La maduración supone ser cada vez más razonable, estar más dentro de la razón, escuchar a la mente como algo separado del corazón. Sin embargo, también existe la cordura, que proviene del corazón.

Hay quien piensa que hay una cierta competencia entre el corazón y el cerebro y que es más aconsejable guiarse por el cerebro. Según la persona va viviendo experiencias prefiere reforzar la parte razonable o de la razón, porque cuando sigue su corazón muchas veces se siente frustrada o engañada.

De alguna manera, las personas que creen en la supremacía de la razón, intentan que sus acciones, las de sus hijos y las de las personas en las que influyen, sean razonables, asociando el corazón con impulsos e instintos, dándole más bien un valor de inoportuno.
Si te dejas llevar por tus instintos primarios entras fácilmente en conflicto con la sociedad, por ejemplo si comes cualquier fruta o alimento que haya en una tienda simplemente porque tienes hambre.
De hecho uno de los primeros aprendizajes de los niños es controlar sus esfínteres en favor de la vida social, y lo siguiente es obligar u obligarse a hacer determinadas cosas que no te apetecen porque sabes que la consecuencia posterior es adecuada. Si estudias, apruebas y te lo pasas bien porque recibes regalos, y si eres adulto y trabajas, pagas tu vida y disfrutas, y si no, pues no.
De alguna manera la maduración supone el ser cada vez más razonable, estar más dentro de la razón, escuchar a la mente como algo separado del corazón.

Sin embargo, frente a la razón también existe la cordura, y cada una pudiera ser que estuviera hablando de realidades dimensionales diferentes.
Es decir, en una realidad dimensional material donde no hay lazos con las demás personas de tipo amoroso, porque están reprimidos, sino más bien de desconfianza, lo que es necesario que impere es la razón. La razón de que esto es mío y si no lo tengo, me va a faltar, y eso es algo razonable.
Pero también existe la cordura, que para algunas personas es algo utópico, sobre todo si encontramos que cordura viene de corazón. La palabra cordura etimológicamente procede de la palabra corazón; es actuar desde el corazón.
Puedes actuar desde el cerebro o desde el corazón. Si actúas desde el cerebro, lo haces bajo un condicionante del miedo y estás evitando problemas. Pero también pudiera ser que existiera la actividad desde el corazón.

A las personas que están dialogando con el Tzolkin, esto les sugiere una cierta resonancia, ya que hay una alineación con el corazón del cielo y con el corazón de la tierra que justamente sucede en el corazón del humano.
Es lo que expresa el sello de la tierra, que significa alineación y en una determinada consideración también significa voluntario.
Casualmente Pacal Votan en su sepulcro pudiera ser que estuviese representado por la tierra. Como ya hemos dicho en más ocasiones, Pacal Votan aparece horizontal, como la tierra.
A la tierra la define el horizonte y la definen tus pies, porque hay una atracción de gravedad. Por eso sabemos que aquello que expresa la tierra ama a todo, porque atrae a todo, no juzga a nadie y no le sobra nadie
En la representación, está en horizontal. Puede ser que sea redonda, pero desde tu sitio sabes que la tierra es el horizonte a lo lejos, o el suelo, que también es horizontal.

Pacal Votan está representando la posición del voluntario y tiene una cruz, que contiene el 4.
Pacal Votan con su cruz contiene el 4, pero también realiza un 5. La persona que es un voluntario se encuentra con esas 4 fuerzas, con ese yin yang que está expresado en el 4 y que también hace referencia a la manifestación creadora de Dios en su formulación expresada por la sabiduría de las pirámides, donde vemos esas 4 fuerzas, Isis, Osiris, Neftis y Seth, que dan como resultado al hijo, a Horus.
Hay una cierta relación entre esas 4 fuerzas que finalmente son gobernadas con el nacimiento de Horus y la representación de Pacal Votan con la cruz.
También el 4 nos lleva a la consideración de los contenidos que aparecen en la columna resonante, con el dragón 4 y el sol 10. El 4 contiene una puerta hacia la resonancia y está programáticamente asociado con el 10, con la perfección y con el espejo. Llegar al espejo y a la perfección está expresado en el 10, donde empieza la duplicación y comienza a verse algo que antes estaba solamente en la visión interior; si está en la visión interior, está en la oscuridad, no está en la luz, y entonces acercarte al espejo es también una iluminación de la parte oscura, y eso está en la resonancia.

