Cuando las partículas subatómicas, después de toda su eterna atemporalidad, consiguen construir…

Cuando las partículas subatómicas, después de toda su eterna atemporalidad, consiguen construir un átomo comienzan una vertiginosa carrera de miles de millones de años, hasta que consiguen configurar el platino dentro de la supernova.
Y entonces, maravillosamente estallan y se superdesconfiguran para permitir iniciar la vida orgánica.
Ahí comienza una vertiginosa carrera de miles de millones de tiempos hasta conseguir configurar el ser humano, o sea tú, yo, aquel, aquella, la otra, los otros.
Y entonces, comienza una vertiginosa carrera, entre atemporal y temporal como todas estas carreras, hasta llegar a reintegrarse o hasta (versión b) llegar a producir ese salto cuántico que trasciende la dimensión ordinaria de las cosas, para entrar en la dimensión extraordinaria de la maravilla.

El fuego renovador de los 52 , en el castillo verde

Compartimos la respuesta a una pregunta sobre los 52 años, por si es de interés:

PREGUNTA: Hola buen Día!!! Me encantaría y seria muy útil para mí si me compartiesen su visión y conocimiento del significado de la Renovación del Fuego Nuevo, cuando una persona cumple 52 años, de antemano muy agradecida, In Lakech

RESPUESTA:
Las personas que ahora cumplen 52 años están en el castillo verde, y están ahí porque han nacido en el castillo verde. Entonces, hay que saber qué indicaciones les muestra su kin natal.
De momento, ya podemos afirmar que las personas que nacen en el castillo verde son una expresión de la energía verde y por tanto conectar con la energía verde, con la energía de la quinta dimensión, de lo óptimo, es importante.

Esa energía se representa de dos maneras.
Como sello se representa bajo la forma del caminante del cielo, que está explorando para ampliar la realidad.
También se presenta en la forma del espejo, es decir, en el reconocimiento del otro y también el reconocimiento de que toda la realidad, todo lo que te rodea, es un espejo. El caminante se asocia con Quetzalcóatl, es decir con una evolución de la personalidad, donde ya está patente la energía de lo óptimo. Y el espejo también hace presente a Quetzalcóatl, pero también a Tezcatlipoca, que es como la energía de Dios descendiendo por un hilo como una araña, mostrando cómo hay un arriba, una dimensión superior desde la cual desciende la vida.
También a esa quinta energía pertenece la noche, y por tanto el ensueño, que es una expresión de la energía de la creación y que es algo que está dentro de todas las personas y que también significa “tu casa”. El ensueño es tu casa; la capacidad creadora es tu casa, o sea eres tú.
Y también en esta quinta energía está la estrella, la armonía, la belleza, la sociabilidad en grado extremo, que te permite encontrar que todos los seres humanos son seres de luz.
Todos estos sellos están hablando de un trabajo personal para conectar con la quinta energía.

El sello indica el trabajo personal. Activar ese valor es trabajo personal.
Luego están las ondas, y el quinto castillo presenta cuatro: la luna, el viento, el águila y la estrella.
La luna es ese potencial dentro de cada persona que desde la emoción produce un florecimiento de la vida. Dentro de cada persona hay un chorro de agua, que son sus emociones, que cuando las dirige hacia una persona, le produce total satisfacción, agrado y ganas de vivir.
También el viento, que es esa palabra que es luz y que también comparte la energía Dios cuando se asocia con la tormenta, que nos traslada a Huracán, el Dios creador. Quetzalcóatl habla de experiencias por las cuales evolucionas y Huracán habla de fuerza creadora. Ambas están presentas en la quinta energía, en la energía verde.
También la onda del águila es el fruto del trabajo interior, por el cual tu visión se sana y entonces lo que ves es maravilla, porque ves la estrella. La sociedad de la estrella, que es la cuarta onda, es la armonía, la belleza y la sociedad.
La potencia creadora del agua, la fuerza creadora y la visión de la maravilla, junto a la sociedad de la estrella expresan la quinta dimensión.
Las personas que están en el quinto castillo se mueven en relación a estas energías.

