El Tzolkin en el año 2019

El año comienza con la estrella 3 (estrella amarilla eléctrica), que pertenece a la familia del día sin tiempo, manteniendo ese valor de día sin tiempo asociado al 1 de enero. La actividad recomienza el día 2 de enero, como luna 4, y el año 2019 termina con el humano 3 (humano amarillo eléctrico). De esta manera vemos que el inicio y el final son amarillo y son 3. Es como si todo el año estuviese envuelto en el valor de servicio que expresa el 3 y en el valor de expansión y maduración que expresa el amarillo.
La actitud de servicio, es decir de desinterés y colaboración, está priorizada. Es como decir que la actitud de servicio en este año tiene premio. Podrás comprobar cómo desde el servicio todo va a ir bien, porque es un momento de maduración, de recoger frutos y de expansión.

Por muchos lugares se habla de crisis, pero es importante para cualquier persona que pretenda estar despierta, para cualquier persona que se sitúe en el mago amoroso blanco, que conoce la realidad más allá de la apariencia, saber que una cosa es “lo que sucede” y otra “lo que te sucede a ti”. Cuando se te abre una puerta, se te abre una puerta a ti.
Quizá todo se esté derrumbando, pero tú caminas por un lugar seguro. Cuando la gente habla de crisis, quizá tú estás, desde tu vibración personal y desde tu integridad, en un camino seguro. Por eso es importante tu servicio. Todo puede estar destruyéndose, pero no debajo de tus pies, y es tu mano la que trae sanación, impecabilidad y rescate.
El año que se inicia es 2019, que pormenorizadamente es 20, como todo el siglo, y es también 19, que es la tormenta. Por eso el mejor lugar en la tormenta es en el servicio.

El año 2019 tiene una magia propia, porque aparecen juntos el sol y la tormenta, que son análogos. Nosotros normalmente consideramos el sol como iluminación, pero los sabios mayas nos dicen que la tormenta es lo análogo al sol y que el sol es lo análogo a la tormenta.

De esta manera, las crisis y las dificultades son el inicio de la luz. Podemos afirmarlo claramente: el despertar necesita un reajuste y eso es tormenta, la necesidad de reinventarte. El despertar es entrar en la luz.

También podemos decir que el sol, la luz y la iluminación no son un estado pasivo o inerte, sino que suponen entrar o activar una capacidad milagrosa. La iluminación es entrar en otra dimensión, la dimensión de los milagros, de lo sobrenatural. Por eso cuando vemos que este año aparecen juntos el sol y la tormenta, sabemos que nos invitan a entrar en esa analogía.

Eso también es traducible al lenguaje de las ondas, donde el 20 es la sociedad de la estrella y el 19 es el águila, el que ve la maravilla. Podemos decir que el que ve la maravilla está en la sociedad de la estrella y eso es lo que ve. Y también podemos decir que en la sociedad de la estrella todo es maravilloso y la visión ha recuperado esa capa. Este es el territorio en el que nos adentramos.  

Diciembre 2018: la vibración del perdón es terreno sólido para caminar en la armonía y en la belleza propia de dimensiones superiores

MES DICIEMBRE 2018:

Diciembre comienza con la tierra 11, prometiendo un periodo de liberación y emisión de luz, asociado al reconocimiento de tu servicio. Es un periodo donde te liberas de los apegos del ego. Cuando estás alineado con el corazón amoroso de la vida, has encontrado tu lugar de poder y eres un voluntario, entonces se libera tu luz.
La energía oculta de la tierra 11 es la semilla 3. Quiere decir que un servicio a la humanidad es “ser como eres”. Es como canalizarte a ti mismo, no juzgarte, no estar bajo los hechizos que te inhiben.

