenta, es decir las grandes transformaciones, ruidos, movimientos o caos, nos pueden asustar. Quizá no estemos acostumbrados a tanto cambio o añoremos los enganches afectivos o la seguridad de épocas anteriores.

Sin embargo, es importante tomar conciencia de que todas esas transformaciones no van en contra nuestra y ni siquiera son desafíos o pruebas a superar. Esas transformaciones son un regalo (tono 2) para ayudar y colaborar en nuestra transformación más profunda, que es aquella que nos va a llevar a materializarnos plenamente como seres de luz.

Bienvenidos sean en este día los milagros, las resurrecciones y los resurgimientos.
Gracias a todos los maestros y guías que nos acompañan.
Bendiciones.

Respuesta a una persona perro 3

Compartimos la respuesta a una persona perro 3, por si es de interés.

PREGUNTA
Hola que tal? Quisiera hacerles una consulta… y seria como interpretar y desarrollar mi onda encantada, es una de las cosas que al leer mi kin detalladamente, me atrae la atencion pero no alcanzo a entenderla con total Claridad.
Fecha del calendario gregoriano 25/9/1986
En un día 6 Limi – Sello 10 Perro Blanco – Tono 3 Eléctrico – De la 20ª Onda Encantada Estrella Amarilla
En la 3ª Luna Eléctrica del Venado – Naci en el Anillo Solar de La Luna Resonante Roja
Les agradesco y les envio un fuerte abrazo!

RESPUESTA
Tú naces un día perro 3, y sucede que el perro 3 te está diciendo que es el número 3 de una onda que empieza en el 1, que en este caso es la estrella.
Entonces, naces en el perro 3 de la estrella. El hecho de que nazcas en un día perro te vincula con el amor incondicional, que es el valor asignado al perro. Pero no solo te vincula con el perro, sino que te vincula con el águila, con el sol y con la serpiente.

Entonces, aparece una dinámica según la cual cuanto más te adentras en el amor incondicional, cuanto más lo vives, lo activas y lo encarnas, se va sanando tu visión y tu intuición, que es lo que está expresado por el águila. De modo que cuanto más vives el amor incondicional más vuela el águila y entonces la realidad a tu alrededor se convierte cada vez más en maravilla. Pero cuanto más sanas tu visión, lo que está sucediendo es que te sitúas en la luz. Si tú ves, eres luz en tu entorno, porque ves lo que otras personas no ven, y entonces sucede que cuanto mayor es tu visión y mayor es tu luz también sucede que tu energía vital se eleva. Pero todo comienza con el amor incondicional, preparándote a la incondicionalidad como experiencia.

También hay que considerar el valor del tono, que en tu caso es tono 3 de servicio. Estás invitada a experimentar y a vivir el amor incondicional pero también el servicio. El servicio podríamos decir que es cómo ser útil a tu comunidad, a tu grupo. Vemos que está muy relacionado el amor incondicional con el servicio. Y a partir de ahí vas viviendo todos los tonos. Pero tú no empiezas con el 1. Para ti lo importante no es el propósito, sino el servicio. Y lo último que aparece ocupando el lugar 13 es el tono 2, que expresa tu forma de relacionarte con las demás personas.
También se dice que el tono 2 es el desafío, como algo que te obliga a superarte. La relación con las demás personas te obliga a que aparezca lo mejor de ti. En tu caso el tono 2 aparece como tono 13, porque empiezas con el 3. De modo que hay un camino a la trascendencia, que es lo que expresa el tono 13, que en tu caso comienza con la invitación al servicio, a ser útil y que es para ti un camino para ser trascendente en relación a las demás personas.

La onda ya nos sitúa ante 13 sellos. Lo que antes aparecía como uno, se expande en 13 direcciones. Ya no es el fruto del trabajo interior personal, sino el fruto del trabajo de la interacción con las demás personas. Y cada tono te habla de un aspecto de la realidad.
Hay 20 ondas y tú naces en la onda 20. Eso ya está indicando que tienes un trabajo hecho, tal vez en otras vidas o tal vez a través de tus ancestros. Tú naces en la onda 20, que es la forma expandida y madura del castillo verde. La onda ya está indicando que estás en relación con la quinta dimensión, con la energía verde de lo atemporal y que esa invitación al amor incondicional que despierta el águila, se convierte en luz y eleva tu energía vital, que también se vincula con el servicio. Todo eso te está situando en la quinta dimensión.
Tú perteneces a la quinta dimensión desde este enfoque y estás invitado en tu encarnación, en esta vida, a dar un salto evolutivo, a entrar en otra realidad, que estaría expresado por el siguiente Tzolkin.
La onda de la estrella es la onda de la sociabilidad y entonces expresa 13 cualidades tuyas, 13 dones. Tienes un don de sociabilidad, asociado a la armonía, a la ética y a la estrella. Eso está dentro de ti. Y entonces, cuando te sitúas en la activación del amor incondicional estás conectando con ese don de sociabilidad.

