El perro: Representa el amor profundo, verdadero, respetuoso, no invasivo

EL PERRO (Libro de los Sellos)

El Perro se relaciona con el amor incondicional. Representa el amor profundo, verdadero, respetuoso, no invasivo.
Es perfecto en sí mismo, al corresponder al tono 10 de perfección.
Es el amor que surge desde nuestro corazón, de forma espontánea, sin obligaciones ni deudas; con alegría, desde nuestro niño interior.
No está asociado al sufrimiento ni al dolor, sino a la alegría del Mono, que es su oculto.
El amor es el fin del mundo, por lo menos del plano, y se puede vivir en un mundo plano descubriendo que eres más feliz y tienes mejor salud y hasta prosperidad cuanto más pacífico, tolerante, respetuoso, solidario y cosas así seas y enseñes a tus hijos. Pero si el intento es hacia el amor y además incondicional, a lo que te aproximas es al final de un mundo plano y el comienzo de la elevación, o sea a las puertas de otra dimensión.
Hay por lo tanto otro valor asociado al Perro–amor, y es su valor vibracional, como puerta de acceso a dimensiones superiores.
El amor, o sea el Perro, es como un espejo, pero un espejo como el de Alicia en el País de las Maravillas, o sea el acceso a otra realidad.
El Perro ocupa justamente la horizontal 10 y es un final, porque la horizontal 11, o sea la que sigue a la 10, ya no continúa sino que refleja, apareciendo los ocultos en una relación especular, siempre sumando 21. El Perro, horizontal 10, y el Mono, horizontal 11, son lo mismo como ocultos que son, y ocupan la línea del horizonte. El horizonte es la frontera del cielo, y ese es el lugar del Perro.
El Perro, onda 14 del Tzolkin, ocupa el segundo lugar en el castillo 4, el lugar del desafío o del regalo. Como onda segunda su verdadera naturaleza es similar al Mago, que es la segunda onda del Tzolkin, o sea supone aprendizaje, desafío y regalo, y como es blanco supone refinar, pero la madurez, o sea el trabajo realizado, es la expansión de la conciencia para poder acceder a la quinta dimensión, éter o cielo.

EL NÚMERO 10
La primera vez que aparece el Perro en el Tzolkin es como tono diez, que significa lo perfecto, perfección, de modo que su presencia en el programa inicial representado por la primera onda ya nos informa de que el amor incondicional es lo perfecto, la perfección, por lo menos en esta dimensión.
Otra cosa es dotar de contenido esa información, o sea saber qué es amor incondicional. Pero incluso desde la tercera dimensión más egótica e insolidaria, el amor solo lo podemos asociar a paz, tolerancia, respeto, colaboración y cosas así con las demás personas. De modo que la propuesta desde el Tzolkin es que lo perfecto no es que todo sea tuyo, ni que tú seas el más poderoso, sino que la perfección está en la relación que mantienes con los demás.
El Perro como sello 10 habla de perfección, y perfección habla de proceso.
Es decir que el amor es la perfección en esta dimensión, pero no es algo hecho, sino algo que se va haciendo, o sea una consecuencia de un proceso perfeccionante de descubrimiento.
El amor es un descubrimiento y un trabajo. Es un descubrimiento y un trabajo porque eres libre. Libre para quererlo o rechazarlo. Es un descubrimiento como posibilidad y es una tarea, un trabajo realizarlo.
El número diez, al que normalmente asociamos la perfección y el amor incondicional, también necesitamos asociar su valor de Espejo (onda número 10). En el 10 aparece la línea del horizonte, lugar donde el Perro (10) se transforma en Mono (11); lugar donde el amor se trasforma en alegría; lugar donde cumplido con el amor se inicia el ascenso a la iluminación.
El Perro 10, animal terrestre, inicia el ascenso elevándose como Mono, animal que habita elevado sobre el horizonte en los árboles. Pero los árboles son la fotosíntesis, la iluminación. El Espejo ayuda a ese cumplimiento.
El Espejo es también un diez, es la perfección que te lleva a la onda central, donde te sanas y te iluminas.

EL SELLO OCULTO:
Pero hablar del Perro en el Tzolkin únicamente como amor incondicional o perfección es demasiado esquemático, aun siendo válido. El Perro está asociado al Mono, que es su oculto, y siendo el Mono lo que expresa la alegría, está claro que también hay que hablar de alegría, porque no es posible hablar de amor sin alegría.