El mes termina con la mano 2 de la onda del enlazador, donde la propuesta es ser impecable en tu interacción con el otro. En la impecabilidad de la mano es necesaria la lucidez para reconocer en tu historia los momentos en que no has actuado en favor del amor. Ese reconocimiento acerca de tu propia actuación atrapada por el ego, favorece la vibración del perdón, que es terreno sólido para caminar en la armonía y en la belleza propia de dimensiones superiores.
Todos estos contenidos aparecen en este quantum temporal que nos lleva al final del año común y su enlazamiento con el año maya. El año maya que se iniciaba como la luna 13, teniendo como día fuera del tiempo la estrella 12, ahora da origen a un año con un día fuera del tiempo como es el 1 de enero, que también va a ser estrella, siendo el comienzo de la actividad en luna. Tu florecimiento es útil a toda la humanidad, al arquetipo.

Mes noviembre 2018: situarte en la impecabilidad para hacer aparecer el guerrero de la luz que está en tu interior

MES NOVIEMBRE 2018 (Extracto calendario año 2018)

Noviembre comienza con la mano 7, con toda la alquimia que se ha realizado al liberar al águila, al caminar en la belleza y al encontrar la magia de la solidaridad. Abre un canal justamente para la magia de la solidaridad asociada a la impecabilidad de la acción.
Entramos en un periodo donde no son necesarias estrategias para conseguir las cosas, para defenderte o asegurarte, ya que todo proviene de hechizos. Todas las experiencias que vas acumulando a través del diálogo con el Tzolkin te liberan de los hechizos, te hacen libre y entonces puedes ser impecable porque actúas desde el corazón.
El mes contiene la segunda parte de la onda del dragón, como onda que despierta al mago, que es aquel que conoce la realidad más allá de la apariencia y que no valora la inmediatez de los acontecimientos, ya que ante un acontecimiento adverso te puede conectar con los hechizos del miedo y la inseguridad, sino que sabe y reconoce en su vida cómo todos los momentos difíciles han sido catarsis de liberación y entonces actúa desde la impecabilidad.
El mago se completa con la onda de la mano. Hay una secuencia. La solidaridad despierta al mago, que es impecable porque no actúa desde su ego, sino como un canal de las energías de dimensiones superiores.
El mes finaliza con el guerrero 10. Toda la propuesta de este quantum de tiempo te invita a situarte en la impecabilidad para hacer aparecer el guerrero de la luz que está en tu interior, que expresa la perfección de la mano, la perfección de la impecabilidad.

Mes octubre 2018: Invitamos a recapitular y a mirar desde el corazón y la bendición. Son momentos donde los ángeles, los guías y las energías de los seres queridos transcendidos están cercanas

MES OCTUBRE 2018:

El mes comienza con el guerrero 2 de la onda del águila en el castillo verde, invitándote a interactuar con el otro, tono 2, con la conciencia expandida de un guerrero de la paz, de un guerrero de la luz, que ve la maravilla en cualquier persona, porque cualquier persona tiene la imagen de Dios.

En el mes se desarrollan las ondas del águila y la estrella, conteniendo ese momento especial en que un Tzolkin se enlaza con otro, lo cual sucede el 25 de octubre como sol 13 y el 26 de octubre como dragón 1. Es un momento energéticamente culmen porque te puede situar en conexión con la energía del sexto sol o de nuevo en un reinicio como castillo 1.
Invitamos por tanto a recapitular y a mirar desde el corazón y la bendición. Son momentos donde los ángeles, los guías y las energías de los seres queridos transcendidos están cercanas, ya que estamos acercándonos de nuevo a ese momento en que las dimensiones se aproximan.

El mes concluye el día 31 de octubre con la energía del enlazador de mundos 6, donde la solidaridad abre una puerta enlazadora con la realidad transcendida, en la que se encuentran nuestros seres queridos transcendidos en su plenitud gozosa, ayudándonos a situarnos en esa realidad espiritual que no precisa un soporte material, porque es una energía de luz.

