Cuando la luz está asociada a la emoción amorosa, no se agota

Apoyándonos en el valor arquetípico del símbolo diseñado en la plaza de San Pedro, podemos reconocer que hay una columna resonante, que es el lugar por donde pasa el sol en su camino de este a oeste, y que está flanqueado por los dos bloques de columnas circulares techadas. Encontramos esta expresión también en el Tzolkin en la columna 7, donde hay dos fuerzas, una que va del dragón, o sea de la luz entrando en la forma, hacia el sol, que aparece como expansión y transcendencia en el sol 13, y otra, retrógrada, que va justamente desde el sol hacia el dragón 1, es decir allí donde emerge esta fuerza como propósito de solidaridad y energía femenina.

De esa manera, encontrar la fuerza retrógrada queriendo actuar en el interior de cada persona, es un desvelamiento; es parte de retirar el velo, y para eso ayuda el reconocimiento del mandala personal, cuya lectura se puede hacer en parte desde la plaza de San Pedro.

Entonces vemos que hay una fuerza vertical, que une la fuerza retrógrada del despertar con la fuerza iluminativa descendente. Contiene dos manos, que traducen una forma de hacer desde el corazón -la mano es chakra del corazón-, habiendo en una un regalo y en otra una multiplicación de un regalo, porque no estamos en un territorio de fuerzas simples, sino de fuerzas multiplicativas.
El asunto desborda la lógica. No se puede gobernar desde el hemisferio lógico, que solo maneja lo que conoce. Se trata justamente de quitar el velo y entrar más allá de lo conocido.

Un ejemplo de qué podemos ver en la plaza de San Pedro es el sepulcro de Pacal Votan. El obelisco es la cruz que sujeta a Pacal Votan y que quizá es traducible por un árbol, ya que las manos del árbol son generosas y dan cosas y oxígeno, y hay un regalo y una multiplicación del regalo.
Pacal Votan está como voluntario y como tierra, y todos los árboles son como obeliscos y por tanto maestros del amor. Son seres vivos y generosos. Son multiplicativos.

Incluso en el plano más material el árbol es un maestro del amor, porque la unión entre el árbol y la tierra es una unión amorosa, donde es imprescindible la presencia del agua.
El árbol, en su unión amorosa con la tierra, atrae el agua del cielo, que es una expresión del agua primordial, ya que el agua proviene de más allá del sol.
De alguna forma, el agua que viene más allá del sol, también te lleva más allá del sol, al cielo.

La mujer es la dueña del agua. En el momento de la concepción rompe aguas y en el clímax también. El agua –mayim- viene del cielo –samayim-, entendiendo que samayim une el sol con el agua; el cielo contiene el agua luminosa y el mundo emocional es auténtica expresión de la luz.
Desde el estado evolutivo actual consideramos la luz como producto de una combustión, pero de esa manera la luz parece como asociada a algo que se agota. Sin embargo cuando la luz está asociada a la emoción amorosa es cuando estamos hablando de la auténtica luz, que es un agua que el que la bebe nunca vuelve a tener sed.

Pacal Votan con la cruz simboliza lo mismo que está en la plaza de San Pedro, lo masculino y lo femenino fusionados, expresando el amor y la ascensión

En una vista desde arriba de la plaza de San Pedro en el Vaticano, o sea a vista de águila o a vista de pájaro, podemos ver un Tzolkin.
La plaza de San Pedro tiene una estructura redonda dentro de la cual hay un monolito, pero en el suelo de la plaza se puede apreciar que hay dos líneas que forman una cruz y a su vez dos líneas que forman una X.

En la figura del Tzolkin, considerado como un mandala o un símbolo en sí mismo, encontramos la X, que se inicia en el dragón 1, dragón 7, sol 7 y sol 13, con líneas diagonales que van hacia el centro. Esa parte del mandala del Tzolkin está reproduciendo de alguna manera el espejo, que contiene una X.