Pero a los 52 años lo que sucede es que vuelves a situarte en tu kin natal. Primero has ido pasando por tus experiencias y todas esas experiencias eran nuevas, pero ahora ya las conoces. Entonces, habilita una de las capacidades del dos, que a veces se presenta como desafío, pero nosotros en la página llamamos regalo, y que hace referencia a tu relación con el otro.
En la segunda vez que pasas por tus sellos, tú ya tienes un conocimiento. Entonces, cuando conectas con tu agua, con tu luna, tu luna enriquece a cualquier persona, porque estás hablando desde tu agua. En esta segunda ocasión ya tu palabra se llena de luz cuando hablas con otra persona, porque ya has vivido esa experiencia. Ahora estás en el dos, en el regalo, en el desafío, en la interacción con el otro.

A los 52 años, cuando vuelves a vivir todas tus experiencias, ya tienes conocimiento y lo que se te pide es que lo compartas.
El nuevo fuego es un fuego que se te confía y se te entrega. Encender el nuevo fuego es un acto consciente y voluntario.
Encender voluntariamente el nuevo fuego te sitúa en la bendición y de alguna manera te hace responsable de ese fuego. Muchas personas acudirán y serán bien recibidas, con tu luna, con tu viento, con tu estrella.

El unir del mago es una tarea primordial

Cuando el mago une, el águila abre los ojos y ve.
El unir del mago es una tarea primordial, solo que el mago tiene un instrumento mágico, que es el espejo, que une en la quinta dimensión, en la dimensión espiritual. El espejo aparece como cinco respecto al mago.

Mientras, el águila tiene al espejo como cuatro, mostrando cómo lograr el ver.
El mago presenta una realidad desde el espejo, pero el águila logra ese propósito de ver a través del espejo. Sólo que el águila, en su ver la maravilla, se adentra en el inframundo, que en la sabiduría maya aparece como noche 9, y que es el oculto del espejo 5.
El presentar la realidad en el espejo del mago, que une, abraza, ama y asume todos los componentes de la realidad presentes en el espejo, está expresado en la onda del águila, que ve la maravilla, como ver la abundancia en el inframundo (noche en tono 9), que es justamente donde no hay abundancia sino carencia.
Comandar la energía desde el espejo 5 te permite entrar en el sufrimiento, en la muerte, en el disgusto que expresa el inframundo, a través del ensueño de la noche.

Es necesario recuperar el agua primordial. Es necesario no creer en lo imposible sino conocer la realidad de la plenitud. Limpiar el agua primordial significa dejar de creer que la realidad es el sufrimiento, para recuperar la conciencia de la plenitud, porque la vida es plenitud. Y la vida es plenitud porque la vida es amor.
Elegir es ser libre. Elegir qué es la realidad es ser libre y elegir la realidad del amor, además, es ser feliz.

Hablando del arcángel Rafael

Hablar del arcángel Rafael y hablar de los ángeles es, como decimos al principio, una forma de hablar. Es una forma de expresarse, de contar algo.
Decimos que es una forma de contar algo porque estamos intentando expresar algún tipo de movimiento de algo que no se ve. Cuando vemos una roca, se le puede llamar de mil formas, pero es una roca. Pero cuando hablamos de cosas que pertenecen a la otra dimensión, a la dimensión espiritual, que es una realidad aunque no se vea, entonces hay muchas formas de expresar algo.

Cuando hablamos de Rafael estamos hablando de un mecanismo existente, que muchas personas han encontrado, pero también que muchísimas personas no han encontrado y desconocen. Ese mecanismo consiste en que desde un nivel profundo de tu conciencia, de tu verdad y de tu existencia puedes dirigirte al nivel profundo de la vida y recibir aquello que pides.
Desde un nivel superficial puedes expresar un deseo y no necesariamente se cumple, pero cuando desde un nivel profundo te diriges a lo profundo de la vida siempre tienes una respuesta. Aquí estamos utilizando la palabra “siempre”, porque siempre sucede.

