Dentro de 40 días comienza el nuevo año maya: SEMILLA 12, onda Caminante del cielo

A 40 días del comienzo del año maya:
Vamos a comenzar el año maya, correspondiente al año 2017. El año maya, en la versión yucateca que seguimos en esta página, comienza el 26 de julio de cada año, siendo el 25 el día fuera del tiempo. El año anterior termina el 24 de julio, luego hay un periodo que se considera fuera del tiempo, como quinto día del uayeb, y después se inicia el año el día 26 de julio.

Este año es semilla 12, iniciándose en el año 2017 de la era común. De alguna manera conviene enlazar ambos contenidos. 2017 o 20-17 hace referencia al sol, sello 20, y a la tierra, sello 17. Podemos decir que se inicia un momento en que el sol ilumina la tierra. Es un momento especialmente iluminador, porque todos y cada uno de los seres humanos formamos parte de la tierra.

Los árboles forman parte de la tierra; son tierra. Los ríos, las cascadas, las montañas, las plantas, los animales y también los seres humanos forman parte de la tierra.
Son resultado de la evolución que se inició en algún momento en que el polvo cósmico, resultado de la explosión de una supernova, empezó a unirse por la acción del agua, ese agua cósmica que existe más allá del sistema solar, que está constantemente viniendo a la tierra como afirma la Nasa, como ejemplo no esotérico sino práctico, y como afirman también los astrónomos y científicos.
El agua cósmica, oxidando el polvo de una supernova, volvió a unir ese polvo. En un proceso de miles de años esa oxidación fue formando la tierra. Los óxidos son las rocas y cuando había suficiente cantidad de masa, podían almacenar agua, permitiendo posteriormente surgir la vida orgánica, siendo su evolución las plantas, los animales y finalmente el hombre como soporte de una conciencia.

Decíamos que al hablar de la iluminación de la tierra también estamos hablando de la iluminación de cada persona, como proceso final de la tierra, ese proceso en marcha que es la tierra. Así, este año aparece como un momento especialmente favorable a la iluminación de cada una de esas conciencias despiertas.

En el código Tzolkin la tierra también tiene un significado que habla de alineación, de estar alineado con el corazón amoroso de la vida y fluir, estar fluyendo en esa alineación. Es lo que hacen los planetas en sus órbitas.
La tierra está fluyendo en su órbita porque ha encontrado su lugar. No siempre ha sido así. Sabemos que la tierra, según dicen los científicos, en algún momento tuvo un impacto violento, el cual tuvo como resultado el desgajamiento de la luna. La luna habría formado parte en algún momento de la tierra o fue el objeto que golpeó contra la tierra. Pero ahora, no. Ahora es un momento donde la tierra está fluyendo.
Esto alcanza a las personas. Hay momentos en que las personas están buscando su lugar y hay momentos en que las personas lo encuentran. Cuando encuentras tu lugar de poder sientes intensidad y plenitud. Eso está descrito en la tierra, que también tiene el significado de tu lugar de poder, y en sí es una iluminación.

Por lo tanto, podemos hablar de un año donde las personas encuentran su lugar de poder y se despiertan a ese conocimiento, a esa conciencia despierta que les produce plenitud, siendo entonces voluntarios para vivir desde esa conexión. Eso es una parte de lo que nos puede indicar el 20-17.

Igualmente, en el 17 podemos estar hablando de la luna, que es el 17 como onda. La luna está hablando de la emoción. Al unir 20 y 17 estaríamos hablando de la iluminación de las emociones, del reconocimiento y limpieza de las emociones, porque el efecto de la luz es sanador. La luz es sanadora y limpiadora. Elimina bacterias y microorganismos, haciendo desaparecer así de la conciencia de la persona todos esos traumas, karmas y puntos oscuros.
Diríamos que este año el agua se limpia y la emoción se revitaliza. Esto está descrito en el código Tzolkin como el momento en que accedes a la quinta dimensión.

Así, estamos hablando de cuando la tierra se ilumina y encuentras tu lugar de poder, y también de cuando tus emociones se limpian, accediendo a lo óptimo y a dimensiones superiores.

Ese es el significado del nuevo año maya por la conjunción con el año 2017.
Por otra parte, el valor propio del año desde el código maya es semilla 12, semilla cristal, de la onda del caminante del cielo.

Este año está invitando y promoviendo un florecimiento, porque la semilla significa florecimiento, una energía que está programada para florecer.
Parte del problema de las personas que nacen como semilla, o del contenido en sí de la semilla, es tener un programa diferente, que intentes no ser tú, es decir, que intentes ser eficaz o adecuado a los valores de las personas que te rodean en lugar de ser tú según tu programa interior. Entonces, intentas florecer de forma en que no eres tú.
De esta manera, parte del trabajo interior de las personas que nacen como semilla, o parte de lo que sugiere la semilla, es conectar con el programa multidimensional que está en tu interior. Porque normalmente tratas de ser eficaz, pero en la dimensión ordinaria. Sin embargo, el ser humano es multidimensional; es un viajero multidimensional que pasa por distintas dimensiones, y la madurez consiste en ir entrando en dimensiones superiores.
Así, cuando tratas de ser eficaz en una dimensión donde eres hábil, bloqueas el florecimiento multidimensional y paras tu viaje.