El centro del Tzolkin forma como un rombo, y en su centro-centro está el nuevo nacimiento. Pero el nuevo nacimiento y el centro-centro están determinados por una línea vertical, que es la columna 7 o resonante, y por una línea horizontal formada por las filas 10 del perro y 11 del mono. Son la localización visual del doble espejo contenido en el Tzolkin, donde la parte de la derecha se refleja y reproduce en la parte de la izquierda, y la parte de arriba se refleja y reproduce en la parte de abajo.
En ese doble espejo el dragón 1 encuentra al sol 13. Si fuera un espejo simple, el dragón 1 se reflejaría en el dragón 7 (de izquierda a derecha) o en el sol 7 (de arriba a abajo), pero en el doble espejo se refleja en el sol 13.

Estos cuatro puntos, que son las cuatro esquinas, están dibujados en negro en el Tzolkin y son las líneas de portales. Pero el centro propiamente es donde se junta la columna 7 con la horizontal 10-11, que forman una cruz en vertical-horizontal.
Las líneas dibujadas en negro son visibles, pero la columna resonante y las filas 10-11 no son visibles sino reconocibles; son visibles espiritualmente, pero el dibujo en negro sobre blanco está hecho en las diagonales.
De esa manera el Tzolkin contiene el rombo de la estrella en el centro, que es el lugar ascensional, y en la plaza del vaticano está ocupado por el obelisco.

La X en el Tzolkin expresa el espejo, pero también con sus 4 direcciones visibles expresa la dimensión de la tierra en la horizontal de la tierra, donde es preciso e imprescindible evolutivamente vivir la ley del espejo, la ley del amor, del “tú eres otro yo”, que representa una forma de vivir equivalente a lo que se puede reconocer como cuarta dimensión.
Ahí está el obelisco y en el Tzolkin es el nuevo nacimiento a la quinta dimensión, el acceso a dimensiones superiores, la elevación.

Estamos hablando del Vaticano, que, junto con Jerusalén, es el centro temporal donde da comienzo la era común. El Vaticano da soporte a la era común como temporalidad. Todas las personas estamos unidas, queramos o no, en una forma de contar el tiempo que tiene su origen en el Vaticano.
Más atrás tiene su origen en aquello que sucedió en Jerusalén, que a su vez estaba traduciendo aquello que sucedió en la salida de Egipto, que está superpuesto sobre un conocimiento velado del acceso a la inmortalidad, a la vida permanente, al soy siendo.
Entonces, en esta vista sobre la que unas personas se sienten vinculadas emocionalmente y otras lo rechazan emocionalmente, encontramos una sincronía acerca del Tzolkin.

En su forma más interna encontramos una expresión del amor, algo que significa lo femenino rodeando a lo masculino, que es el acto del amor, en la columna resonante, en la resonancia.

También esto se superpone con la imagen de Pacal Votan en su sepulcro. Pacal Votan está ocupando el lugar que ocupa la plaza, que es la tierra, la X que expresa el lugar donde la ley es el amor, la ley del espejo. Y la columna, el monolito de la plaza de San Pedro, está representado en el sepulcro de Pacal Votan con la cruz.
Entendemos que Pacal Votan con la cruz simboliza lo mismo que está en la plaza de San Pedro, lo masculino y lo femenino fusionados, expresando el amor y la ascensión.

La estructura redonda que rodea el monolito, como se puede ver, no está unida. Hay una parte redondeada y otra parte redondeada, las dos como en espejo, pero están separadas, aunque en la plaza sí aparece dibujado el círculo completo.
Esta parte que está separada y se reproduce en espejo, también podemos encontrarla en el Tzolkin, porque la columna resonante no contiene portales y en ese sentido es similar. En el Tzolkin vemos dos estructuras, separadas justamente por la columna resonante.

En la imagen podemos ver la cruz, formada por los dos espejos, y los cuatro rumbos, que son como la imagen de portales. Pero también hay una imagen de la separación, que aparece en el Tzolkin y que es la columna resonante.
Ese vacío está expresando en el Tzolkin la columna resonante, el lugar donde sucede el nuevo nacimiento, lo cual le da una vibración diferente de la vibración donde está dibujada la X.
Es decir que la columna resonante contiene ya implícitamente una expresión de lo que también está expresado por el castillo verde, el lugar de la transmutación.