Septiembre 2018: Se trata de buscar lo que une a todas las personas, pero también lo que te une a ti con lo profundo de la vida y sobre todo con tu misión

SEPTIEMBRE 2018:

El mes de septiembre comienza con el enlazador 11. Como consecuencia del trabajo de iluminación del mes anterior aparece la propuesta de buscar lo que une. Se trata de buscar lo que une a todas las personas, pero también lo que te une a ti con lo profundo de la vida y sobre todo con tu misión.
El tono 11 tiene como oculto el tono 3, que es un servicio que favorece la liberación que expresa el tono 11, que también es una liberación de luz.
El mes finaliza con el águila 1, de modo que si buscas lo que te une a lo profundo de la vida y encuentras lo que te une a todas las personas, más allá de los miedos, el resultado es la liberación de tu águila, que da inicio a la onda 19. El águila ve la maravilla, que se materializa en la siguiente onda, onda de la estrella, y desde su vibración 19 es una manifestación de la tormenta, es decir de la resurrección y los hechos milagrosos.
El mes va a contener el final del cuarto castillo y el inicio del castillo verde. Por eso es un momento esplendoroso donde pueden ocurrir muchas manifestaciones maravillosas en la proximidad de la quinta energía, energía verde, recordándote que perteneces a esa energía y que estás aquí cumpliendo una misión enlazadora.
En este mes ocurre el equinoccio, donde la luz y la oscuridad se equilibran.

Mes agosto 2018: la elevación de la kundalini, la energía luminosa que crece en tu interior

MES AGOSTO 2018:

Agosto comienza con el águila 6 de la onda del perro y acaba con la serpiente 10 de la onda del guerrero. Al considerar agosto como un quantum de energía propio y organizado, vemos que siempre comienza y acaba con representantes de la familia de la iluminación: sol, águila, serpiente o perro. Por tanto, se abre un periodo donde se favorece la iluminación.
El mes abre una puerta al amor incondicional, liberando tu águila para que busque la maravilla en todas las personas, abandonando la víctima que siempre busca culpables y la actitud agresiva propia del ego que todo lo quiere para sí, como resultado del miedo a la carencia.
La onda del perro es la onda 14, pero el 14 también es el mago, de modo que entramos en un periodo mágico y luminoso. Esa puerta que se abre nos va a llevar al despertar del guerrero, que es el guerrero de la luz que expande su conciencia, abandonando el miedo, el juicio, la enfermedad y la carencia.
El periodo acaba con la serpiente 10, que expresa perfección y amor incondicional (tono 10) y también la elevación de la kundalini, la energía luminosa que crece en tu interior.
El día 11 hay un eclipse solar parcial, no visible en todo el mundo, pero sí activo vibracionalmente. Sucede en la onda del ensueño (noche) y aparece como serpiente 3, mostrando cómo hay un servicio en la elevación de la kundalini imprescindible para ensoñar.

Mes Julio 2018: Buen momento para recapitular, como forma de recuperar el centro, para bendecir, agradecer y ver todas las cosas prosperar

MES JULIO 2018:

El mes de julio comienza con la semilla 1, como despertar del programa interior dispuesto al florecimiento, después de activar el nivel transcendente de tu ensueño. Inicia los portales asociados a la integridad, en la columna 8, que abren la puerta a los guías. Es un momento muy favorable para caminar en la integridad hacia la plenitud.
Estamos en el final del año maya, apropiado para recoger una buena cosecha de resultados desde la integridad. Es un buen momento para recapitular como forma de recuperar el centro, para bendecir, agradecer y ver todas las cosas prosperar, situándote en alineación con el corazón amoroso de la vida.

En este mes aparecen en plenitud las ondas de la semilla y la tierra. El día 21 comienzan los días fuera del tiempo, como semilla 8, que nos van a llevar hasta la estrella 12, día propiamente fuera del tiempo en la onda de la tierra, y al inicio del año maya, como luna 13. Al día siguiente hay luna llena con eclipse total, en el inicio de la onda del perro, mostrando cómo la luna en este tiempo se alinea en conexión con la sabiduría presente en los mayas antiguos, pero hablando para hoy, invitándote a alinear tu corazón con el corazón de la vida y a no vivir bajo el miedo sino dentro del amor.

En este año que se abre están favorecidos desde el tono 13 los momentos transcendentes asociados a la emoción, abriendo todo el desarrollo de la onda del perro.

