13 febrero 2018. Los polos opuestos forman parte de la misma realidad, al igual que todos los seres humanos pertenecemos a la humanidad. Es posible transcender lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto

13 febrero 2018. ENLAZADOR DE MUNDOS 6. Onda del Dragón. Enlazador 1 y Dragón 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 12 Sol.

En este día el Tzolkin nos presenta la energía del enlazador de mundos, que es capaz de unir, enlazar e integrar con lo diferente, lo contrario, lo que no es habitual: el cielo y la tierra, lo masculino y lo femenino, lo espiritual y lo material, la vida y la muerte…

Para el enlazador los polos opuestos forman parte de la misma realidad, al igual que todos los seres humanos pertenecemos a la humanidad. Esta energía enlazadora también permite transcender lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto.

Las diferencias entre las personas destacan la individualidad, pero todos somos parte de lo mismo. Podemos discutir y enfadarnos entre nosotros, pero es como si nos enfadáramos dentro de la misma familia o con una parte de nuestro cuerpo.

De esta forma, estamos abriendo la puerta a una nueva realidad.
Gracias. Bendiciones.

Hay personas que conviven extraordinariamente con el dolor

Compartimos una respuesta a una pregunta sobre vivir con un dolor continuo, por si es de interés:

El dolor continuo es chungo. Estamos totalmente de acuerdo. Nos gustaría saber si usted tiene dolor continuo o si su comentario solo proviene de que tiene buen corazón y piensa en personas que tienen “dolor continuo”. Es muy diferente si usted habla desde una experiencia que si es desde una construcción mental. Es muy diferente, porque en un caso hablamos desde algún nivel de realidad física y en el otro no, solo desde algo imaginario.

Ciertamente el dolor existe y además forma parte de cómo la vida pretende preservar la vida, porque el dolor le avisa, en su forma más elemental, permitiéndole rectificar y salir de algo donde quizá estaría comprometida su vida.
Ciertamente hay personas que conviven extraordinariamente con el dolor, pero aun así son vidas plenas y llenas de sentido cuando la cuestión es considerada de manera elevada, es decir, trascendiendo la dimensión ordinaria, donde parece que lo único que interesa es el triunfo y nutrir el ego.

La experiencia con el dolor es una experiencia personal y para muchas personas es la puerta a un goce profundo, y no estamos hablando de masoquismo, sino al contrario, de plenitud, porque supone el despertar del ser espiritual.
A parte de todo, el dolor aumenta y disminuye, y eso es fácilmente comprobable, según la actitud, los pensamientos y los valores. También sucede que una persona puede pasar muchos años con un dolor continuo y de repente, como consecuencia de su trabajo espiritual, desaparecer por completo, lo cual es como una manifestación de la noche y el día, entendiendo que el día aquí significa iluminación.

Ciertamente el dolor te instala en el presente, en el aquí y el ahora, pero es justamente el aquí y ahora el lugar donde sucede la maravilla. Y cuando hablamos de maravilla no estamos hablando de tener mucho dinero para ir al centro comercial a comprarte cosas.

Gracias por su interés y por el buen corazón que expresa.

12 febrero 2018. La enfermedad es un síntoma que pide atención y reajustes. No huyamos de lo que nos sucede

12 febrero 2018. SERPIENTE Entonada 5. Onda del dragón. Caminante del Cielo 1 y Dragón 3 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 11 Tormenta

Este es un día para potenciar nuestra energía vital, con la ayuda de nuestros guías (tono 5). Sabemos que la energía física está ligada a la emocional y espiritual. Si nos sentimos enfermos es más difícil mantener el ánimo, y un bajón emocional afecta al tono vital.
En esta encarnación nuestro ser tiene libertad, independencia y autonomía, pero también está íntimamente asociado, hasta la dependencia, con el cuerpo en el que vive, con la tierra que le nutre y con los seres humanos con los que colabora.
Como acto de responsabilidad y coherencia es conveniente dedicar atención a todo nuestro entorno, a todo lo que sucede, tanto a lo corporal, material o espiritual. La enfermedad muchas veces es un síntoma que pide atención y reajustes. No huyamos de lo que nos sucede fijando la atención en lo lejano o en lo que no nos corresponde.
Como guerreros de la luz es necesario mirar las sombras, que en nuestro cuerpo son los dolores y las enfermedades.
Las pastillas muchas veces aplacan los síntomas, pero el origen está en el interior, muchas veces en los genes que nos unen a la ancestralidad y en alguna ocasión en la sociedad.