Evolutivamente el inicio del castillo verde es también el inicio de la resonancia y por tanto aporta una explicación acerca de qué podemos entender por castillo verde

El inicio del castillo verde es la luna 1, y cuando lo vemos desde la óptica del Tzolkin evolutivo encontramos que, como inicio de la onda 17, corresponde en el Tzolkin tipo a la TIERRA 4, que es el sello que aparece por primera vez en la horizontal 17 en la primera columna o columna tipo, es decir programa.
Justamente este sello, tierra 4, es también el guía que te introduce en la columna resonante asociado al dragón 4.
Es decir, evolutivamente el inicio del castillo verde es también el inicio de la resonancia y por tanto aporta una explicación acerca de qué podemos entender por castillo verde.
Solamente estás en lo verde cuando eres resonante, entendiendo que la columna resonante está expresando que estás alineado con el corazón del cielo y con el corazón de la tierra, exactamente como un rayo de sol bajando perpendicularmente hacia la tierra.

También desde estas páginas hemos relacionado este sello, tierra 4, con la imagen que aparece en la tumba de Pacal Votán
Pacal Votan aparece en posición horizontal y tiene una cruz en dirección vertical sobre su cuerpo. La cruz como expresión del árbol, con sus cuatro brazos, hace referencia a la semilla 4 y a la tierra 4, presentes en la primera columna o columna tipo.
La tierra 4 está hablando del voluntario, pero en conexión con una fuerza interior que denominamos autoexistente, como todo lo relacionado con el 4. Pero, al hablar de “interior” está expresando que hay una forma, que en este caso ha comenzado como luz cumpliendo una misión, pero también habla de otras dimensiones, siendo justamente la conexión con la autoexistencia la que te introduce en la plenitud de dimensiones superiores, porque la autoexistencia está en el programa y conectar con tu programa autoexistente es conectar con esta fuerza de la vida sin fin, que está cumpliendo una misión.

Pacal Votan horizontal con su cruz vertical está diciendo que, aunque no lo digan nuestros ojos, el programa es luz, y cuando dejas actuar al programa, dejas actuar a la luz, y cuando tu conciencia conecta con el programa, abre libremente todo tu ser a la luz, y eso te introduce en lo verde.

La luna 1 también corresponde evolutivamente con el águila 11. La luna 1 está en la horizontal 9, que corresponde al sello de la luna, en el lugar donde se cruza con la vertical 11, de modo que ese 11-9 en las ondas sería el tono 11 de la onda 9, que es la onda de la serpiente y corresponde a la luz interior ascendente que también reconocemos como kundalini.
El tono 11 corresponde justamente a la actitud de aquella persona que está cumpliendo una misión sin referencia a que le aplaudan desde el exterior, sino cumpliendo una misión desde el interior; es decir, a la liberación que siente una persona que sigue su interior.

Es como la imagen que expresa Noé, quien siguiendo un diálogo interior construye un arca. En su momento eso le produce una gran expansión de conciencia, que arrastra en su expansión a toda la vida. Pero para hacer esto no se referencia en su exterior, que incluso le es hostil, sino en su interior.
Esa actitud también se ve asociada con el castillo verde, y a esto es lo que en la página denominamos agente secreto.

De modo que la actitud del agente secreto, que permite la ascensión de la kundalini a través de su forma de ver, y también la actitud del voluntario expresado por la tierra 4, son lo que te franquea el acceso al castillo verde.
Gracias y perdón.

El dragón 4 expresa que la solidaridad y lo que denominamos energía femenina como energía de acogimiento es lo que propicia el surgimiento de la realidad

¿Qué significa el dragón 4?
El dragón 4, por su sello es la solidaridad y la energía femenina en un sentido amplio. Si añadimos el tono 4, significa que dentro del enlazamiento que es la onda encantada, la solidaridad y la energía femenina aparecen en el cuarto lugar, respondiendo a CÓMO conseguir el propósito, que es el espejo.
El dragón 4 expresa que la solidaridad y lo que denominamos energía femenina como energía de acogimiento es lo que propicia el surgimiento de la realidad, ya que el espejo lo que significa es la realidad, cuya ley es el amor.

El dragón 4 tiene como realidad oculta lo que está expresado como sol 10, aportando otro contenido en relación a la profundidad de la realidad que denominamos oculto, porque uno es la realidad superficial y el otro la realidad en profundidad. Es decir, uno es ver a una persona y poder reconocerla por sus rasgos, lo cual supone un cierto nivel de conocimiento pero superficial, y otro es conocer a una persona en cuanto a gustos, capacidades, opiniones y sentimientos. Toda esa realidad es una realidad que no se ve.