En la interacción con las demás personas, que es el tono 2, tienes el don de aportar ese agua. La luna, que expresa el agua y el amor incondicional, tiene como tal agua cósmica un valor de nutrición en niveles profundos. Entonces, el don que expresa la luna 2 es que tu emoción nutre a las demás personas.
Tienes un don de amor incondicional cuando te sitúas en el servicio. Y entonces, aparece la alegría expresada por el mono en el tono 4. Cuando estás en la incondicionalidad, cuando tu emoción es un agua pura que nutre a las personas de tu entorno, estás sosteniendo la sociedad de la estrella, donde todas las personas son seres celestes, vives la alegría.

Tu forma de ser, el cómo, dar sentido al propósito, es la alegría y la sabiduría inmediata del mono. Eso te hace libre y recibes ese don de libertad, porque estás comandando energía de la quinta dimensión como humano 5.
Cuando activas los cuatro anteriores, descubres que eres libre sin esfuerzo y entonces se abre una puerta, porque el tono 6 que también llaman rítmico, se asocia a la columna 6 de portales y entonces tiene un valor de portal.
Cuando encuentras esa libertad te sitúas ante una puerta, que se abre a través de la experimentación. Cuando eres libre, te conviertes en un caminante del cielo, entendiendo que el caminante del cielo es el que explora. El miedo te paraliza y la libertad te permite ampliar la realidad. Y esa puerta que abres te sitúa como un mago resonante.

Cuando eres resonante, eres mago. Ese es un don tuyo. Y cuando eres un mago resonante, tu águila, tu visión es íntegra. Y cuando tu visión, tu águila es íntegro también te integra y te hace fuerte en lo que tú eres, y puedes entrar en el inframundo, la muerte, que es lo que está expresado con el tono 9.
Cuando tu visión está sana, tu conciencia se expande, y entonces sales de todos los atrapamientos, de los hechizos, de las inhibiciones y del miedo que te llevan a la muerte.
Cuando tu conciencia se expande y te saca del inframundo, donde te sitúa tu conciencia es en la cualidad del voluntario, que es lo que expresa la tierra.
La tierra es la alineación con el corazón amoroso de la vida y el fluir, y en este caso es el resultado de esa expansión de la conciencia.

El tono 11 espectral aparece como espejo. El espejo es el in lakech, el reconocimiento del otro, la empatía, y tú tienes un don de empatía, esperando a que le des plena capacidad y pleno sentido, para lo cual es importante que actives tu ensueño como un servicio, que ensueñes bonito, que ensueñes bello, que ensueñes maravilla. Hace que tu espejo sea esa luz espectral.
En tu forma de colaborar con todo lo existente hay también un don, que es el de hacer milagros, de reescribir la historia, de reinventarte. Y entonces es justamente cuando te conectas con tu don de ser luz en forma trascendente.

El espejo: yo soy otro tú, tú eres otro yo

EL ESPEJO (Libro de los Sellos)

El Tzolkin presenta el Espejo como arquetipo de la realidad.
Es el momento de la fusión y del Espejo. El famoso “In lak’ech” es el saludo del Espejo, porque cuando te miras al Espejo y ves una persona, que eres tú, dices “yo soy tu” y además “tú eres yo”.
Por eso la ley del Espejo es tal vez la mejor de las leyes. Y de cualquier manera, más allá de ser una ley, es un instrumento de conocimiento maravilloso.
El Espejo es la verdad, y la verdad y la realidad sólo pueden ser lo mismo.
El Espejo propone observar, contemplar, aceptar lo que es. Pero contemplar no es evadirte. Contemplar no es pensar en otra cosa mientras “pasa” el asunto, sino sumergirte en él, sólo que sin nada. Sumergirte en el asunto con la conciencia desde el vacío. Simplemente mirando, como cuando llegas a un lugar nuevo y simplemente miras para situarte, para entender.
Estás totalmente presente. Eso es lo importante: estar presente y vacío.
Si simplemente miramos, vemos que el Espejo es blanco y contiene como dibujo una especie de escalera ascendente y descendente, o doble, o en Espejo. También podría sugerir una pirámide escalonada.
Podría haber varios horizontes, según se considere, pero ciertamente y sin duda posible, la figura es escalonada. Lo que se quiera representar al niño, a lo inocente dentro de ti, se hace a través de una escalera. Como hablando de niveles, o de subir y bajar.
El Espejo en algunas tradiciones se llama cuchillo y cosas así, o sea de cortar, incluso se sugiere que se ve un cuchillo ceremonial en el glifo; otros ven una pirámide. Algunos presentan este cuchillo como lo que corta el error, espada de la verdad, o como un bisturí que quita el tejido dañado. Todo sirve. La verdad de las cosas corta el error. La verdad de lo que es hace desaparecer lo erróneo.
Personalmente en el Espejo veo una X. La X es utilizada en matemáticas como la respuesta que se busca, es decir la X es la incógnita. Pero es la incógnita para un estudiante, para un estudiante que debe conocer la fórmula que le da la respuesta adecuada.