Atrevámonos a mirar y a encargarnos de lo que convive tan estrechamente con nosotros.
Gracias. Bendiciones.

11 febrero 2018. La forma de ser solidarios con nuestro entorno es ser nosotros mismos, sin pretender imitar a nadie

11 febrero 2018. SEMILLA Autoexistente 4. Onda del dragón. Sol 1 y Dragón 9 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 10 Espejo.

¿Cómo podemos ser solidarios (onda del dragón) con nuestro entorno? La respuesta que en este día nos da el Tzolkin es que lo más importante es que seamos nosotros mismos, sin querer imitar a nadie, sin luchar para conseguir objetivos que no son nuestros o que como mucho corresponden a nuestro ego.

Para colaborar con la sociedad no hace falta seguir los estándares o estar en lo correcto. La sociedad no evoluciona cuando todos sus componentes tienen los mismos patrones y actitudes. La propuesta es estar en nuestro sitio (tierra, sello oculto), que es desde donde podemos crecer y florecer, desarrollando la semilla que cada persona lleva en su interior, que es distinta en cada caso.

Para ello la semilla no puede estar encogida, sino que tiene que reconocerse, aceptarse y permitirse ser. Entonces, aparecen el agua, la tierra y el sol, facilitando todo lo que necesita para florecer.

Gracias. Bendiciones

El cuerpo como maestro

Invitamos a considerar al cuerpo como un maestro, no como un tonto o un malvado. Invitamos a considerar que el cuerpo contiene sabiduría y amor, previsión, perfección, plenitud y gozo, y no que el cuerpo expresa contrariedad, dolor, pasividad o inercia.

El cuerpo es activo y sabio; resuelve todo. Tiene montones de recursos para adaptarse a cualquier situación, mejor que tú, mejor que cualquier persona. El cuerpo se adapta con facilidad a la adversidad, los cambios y las situaciones extremas.

Por eso invitamos a considerar que el cuerpo es sabio, abriendo ese dialogo. Cuando te encuentras con una enfermedad puedes entender que no es que te esté pasando algo malo, sino en todo caso que has estado haciendo algo mal y ahora justamente es el momento adecuado para resolver ese problema, para modificar esa actitud.

Si la enfermedad es genética quiere decir que eso viene de generaciones anteriores, pero que tú puedes resolverlo.

10 febrero 2018: visualizando la abundancia para todos, los cercanos o no cercanos, como un servicio o misión

10 febrero 2018. NOCHE Eléctrica 3. Onda del dragón. Mano 1 y Dragón 2 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 9 Tierra

El servicio, tono 3, en el Tzolkin aparece con la noche, es decir, con el ensueño, la visualización y el sistema de creencias.
¿Qué es lo que creemos?, ¿qué estamos visualizando? Los seres humanos tenemos capacidad de co-creación (espejo, sello oculto), por lo que nuestros deseos pueden cumplirse si estamos en sintonía con el corazón de la vida. Si ensoñamos la abundancia para todas las personas, estamos creando ese tipo de realidad.
Pero estamos hablamos de todas las personas, no solo de los cercanos o de los que nos caen bien. El universo es abundante y en dimensiones superiores no existe la competitividad. El in lak’ech significa que si tú estás bien, yo también lo estoy. Si tú tienes abundancia, de alguna forma a mi también me llega.
Claro, la abundancia no es algo únicamente material, sino que significa que recibimos lo que en cada momento necesitamos, sea un técnico para arreglar el coche, compañía si nos sentimos solos, sabiduría, guías o seres de luz si así lo pedimos.