Para que realmente el dragón aparezca como 4 en plenitud, en su interior tiene que expresar el sol 10, donde el sol es la energía de la luz en su forma más expandida y el 10 significa perfección. Pero no significa que la luz esté totalmente expandida en favor de la propia luz sino que aparece como décimo lugar del mono, es decir como perfección emanada del propósito que es el mono.
Entonces, en ese sol 10 lo que está apareciendo es algo nuevo. No es que produzcas más luz, sino que tu actitud interior está favoreciendo que entre más luz en tu sistema, de modo que tu actitud de propiciar el cómo lograr el propósito del surgimiento de la realidad amorosa, es decir de la realidad del in lak’ech, interiormente está llevando a su máxima perfección la expansión de la luz en el interior, lo cual se traduce en la entrada en lo nuevo.

De esta manera el dragón 4 con su oculto el sol 10 están expresando algo en relación a cómo encontrar esa realidad amorosa cuya ley es la ley del espejo, o sea la ley del in lak’ech, y cómo abrirte a la luz.

Pero eso sería así simplemente si solo existieran sellos y tonos. Si además existen columnas y filas, hay un contenido en el dragón 4-sol 10 por superposición espacial.
No todos los Tzolkin, calendarios o cuentas del tiempo donde figuran los 20 sellos que llamamos mayas, se expresan con la figura de las 13 columnas y 20 filas.
De hecho la mayoría no lo hacen, y si en algún caso sucede no es por la transmisión de una tradición, sino como consecuencia de la energía que se movió a finales del siglo XX y las enseñanzas del señor Arguelles.

En la posición en que aparecen el dragón 4 y el sol 10 ya no hay dos espejos sino uno solo. Corresponde a la posición de un hombre de pie sobre la tierra, cuando un rayo de luz emanando del centro del sol al corazón de la tierra le atravesara perpendicularmente de cabeza a pies.
Es decir que la posición en que se une el corazón del sol y el corazón de la tierra es exactamente la misma en la que un solo rayo de sol puede situarse ocupando la mayor parte del cuerpo de un ser humano.
Eso también parece un lugar especial en la relación entre el hombre y la luz.

Si vamos a la figura de Pacal Votan en su sepulcro y suponemos que Pacal Votan es la tierra, esa sería la posición en que se encontraría la cruz, de tal manera que Pacal Votan nos está indicando justamente la columna resonante, pareciendo que está invitando a cada persona a encontrar su columna resonante.
Por un lado, Pacal Votan, adoptando la posición de la tierra, señala la tierra, que nosotros interpretamos como voluntario, como actitud adecuada, pero por otra parte también al sostener desde la tierra esa línea vertical, que es la que comunica el centro de la tierra con el centro del sol, está indicando la columna resonante. Precisamente parece como si la actitud del voluntario fuese donde apareciese como real la resonancia, o sea el nuevo nacimiento.

La secuencia de los 13-20 con sus líneas de portales, que nosotros llamamos Tzolkin, es un objeto similar a los mandalas, es decir una representación simbólica del macrocosmos y el microcosmos. No es un calendario; no es que no solo sea un calendario, sino que no es un calendario. Es una representación de la totalidad, es decir del microcosmos y macrocosmos donde también aparece el tiempo.

Esa representación del macrocosmos y del microcosmos está en forma de arquetipo, pero también existe asociada a una persona concreta, que quizá seas tú o yo.
Cada persona concreta tiene su propio acceso y su propio escenario, y cuando estás utilizando el Tzolkin 13-20 aparece una columna resonante adecuada a cada persona.
Esa columna resonante que sostiene Pacal Votan, o sea el voluntario, está muy relacionada con el número 4, que significa el cómo. La actitud del voluntario te lleva a encontrar el cómo.
El CÓMO tipo de la columna resonante, que se produce desde la onda del dragón, se abre con el dragón 4, de la onda del espejo, es decir con la actitud del in lak’ech, lo cual produce la perfecta iluminación interior.