EL NÚMERO 14:
El Perro, o sea el amor incondicional, ocupa la onda 14. Pero el 14 es el Mago, luego el amor incondicional es el auténtico Mago.
Hay un aprendizaje en el amor, que es a través de la conciencia, porque la gran inhibición del amor es el miedo, y la conciencia expandida elimina el miedo.
El 14 podría significar en la primera descripción de los sellos, que se hace en la primera columna del Tzolkin, lo mismo que en esa columna significa el Mago.
Es decir, la onda del Perro, el amor incondicional, es la onda 14, y si le añadimos los contenidos del Mago encontramos que lo que facilita la canalización, lo que facilita la conexión con dimensiones superiores de la vida, es la actitud de aprendizaje que contiene el sello del Mago, como inicio de la segunda onda.
En la primera columna, la primera onda es una onda innata, pero la segunda onda ya se propone como algo voluntario. La segunda onda en la primera columna es la onda del Mago. Se propone aprender, y esto es algo voluntario cuando descubres que hay una realidad espiritual más allá de la puramente física, y que la realidad física obedece a leyes espirituales. Y quieres aprender eso, armonizarte con eso. Porque para llegar a ser humano, necesitas aprenderlo.
La propuesta en el Tzolkin es el Perro, el amor incondicional. El aprendizaje se transforma en amar de forma incondicional.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

13 abril 2019: El amor es respetuoso y no enjuicia ni critica. No es invasivo y tampoco servicial. Solo está ahí, acompañando y arropando

13 abril 2019. PERRO Magnético 1. Onda del Perro. Enlazador de Mundos 9 y Mago 1 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Semilla.

Comienzan los 13 días de la onda del perro, asociados a la vivencia del amor incondicional, de ese amor que surge de uno mismo y no depende tanto de la otra persona, de cómo reaccione, de si agradece o no, de si “ya se ha equivocado varias veces” o de si “es una pesada”.

El amor es respetuoso y no enjuicia ni critica. No es invasivo y tampoco servicial. Solo está ahí, acompañando y arropando.
Y sin embargo, en el amor también se puede decir “no”, “quizá”, “más tarde” o “en cuanto pueda”.

Después de la onda de la tierra aparece la onda del perro, para que la persona al amar no abandone su sitio, su centro. El amor surge de uno mismo en conexión con el corazón de la vida. Si estamos descolocados o fuera de nosotros no es tan sencillo amar.
Pero desde nuestro lugar de poder se puede amar, sin pretensiones ni objetivos, sin esperar nada, solo disfrutando de esa maravillosa energía, viviendo con ella.

Gracias. Bendiciones.

Onda del Perro: del 13 al 25 de abril

LA ONDA DEL PERRO: Del 13 al 25 de abril

La onda del perro habla de una vivencia desbordante e inclasificable. Una vivencia que supera totalmente tu razón pero que te hace feliz, como es el amor. El propósito es amor; lo que se propone es realizar el amor incondicional.
El desafío que nos hace crecer se encuentra en el sello del mono, es decir en conseguir disfrutar desarrollando el amor incondicional, sin que para nosotros sea un arduo trabajo, obligación o responsabilidad. ¿Somos capaces de amar con alegría?
La alegría del mono es una alegría como un regalo, sin esfuerzo, como algo asociado a esa experiencia del amor. El amor siempre es incondicional.

El tono tres de esa onda, el humano, presenta el servicio, que es lo que indica el tono tres, como algo libre. Encontrar la libertad encontrándote. Para vivir el amor es imprescindible que la entrega, que es lo que puede traducir el servicio, sea libre. Entrega a lo que eres. Saber quién eres es como reconocer tu servicio. Reconocer tu servicio es reconocer cómo puedes contribuir a la felicidad general.
Para el Tzolkin el servicio, tono tres, está unido al tono once, que te indica cómo puedes liberarte, ser libre. Ser tú es ser libre. Claro que para entregar libremente tienes que previamente ser libre.
Una entrega sin ser libre no te haría feliz. No serías feliz ni nadie sería feliz. Tampoco en tu cercanía, porque todos te deberían todo.
Darías, pero anotándolo todo, y tendrías muchos deudores. Y de eso no es de lo que habla el asunto este.

En el tono cuatro de la onda aparece el caminante del cielo, que explica cómo realizar el amor incondicional; es la fuerza que permite realizar el amor incondicional.
En esta onda es fácil (guerrero, tono 7) la expansión de la conciencia, y la liberación (sol, tono 11) se consigue mediante la fusión y elevación de la conciencia.

ONDA OCULTA:
El amor todo lo puede, y su onda asociada es la tormenta, los hechos milagrosos. La onda del perro habla del amor y está asociada a la onda de la tormenta. Amor y transmutación. Necesidad de transformación y necesidad de amor.
La tormenta es perro. La crisis-tormenta es amorosa. El perro, sello 10, es una tormenta, o sea el amor resucita.
La tormenta como onda expresa cambios profundos, totales, resucitar. El amor todo lo puede, todo lo trasforma. Las dos ondas van juntas, quizás son la misma, como Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, los gemelos
El oculto del mono dos es perro doce. La alegría a través del amor, que se expresa colaborando con todo lo que existe.

