La semilla es mágica

La semilla es mágica, porque sabe multiplicar, pero sabe multiplicar de una manera infinita. La semilla tiene en sí misma una fuerza que le permite multiplicarse de forma exponencial y cada una de las nuevas semillas mantiene esa fuerza, de manera que está viajando en el tiempo hacia el infinito.

La semilla es mágica, pero la serpiente lo es todavía más, porque se mueve a donde quiere, sabe moverse. La serpiente está llena de semillas, ya que para ser serpiente tiene que haber sido antes semilla. Sí, claro, estamos hablando en términos del calendario maya, según la sabiduría de los abuelos mayas, que nos presentan a la semilla como la cuarta manifestación de la vida, con una referencia a la cuarta dimensión, donde la persona sabe florecer exponencialmente y está viajando hacia la atemporalidad como madurez de todo su trabajo interior.
Esta sabiduría presenta a la serpiente como quinto sello, como expresión de la quinta dimensión. Pero para que aparezca la serpiente es necesario que haya aparecido la semilla. Por eso decimos que la serpiente está llena de semilla.

La serpiente está traduciendo esa quinta dimensión donde además de esa abundancia y esa magia que expresa la semilla aparece la libertad. Tú te puedes mover en la dirección que quieras. Ese movimiento está iniciando la iluminación, porque la serpiente expresa ese estado donde está presente la semilla como abundancia, y está iniciando el camino hacia el sol.
La serpiente en la imaginería de los egipcios de las pirámides rodeaba al sol. Son los rayos del sol. La cobra que aparece en la cabeza de los faraones es la serpiente que rodea al sol, y es un signo de fertilidad. Está lleno de semillas, está lleno de abundancia. Te sitúa como un rey, porque tu trabajo interior te ha llevado hasta allí.

Volviendo a la sabiduría de los sabios mayas, la serpiente, pegada a la tierra, que significa también los rayos del sol, necesita transformarse en el perro. Esa abundancia se va a convertir en amor incondicional, abundante amor incondicional, que siempre encuentra lo que necesita. El amor incondicional asociado a la abundancia. Son los auténticos rayos del sol. Los rayos del sol son abundancia incondicional.
Y, entonces, se va a transformar en un águila. Ese amor incondicional es lo que te permite iniciar el vuelo y transformar la visión, porque la luz es ver, la iluminación es ver la maravilla, que es la realidad amorosa de la vida.

La abundancia y el despertar

Si te acercas a un manzano o a cualquier árbol y coges una manzana o el fruto de cualquier árbol, y abres la manzana y sacas una pepita, la puedes coger con dos dedos y quizá tus yemas la cubran totalmente.
Puedes mirar la pepita de una manzana que has cogido del manzano y mirar el manzano, y ver claramente que tú no puedes coger el manzano con dos dedos y además puedes verlo lleno de manzanas. Esa pepita de una manzana va a hacer surgir otro manzano, y cada manzano puede hacer surgir miles de otros manzanos.
Eso es igual que si te acercas a un coche, sacas una rueda y coges una tuerca. Tú miras la tuerca y miras el coche, y te imaginas que esa tuerca te va a producir otro coche y que ese coche va a producir miles de coches. Pero eso no sucede. De un tornillo no se producen miles de coches, pero de una semilla de una manzana sí se producen miles de millones de manzanas.

Eso sí sucede y eso es magia. O podemos llamarlo como queramos, pero ese es el lugar donde vivimos. Vivimos en la abundancia. Vivimos rodeados de maravilla, de magia. Sin embargo, muchas veces no queremos dialogar con la magia y preferimos dialogar con la no magia, con los tornillos, con la lógica. Quizá sea de eso de lo que hablan las personas que hablan del despertar.
Todo viene a ti cuando lo necesitas. Habla con ello, porque ello quiere hablar contigo.