El dragón 4 y el sol 10 son ocultos entre sí, pero en el resto de posibilidades de las columnas resonantes personalizadas no son ocultos de la misma manera, aunque sí son ocultos resonantes.
Las personas que nacen en la onda del mago van a crear una columna resonante que se inicia con el mago 4 (onda del mono) y acaba con el caminante del cielo 10 (onda semilla). Es decir que estas personas entran en la resonancia cuando su interior expresa el caminante del cielo 10, que es la realidad oculta resonante del mago 4.
El mago 4 sería lo que explicaría el cómo lograr el propósito del osar, de la alegría y del nuevo nacimiento, y al considerar la luz que sostiene Pacal Votan, encontraríamos que es la actitud del caminante del cielo perfecto, que no tiene límites y cuyo explorar perfecto es un osar y un gozar perfecto, porque esa exploración perfecta que se le puede atribuir al caminante del cielo, en realidad expresa el gozo de la plenitud.

El voluntario está alineado con el origen, la tierra, y en contacto con el destino, el cielo

Hay resonancia en el sepulcro de Pacal Votan.
Hay resonancia porque su imagen se difunde a través de las redes sociales y de internet por todo el mundo y levanta comentarios, interpretaciones y mueve el interior de las personas.

Hay algo asociado a la apertura del sepulcro de Pacal Votan como acceso dimensional.
Es interesante considerar la sincronía existente y la similitud gráfica entre el sepulcro de Pacal Votan en Palenque y la de las personas atraídas por su vibración provenientes del viejo mundo, que en su mayoría eran enterrados bajo una cruz, algo que no sucede en todas las culturas. Sin embargo, Pacal Votan, como los europeos, está enterrado bajo una cruz.

Enterramientos con una cruz no eran nada habituales en Mesoamérica en aquella época, mientras que en Europa sí lo eran, y sin embargo Pacal Votan elige esa figura como diciendo “se quien sois y os estoy esperando” o “se quien sois porque cerráis el círculo”.
La cultura de la cruz, que da origen al año común, no es ni mucho menos la más fuerte ni la más rica del mundo, porque los constructores de la gran muralla, con riquezas incalculables, o los imperios persas, romanos y egipcios con sus riquezas y ejércitos han sido más poderosos.

Sin embargo la cultura de la cruz ha recibido el encargo de cerrar el círculo dando la vuelta a toda la tierra, que entonces ya aparecía como una esfera, y también el encargo de posicionar como preferente lo común, que no es excluyente ni pertenece a uno, sino a todos, y quien diga “es mío”, rompe lo común.
Pacal Votan se sitúa desde su temporalidad en consonancia con la era común, que es un tiempo de preparación a la era común celeste, o sea la sociedad de la estrella y de lo óptimo, donde se trata de eliminar la oscuridad y romper las ideas falsas del miedo, o sea del ego, que para salvarse quiere dominar.

Pero Pacal Votan no solo expresa esa sincronía con el tiempo común, sino que muestra un camino, que es el del voluntario. Solo necesitamos ver lo que dibuja Pacal Votan, ya que es similar al ideograma chino taoísta de la tierra.
El ideograma chino de la tierra contiene una línea horizontal sobre la que se sitúa una cruz o también podríamos decir, sin referencia a la cruz, que se trata de dos líneas horizontales, una más larga abajo y otra más corta arriba, la cual es atravesada por una línea vertical que llega hasta la de abajo.
Evidentemente eso es una cruz sobre un suelo y Pacal Votal contiene en su sepulcro la imagen de él como suelo soportando una cruz; él es la horizontal larga y la cruz contiene la horizontal corta y la vertical.
Las dos imágenes son similares.

En el código Tzolkin la tierra puede ser traducida como el voluntario, que es un concepto muy importante porque describe una actitud ante la vida.
Cuando eres voluntario estás en una actitud donde quieres vivir lo que vives, y lo vives como quien está cumpliendo una misión. El voluntario está alineado con el origen, la tierra, y en contacto con el destino, el cielo, estando activo en favor de su conexión con el cielo; por eso es un voluntario.
De la misma forma que Pacal Votan está esperando a los que vienen y más allá a todos los que viven en la era común, también está simultáneamente activando el concepto del voluntario.

