Hay personas encargadas de romper las paredes

Hay personas encargadas de romper las paredes. Hay personas encargadas de hacer agujeros en las paredes, para que todos puedan en algún momento de su vida ver qué hay más allá de la pared, ver que hay otra realidad.

Normalmente el mundo de lo conocido está como encapsulado, como rodeado de paredes, que determinan lo correcto, lo adecuado, lo lógico y lo seguro, que muchas veces es aquello que sabes hacer. Y lo que sabes hacer te da tranquilidad y fuerza, y no quieres salir de ahí; no quieres situarte en un territorio donde no puedes predecir y donde no sabes hacer. Son otras leyes, otras reglas, otras circunstancias.

Hay personas encargadas de abrir agujeros en la lógica, que muchas veces son agujeros de gusano, es decir, caminos que conectan con otras dimensiones, rompiendo las paredes de lo conocido y ampliando la realidad
Esa ampliación de la realidad es una ampliación de la realidad para todas las personas y también es una ampliación de la libertad, un salir del averno que te limita, como realidad limitante. Y siempre se trata de leyes, es decir de decretos, de frases que decretan cómo es la realidad. Romper esos decretos es explorar la realidad más allá, y entonces es libertad.

Una de estas personas encargadas de ampliar la realidad no sabemos cómo se llamaba, pero decía llamarse Cristóbal, cuya traducción es “portador de lo divino”, y con esto se mostraba como alguien que está cumpliendo una misión. También decía llamarse “uno más”, es decir, uno más de un grupo.

Todas las personas podemos despertar a la conciencia de vehiculizar lo divino, cuando despierta tu conciencia y te conectas con tu misión. De esta manera es un nombre genérico.
También cuando despiertas a tu misión, te encuentras que eres uno más del todo, estás unido a todas las demás personas. Entonces, encuentras que lo que es bueno para ti es lo que es bueno para todos, y que lo que es bueno para todos también es bueno para ti.

De esta manera, sales de una realidad hostil, propia del cerebro reptil, que busca siempre el poder para ponerse a salvo, y encuentras tu conexión con la luz que crea la materia y con el agua cósmica.

No te singulariza tu ego, sino tu misión

No te singulariza tu ego, sino que quien te singulariza es tu misión.
El ego no te singulariza, sino que más bien te apelmaza y te agrupa según los criterios del miedo y te saca de tu auténtica singularidad, que es la que te lleva a cumplir tu misión y a ser feliz cumpliendo tu misión.

El ego te lleva a intentar ser poderoso para huir del miedo, y entonces te juntas, te apelmazas con las personas que te hacen sentir poderoso.
El ego te lleva a querer sobresalir, y entonces te unes, te apelmazas con los que te ayudan a sobresalir, haciendo como bandos de unos contra otros, porque estás utilizando el arquetipo del miedo, de las fronteras, de las guerras y de los abusos.

El abuso te hace sentir fuerte, que es lo que quiere el ego, pero es una distorsión que anula el sentimiento de amor, es decir, rompe los lazos que te unen a todas las demás personas y te aísla.
Lo que te aísla, no te hace feliz. Puede parecer que sí en algún momento, pero finalmente no.

Conectar con tu misión te conecta con tu agua. Pero es que el agua en esta dimensión está cumpliendo una misión. Por eso es adecuado reconocerte en el agua, pero en el agua cumpliendo una misión.

Eso también abre una nueva cuestión. Si el ser humano es en su mayor parte agua, entonces por qué el agua al cumplir una misión se ha singularizado y te ha hecho diferente de todas las demás personas que como tú también son agua; por qué el agua busca singularizarse y lo realiza; por qué cuando el agua se pone unos zapatos, una camisa y un traje busca singularizarse.

Si el agua está cumpliendo una misión es porque esa singularidad que eres tú es parte de esa misión. Y entonces se trata de recuperar todos esos contenidos asociados a esa singularidad.

Si la realidad que te rodea es un espejo

Si la realidad que te rodea, es decir lo que ves, es un espejo, y lo que ves es enfermedad, comportamientos extraños de violencia, de corrupción, de falta de amor, incluso de ego, entonces quizás hayas encontrado el escenario, el escenario maravilloso, que te estaba esperando.
Si la realidad es un espejo y lo que ves en el espejo, te alarma y no te gusta, estás viviendo la experiencia de Quetzalcóatl. Estás viviendo una experiencia mágica de nuevo nacimiento.