Si estamos buscando cuál es nuestro servicio o misión, la visualización de la abundancia para todos es un buen comienzo. ¿O quizá pensábamos en algo más glamuroso o reconocible por los demás?
El Tzolkin nos propone vivir con conciencia. En función de la actitud y posicionamiento, la realidad se va adaptando a ti.

Gracias. Bendiciones.

El dragón: solidaridad, energía maternal, energía femenina, cuidar, enseñar, proteger, nutrir

EL DRAGÓN (Libro de los Sellos)

El primer sello es el Dragón y representa la solidaridad, energía maternal, energía femenina, cuidar, enseñar, proteger, nutrir.
También se le relaciona con la madre cósmica, con gestar, iniciar, y con el servicio. Se le considera enérgico y protector, y que trae la memoria cósmica.
En el ser humano es innato y no es cultural la solidaridad. Eso está representado por las neuronas espejo y es absolutamente básico en la enseñanza maya, ya que viene expresado por “tú eres yo, yo soy tu” o “In Lak’ech”. El Dragón significa la solidaridad y es justamente partiendo de ahí donde puede suceder todo. La característica mítica del Dragón significa simplemente que esto es así incluso antes de que tú lo sepas, lo reconozcas, te lo creas o lo vivas, o incluso estés en contra. La solidaridad actúa dentro de ti aun estando en contra de ella, esperando que la autorices.
El Dragón está representado por un glifo que es un recipiente de agua. Luego se le asignarán contenidos, pero visualmente es un recipiente de agua, un vaso de agua. Merece la pena para las personas interesadas en el Tzolkin adentrarse en los puros símbolos, que también son vehículos de significados.
El inicio de Dragón es un inicio mítico, fantástico, maravilloso, ahistorico, incontable, inimaginable e incognoscible. Sólo se puede fantasear y hablar metafóricamente de ello, porque es el inicio antes del ser humano y de su razonabilidad. Pero es un inicio real.
Eso se corresponde con que cuando naces ya existe todo. Cuando naces, naces en lo ya existente. Cuando naces, es el Mono que nace en lo ya existente, el Dragón. De hecho es como una ley. Todo lo que nace en la forma, todo lo que surge, todo lo que se inicia, ha comenzado antes en “lo sin forma”, lo inmaterial.
El Tzolkin es algo que se repite incesantemente, pero que es posible vivirlo desde situaciones diferentes. Es evolutivo y te aporta nuevas posibilidades en cada momento evolutivo. Te acompaña.

EL DRAGÓN ES EL TZOLKIN:
El Dragón es un propósito, algo así como un objetivo. Y tratando de realizar esa solidaridad llega a la iluminación, manifestada por el Sol 13. Si tratas de alcanzar la iluminación sin vivir la solidaridad y la energía femenina, no lo consigues.
El camino hacia la iluminación y la trascendencia comienza por el Dragón: lo que nutre, lo que da vida, lo que enseña, lo que te cuida, lo que te escucha, lo que te acompaña. El Tzolkin une algo que está antes del comienzo, en el Dragón 1, y termina en algo que está más allá del Sol 13.
De hecho todo el Tzolkin es el Dragón, pero en trocitos para poder ser comprendido, porque el asunto es la conciencia. En el Tzolkin, que es información viajando en el tiempo, el asunto es la conciencia.
El Dragón representa el momento de pasar de la nada a algo; el surgir, el aparecer. De alguna manera, todos los sellos van a ser el Dragón. Y esto es así porque el orden en que aparecen los sellos es también un vehículo de información. La numeración completa el sentido del sello.