Los símbolos contienen múltiples expresiones simultáneas, algo que es útil rescatar también en la interpretación de los sellos en el Tzolkin, que tienen múltiples interpretaciones simultáneas según el enfoque.
Nos interesa resaltar que hay una primera presentación de los 20 sellos en la primera columna, donde la tierra aparece asociada al tono 4. Pero la cruz también es un 4, porque tiene 4 brazos.
Y en esa primera presentación de los 20 sellos, la única pareja de ocultos que aparece con el mismo tono es la formada por la tierra 4 y la semilla 4.
No es una pareja perfecta en un doble espejo, porque los tonos tendrían que sumar 14, pero en el espejo simple es lo más parecido a una imagen especular.

De modo que de alguna manera ese 4 también aparece como figura en espejo, encontrando resonancia en las palabras “toma tu cruz y sígueme”, sabiendo que “sígueme” se refiere a la vida eterna.
En la propia imagen de Pacal Votan, podemos encontrar que la cruz, por lo menos la que da origen al tiempo común, es de madera y por tanto del mismo material (vegetal) que las semillas, y muestra la perfecta unión entre la tierra y la semilla.
La semilla es el programa, y la perfecta unión entre la semilla y la tierra permite el florecimiento y también puede ser traducido como “cuando la conciencia encuentra que parte del programa es ser voluntario, es cuando se produce el florecimiento”.

La tierra 4 aparece en la columna resonante como el guía del dragón 4, y ese es un florecimiento para todos sin excepción.
Cuando te dejas guiar desde tu interior, te sitúas en el inicio de algo que te lleva a un nuevo nacimiento. Esto también puede ser llamado venado azul.
Gracias hermanos del venado azul.

Buscando datos en todas las direcciones posibles se produce una expansión similar a la actuación de las células madre, pero conservando un hilo conductor que es el sentir desde el corazón

Con cien ojos mirando, buscando datos.
Buscando datos en todas las direcciones posibles se produce una expansión similar a la actuación de las células madre, pero conservando un hilo conductor que es el sentir desde el corazón.

Sí, ciertamente, se puede mirar con cien, con mil y con un millón de ojos cuando la conexión con las neuronas espejo está abierta y facilitada. Sí, quizá hablamos de una realidad no visible en la apariencia, pero constatable.
De hecho es la experiencia evolutiva del momento actual, encontrar tu resonancia interior, o sea desde el corazón, de lo óptimo; encontrar la resonancia interior donde expandes tu vivencia y estás más vivo, y resucitas.
Porque aquellos contenidos mentales que te convierten en víctima o en verdugo, en engañador o engañado, o en abusador o abusado, que parecen inamovibles y por eso constituyen la realidad, se desmontan mirando en otra dirección, es decir abriendo otra posibilidad, y comprobando. No repitiendo contenidos, sino abriendo otras posibilidades que primero han de ser víctimas para luego hacerse reales a través de un diálogo.

Entonces, primero se trata de mirar y de comprobar, y ese diálogo se produce a continuación, pero porque en realidad ya se había producido antes.
En estos momentos nos situamos en el centro de una resonancia. Por un lado se abre un camino hacia la libertad, que es como un agujero de gusano que une distintos niveles dimensionales, es decir distintos niveles de la realidad de la realidad. Puedes permanecer en el conocido, donde eres esclavo pero te da seguridad tu propia esclavitud, pero hay un camino abierto y volviendo hacia dentro algo te lo puede confirmar a través de tu sentir interior. Pueden ser todos los ojos que han mirado desde la información de tus cromosomas, que coexisten en un nivel dimensional del tiempo gozoso y te animan. Solo tienes que sentirlo.
Y también por otro lado hay un diálogo que te dice que ese viaje a la libertad es una resurrección.

También puedes mirar a Pacal Votan con su cruz, porque tiene una onda de forma sanadora en la vibración de las partículas subatómicas, que te lleva al mismo acontecimiento, que es el nuevo nacimiento, porque la onda de forma, ordenante de la realidad armónica dimensional, existe y es perceptible a través del sentir. Sitúa a Pacal Votan visualmente en cualquiera de tus órganos y siente, o mira a una persona querida y sitúale a Pacal Votan con su cruz en sus problemas o en su daño, y siente y dialoga con esa persona, porque encontrarás que esa persona también siente.