Puedes ser científic@, es decir, experimentar, o sea ser Quetzalcóatl.
Eso es hacer cambios en tu interior y ver cómo la realidad cambia. No se trata de forzar la realidad a cambiar. Ni se trata de obligar a las personas a ser buenas. Eso es integrismo, y te obliga a MATAR a los malos, o a sufrir como una “víctima”, dónde tú eres buen@ y los demás no.
Se trata de ser tú. Se trata de encontrar lo óptimo en ti, en tu interior. Se trata de encontrar que todo está bien. Todo está bien cuando ganas y todo está bien cuando pierdes, porque todo tiene sentido.

Cambios en el interior producen cambios en la realidad exterior. Si cambias algo en tu interior, en tu valoración de la realidad y en tu actitud, se producen cambios en la realidad que te rodea. Los cambios son del tipo “los ciegos ven, los cojos andan”.
Entonces reencuentras tu poder, el poder de colaborar con la maravilla.

Para eso has nacido y es importante que lo encuentres. Si para eso te has encarnado, es importante que lo encuentres.

Si se derrumban las casas

Si se derrumban las casas, incluida la tuya, y te quedas sin Internet, tú sigues siendo una persona.

Si se derrumban las casas y te quedas sin Internet, sigues siendo una persona y seguirás encontrando motivos para reirte en algún momento.

La vida no es bella porque tu ropa, tu casa o tu coche sea nuevo.
La vida es bella porque tú estás ahí.
La vida es maravillosa, y tú eres vida. Se tú, se maravilla. Es tu poder.

Aunque las casas se caigan y no haya Internet, la vida es maravilla. Gracias.

La sabia es la risa de los árboles

La sabia es la risa de los árboles, porque los árboles siempre se ríen.

El agua de los ríos es risa.
El agua de los ríos es la risa de la madre tierra.
La madre tierra siempre se ríe. Siempre hay risa, siempre hay río. Si no hay río no hay risa.
Pero la madre tierra sabe reír. Siempre habrá río.

La madre tierra se comerá el microplástico.
La madre tierra eruptará. La madre tierra dejará escapar el gas y seguirá riendo.

La vida es bella y seguirá siendo. Da igual como sea la llama, el fuego sale de otra dimensión.
La llama sirve para ver en la circunstancia. Solo que la circunstancia es aquí y es ahora, pero la esencia está fuera del tiempo.

Aquí y ahora tienes que hacer algo, ser tú. Es decir florecer, quizás ser feliz y reír, quizás bendecir y no estar encogid@,quizás perdonar, quizás encontrar tu agua.

El agua resucita lo que está muerto. Tu tienes poder cuando amas. Tu eres risa cuando amas.

Somos diferentes de lo que creemos ser

Nosotros somos diferentes de lo que creemos ser. Cada ser humano, con su nombre, apellido y su DNI es diferente de lo que cree que es; es diferente de su propia autoimagen.

Todos los seres humanos somos telépatas y todos somos empáticos y tenemos acceso a todos los conocimientos de manera instantánea.
Pero luego, aparece la pequeña conciencia, que en parte es lo que te han dicho tus padres que eras, bueno o malo; lo que tus profesores han dicho que eras, listo, tonto o rebelde; y lo que las personas que te rodean te consideran, una persona amable o preocupante.

Todos somos mucho más que todos esos conceptos, solo que eso está en otro lugar de la búsqueda. Si utilizas herramientas de la lógica y del recuerdo, entonces eres lo que han dicho que eras, pero si utilizas otras herramientas, encuentras que eres diferente de todas esas valoraciones, que lo bueno y lo malo se te quedan pequeño; lo listo, lo tonto y lo rebelde se te quedan pequeño; y lo amable o inquietante tampoco te corresponden.

Si la serpiente no deja su piel, no puede evolucionar. Si te quedas en algo que viene del pasado, no vas a poder entrar en la plenitud de ti mismo, que no está atada al pasado ni a la opinión de otras personas.

Si la persona no se presta a ello hay cosas que no suceden

Si la persona no se presta a ello hay cosas que no suceden. “Si la persona no se presta a ello” quiere decir que si la persona no favorece, no quiere que suceda algo, entonces decimos que no sucede. Lo volvemos a repetir, porque es el mensaje básico: si la persona no se presta a ello hay cosas que no suceden.

Estamos hablando de cosas tan importantes como la felicidad, la salud o la alegría. Si la persona no se presta a ello, no suceden. Si la persona no favorece, no cree que es posible, no quiere que suceda, no sucede.
Hay cosas que no suceden porque no favorecemos que sucedan desde algo infantil. Hay cosas que no suceden porque no lo favorecemos desde algo que aparece como infantil, asociado a no sabio y a lo mejor incluso tonto, porque estamos en una posición de sabiduría que es simplemente la posición de lógica.