EL DRAGÓN COMO COMIENZO:
Dragón comienza la secuencia de los 20 sellos, de los 4 colores, de la familia del Dragón, del primer castillo, y Dragón 1 comienza la secuencia de 260 sellos que es el Tzolkin.
Cuando Dragón 1 comienza el Tzolkin, también da comienzo a la secuencia de los tonos y la secuencia de las ondas. El Dragón siempre es el primero de los sellos y como es rojo siempre es el primero de los colores, pero sólo es el tono 1 en la primera de las ondas.
Todas estas posiciones guardan contenidos conceptuales que son expresables en cualquier idioma, porque son para todos. Están puestos de manera que cualquier persona pueda encontrarlos, aunque sólo hable su lengua materna, sea la que sea, porque es para todos. Tzolkin habla a todos en su idioma.
Es importante encontrar estos contenidos para saber quién eres, qué haces, hacia dónde te mueves, con qué cuentas, qué te conviene considerar, donde encuentras sanación, e incluso cómo puedes sanar tu karma personal o familiar, encontrar tu maestría, tu dharma, tu paz, tu felicidad, tu sentido, tu sociedad, tu otro tu o tu otro yo.

EL DRAGÓN Y LA PARTÍCULA DE DIOS:
El Dragón, como la luz entrando en la forma, se parece bastante a lo que los físicos teóricos llaman la partícula de Dios, Bosón W o Bosón de Higgs.
Esta teoría explica cómo las partículas inicialmente no tienen masa, y la adquieren como resultado de moverse en un campo que produce masa.
Esto es bastante parecido a lo que sucede con el Dragón. Decimos que la luz entra en la manifestación, y eso es el Dragón; otras veces decimos “entrando en la forma”. Está claro que la manifestación, la forma y la masa, que es la forma de las cosas en la manifestación, es lo mismo, porque la manifestación es que las cosas tienen un cuerpo.

LA ENERGÍA FEMENINA:
La energía femenina aparece como manifestación de la energía de dimensiones superiores y Dragón, que ahora llaman partícula de Dios, como algo que necesita ser reconocido, respetado y sobre todo integrado, porque esa energía de dimensiones superiores es energía ascensional pura y maravillosa.
Hay dos cosas asociadas a la mujer que son fundamentales en el Dragón: dar a luz, porque el Dragón es el oculto del Sol, pero también te lleva en un viaje del 1 al 20 hasta el Sol; y romper aguas, o sea nacer.
El Dragón presenta a lo que llamamos energía femenina como la luz, solo que sin darte cuenta.

EL SELLO OCULTO:
El Dragón es lo primero y es el oculto del Sol, la luz. El Dragón es como la luz entrando en la manifestación. El Sol, la luz, aparece como Dragón en lo aparente, aparece como algo mítico, pero es fuerza de creación.
Dragón hace pareja con Sol-luz siempre, ya que la luz es lo que te permite ver la forma. Entonces, efectivamente encontramos Sol-Dragón como sellos ocultos, siempre presentes el uno en el otro.
Dragón es la luz descendiendo a nuestra dimensión y ocupando una forma. La luz como tal no presenta forma, no tiene forma, pero en nuestra dimensión todas las cosas tienen forma. El espíritu no tiene forma, las realidades espirituales no tienen forma. De modo que Dragón, como primer sello, es la primera forma de la luz.
El Dragón es la forma que toma la luz ante nuestro entendimiento; no ante nuestros ojos físicos que ven formas, sino ante nuestros ojos de conciencia.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

9 febrero 2018: Es posible que se desencadenen emociones y que tengamos que reposicionarnos, pero todo el proceso es un regalo

9 febrero 2018. VIENTO Lunar 2. Onda del dragón. Mago 1 y Dragón 8 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 8 Guerrero.

Ayer comenzamos el Tzolkin, pero hoy nos instalamos plenamente en él, en esta segunda casilla, asociada al sello 2 y al tono 2.
El dos está incorporando la presencia del otro y de lo otro. Es momento de interaccionar desde nosotros con lo que aparece en el entorno. Es posible que se desencadenen emociones (color blanco), que nos desahoguemos y que tengamos que reposicionarnos, pero hay que recordar que todo el proceso es un regalo, que las personas son un regalo.

El viento nos ofrece la posibilidad de transmitir y conectar con el otro, de corazón a corazón, de espíritu a espíritu, de ser de luz a ser de luz. Y podemos contar nuestra verdad, la que solo nosotros tenemos.