Decíamos que Pacal Votan en la cruz de cuatro brazos está estableciendo una formulación del 5.
En el Vaticano, en Roma también hay una representación de algo similar. El centro de la plaza contiene un obelisco y está rodeada por una figura circular donde se puede encontrar también una imagen de la totalidad expresada por la tierra. Esa figura redonda, que forma la plaza en sí, en cuyo centro está el obelisco, contendría una vibración amor.

Podemos ver que aquello que está haciendo Pacal Votan, que reproduce el centro del tiempo común, también es amor, y esa frecuencia está plenamente presente en el propio símbolo. Quizá no sabes mentalmente cómo acercarte hasta ello, pero la visualización del propio símbolo ya te introduce, con más dilación o con más rapidez; ya estás en ello.

Posteriormente hay una iluminación desde el corazón que es la cordura, y ya estamos hablando de una dimensión diferente, donde lo que hay es amor.
Porque en cuanto hay miedo ya no hay amor, y entonces es cuando está el loco, el demente; quizá eres un demente coherente, pero estás bajo una obsesión.

Los valores que dan sentido a tu realidad deben ser comprobados, porque si no, son suposiciones y no te llevan al 5

NEFTIS simboliza la oscuridad, la parte invisible y la muerte, pero todo esto está significado utilizando una imagen de mujer, o sea una imagen femenina.
Resaltamos que se trata de una imagen femenina solamente para significa oposición, lo opuesto a lo masculino, y no oposición como término que quiera decir lucha.
En un universo dual algo sería femenino y algo masculino, y Neftis estaría en lo femenino.

Contiene un significado de oscuridad, parte invisible, noche y muerte, y a esto se le da un valor de Dios/Diosa. Sin embargo, quizá se le de este nombre pero su significado no sería el mismo si contemplamos la posibilidad de un Dios tal y como está constituido como concepto en religiones monoteístas.
Esto explicaría fuerzas quizá transcendentes de dimensiones superiores, lo cual puede significar la divinidad pero en un sentido diferente.

ISIS también es una forma femenina de estas fuerzas de dimensiones superiores y se la considera como Diosa de la maternidad y del nacimiento. Es como una fuerza fecundadora de la naturaleza. Se la denominaba gran maga o gran diosa madre.

Las dos son mujeres y estarían, en esa división de la realidad del mundo entre lo masculino y lo femenino, en la parte de lo femenino, solamente que una sería la parte oscura y en la muerte, y otra sería de alguna forma lo contrario, ya que la fuerza fecundadora de la naturaleza solo puede significar fuerza vital y la fuerza de la maternidad solo puede significar la vida que se reproduce permanentemente.
Entonces, una es en femenino la imagen de la oscuridad y la muerte, y otra es desde lo femenino la representación de la vida y la reproducción, que también podemos considerar como la luz, y entonces sería como la luz en la oscuridad.

Por otro lado, representando la parte masculina también hay dos elementos, dos dioses. Uno sería SETH, a quien se considera dios del desierto y es como una fuerza, y el otro sería OSIRIS, dios de la agricultura.
No hay que entender masculino y femenino como hombre y mujer, sino como la parte A y la parte B o como la parte azul y la parte roja, ya que es una explicación dual de la realidad.