Mes junio 2018: Las dimensiones están cercanas y las puertas abiertas

MES DE JUNIO 2018:

El mes de junio comienza con el mago 10, que es la forma 10 de la serpiente, mostrando que la kundalini está arriba y que las dimensiones están cercanas y las puertas abiertas, ya que pertenece a la columna de portales, introduciéndote en el presente.
El castillo azul es el momento apropiado para el nuevo nacimiento y para el despertar. En sí es un mes mágico, lleno de posibilidades.
El mes contiene el final de la onda de la serpiente y en su totalidad la onda del espejo y del mono. Todo esto presagia momentos importantes para el despertar de cada persona.
El solsticio, 21 de junio, es también mago, con el tono 4, pero ya está hablando del mago del nuevo nacimiento, porque pertenece a la onda del mono.
El mago 10 va a concluir con la noche 13 como final del mes. La perfección y el amor incondicional que están asociados al mago 10 permiten abrir la puerta del nuevo nacimiento, que se inicia con el mono 1 y te lleva de forma transcendente a la noche 13.
La noche 13 muestra esa persona que habiendo recuperado la inocencia, que es la conexión con tu alma, se sitúa en un nivel trascendente donde crea una realidad de abundancia, para todos a su alrededor.

Mayo 2018: cómo situarte y conectar con los hechos milagrosos que pertenecen a dimensiones superiores a través de tu ensueño

MAYO 2018 (Calendario 2018)

Mayo comienza con la noche 5, comandando energía de la quinta dimensión desde el ensueño, y termina como caminante del cielo 9. Del 1 al 31 de mayo aparece un quantum de energía delimitado por esas fronteras.
Al conectar con tu ensueño atraes las energías de quinta dimensión, que son fuerzas tormenta que reinventan la realidad, resucitan y son milagrosas, ya que no son resultado de tu poder, sino del de dimensiones superiores.
Ese periodo o quantum termina con el caminante del cielo 9, que es un portal instalado en el castillo 3 del presente y la transformación. Está mostrando cómo situarte y conectar con los hechos milagrosos que pertenecen a dimensiones superiores a través de tu ensueño, dotándote de un nivel energético que te permite entrar en el inframundo, como expresa el tono 9, como un caminante del cielo, es decir, cargado de esa energía de quinta dimensión que has encontrado en la noche 5. Eso es parte del momento que vas a vivir.
En el mes culmina la onda de la tormenta, que son esos hechos milagrosos. Esa onda rescata tu humano y potencia tu libertad (onda humano), y entonces tu kundalini asciende y aparece la serpiente, ese nivel energético milagroso donde desde lo más pegado a la tierra estás iniciando el vuelo, que es la serpiente emplumada y el caminante del cielo.

Abril 2018: Invita a entrar en la transcendencia a través de la palabra

MES ABRIL 2018 (Calendario del año 2018)

El mes de abril comienza con el caminante del cielo 1 y termina con el viento 4. El caminante del cielo es el primer 13 del Tzolkin, invitando a entrar en la transcendencia a través de la palabra, tal y como expresa el viento 4. El 4 responde a la pregunta de cómo lograr el propósito.
El caminante del cielo es el inicio del castillo blanco, introduciéndonos en lo emocional. En este mes se expresan plenamente las ondas del caminante y el enlazador. La acción mágica del caminante es unir. La lógica quiere que muchas cosas sean imposibles y estén desunidas, pero la transcendencia del caminante las une desde el cielo, y esa es su magia.
También en este mes se encuentra el comienzo de la onda de la tormenta, despertando las fuerzas de resurrección y los milagros que revalorizan la vida. De repente tu vida es maravillosa porque han descendido los milagros hasta ti. Y así vemos cómo el mes termina con esa fuerza de la palabra, que realiza milagros y despierta la resurrección.
El 1 de abril, sincrónicamente, en el calendario del año común aparece asociado al día de la resurrección y también al Pesaj.
Al humano 13, luna llena que pasa a la libertad, le sigue el caminante del cielo 1, que entra en la resurrección. Hay un salto dimensional, porque pasamos de un castillo a otro. En este momento se abre el mar de la dificultad para entrar en lo óptimo y recuperar el poder de la palabra y de la bendición.