Entonces, mejor es ser tonto, creer que la maravilla es posible y permitir que lo maravilloso aparezca, que ser tontamente sabio, que simplemente traduce un posicionamiento, donde eres sabio tontamente porque solamente eres lógico, y has determinado que solamente eres sabio cuando ves la parte negativa de las cosas y que eres tonto cuando ves la parte positiva.
Hoy se puede cambiar ese programa. Hoy ser sabio es no ser tonto, gracias a Dios, porque eso que tontamente ensueñas, maravillosamente sucede. Entonces, ser sabio es elegir lo bueno y no huir de lo malo.

Lo que ensueñas, sucede. Si lo que ensueñas, lo que imaginas es que estás en un mundo hostil, puede que creas que eres sabio evitando que esa hostilidad te domine. Pero si es simplemente un ensueño, una construcción mental, entonces cuando crees que eres listo porque te escapas de lo que tu mente te está anunciando, en realidad no lo eres, porque si miras más allá de lo puramente aparente, puedes encontrar que cuando decías que estaba pasando una cosa mala, en realidad te estabas situando ante un crecimiento personal, un momento de nuevo nacimiento que te abría una realidad expandida.
Decías que era una cosa negativa, porque iba en contra de tu pequeño proyecto, pero puedes ver, mirando tu historia, cómo la dificultad te ha enseñado y ha expandido la conciencia.
Incluso puedes encontrar que las situaciones límite te han conectado con otra dimensión, con la dimensión del gozo.
El gozo no es la evitación. Es la plenitud.

Ensueña lo bello, ensueña la poesía, ensueña la maravilla, y aparece. Se científico para comprobarlo. Experiméntalo. Así de claro.

El cordón umbilical siempre es femenino, ¿lo sabes, no?

El cordón umbilical siempre es femenino, ¿lo sabes, no? El cordón umbilical es siempre el cordón de la madre, ¿lo sabes, no?
Todos lo sabemos pero quizá no siempre lo tenemos en cuenta.

El cordón umbilical que te nutre y te conecta con la vida siempre es femenino. En algún momento conviene reconocerlo, porque el cordón umbilical es una estructura física en un determinado momento, en el embarazo, en el periodo embrionario, pero analógicamente existen muchos momentos. En muchos momentos tienes un cordón umbilical que te conecta, te nutre y te acompaña.
Cuando estás en situaciones críticas, que son situaciones de nuevo nacimiento y que son maravillosas, pero que no siempre son vividas de esa manera, entonces, en todas esas situaciones hay un cordón umbilical, hay una energía femenina, donde Dios aparece como una energía femenina y te cuida. Dios entendiendo que se trata de la vida. La vida, entendiendo que es un proceso expansivo y constante hacia el gozo, hacia la plenitud, y que en sí es un camino, porque va de un lugar a otro, de un lugar experiencial o dimensional a otro, y que en estos momentos los seres humanos están invitados a transitar, a ampliar la realidad a través de su experimentación.

Asociamos trabajo y vida, y parece que se trata de salario para estar vivo. Parece que es necesario un salario para estar vivo, pero queremos, quizá sea adecuado decir, implementar, proponer o recordar que la realidad en la que estamos es maravilla y vida; la vida como algo sin esfuerzo hacia el gozo, hacia la plenitud, sí asociado al despertar.

Estamos hablando de conciencia, integridad, voluntario y vida, mágicamente; de ese águila que ve la maravilla; de ese amor incondicional asociado con la alegría… Todos estos términos quizá no son lógicos, solo que son reales. Somos astronautas en un viaje dimensional hacia el gozo. Nuestra primera cabina es el vientre materno. Somos astronautas en un viaje multidimensional, multiexpandido. Despleguemos la realidad.
Desplegar la realidad es ampliar la realidad y conectar con las emociones. Las emociones son las dueñas o hermanas asociadas al tiempo.

Si quieres entrar en un tiempo maravilloso, conecta con una emoción maravillosa.
Si quieres o si crees que es mejor pelearte con la vida, conecta con una emoción que te encoja. La frontera está cerca para pelearte con ella. Pero no es necesario. Siempre hay un cordón umbilical que te trae nutrición.

Los estados de opinión

Actualmente, en el siglo XXI, en el año 2019, hay un montón de personas, de empresas, de corporaciones, de partidos políticos y de estados tratando de crear una opinión.
Hay un montón de corporaciones, de personas, de dinero público y privado, de empresas multinacionales, que están tratando de crear estados de opinión.
En el siglo XXI, con el auge de la comunicación, también ha aparecido el auge de la manipulación de los seres humanos a través de generar estados de opinión, los cuales tienen un efecto a nivel físico.