Seth es la deidad de la fuerza bruta, lo incontenible y lo tumultuoso, y Osiris sería lo contrario, puesto que la agricultura es fuerza domesticada, vitalidad domesticada y dirigida.
De alguna forma en Osiris es como que la naturaleza se relaciona contigo porque te ve, y en Seth la naturaleza no te ve. Un volcán explota, un rayo cae, cualquier cosa sucede, pero si estás, estás, y si no estás, no estás, mientras que la forma en que se comportan los contenidos que expresa Osiris son en favor del ser humano, porque la agricultura solo existe en unión con seres humanos.
Podemos hablar de una fuerza que se manifiesta en la expulsión de lava y fuego en un volcán, pero también podemos ver una fuerza en expansión en un campo de cereales o en un bosque. Una es una fuerza sin control y otra es una fuerza ordenada.
Quizá el terremoto o el volcán siguen un orden, pero no es un orden humano. Por eso podríamos hablar de fuerza oscura o de la oscuridad en la luz y en la fuerza luminosa.

Hay 4 elementos -en realidad hay un quinto elemento pero está situado en otro nivel-,Osiris, Seth, Neftis e Isis, que son hermanos, lo que significa que son distintas manifestaciones de un mismo origen. Son hijos de padre y madre, porque la mitología nos dice que son de un mismo padre y madre; son distintas expresiones de un mismo origen, y eso significa hermanos.

Es lo que sucede cuando estamos viendo el símbolo de yin y yang del Tao, donde esa imagen está divida en dos partes, lo que llamamos yin y lo que llamamos yang. Pero en realidad en ese caso solo estaríamos haciendo referencia a una de las divisiones, porque dentro de cada uno hay una representación del otro: hay algo en la parte yin que pertenece al yang y algo en la parte yang que pertenece al yin.

Si encontramos que masculino y femenino podría corresponder a yin y a yang, veríamos que por un lado está la muerte (Neftis) y esa fuerza bruta o ciega (Seth), con cosas en común. Desde el punto de vista del ser humano eso es lo no deseable; ni es deseable la muerte ni estar en medio de una fuerza descontrolada, que precisamente lo más fácil es que te lleve a la muerte.
Por otro lado están Osiris e Isis como algo favorable para el ser humano: esa agricultura y esa diosa de la maternidad, de la vida que se reproduce, contienen elementos favorables al ser humano, y se pueden unir en un sentido.

Entonces resulta que algo que está en la parte de lo masculino tiene una conexión con algo que está en lo femenino, y viceversa, volviéndose a formar dos parejas que están en oposición, en cuanto a favorable y no favorable.
En este caso también le quitamos el valor absoluto a favorable y desfavorable, para significar solo dos cosas diferentes. Igual que masculino y femenino podríamos denominarlo rojo y azul, esta forma en contra o a favor de la vida podríamos denominarla manera A y manera B.

Entonces sucede que se forman 4 elementos: masculino y favorable, masculino y desfavorable, femenino y favorable, femenino y desfavorable.
Esos 4 elementos podríamos atribuirlos a estas representaciones de las fuerzas de la mitología egipcia o a la descripción de las fuerzas de la naturaleza que expresa el taoísmo (yin, yang, yin dentro del yang, y yang dentro del yin).
Es como un patrón, que tiene múltiples adaptaciones, igual que femenino y masculino podemos estar hablando de frío y calor, luz y oscuridad, material e inmaterial, etc.
Pero de esta manera, yin, yang, yin dentro del yang y yang dentro del yin se pueden considerar hermanos porque tienen un mismo origen. Son tan hermanos de padre y madre como estas cuatro representaciones de la divinidad Isis, Osiris, Seth y Neftis. Y además forman dos parejas, de la misma manera que Isis y Osiris forman una pareja, donde encontramos eso favorable a la vida, y Seth y Neftis forman otra pareja, que expresa lo desfavorable.