La impecabilidad de la palabra que propone el Tzolkin en este día no es decir lo políticamente correcto, lo que el otro está esperando, o hablar para no sentirnos solos, que también puede ser una opción, sino hablar con conciencia, en el momento oportuno, sabiendo lo que estamos diciendo y desde donde lo hacemos.

Cada día es una gran oportunidad para entrar de lleno ante lo que se nos presenta, con conciencia y sin juicio.
Gracias. Bendiciones.

Los sellos en la onda del dragón

LOS SELLOS EN LA ONDA DEL DRAGÓN:

PRIMER ESCALÓN: Dragón, Viento, Noche y Sol
El DRAGÓN significa la solidaridad y es justamente partiendo de ahí donde puede suceder todo esto. La característica mítica del dragón significa simplemente que esto es así incluso antes de que tú lo sepas, lo reconozcas, te lo creas o lo vivas, o incluso estés en contra.
La solidaridad actúa dentro de ti aun estando en contra de ella, esperando que la autorices.

El segundo sello de la onda es el VIENTO blanco, que significa de una forma sencilla la comunicación y la palabra. El tono 2 es fundamentalmente un regalo. Cuando has asumido el propósito se produce el tono 2 como regalo. Por eso, podemos decir que la primera onda es una comunicación, porque su tono 2 es el VIENTO.
Hay palabras que tienen que ser dichas y ellas mismas se encargan de todo a través del diálogo interior. Eso es lo que significa el viento en tono 2.

El tercer sello de la onda primera, la NOCHE, nos habla del poder de la visualización, y de soñar la abundancia para todos. A esto le da la característica de ser tono 3, que significa servicio. Llega un momento en que lo importante es soñar la abundancia, pero hay que comprobarlo, qué sucede en tu interior y en tu exterior, como algo más importante que un concepto.
La experiencia vale más que un concepto.
El color azul significa vivencia experiencial, es decir, es algo que haces. Te invita a comprobar cómo te transformas cuando sueñas la abundancia, porque activas en ti una fuerza creadora, que es la fuerza que crea la vida.

El tono 4 significa cómo lograr el propósito, y la SEMILLA responde “siendo tú mismo, siendo como eres”. El color amarillo habla de limpiar los hechizos, porque las creencias equivocadas te impiden ser tú.

Estos 4 primeros tonos forman una unidad, que se puede considerar unidad tipo, donde hay algo que representa la realidad (color rojo); algo asociado al diálogo, que hace presente al otro, al grupo y a la emoción (color blanco); algo que expresa el momento presente, a través del servicio (color azul); y algo que te hace ser más tú (color amarillo).

SEGUNDO ESCALÓN: Serpiente, Enlazador, Mano, Estrella
La quinta propuesta es la SERPIENTE, que es tu interior, la kundalini y tu energía vital. Refuerza el propósito de la onda, al expresar por segunda vez el propósito. Es una fuerza, que refuerza el propósito. Por eso es del mismo color.
La serpiente, como expresión de tu propia luz, vuelve a hacer presente la luz que está cumpliendo una misión (dragón).

El sexto elemento es el ENLAZADOR DE MUNDOS, que es la capacidad de enlazar, siendo una expresión de la luz cumpliendo una misión, al formar parte de la familia del dragón. La palabra “familia” aquí es un tecnicismo, que de alguna manera indica que aparte de su propio valor como sello independiente, el enlazador también es cómo se presenta la luz cumpliendo una misión en el terreno emocional expresado por el blanco. Y la forma en que se presenta la luz es uniendo, o sea amando. No uniendo como ata un cazador a su presa, sino amando.
El tono 6 es para nosotros como una puerta, y cuando actúas desde el enlazamiento amoroso abres puertas a una realidad escondida pero amorosa más allá de la forma, que muchas veces es una forma desde el miedo o la imposición o desde el “yo primero”, el ego.

Y cuando abres esta puerta te encuentras en el tono 7, que es una canalización, que aquí aparece como manik, MANO, siendo la sanación algo relacionado con reconocer dónde no has actuado desde el amor.
Esa canalización que tú activas desde el color azul, liberándote al reconocer cómo has actuado en contra del amor, también tiene una resonancia que libera a las demás personas.