EL SELLO 18:
La presencia de la realidad, expresada a través del Espejo en el Tzolkin, expresa cómo la realidad no es algo evidente, algo inmediata.
Sólo aparece al final de un largo proceso, y además lo hace en la segunda onda, la del Mago, que es la onda del aprendizaje.
La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al Mago, porque en la onda aparece en quinto lugar.
La persona “normal”, es decir “sufriente”, encaminada a ser crónica vive en una realidad por inercia.
El Mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.
El sello Espejo aparece en el lugar 18 de 20. Sólo faltan dos para terminar la serie, y uno es el Sol, que es primero y último, el final, donde vamos. Por eso no cuenta; está ahí pero no pertenece al trascurso, no es del camino.
Y la Tormenta es el sello19 y por varias razones podemos considerarlo como una puerta. La puerta sí está en el camino, pero es la mínima expresión del camino.

EL SELLO OCULTO:
El Tzolkin es un espejo. Y conocer lo oculto, o sea conocer qué hay más allá de la realidad aparente, es fundamental; conocer la realidad más allá de lo aparente, y sobre todo más allá de los contenidos de la realidad del sufrimiento, que es la realidad de lo aparente. Y eso es lo que te muestra el Espejo, la realidad real.
El Espejo siempre es la Noche; la realidad siempre es el ensueño y el ensueño siempre es la realidad.
Una de las claves de encuentro de la realidad es adentrarse en el ensueño.
Los sabios mayas creadores del Tzolkin sitúan la Noche, que es el ensueño, como oculto del Espejo.
La realidad aparece, no haciendo cosas frenéticamente en la doble realidad del miedo, sino experimentando el ensueño.
Tú creas la realidad con lo que crees. Cocreas la realidad con tu intento. El intento y la conciencia muestran la realidad al ser humano ciego. Por eso son tan importante los trabajos con la Noche, o sea con el Espejo, o sea buscar la sociedad de las estrellas, o sea caminar por el cielo.
El Espejo es la realidad y el Espejo es el ensueño, ya que son ocultos y van juntos.

EL COLOR BLANCO:
Cualquier cosa que pueda representar el Espejo está relacionada con los otros sellos blancos: Viento, Enlazador, Perro, Mago.
Por lo blanco, el Espejo comparte naturaleza con el VIENTO, o sea la realidad es espiritual; con el MAGO, o sea la realidad puede ser aprendida, está abierta al estudio, porque también tiene niveles, como expresa la escalera de su símbolo. También la realidad es expresada por el ENLAZADOR, es decir que hay algo en la realidad que sirve para unir; algo de la faceta escalera del Espejo sirve para encontrar, para unir, para unificar y para enlazar con otras dimensiones. Y finalmente la realidad se presenta como amor a través del sello PERRO.
El Espejo o la realidad, comparten contenido sustancial con Viento por el simple hecho de ser de color blanco, pero como Viento es espíritu, manifiesta cómo la realidad es más real cuando se la considera desde su realidad espiritual.
Pero además, el Espejo ve reforzado sus características de color blanco por su relación con sellos blancos:
El Viento en las ondas es un 18, como el Espejo en los sellos.
El Perro es un 10 en los sellos, como el Espejo en las ondas.
Eso refuerza la relación de la realidad como algo espiritual, pero también amoroso puesto que numéricamente se unen Espejo y Viento, como 18, y Espejo y Perro, como 10.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

20 febrero 2019: El espejo nos acompaña en la vida, mostrando lo que tenemos en nuestro interior y cómo es nuestra interacción con el exterior

20 febrero 2019. ESPEJO Magnético 1. Onda del Espejo. Mano 6 y Perro 10 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Humano.

El espejo nos acompaña en la vida, mostrando lo que tenemos en nuestro interior y cómo es nuestra interacción con el exterior.
Refleja en el exterior lo que tenemos dentro, seamos o no conscientes, queramos o no verlo.