12 abril 2019: En este día aparece una oportunidad para trascender las emociones, en consonancia con el año maya

12 abril 2019. LUNA Cósmica 13. Onda de la Tierra. Caminante del Cielo 9 y Caminante del Cielo 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Noche.

En este día aparece una oportunidad para trascender las emociones, en consonancia con el año maya. Es por lo tanto una segunda oportunidad de entrar con intensidad en las emociones, de conocerlas, aceptarlas e integrarlas, recuperando, como si de una recapitulación se tratara, la energía perdida en bloqueos, traumas y malentendidos.

Lo que sentimos nos da una idea de qué tenemos pendiente y de lo que estamos experimentando.
Lo que ha sucedido ha tenido un sentido, pero este es el momento de colocarlo, dejando marchar lo que ya no sirve, para permitirnos entrar en otra etapa o ciclo evolutivo.

La luna está elevada respecto a la tierra, y esa es hoy la propuesta, elevar nuestras emociones, para disfrutar del proceso de elevación.

Gracias. Bendiciones.

Si se derrumban las casas

Si se derrumban las casas, incluida la tuya, y te quedas sin Internet, tú sigues siendo una persona.

Si se derrumban las casas y te quedas sin Internet, sigues siendo una persona y seguirás encontrando motivos para reirte en algún momento.

La vida no es bella porque tu ropa, tu casa o tu coche sea nuevo.
La vida es bella porque tú estás ahí.
La vida es maravillosa, y tú eres vida. Se tú, se maravilla. Es tu poder.

Aunque las casas se caigan y no haya Internet, la vida es maravilla. Gracias.

La sabia es la risa de los árboles

La sabia es la risa de los árboles, porque los árboles siempre se ríen.

El agua de los ríos es risa.
El agua de los ríos es la risa de la madre tierra.
La madre tierra siempre se ríe. Siempre hay risa, siempre hay río. Si no hay río no hay risa.
Pero la madre tierra sabe reír. Siempre habrá río.

La madre tierra se comerá el microplástico.
La madre tierra eruptará. La madre tierra dejará escapar el gas y seguirá riendo.

La vida es bella y seguirá siendo. Da igual como sea la llama, el fuego sale de otra dimensión.
La llama sirve para ver en la circunstancia. Solo que la circunstancia es aquí y es ahora, pero la esencia está fuera del tiempo.

Aquí y ahora tienes que hacer algo, ser tú. Es decir florecer, quizás ser feliz y reír, quizás bendecir y no estar encogid@,quizás perdonar, quizás encontrar tu agua.

El agua resucita lo que está muerto. Tu tienes poder cuando amas. Tu eres risa cuando amas.

11 abril 2019

11 abril 2019. ESTRELLA Cristal 12. Onda de la tierra. Sol 9 y Caminante del Cielo 12 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 5 Viento.

Buscar la armonía, el equilibrio y la paz interior es una forma de colaborar con el entorno y facilitar la alineación con el corazón del cielo y el corazón de la tierra (onda de la tierra).

Cuando la persona se encuentra alineada, entonces puede conectar también con el corazón de la vida, y entonces eso llega a los demás, como ondas concéntricas que surgen del interior, transmitiendo una vibración.

La armonía, la belleza, el bienestar y la prosperidad son estados que se transmiten y “contagian”, facilitando las experiencias en la vida y la conexión con dimensiones más sutiles y espirituales.

El arquetipo del ser humano está preparado para dar el gran cambio.
Gracias. Bendiciones.

10 abril 2019: Las heridas no sanan desde el rencor, el odio o el deseo de venganza

10 abril 2019. Mano Espectral 11. Onda de la Tierra. Mano 9 y Caminante del Cielo 5 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 4 Dragon.

Las heridas no sanan desde el rencor, el odio o el deseo de venganza, y tampoco desde el esfuerzo, el control o el poder.

La principal sanación, que es liberadora y nos alinea con cielo y tierra, es la realizada desde la luz (tono 11 Espectral) y el amor.

Hay más herramientas, por supuesto, pero estas son las que conectan más con nuestra esencia.

Sigamos atentos a las sincronias.
Gracias. Bendiciones.

9 abril 2019: Es tiempo de comenzar a volar, soltando lo que ya no tiene sentido, lo que ahora no aporta, lo que no une sino separa

9 abril 2019. ENLAZADOR DE MUNDOS Planetario 10. Onda de la Tierra. Mago 9 y Caminante del Cielo 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 3 Sol.

El enlazador de mundos perfecto (tono 10) es aquel que une, resuelve y facilita, de forma amorosa y con un propósito de alineación.

Cielo y tierra están cada vez más cercanos. Los corazones están más próximos. Y el enlazador es aquella persona que une y alinea, en una misma dirección.

Ya es tiempo de comenzar a volar (águila, sello oculto), soltando lo que ya no tiene sentido, lo que ahora no aporta, lo que no une sino separa.

Gracias. Bendiciones.