Encuentra qué resonancia y qué respuesta hay cuando uno dice toma tu cruz y sígueme a la resurrección. Hoy puedes ver a un personaje arquetipo con su cruz en otro sitio de la apariencia y en otro tiempo, pero respondiendo a esa resonancia y pidiéndote que abras el sepulcro, quizá que seas libre o simplemente que sientas y encuentres la verdad a través de sentir, o sea la vida.

Abrir el sepulcro de Pacal Votan es descifrar sus contenidos

Abrir el sepulcro de Pacal Votan supone en primera instancia encontrarlo y tal vez abrirlo físicamente, pero en una segunda instancia es necesario encontrar lo que está vivo, y no solamente restos antiguos. Por eso abrir el sepulcro es establecer el diálogo, es decir mirar como quien escucha, y escuchar con todos los escáneres abiertos, como Urano.
Como Urano, con todos los escáneres abiertos de la comunicación, y como Argos, con 100 ojos, en vacío, para que los contenidos lo llenen.

Hay un encuentro, una apertura y un desciframiento.
Vemos que en la nave de Isis hay una superposición en el tiempo, adoptando formas diferentes, pero para traducir lo mismo.
La nave de Isis, como aquello que te pasa a la libertad, se superpone concretizando el símbolo sobre el símbolo en sí. Pero en una nueva expresión, la nave de Isis aparece como aquello que te lleva a la resurrección, es decir a la vida en plenitud.
Por eso también desde ese mismo lugar recibimos la información de que el sepulcro de Pacal Votan puede ser abierto de una manera adecuada a un tiempo, pero necesita ser abierto de nuevo en otro tiempo.
Hay un tiempo de tercera dimensión y las cosas se abren para la tercera dimensión, hay un tiempo de cuarta dimensión y las cosas se abren para la cuarta dimensión, y hay un tiempo de quinta dimensión y las cosas se abren para la quinta dimensión. Por eso, aconsejamos mirar como quien escucha.

Pacal se encuentra en posición horizontal, como la tierra, y la cruz se encuentra en posición vertical, como el árbol, o sea como la semilla. La tierra y la semilla, creciendo, o sea el árbol, y Pacal Votan, expresan una misma forma y es preciso encontrar un significado.

En la primera columna la tierra es el cuatro. Pacal Votan puede estar escenificando esa tierra 4, que expresa mediante el tono el “cómo” y la “autoexistencia”.
La tierra 4 es el 4 del mago, y en la primera columna la semilla también es el 4. Esa singularidad sucede en la primera columna, y decimos singularidad porque la semilla 4 y la tierra 4 son los únicos sellos de los 20 que repiten entre los ocultos el mismo tono en la columna. Esa singularidad le da un valor de contenido escondido en algo, como el sepulcro que necesita ser abierto. Quizá es un contenido de lo que visualmente vemos, porque la forma del árbol sobre Pacal Votan es un 4, ya que los cuatro brazos de la cruz dibujan un 4.

Ese 4 es el “cómo”. La tierra 4 es cómo ser un mago, y la semilla 4 es cómo ser solidario, cómo dar soporte a la luz cumpliendo una misión.
La tierra 4 se asocia en el castillo verde con la semilla 10, el cumplimiento perfecto del programa, la expansión perfecta del programa, y la semilla 4 se asocia en la onda de la estrella, final del castillo verde, con la tierra 10, el voluntario perfecto; como el mago para permitir la expansión perfecta del programa, o sea para ser, y como el dragón, para entrar en la perfección de la estrella, porque a la estrella se entra siendo un voluntario. El 4 de la onda del mago y el 4 de la onda del dragón.

La tierra 4 tiene aún otra definición o cometido, y es en su tarea directiva de guía. Es muy interesante considerar el sello en sí y el sello en la onda, pero en un determinado momento evolutivo conviene considerar el contenido del guía, y la tierra 4 como guía te introduce en la columna resonante, situándose en el primer espacio de la columna resonante, como guía del dragón 4.
Ese es un lugar privilegiado porque te encamina al nuevo nacimiento, pero ya estás dentro de la experiencia de la resonancia.
Asociar la apertura del sepulcro de Pacal Votan como guía hacia el nuevo nacimiento es parte de abrir este sarcófago y liberar sus contenidos.