El espejo horizontal está basado en la relación con las demás personas. Sus sonrisas, miedos o egos son los nuestros. Cada persona es ella misma y sus circunstancias. Si algo nos afecta mucho, aunque inicialmente lo achaquemos al exterior, corresponde en realidad a alguna herida propia.

Mientras, el espejo vertical nos muestra que en nuestro interior somos seres divinos. Todas las personas forman parte de la realidad Dios. La conexión con dimensiones superiores nos enseña a conectar con algo que ya existe en nosotros mismos, enseñando cómo acceder a ello.

El espejo es una magnífica herramienta de autoconocimiento y evolución. El Tzolkin nos ofrece 13 días para profundizar en estas energías.
Gracias. Bendiciones.

ONDA DEL ESPEJO: Del 20 de febrero al 4 de marzo

ONDA DEL ESPEJO: Del 20 de febrero al 4 de marzo

La onda del espejo lleva hasta la columna mística, hasta las puertas del nuevo nacimiento indicadas por el perro 13 y el mono 1, que son el centro del telar.
Con su número 10 tiene un significado de perfección. Pero más allá de la forma no hay perfección ni imperfección, solo realidad, plenitud y gozo. Por eso el espejo se convierte en alegría (onda del mono). No se trata de ironía, donde uno se ríe amargamente de algo, de bufonada, donde uno sobreactúa y tal vez lo que está es simplemente enfadado o asustado, ni de cosas así, sino que lo que hay más allá del espejo, rebasando la perfección que se quedaría en este lado de las cosas, es vida, pura vibración celular de vida.

El color blanco de la onda del espejo nos recuerda que se trata de vida emocional. La emoción y la vida van juntas. No es algo formal, sino que el pálpito de la vida es amoroso y sabio, ya que la emoción que crea la vida también es sabia.

Es imprescindible despertar la autoconciencia

Es imprescindible despertar la autoconciencia. Es imprescindible despertar el conocimiento de sí mismo, que son esas preguntas de quién soy, qué hago aquí, por qué estoy aquí, qué tengo que hacer, de donde vengo, a dónde voy y cosas así.
Es imprescindible despertar la autoconciencia. La autoconciencia está relacionada con el arcángel Miguel. Si tu autoconciencia, tu conciencia de ti mismo es elevada, eso te protege de las circunstancias exteriores que te rodean.

Sin embargo, si la conciencia de ti mismo está llena de complejos, de miedos, de cosas ancestrales sin resolver, entonces estás en una situación débil frente a los acontecimientos externos, no porque los acontecimientos externos quieran molestarte, sino porque quieren despertarte, ya que es necesario ese despertar de conciencia.
Para eso te has encarnado, para vivir en plenitud, y si estás atrapado en la reactividad, en repetir, en no saber quién eres, entonces las cosas te van a despertar.

Por eso cuanto mayor es la autoconciencia, el reconocimiento de quién eres, de tu misión y tu ancestralidad, cada vez esa frontera que tú eres, se ve reforzada.
Para eso es necesario el dialogar con el exterior. Esa es la función de Rafael, el diálogo con el exterior, hasta que descubres que el exterior con el que dialogas es la realidad Dios. Y cuando tienes ese tipo de experiencia se produce un nuevo nacimiento, una nueva refundación de tu esencia, es decir, desvelas la esencia.

Entonces, hay un momento en que la conciencia, la auto-conciencia en esta dimensión, es insuficiente; el diálogo con la realidad que te rodea es insuficiente y necesitas conectar con tu multidimensionalidad. Hay un momento en que a la autoconciencia le queda pequeña esta dimensión y se expande en otras direcciones, conectando con la multidimensionalidad.

La multidimensionalidad es una forma de vivir el presente, expandida. Cuando conectas con la multidimensionalidad de lo óptimo, tu circunstancia no te afecta, porque estás viendo la realidad desde otra dimensión donde todas las cosas tienen sentido, incluso el pasar por momentos difíciles.
Incluso te das cuenta de que esos momentos difíciles son los que más te ayudan a despertar y luego a expandirte en la multidimensionalidad. La multidimensionalidad está expresada por el arcángel Gabriel y el niño Jesús.
La multidimensionalidad necesita la autoconciencia, y la autoconciencia necesita el diálogo con el exterior. Cuando se produce la expansión de la multidimensionalidad es cuando aparece la poesía, la belleza y la armonía, que es la expresión de Uriel.
La belleza y la armonía están asociadas a la humildad. Cuando te montas en la soberbia o en la agresividad o en cosas así, estás en la desarmonía; no estás en la belleza, no estás en la armonía, no estás en Uriel.

Y en algún momento se forma el tubo de luz ascensional donde se funde arriba y abajo. Entonces, simultáneamente eres el Cristo y María Magdalena. No hay fronteras entre ambos.