Lo difícil es situarse en un nivel profundo. Pero eso forma parte por un lado del trabajo personal y por otro de las dificultades que vas encontrando que te obligan a despertar.
Podemos considerar que estamos bajo un montón de circunstancias adversas, pero en realidad hay un momento en que nos damos cuenta de que esas circunstancias eran lo que favorecía la entrada en un nivel más profundo de la vida. Y desde esa profundidad es desde donde cuando clamas y pides, tienes una respuesta adecuada.
Ese nivel de experiencia es lo que se expresa con Rafael, que es patrón de la sanación y de los enamorados. Significa que cuando inicias ese diálogo empiezas a sanarte y entras en otra dimensión donde las leyes son leyes de amor.

Sin embargo, lo que se atribuye a Rafael también se le puede atribuir a las hadas. Cuando la persona ha conservado la inocencia de su niño interior puede pedir a las hadas, encontrando que hay fuerzas ligeras, que no necesitan una aparatosidad grande para mostrarse, que son benéficas y ayudan en todo lo que se le pide. Un niño puede verlo fácilmente, pero parte del aprendizaje del adulto serio y que “sabe” es dejar de creer en esas fuerzas, en esos ángeles o hadas.
Son el mismo mecanismo, pero lo realmente importante es poner en marcha y usar ese mecanismo. Puedes pedirlo desde tu interior más profundo y dirigirte a Dios a través de Rafael, que es la energía que interactua entre tú y Dios, o puedes pedirlo desde la inocencia y entonces dirigirte a las hadas.

La historia de Atlas aparece como un castigo, pero no lo es

La historia de Atlas aparece como un castigo, pero no lo es. Es más bien un ejemplo que muestra que muchas veces actuamos como si estuviéramos obligados, porque en un castigo algo te obliga. Pero no estamos obligados, porque la parte divina de cada persona es absolutamente libre.
En este despertar que estamos viviendo, parte de lo que sucede es que te crees que estás obligado, que has perdido la libertad, pero en realidad estás cumpliendo una misión, en la plenitud.

Atlas es un Titán. Los titanes en la terminología de la mitología griega son una expresión de la energía de Dios, de la energía divina, aunque no la expresada por los dioses olímpicos. Están expresando la energía divina pero no en la forma que lo expresan luego los dioses del Olimpo, sino en una forma más primordial.
Igual que Zeus es hijo de Dios, Atlas también lo es, puesto que es un Titán, es más antiguo. Parecen como fuerzas más indeterminadas. Todavía no ha habido un trabajo de discernimiento. Todavía la palabra no ha ido creando la realidad.

Atlas parece que está sujetando la tierra como un castigo. Por eso se habla de la vértebra Atlas, que sujeta la cabeza, como la esfera de la tierra. Este Atlas, en la versión griega se superpone con un dios creador egipcio, Shu.
Los egipcios explican que lo que sucede es que existe el cielo y existe la tierra. Son los dioses Geb y Nut, y el dios Shu, que es el viento o el aire, está entre medias de los dos. Hay un espacio entre el cielo y la tierra para que vivan los hombres y dicen que ese espacio es el lugar donde está el dios Shu, de modo que es el que separa el cielo y la tierra para que los humanos vivan sus experiencias y lleguen a despertar.

La energía femenina la ponen como cielo, Nut, y la energía masculina como tierra, Geb, al contrario que los griegos. Geb es la tierra pero es masculino y Nut es el cielo pero es femenino. Y entre medias hay otro dios que está sujetando el cielo, que es Shu.
Geb, que es la tierra, está en el suelo y Nut es un cuerpo semicircular que rodea la tierra, según aparece en muchas imágenes de la mitología egipcia. Y hay algo que está separando el cielo y la tierra, que es lo que permite que haya vida, que haya cosas y que haya personas, porque si el cielo y la tierra se fusionan, desaparece el espacio vital de todas las personas.