Isis, la cruz y Pacal Votan

Isis, la luna, en el 2014 de la Era Común -que puede ser traducido como 2013 en el Tzolkin- aparece como una cruz.
Isis, la luna, aparece en la nave de Isis, que es la primera luna de la primavera, formando una cruz.
La luna, el día 14 se sitúa en el grado 13 de Libra para formar la gran cruz, y acto seguido va a producirse la luna llena que corresponde a la nave de Isis. No es que la luna se encuentre con una cruz, que también, sino que previamente, ostensiblemente, la realiza en plenitud.

Tenemos que reconocer que la cruz no son dos líneas que se cruzan, que también, sino que, como el barco de Isis, está compuesto de árboles, es decir de madera.
Jesucristo se sube a una cruz de madera y le otorga a la cruz el significado de árbol. En el año 2014 se conoce el significado de la cruz de Jesucristo y su relación con un árbol en todo el mundo, cosa que ahora sucede en cumplimiento de las profecías que aparecen en los evangelios. La cruz es un árbol.

También la cruz del símbolo de la paz es un árbol, porque el ideograma chino de la madera contiene una línea vertical de la que salen dos líneas diagonales con un tramo horizontal formando una cruz.
El ideograma chino contiene una horizontal, que prolongándola hacia el infinito es un círculo. Ese es el símbolo de la paz diseñado por Gerald Holtom, que apareció por primera vez en la pascua de 1958, encabezando la manifestación contra las armas nucleares, bajo las siglas CND.
Vemos también la “C” en la luna cuando va hacia la luna nueva y la “D” cuando la luna está creciente. También podemos asociar las dos fases de la luna y la “N” con la resonancia de la nave: la nave de la luna o la nave de Isis.

Este símbolo, que ha florecido ostentosamente, porque se ha expandido por el mundo, y que ha sido donado gratuitamente por el artista creador Gerald Holtom –gracias Holtom-, es EL SÍMBOLO DE LA PAZ, y también es un símbolo del amor asociado al árbol, que incluso a quien le va a cortar le ha dado previamente el mango para fabricar el hacha. Es un símbolo del amor.
También la cruz es la expresión en los ideogramas chinos de lo perfecto y del 10.

Todo esto muestra en el mundo de la apariencia algo que proviene de más allá de la forma, en forma dialogante, y que solo espera una conciencia que interactúe empáticamente con ello, como expresa el sello del mago. El resultado es canalizar la luz. El mago 1 te lleva al sol 7.
Podemos situarnos en el árbol y ver cómo el árbol expresa la columna 7 resonante, que por una parte se dirige hacia el sol, hacia la luz, y por otra parte penetra la tierra.
Por una parte hay una penetración hacia la luz, porque sabemos que todo el espacio aparentemente vacío está en realidad totalmente lleno de neutrinos procedentes del sol y de las demás estrellas. No los vemos pero están; constantemente están atravesando el cuerpo de todos los seres humanos.
La luz no solamente es algo visual, sino que es algo corporal en el ser humano, ESPERANDO que la conciencia acceda a esa realidad de luz.
El árbol también penetra la tierra, y le concedemos a la palabra “penetración” un total sentido amoroso, incluso si necesitamos para despertar la conciencia de lo amoroso denominarlo “erótico”. Todo árbol es un acto de amor permanente y una palabra transformadora de las conciencias.
Si conectas con la conciencia del árbol puedes acceder a la vida del amor como realización.

Encontramos que en el sepulcro de Pacal Votán, vemos en posición horizontal a Pacal, y en posición vertical la cruz, que es un árbol y que también es Isis, porque el despertar y la iluminación es plenitud de amor. De modo que Pacal se sitúa en la tierra, en su forma horizontal, que siguiendo el código Tzolkin podemos entenderlo como el VOLUNTARIO.
También la posición horizontal expresa el vuelo de Quetzalcóatl desde la serpiente horizontal, el perro, el águila y el sol. El voluntario es una actitud de amor y la iluminación, o sea el vuelo de Quetzalcóatl, es consecuencia de esa actitud.

Entonces podemos mirar el triángulo del agua que diseña Isis en ese momento 20-13, 20-14, o sea hoy.
Y también recordar cómo la cruz, que es un árbol, lo perfecto, el amor, Isis, es la energía femenina, incluso una mujer concreta para el humano despierto.

Sí, gracias, y perdón. Pero hoy sobre todo, gracias.