Este aspecto de favorable y desfavorable puede parecer muy agrandado y conectar con nuestros miedos, pero en realidad todos estos dioses han sido considerados como favorables en algún momento. A Seth, dios del desierto, las caravanas se encomendaban para no tener percances, es decir que también era favorable.
Son solamente conceptos que están expresando lo mismo pero con idiomas diferentes.

Es importante ver que hay algo que se expresa con 4 y algo que se expresa con 5, y el 5 siempre expresa una realidad dimensional diferente.
En la tradicional occidental o europea normalmente lo que se utilizan son 4 vectores. Si miramos la astrología – que actualmente es mundial pero ha tomado especial fuerza en este ámbito cultural que podemos relacionar con la cultura europea, aunque su origen se sitúe más bien posiblemente en Asia-, vemos que solamente utiliza 4 fuerzas: fuego, aire, agua y tierra.
Sin embargo podemos encontrar que esas 4 fuerzas están en relación contigo, explicando en tu carta astral fuerzas externas, pero tú eres la conciencia que las unifica en ti, y entonces tú eres el quinto elemento.
Por otro lado también hay un sistema de 4, que es el que se utiliza en las cartas o barajas: oros, copas, espadas y bastos, o trébol, picas, diamantes y corazón, que sobre todo van a adquirir más transcendencia si consideramos su utilización en el tarot.
El tarot tiene arcanos mayores pero además arcanos menores, que son las cartas de la baraja, normalmente la baraja española, que tienen un significado de fuerzas: el fuego o bastos, el agua o copas, la tierra u oros y el aire o espadas.
También serían una expresión de las fuerzas que rodean a tu conciencia. Estos 4 elementos son fuerzas, las fuerzas que dialogan, pero el centro es la persona.

De modo que si estamos en una dimensión puramente material, donde queremos éxitos y logros, podemos a través del tarot o de la astrología ver qué fuerzas o qué circunstancias nos rodean. Pero lo importante evolutivamente es descubrir lo que sería la quinta fuerza, el quinto elemento, aquello que está representado como el 5.
Primero hay que poner orden, porque la división entre luz y oscuridad señala a la luz como el lugar del ser humano y la no luz, o sea la oscuridad, no es que sea ni buena ni mala, solamente que no estarías por ahí merodeando o acechando el descuido si supieras que todo es tuyo.
Horus es el hijo y expresa un nivel donde tú como conciencia tienes un control o un poder sobre la fuerza ciega o la fuerza bruta, porque Horus “vence” a Seth. En ese nivel ya no hay oscuridad, porque el “vencimiento” de Horus-tu es lo mismo que entrar en la sociedad celeste de la estrella.

No hacer suposiciones no significa que a partir de ahora vayas a comprobar cada cosa. Comprobar qué cosas son las que crees, es decir los valores que dan sentido a tu realidad, también y sobre todo deben ser comprobados, porque si no, son suposiciones y no te llevan al 5.

No hay un ranking y no es mejor una cosa que otra; no es buena la luz y mala la oscuridad, porque solo describen momentos temporales y además desde un enfoque

Hablar del yin y del yang es hablar de la conciencia.
Yin y yang se traducen también por oscuridad y luz, pero oscuridad y luz se traducen también como no conciencia y conciencia.
También existe la luz en la oscuridad y la oscuridad en la luz, al igual que existe el yang en el yin y el yin en el yang.
Hablar del yang en el yin o de la luz en la oscuridad es lo mismo que hablar del sueño dormido donde hay una lucidez.
Y hablar del yin en el yang, de la oscuridad en la luz es hablar del estado de vigilia donde no activas la conciencia, donde maquinalmente vas en pos de objetivos pero aquella luz interior que es la conciencia no la activas. Es el estado habitual de la tercera dimensión, el que se expresa la oscuridad en la luz.