Shu está creando el espacio vital donde tú estás; está haciendo hueco para ti. Eso es lo que está haciendo Shu y sobre esa imagen se superpone la imagen de Atlas sujetando la tierra, separándola del cielo. Lo cuenta como un castigo, pero no es un castigo, sino una explicación para un determinado nivel de pensamiento. Lo expresan de esa manera, para que tú en un determinado momento encuentres cómo expresarlo. Es un mundo simbólico.

Entonces, lo que hace Atlas es lo que hace Dios, crear la vida. Si tú intentas crear la vida en favor tuyo, entonces esa forma de crear la vida en favor de todos sería un castigo, porque no estás haciendo tu rollo, sino algo que beneficia a las demás personas.
Si lo vemos desde el ego, desde el egoísmo, parece un castigo. Pero hay un momento en que la persona se da cuenta de que no es un castigo, y es cuando asume su condición de Dios, en la forma en que está Dios en cada persona. Cuando te despiertas a eso te das cuenta de que ese castigo que decía de Atlas, es la vida de Shu, dios creador.

Mandala 3 abril 2018: En tu programa está el ver la maravilla

Mandala 3 abril 2018

En tu programa está el ver la maravilla. Esa energía es la que abre el círculo del día. Puedes convocar esa energía que te abre el círculo y te lleva al centro, al lugar donde te alineas con el corazón amoroso de la vida, y que hoy aparece como semilla y águila. En tu programa hay algo que te permite ver la maravilla.

En algún momento del día es importante situarse ahí y relacionar esto con el arcángel Rafael, que anuncia la aparición de lo divino y la actuación de Heka, si nos situamos en la energía Egipto, que es contemporánea, simultánea y coetánea. Entonces estaríamos hablando de que hay una magia, hay un conocimiento más allá de la apariencia. Estaríamos convocando las energías de los elementales del aire.

En el círculo continuaríamos invocando a Miguel. Aparecería una energía enlazadora, una energía que conecta con dimensiones superiores. Es un enlazamiento con lo óptimo, que ocurre cuando te sitúas en el centro y que te conecta con dimensiones superiores. Eso forma parte del círculo. Ahí estás convocando la energía de Isis, la energía amorosa que rescata de la muerte la vida. Ese enlazamiento une como un puente lo muerto con lo vivo y sucede porque tú estás en tu centro, en tu lugar de poder.

Luego convocas voluntariamente al arcángel Gabriel, a los elementales del agua y a Tot. Estás convocando voluntariamente el ascenso de tu kundalini, lo cual te permite ensoñar, cocrear la realidad y colaborar con la abundancia, y lo haces a través de la palabra. La palabra convoca una realidad. La palabra es un don y una energía presente en cada ser humano, que en algún momento se da cuenta de que la realidad responde a sus palabras.
El ascenso de tu kundalini precisa de la expansión de la conciencia a través de la emoción, a través del ensueño amoroso, donde convocas la abundancia y la sanación de todas las carencias de los seres vivos.

Entonces permite, para cerrar el círculo, la aparición de los milagros, de aquello que restituye la vida, que rescata de la muerte, que está íntimamente relacionado con la energía femenina, la energía maternal que crea la vida.

Y así te encuentras situado en el centro del acontecimiento, donde tu águila libre vuela alto, con su mirada que despierta justamente aquello que nutre emocionalmente el florecimiento.
Ahí estás tú, como Atlas, como Shu de los antiguos egipcios, abriendo un espacio para la vida, gozando del momento, volando en el momento, expandiéndote en el momento, compartiendo el momento.

La cuarta dimensión es un periodo intermedio

28/9/2016

La cuarta dimensión es un periodo intermedio, donde estás todavía con valores de la dimensión del esfuerzo y el conflicto, pero ya has entrado en contacto con hechos maravillosos.