Esto es traducido por ejemplo en campañas publicitarias, donde hay cantidad de personas estudiando cómo modificar, cómo hacer creer a alguien que necesita algo que no necesita.
Hay empresas contratando a montones de personas, montones de personas estudiando carreras donde lo que se trata es de hacer creer a la gente cosas.

Pero al mismo tiempo, fuera ya de la actitud de las personas, resulta que también se ha descubierto el valor de algo tan inmaterial como son los algoritmos para crear realidad.
Hay una confluencia. Por un lado hay personas manipulando la información para crear estados de opinión, y por otro lado existen algoritmos cuyas consecuencias son absolutamente físicas.

Los algoritmos, que son leyes y por tanto cosas inmateriales, generan realidad en el nivel más físico. Se puede encarar una enfermedad desde los algoritmos, se puede encarar una empresa desde los algoritmos, se puede encarar la ecología, se pueden encarar cosas muy físicas desde el conocimiento de otras leyes…
Queremos decir que hay leyes muy visibles, la ley de la gravedad por ejemplo, donde si sueltas un objeto se cae hasta que toca el suelo, pero hay otras leyes que no son tan evidentes y son las que manejan los algoritmos y también los estados de opinión.

Si muchas personas creemos que está pasando algo, terminamos todas las personas por decir que está pasando algo.
Hay un cambio climático. Pero, ¿sabe usted lo que sucedía hace 24 millones de años?, ¿o 24.000 o dos millones?, ¿el cambio climático es la norma o la excepción?
Ahora parece que queremos creer que es la excepción. Quizá el cambio climático sea el de la conciencia. Quizá el cambio climático sea que las personas pueden acceder a las neuronas espejo y valorar la empatía, la telepatía, la intuición, la premonición.
Bendito sea el cambio climático.

Quizá alguien dice algo muy negativo y crea un estado de opinión en el sentido de que sentimos que nos está pasando algo negativo.
Bendita sea la telepatía, la premonición, la intuición, la clarividencia, la conexión con todo lo espiritual.

Bendito sea conectar con tu esencia. Tu esencia, que es la esencia maravillosa de la vida. Bendito sea conectar con la maravilla.

Le es más fácil al rebelde incumplidor

– Le es más fácil al rebelde incumplidor que al correcto cumplidor.
– ¿Qué cacarea usted, paisano?, ¿de qué está usted hablando?, ¿cómo que es más fácil al incumplidor que al cumplidor?, ¿qué es lo que es más fácil?
– Gracias simpático personaje por su pregunta. Preguntar es maravilloso porque establece conexiones, despierta y renueva. Pues muy sencillo, es más fácil para el incumplidor conectarse con la vida que al cumplidor, porque el cumplidor se conecta con la vida cumpliendo y eso supone esfuerzo y estrés. Y el estrés es un borrador; va borrando el gozo. Si usted estudia con estrés, lo olvida rápido.

Cumplir siempre necesita un estrés. El incumplidor encuentra la vida, porque la vida le busca. La vida busca a todos, a todas las personas. Les busca y abre la puerta a la iluminación.
Si estás en lo correcto, te esfuerzas en lo correcto e incluso gozas en lo correcto – aquí gozar es casi sinónimo de vanagloriarse; te vanaglorias de que eres correcto gracias a tu esfuerzo-, estás creando una sobre-estructura.

Estás creando otra estructura paralela desde tu dimensión a la vida, que actúa en otra dimensión. Tu estructura está en la dimensión del esfuerzo y la vida está en la dimensión del gozo. Y entonces esa estructura que creas es refractaria. Cuando la vida viene a buscarte hay una dureza refractaria que impide la conexión.
Por eso muchas personas tienen un momento de iluminación. Pero esas personas estaban en lo heterodoxo, en lo fuera, y es una puerta la que les adentra.

¿Significa esto que no sea maravilloso amar la verdad conocida? No, no significa esto. Significa que quizá la verdad conocida no encuentra conexión con la autenticidad interior, y en ocasiones puedes encontrarte entre dos posibilidades, lo correcto sin emoción y lo incorrecto con emoción.

Hay algún nivel de dureza en lo correcto y hay algún nivel de libertad en lo incorrecto. En todo caso hay un camino del centro donde lo correcto sucede sin esfuerzo, es decir, sin dureza. Hay un camino del centro donde lo correcto sucede sin esfuerzo, sin dureza y al mismo tiempo con iluminación.

Pero da igual qué camino elijas. Al final la dureza se vuelve iluminación y la emoción se vuelve solidez.