14 octubre 2018: Es importante cómo interactuamos con las otras personas, lo que decimos y nos dicen, cómo actuamos y sobre todo qué sentimos.

14 octubre 2018. LUNA Lunar 2. Onda de la Estrella. Tierra 13 y Sol 1 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 8 Noche.

Estamos co-creando una nueva sociedad (onda estrella), donde es importante cómo interactuamos con las otras personas, lo que decimos y nos dicen, cómo actuamos y sobre todo qué sentimos. Las emociones en este día nos piden atención para que las coloquemos (luna 2). Recordemos que los demás no nos están agrediendo sino solo tocando nuestras heridas y que cuando algo nos afecta de forma profunda somos nosotros los que tenemos que atenderlo.
La responsabilidad de las emociones es de quien las siente. Por eso lo mejor es reconocerlas, escucharlas y darlas su sitio.
Las emociones son la puerta del cielo.
Gracias. Bendiciones.

Lo importante es ser feliz, elegir ser feliz

Lo importante es ser feliz. Hay un momento en que puede aparecer como una iluminación y te das cuenta, lo ves claramente. Lo importante es ser feliz y no ser un juez, la guadaña, que todo lo corta y todo lo sierra. Hay un momento en que también como una iluminación te das cuenta de que el camino para ser feliz comienza eligiendo ser feliz, centrando tu atención en aquello que te hace feliz, que te lleva a la felicidad, te introduce en la felicidad.
Lo importante es ser feliz. Eso es ya una iluminación. Lo importante no es lo correcto o incorrecto, lo adecuado o lo inadecuado, el poder o la falta de poder, sino que lo importante es ser feliz, porque la felicidad es una luz. La felicidad es luz, emitir luz.

Nosotros estamos en la tierra en este momento, como algo diferente del sol, pero también somos luz. El ser humano está compuesto en parte de luz y en parte de emociones. Si es cierto, como se comprobó en el 2012 en el proyecto Atlas, que el fotón que no tiene materia se transforma en Bosón, donde ya sí hay materia, entonces, toda la materia ha sido antes fotón. Es decir, toda la materia es luz cumpliendo una misión, y también agua, porque el cuerpo del ser humano está compuesto en gran parte de agua. Entonces, aunque el sol siga siendo sol, y lo veamos como fuente de luz, también los seres humanos somos luz. Somos luz y somos emoción, agua.
Cuando recuperas esa memoria ya no eres materia, porque la materia es luz amnésica, que ha olvidado que es luz. Cuando recuperas ese recuerdo, sales de la amnesia y sabes quién eres.

Esa es tu historia. Tú perteneces a la luz y al sol, aunque en estos momentos quizá estés sufriendo, deprimido; quizá pienses que la vida es difícil, y entonces no estés emitiendo luz, porque no eres feliz. Nosotros estamos, todos los seres humanos, en el territorio de la felicidad, que es el territorio de la luz, el territorio de nuestro sol, pero hay que salir de la amnesia.
Todos somos luz, todos somos felicidad, porque la felicidad es luz. Y hay una puerta que inicia un camino. Focaliza tu atención. Pon tu atención en la felicidad. Elige la felicidad. Y entonces inicias un camino, y quizá en algún momento te das cuenta de que te parece o te crees que estás llevando a toda la humanidad hacia allí, porque es un servicio. Tu felicidad lleva a todo el arquetipo a la felicidad.
Sin embargo, más adelante te das cuenta de que es el arquetipo el que te lleva a ti, porque tú perteneces a la felicidad.
Gracias. Bendición. Perdón.

ONDA DE LA ESTRELLA: Del 13 al 25 de octubre

ONDA DE LA ESTRELLA: Del 13 al 25 de octubre

El oculto del dragón 1 es sol 13, que pertenece a la onda de la Estrella. La estrella (tono 1) se convierte en sol (tono 13), que es la luz.