Encontramos que una de las herramientas que ayuda en el despertar es el Tzolkin, que habla de esto al hablar de los colores.
Pero no se debería mezclar valoraciones acerca de lo bueno y lo malo, lo adecuado y lo inadecuado en esta exposición de la luz y la oscuridad asociada a los colores, porque estamos manejando algo descriptivo acerca de la realidad, donde “descriptivo” es como geográfico, no como valores éticos, morales y ni siquiera evolutivos.

El ser humano contiene la semejanza de Dios y ese es el máximo valor a encontrar. Hablar del yin y del yang tiene como finalidad despertar unas resonancias internas que te permitan reconocerte. Pero no hay un ranking ni un hit-parade, no es mejor una cosa que otra; no es buena la luz y mala la oscuridad, porque solo describen momentos temporales y además desde un enfoque o ángulo de visión.
En realidad nada es lo que parece y todo sirve por cuanto todo es evolutivo, desde su origen y desde su finalización. Simplemente sucede que estamos en el tiempo, o sea despertando.

En el Tzolkin el ROJO -la materia- y el blanco pertenecen al yin, a la oscuridad. Sabemos que la materia es luz cumpliendo una misión, pero en esta dimensión esa luz tomando forma aparece como oscuridad, aunque solo sea en esta dimensión.
Por eso es imprescindible no juzgar, porque eso te ata a esta dimensión y no es evolutivo. Posiblemente lo más generoso pueda parecer como lo menos valioso, de modo que la materia en esta dimensión aparece como oscuridad, y en el Tzolkin es el color rojo.

Lo BLANCO es el equivalente al yang dentro del yin. Es decir, está dentro del yin pero contiene elementos del yang, o sea de la luz, porque la emoción y el agua expresan lo celeste, pero dentro de la forma.
Sabemos que el agua proviene de más allá del sol, y eso nos convierte a través de nuestro cuerpo, que en su mayor parte es agua, en seres conectados con la realidad celeste, aunque no sea visible. De eso se trata, de abrir los ojos espirituales como parte de la tarea que estamos realizando en esta dimensión.
El amor, o sea la emoción, es luz en la oscuridad.

El azul y el amarillo están en la luz, en el yang.
También la luz y la oscuridad se expresan como inconsciencia o no consciencia y consciencia.
Si encontramos el rojo como sólido y el blanco como agua, los dos asociados al yin y a la forma y por tanto a la oscuridad, entonces el AZUL en ese código expresaría el fuego y el AMARILLO el aire, porque las partículas de la materia que en el rojo están muy juntas y en el blanco algo más separadas, en el amarillo están totalmente expandidas, ya que en el estado gaseoso las partículas tienden a separarse aun permaneciendo con la conciencia del elemento al que pertenecen. Pero esa separación, o sea esa expansión, es la que facilita la luz.
El estado gaseoso permite y por tanto expresa la luz, mientras que el estado de la materia es opaco a la luz y por tanto expresa la oscuridad.

Pero en esa descripción, justamente el fuego, que en sí puede parecer luz, en realidad expresa la oscuridad en la luz y el yin en el yang, por la parte material que está en combustión.
El azul también expresa transformación. Como hemos dicho antes, esto es algo puramente descriptivo geográficamente; describimos la forma.
El azul, que es el fuego y la materia en la luz, también es transformación, y si te IDENTIFICAS CON LA MATERIA, entonces sufres, o sea el fuego quema -repetimos, esto es algo descriptivo geográficamente-. Si no te identificas con la materia, o sea te desapegas, evolucionas.
Por eso el azul, que es fuego, también va asociado con el blanco, que es su oculto. El blanco es la luz en la materia, y el azul la materia en la luz, pero todo está encaminado a la expansión.

Como el azul es la materia en la luz, es también el inicio de la luz, o sea el nacimiento.
Está claro que un bebé recién nacido está en la luz, pero no está en la conciencia, por eso el siguiente paso es la conciencia.
El bebé en la luz suele estar dormido. Incluso es aconsejable que duerma suficientemente.