El tono 8 aparece como la ESTRELLA y le damos el valor de integridad, como una forma más afirmada de “ser tú” al reconocer el programa. La primera vez que aparece el amarillo es “sé tú y reconoce el programa” (semilla), y la segunda vez es en el tono 8, reafirmando esos contenidos y haciéndote más íntegro, porque te hace más “ser tú” y te propone conceptualmente los valores de armonía, belleza, ética, y también la sociedad armónica de la estrella.

TERCER ESCALÓN: luna, perro, mono, humano
El tono 9 es la LUNA, que asociamos con la emoción, y que también da fuerza al propósito, porque es la tercera vez que aparece su color rojo. En este caso la emoción ayuda al propósito para llegar a la transcendencia, que es el cielo, el caminante del cielo. La emoción da fuerza a la luz para llegar al cielo.
Al pertenecer al tercer peldaño de 4 sellos, decimos que la emoción forma parte del servicio, porque es la tercera vez que aparece el color rojo.
El amor es una expresión del servicio. El amor refuerza al servicio, y el servicio refuerza al amor, conectando con el agua de la luna, la cual es un espejo del sol. La luna en la noche es una luz en la oscuridad.

El décimo sello, que indica una perfección, es el PERRO como amor incondicional, que es parte del servicio, de la propuesta de cómo llegar al cielo.
Este servicio incluye considerar la emoción y el amor incondicional como parte de aquello que te relaciona con las demás personas. Lo activas como azul, siendo una de sus características la conciencia. Tú haces presente ese servicio como forma de estar consciente, es decir, de estar despierto en el intento.

Entonces, aparece el tono 11 como una liberación. El MONO significa alegría, osar e inocencia. También es una expresión de la luz cumpliendo una misión (familia dragón). Ante la conciencia es una de las formas del color azul, produciendo una liberación de luz.
El mono azul da sentido al tercer peldaño de 4, que comienza con la emoción (luna), sigue con el amor incondicional (perro) y dice que esa emoción y ese amor incondicional van asociados con la alegría en el presente, que es una alegría que te transforma, porque te hace libre y te lleva lejos del miedo, la envidia y todas esas cosas.

La consecuencia de esa liberación que contiene un nuevo nacimiento es el HUMANO, la libertad, los pensamientos elevados y colaborar con todo lo existente, como una forma de expansión.
De esta manera el humano es el final del tercer agrupamiento en los bloques de 4 colores, que contenía la emoción, el amor incondicional, la alegría y la libertad.

CUARTO ESCALÓN: Caminante del Cielo
El caminante del cielo pertenece a la familia del día verde por su plenitud, expresando a través de su color rojo que crea esa realidad y de alguna manera en ti activa un cuerpo de gozo.
La posición del sello 13, caminante del cielo, en la onda tipo nos muestra la cuarta manifestación del color rojo, es decir, cómo la realidad se va transformando, llegando a algo que contiene, como 4, el símil del cuarto sello, como expresión del programa, y también del cuarto color como expresión de la expansión y la madurez.

Inicia así el cuarto grupo de 4, del que solamente va a estar visible el primero, porque los otros ya se sitúan en una elevación y se salen del mundo de la forma y ocurren en el mundo de las emociones (color blanco), que no es algo visible, o en el mundo de la conciencia (color azul), y que también suponen una limpieza de hechizos (color amarillo), es decir de limitaciones al programa diseñado en dimensiones superiores. Y eso también es una disposición y no una forma.

De esta manera la primera onda va del rojo por primera vez al rojo por cuarta vez. Termina enlazando con la dimensión más allá de la forma, que es la onda del mago.

Los 20 sellos aparecen primero en un grupo de 13, dejando 7 fuera de ese grupo de 13. Eso también tiene un lenguaje, donde los 13 primeros aparecen como una propuesta para la transcendencia, donde es importante que tú quieras, y los 7 segundos aparecen con la característica 7 de canalización, resonancia y sanación, desde la transmutación.