Algo que es pero no se ve, algo que está como oculto dentro de otro algo, es como hablar de sin forma. Lo real sin forma es lo ESPIRITUAL.
Es decir que lo espiritual del dragón como onda sería estrella.
Efectivamente el sol es una Estrella, pero Estrella asocia además el concepto de grupo, de modo que estamos hablando de la sociedad celeste.

El propósito de esta onda es alcanzar la ética, la estética y la armonía, pero sobre todo la colaboración creando la sociedad celeste aquí en la tierra.
A esa sociedad celeste de la Estrella le da fuerza la libertad del ser humano (tono 5, humano).

La perfección (tono 10) del propósito se alcanza estando alineado, con la tierra y el cielo, pero también con nuestro ser interior. Y cuando esto se consigue, llega la liberación (tono 11), al reflejar la realidad, sin etiquetar ni juzgar.

Lo que nos desafía (tono 2) pero a la vez nos hace avanzar es el trabajo con las emociones. Limpiar las emociones hace que avancemos hacia la luz (tono 13, sol).
El sello oculto del sol es el dragón, luego el trabajo con la solidaridad y la energía femenina está detrás de la iluminación (Dios).
La frecuencia del sol, tono 13 de esta onda, es la conciencia inicial, de la creación. Abrirte a la frecuencia del sol, es sanador. Sabemos que el sol tiene la vibración inicial que no ha sido modificada, y así entramos en contacto con esa vibración. Si una flor tiene una vibración sanadora, la del sol aún más.
El sol está cargado del programa de la creación, y adecuarse a ese programa es abrirse a nacer de nuevo.

13 octubre 2018: El Tzolkin se acaba con la sociedad iluminada, es decir, con la evolución de toda la sociedad

13 octubre 2018. ESTRELLA Magnética 1. Onda de la Estrella. Semilla 13 y Sol 7 en el Tzolkin evolutivo.

En este día comienza la onda de la estrella, que es la última del Tzolkin.
La estrella como sello se suele asociar a la armonía, la belleza y la ética, pero como onda entendemos que tiene un significado añadido, que es el de colaborar en la creación de la sociedad celeste.

La estrella forma constelaciones en el cielo junto a otras estrellas, cada una con su propia luz.
De forma similar, aquí en la tierra cada persona tiene una luz interior. Para crear la nueva sociedad se trata de reconocer en el otro, en cada persona con la que interactuamos, su luz interior.

El Tzolkin se acaba en el nivel de las ondas, que está asociado a lo grupal y evolutivo, con la sociedad iluminada, es decir, con la evolución de toda la sociedad. No es un avance individual, que también, sino algo que afecta a toda la humanidad.

Gracias. Bendiciones.

En este día se celebra que la parte mortal se hace inmortal

Los antiguos griegos celebraban el 12 de octubre la fiesta de la Herakleia, donde conmemoraban la muerte de Hércules y su entrada en el Olimpo. Hércules era un semidios, hijo del dios supremo Zeus y de una mortal, es decir, un poco como todos los seres humanos, que somos a la vez hijos de Dios e hijos de una mujer mortal.
Entonces, aquí lo que se celebra es que la parte mortal se hace inmortal. De alguna manera se celebra la iluminación, el Satori, el despertar pleno de la divinidad en el ser humano, el Buda, el Cristo, el Quetzalcóatl.

También sucede que en 1492 uno de los hombres que se habían adentrado en el mar TENEBROSO, que es como llamaban en aquel tiempo a ese mar, grito “tierra”, porque vio tierra. Y sucede que ese día, en la forma de contar de los humanos que habitaban al otro lado del mar tenebroso, era Tierra.
Si hoy miramos la fecha según el calendario maya, en la versión yucateca, encontramos que hoy es mano. Si profundizamos, vemos que el 12 de octubre va a aparecer como mano, al año siguiente como humano, al siguiente como viento y al otro como tierra, de forma que el 12 de octubre es tierra, además de ser humano, viento y mano.
En ese año, ese día era tierra. El año 2012 es el año 520 desde el año 1492. Exactamente, el año 2012 era tierra 7, que está en la columna resonante del Tzolkin, dirigiéndose hacia la experiencia del nuevo nacimiento.