El trabajo personal es modificar los valores que son programas, que es lo que llamamos hechizos, que te hacen actuar de una u otra forma y que en ese momento todavía son reactivos. Esto es un trabajo que haces tú, en tu interior, contigo mismo. Es un diálogo interior, donde parte del diálogo lo expresa tu ser espiritual, que dialoga con tu ser reactivo.

Al cambiar tus valores y conectar con tu ser espiritual cambia la realidad que te rodea. La realidad objetiva se modifica y las personas también se transforman.
Empiezas a percibir sincronías, hay un diálogo más profundo y las demás personas no responden a tus juicios anteriores.
Cuando conectas con tu ser espiritual también encuentras y conectas con el ser espiritual de otras personas, permitiéndote conectar con ese grupo y con la misión de la luz que aparece a través de ese grupo.
Entonces ya no se trata tanto de un trabajo personal como de empezar a abrirte a un trabajo grupal.

Cuando conectas con tu ser espiritual ves la vida desde tu ser espiritual y entonces todo es diferente. Situarte ahí es el trabajo de la cuarta dimensión, donde te vas descargando, deshaciendo de los valores de la realidad reactiva de la supervivencia, que son incompatibles con la realidad de lo óptimo.
Eso corresponde a lo que en la mitología egipcia se describe como Juicio de Osiris, y expresa una elevación. Cuando tu vida no pesa entras en la quinta dimensión.
Por eso, en ese estado intermedio de la cuarta dimensión todavía hay programas y reacciones dentro de ti que pertenecen a la dimensión reactiva. Pero tú ya estás en contacto con valores y vivencias de la quinta dimensión.
Donde el miedo te agarra, te sujeta a la tercera.
Donde el amor entra, te eleva hacia la quinta.

Todo está bien. Incluso el estado intermedio está bien. ¿Quién quiere ir más deprisa?

Cada persona que se despierta al reconocimiento de la realidad espiritual es como una luz que se enciende

Cada persona que se despierta al reconocimiento de la realidad espiritual, que es básicamente el despertarse al reconocimiento de que lo que crea la vida es el amor, es como una luz que se enciende.

El reconocimiento de que lo que crea la vida y la sustenta es el amor, te instala y te introduce en una realidad, una dimensión donde la energía actuante es el amor. Eso produce una modificación en tu conciencia, porque te das cuenta de que estás vinculado con la realidad, pero de una forma que no es el peligro, la enfermedad y la guerra lo que te rodea, sino el amor y la vida.
Para defenderte de una realidad que crees hostil, lo que haces es que retiras conexiones, te desconectas. Es como una persona en un castillo, que levanta una muralla para defenderse de lo que considera un mundo hostil, o en las guerras actuales que rodea todo de minas para que nadie pueda entrar.
La persona, cuando está situada en su sistema de creencias en un mundo hostil, corta las comunicaciones y no las favorece. Necesita saber quién entra, y quien entra tiene que identificarse. Eso son los sistemas de seguridad que van rodeando y aislando, intentando defenderte de algo que en realidad no existe.

Esa es una realidad, donde tú estás aislado. Pero cuando te das cuenta, despiertas a una realidad amorosa. Cuanto más te aíslas, más te alejas de la vida, y cuanto más te alejas de la vida, más te alejas de la plenitud, del gozo, de la salud y del amor.
Entonces, aunque seas fuerte dentro de esa fortaleza que te aísla, no te renuevas; tu vitalidad no se renueva y te avocas a la vejez, la enfermedad y el deterioro. Tienes un esplendor momentáneo.
Por eso en estos tiempos se está produciendo una transformación en los sistemas de creencias y muchas personas forman parte de una masa crítica que se está despertando a la realidad espiritual. Es como si se encendiera una nueva luz. Es como si una célula más del sol se despertara a ser sol. Se había olvidado que era sol, y al recordarlo vuelve a ser luz.