De esta manera aparece una extraordinaria sincronía múltiple. A la singularidad del momento se une que, en el año 2012 por estas fechas, un tal Félix Baumgartner descendió desde el espacio exterior hasta la tierra. El nombre de Félix Baumgartner puede ser traducido por el de “feliz jardinero de los árboles”, pero también está estableciendo una sincronía:
Hércules viajando hacia el Olimpo, el feliz jardinero de los árboles llegando a la tierra desde el espacio exterior y el enlazamiento, el reencuentro de los hermanos, que era como el regreso de Quetzalcóatl.

12 octubre 2018: Al elevar la visión la realidad aparece más amplia y profunda

12 octubre 2018. MANO Cósmica 13. Onda del Águila. Mono 13 y Tormenta 12 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Dragón.

Al elevar la visión la realidad aparece más amplia y profunda. Pero además se produce sanación en quien está mirando, porque ayuda a colocar lo que la persona lleva dentro, que es un reflejo de la realidad exterior.
Cuando conseguimos entender que lo que está sucediendo tiene un sentido, entonces también adquiere un sentido nuestro proceso y nuestra existencia.

Para situarnos en ese momento trascendente, solo tendríamos que reconocer en qué momentos hemos faltado al amor; qué decisiones, actitudes o elecciones las hemos realizado sin tener en cuenta al amor; es decir, cuándo hemos faltado a nuestra verdad interior.
Tomar conciencia es importante para seguir avanzando. Y ahora nos dirigimos hacia la co-creación de la sociedad celeste en la tierra (onda de la estrella). Es un momento mágico.

Gracias. Bendiciones.

¿De qué hablan los egipcios cuando hablan de Ra?


¿De qué hablan los egipcios cuando hablan de Ra?
No decimos “de qué hablaban los egipcios cuando hablaban de Ra”, sino en presente “de qué habla la sabiduría de los constructores de las pirámides cuando hablan de Ra”. Lo decimos en presente porque la sabiduría en las tradiciones iniciáticas está siempre en el presente, esperando que alguien se pare y dialogue con ella, para recibir esa información.

Entonces, ¿de qué hablan los egipcios cuando hablan de Ra? Todos lo sabemos: Ra es el dios del Sol y símbolo de la luz solar. Se le representaba como un hombre con cabeza de halcón, sobre la cabeza había un disco solar y rodeando ese disco, una cobra con la cabeza levantada.

Tenemos un símbolo complejo: el hombre, el halcón, el sol y la serpiente. Y por otro lado tenemos como contenido al sol pero también a la luz. Es decir, hablar de Ra en ocasiones puede significar hablar de luz. Y resulta que el hombre tiene una relación directa con la luz. Hay algo que une al hombre y a la luz. El hombre está hecho para ver la luz, no solo como luminosidad gracias a la cual ve las cosas, sino a reconocer la luz como símbolo y a través de esa luz entrar en otras dimensiones diferentes de la realidad.
Luz es una intuición. De repente encuentras un conocimiento, tienes una iluminación sobre algo y sabes que todo eso también es luz. De repente puedes ver una realidad más allá de la que muestran las formas de las cosas.
Hay luz que te permite ver la forma de las cosas y hay también otra luz que te permite ver realidades espirituales en otras dimensiones, donde no es necesario el cuerpo.
El hombre es justamente eso, un ser que ve en la realidad de las formas, como pueda ver un leopardo, una golondrina o un arenque, pero también puede ver en otras dimensiones. Puede ver despierto y también puede ver cuando está dormido.

Entonces, vemos que Ra está representado por un hombre, con lo cual solo puede querer decir que Ra también es un hombre. Además, es representado por un halcón, cuyo significado es la visión. Es un hombre, con la visión del hombre, pero también con otra visión.
Para esta segunda visión se elige justamente a un ser alado, ya que el halcón y las águilas tienen alas, cuya facultad es elevarse, salir fuera de esta realidad.
Entonces, podemos decir que Ra es un hombre que en algún momento encuentra que tiene esa capacidad de ver desde otra dimensión, ver otra realidad.

Por encima se le pone un disco solar, un sol. En el sol encontramos un cuerpo, es decir, una materia, pero también hay una repercusión. Encontramos que es una materia creadora, porque la luz saca las cosas de la oscuridad. Es como si las crea. Su presencia recrea las cosas. Y esto sucede tanto entre las cosas que tienen un cuerpo y una forma, como en mundos de realidades espirituales, donde la iluminación hace aparecer esas realidades.
Pero eso no está separado de ese hombre halcón, sino contiguo. De alguna manera significa que el hombre, cualquier persona, es esa representación de Ra desde su cuerpo y que en algún momento encuentra también esa capacidad de ver que expresa el halcón y más allá todavía encuentra esa capacidad creadora, esa consecuencia de su simple presencia.
El sol también está en el cuerpo del hombre. Esa capacidad de generar luz, de hacer que las cosas aparezcan, también está en el cuerpo del hombre.

Y finalmente hay una serpiente rodeando el sol. La serpiente hace referencia a la generación de vida, a la fertilidad y a la abundancia, ya que la cobra en Egipto se relacionaba con la energía femenina de la madre tierra, hablando de la vegetación y del crecimiento. El nombre de la diosa cobra en Egipto es Uadjet. Se la llamaba “la verde”. Y aquí aparece asociada a la regeneración, es decir, a la eternidad, a vivir siempre.

Es decir, el ser humano tiene esa evolución: encontrar su halcón, ser ese sol, pero ser también esa energía amorosa de la madre tierra y regalar esa abundancia, entregar esa abundancia. No se trata de que la cuenta corriente suba, sino de que todo viva.

Es importante resaltar la presencia de esta cobra y de cómo esta cobra rodea al sol. Es importante resaltar que el ser humano está asociado a la abundancia, no a la escasez. Cuando el ser humano se expande y despierta a todos sus contenidos, está en la abundancia. La vida y la abundancia son lo mismo.
También podemos encontrar que la abundancia de la cobra toma cuerpo, se muestra unida a la luz. La luz, esa proyección del ser humano luminoso, es la que te introduce en la abundancia.
Hay que considerar también que cuando el ser humano es luz, hace aparecer todas las cosas y establece una relación de amor, porque el amor hace aparecer y el no amor hace desaparecer.

La figura de Ra también muestra la dualidad. También hay un yin y un yang en esta figura. El hombre con su cabeza de halcón y la serpiente rodeando el sol. En ese hombre con su cabeza de halcón aparece algo más material. En la luz rodeada por la cobra aparece algo inmaterial. Y ahí la energía femenina de cuidar, nutrir, dar vida aparece arriba.
Hay una elevación en ese camino.

11 octubre 2018. ENLAZADOR DE MUNDOS Cristal 12. Onda del Águila. Espejo 13 y Tormenta 5. Nawal 5 Sol.

En estos momentos seguimos enlazando e integrando tradiciones y culturas diferentes, pero también visiones, actitudes y posicionamientos.
Para ello, el respeto al otro, a lo otro, a lo diferente, es fundamental. No es necesario estar de acuerdo o ni siquiera entender, pero al menos sí escuchar y empatizar. Cada persona y cada grupo tiene un proceso diferente, con un ritmo distinto y detrás siempre hay luz y conexión con la divinidad.

Todos somos seres de luz, inmersos en un proceso evolutivo.
Así, podemos desapegarnos de las apariencias y elevar nuestra visión.

Gracias. Bendiciones.