Eso es lo que estamos viviendo en un día como hoy.
En un día como hoy se te invita a emitir luz, algo que necesita que te sitúes en el conocimiento y el reconocimiento del amor incondicional.

Mandala 28 marzo 2018

Mandala 28 marzo 2018:

Hoy aparece un día asociado a la emoción que nutre al ser espiritual y permite el florecimiento de una realidad mágica, y en eso podemos encontrar un servicio al arquetipo.
Hay un servicio al arquetipo que hoy te alinea con el corazón amoroso de la vida, donde creas en tu interior imágenes de prosperidad y florecimiento para todas las personas.
Para ello puedes convocar al amor incondicional, que hoy aparece lleno justamente de la energía que como el agua permite, crea y sostiene el florecimiento.

También es un día donde puedes convocar a la energía de la libertad, que viene llena de alegría. Hoy es un día donde uno de tus aliados o ayudantes es “ser libre alegremente”. Hoy uno de tus aliados es la alegría que te hace libre.
Uno de tus aliados que puedes convocar es el amor incondicional, que está lleno del agua nutricia, pero también uno de tus aliados para hoy es esa alegría que te realiza como ser humano lleno de libertad.

También una de las energías que están dispuestas para ti, para situarte en el centro con esa emoción amorosa, es la energía del voluntario, de la tierra, de la madre tierra, llena de hechos milagrosos y de resurrección.

Finalmente, la cuarta energía que te ayuda en tu círculo de poder es la del águila que ve la maravilla, porque ha encontrado su lugar de poder, como voluntario.

Esas cuatro energías formando un círculo permiten que aparezca el tubo de luz donde se realiza el amor entre el espíritu y la realidad material. Es un momento donde tú como vehículo te llenas de plenitud. Es el lugar aquí y ahora necesario para que sientas la emoción del amor y vibres en ella, para que estés dispuest@ a cumplir tu misión desde la plenitud.

Hoy es un día para que sucedan muchas cosas intempestivas, muchas cosas totalmente diferentes de las que tú esperabas o deseabas. Hoy es un día para que aparezcan muchos contratiempos, pero también para que encuentres las imágenes mentales que expliquen que todo está ocurriendo de manera adecuada.
Hoy es un día para que sucedan cosas que tú no quieres, pero también para que encuentres que hay un orden, que hay algo que te favorece, pese a que no es lo que querías, porque cuando encuentras que todo lo que sucede es lo mejor, es cuando estás en el lugar donde eres útil, ya que hace falta una persona que sujete la realidad cuando todo parece que se tambalea.

Hoy es un día para que suceda justo lo que tú no querías, y entonces ahí se produzca una iluminación y tome el relevo el ser espiritual. Cuando el ser de tercera dimensión, el ser que cree que la realidad es la tercera dimensión, encuentra que todo se quiebra, entonces aparece el ser espiritual, que está viendo la realidad espiritual y dice “esto es lo mejor”. Ahí es cuando das cumplimiento a tu servicio.

La noche 10 está hablando de la perfección en el mundo emocional, pero esa perfección en el mundo emocional en esta dimensión no es la perfección en dimensiones superiores. Cuando sucede lo que tú quieres que suceda en la tercera dimensión, no estás en dimensiones superiores; estás en dimensiones puramente materiales.
Por eso cuando se rompe y no sucede lo que quieres, sino lo imprevisto, lo desfavorable, es cuando puede tomar el relevo el ser espiritual, que está viendo la realidad espiritual.
Por eso es importante que tú en un momento cualquiera digas sí, yo lo cedo el lugar al ser espiritual, porque él está viendo la realidad espiritual.
Puedes hacerlo en cualquier momento, porque todos los momentos son adecuados para dar paso a dimensiones espirituales, en favor del arquetipo, de todos los seres humanos.
Gracias. Bendición.