La semilla 12 pertenece a la onda del caminante del cielo. Está invitando a romper los esquemas mentales y a explorar nuevas posibilidades de la realidad; explorar la realidad y entrar en aquello que no sabes, saliendo de lo que sabes. Lo que sabes te ata a una dimensión, te fija y te impide el florecimiento multidimensional.
La conexión con la energía autoexistente interior, con ese hemisferio que supone esa conciencia, esa vida interior, favorece el florecimiento multidimensional.

El propósito de la onda nos habla de explorar la realidad. Para hacerlo, tienes que salir de la seguridad y del confort. Parte del diálogo evolutivo es dar ese paso.
Este año es favorable para conectar con tu programa interior y florecer, y la forma en que se encuentra ese florecimiento favorecido es colaborando con lo existente. Es una ruptura del ego pero también de la seguridad y de los miedos, para colaborar con lo existente. La exploración de la realidad consiste en colaborar con todo lo existente. Es una actitud de colaboración y no de confrontación.

La semilla, como los árboles, son ejemplo de paz. Por eso nos encontramos en un momento donde se favorece la actitud en favor de la paz, como base del florecimiento, como base para encontrar tu lugar de poder y como base para limpiar tus emociones y acceder a dimensiones superiores.
Gracias.

Vídeo Año maya tormenta 11: Emitir luz (tono 11) te lleva al amor incondicional (tono 10).

trecenas año maya 2016
Vídeo Año maya tormenta 11: Emitir luz (tono 11) te lleva al amor incondicional (tono 10).
Los sellos forman una secuencia continua de 20, y pueden ser representados en un círculo.
Las ondas son un conjunto de 13 sellos con sus tonos.
Hay 20 sellos y 20 ondas diferentes.

El año maya tiene 28 trecenas u ondas, que pueden empezar con cualquiera de los tonos.
Este año maya ha comenzado con el tono 11, que significa emitir luz. Todos los grupos de 13 van a comenzar con un 11, con una propuesta de cómo emitir luz, porque todas las personas emiten luz cuando son felices, verdaderas, cuando expresan amor…

El 11 es fundamental en el Tzolkin, porque habla de liberación pero también expresa al antípoda y al nuevo nacimiento. Tu antípoda siempre te está situando en ese nuevo nacimiento personal.
Este año nos situamos en una propuesta que te hace ver el 11, emitir luz y encontrar tu centro, alineándote con el centro del universo (como es arriba, es abajo).

Cada grupo de 13 va del tono 11 al tono 10. La emisión de luz te lleva de forma transcendente a la perfección, al amor incondicional y a la ley del amor del in lak’ech.
Este año vamos a estar 28 veces reviviendo esta situación, con la particularidad de que las 8 primeras trecenas van a ser las 8 últimas.

Es similar a cuando cumples 52 años, que ya has vivido todo y tienes una sabiduría.
Hoy terminamos el primero de los 28 grupos. Hemos vivido la primera secuencia y ahora entramos en la segunda.
Podemos vivirlo con conciencia, atentos a lo que estamos haciendo.

Año maya Tormenta 11: En las crisis y en la adversidad es el momento de emitir luz

año maya 2015, 2016, 2017
En la crisis y en la adversidad, es decir, cuando las cosas no son como tu quisieras fácilmente, es el momento de emitir luz. Eso es lo que nos sugiere este año maya.
Este año que comienza con la tormenta 11 significa, como tormenta, que estamos en un tiempo de crisis, dificultad y adversidad, pero al mismo tiempo el tono 11 significa liberación de luz, que estás emitiendo luz.

La tormenta 11 contiene una promesa de que vas a emitir luz en medio de las dificultades, encontrando tu sitio de poder y tu lugar de poder, tu encaje y el lugar donde tu alineación con el corazón del cielo se hace más efectiva.

Eso es lo que sugiere este año con la propuesta de la tormenta 11, que va a terminar como día fuera del tiempo con la noche 11, emitiendo luz desde el ensueño y desde las imágenes que habitan tu interior. Las imágenes de tu interior, lo que tú ves en tu interior, ese ensueño, es la noche.
El día anterior al inicio del nuevo año (año maya 2017) va a ser noche 11, que como día fuera del tiempo se sitúa en otra cualidad y calidad del tiempo, en el tiempo de la presencia de lo óptimo.
Este año ha comenzado en la tormenta 11 y va a acabar en la noche 11 como día fuera del tiempo.

También podríamos decir que el año ha comenzado en el espejo 10, que pertenece al día sin tiempo, al día verde, precediendo a la tormenta 11.
Tenemos el espejo perfecto como antesala de emitir luz en la tormenta, en la crisis y en la dificultad. Así, limpiar el espejo y recuperar su perfección te permite emitir luz en medio de la tormenta y en medio de la crisis.
También podríamos decir que limpiar el espejo 10, recuperar el espejo perfecto, la perfección del espejo o la capacidad del espejo, te refleja la realidad, lo cual es una alineación. El espejo es una alineación.

La consecuencia del espejo 10 es la noche 11, que es emitir luz, tono 11, desde el ensueño. Significa haber recuperado tu poder. Estás conectado a la luz y entonces suceda lo que suceda tu luz va a ser visible, incluso sin darte cuenta.
Estás en la luz, pero a lo mejor no te das cuenta, porque no haces nada especial ni intentas sobreactuar. Cuando te has colocado en tu centro, te reconectas con la fuente de energía y entonces emites luz.
Ese es el tiempo en que estamos.

Reflexiones sobre el año maya 2016: Tormenta 11 (audio)

Reflexiones sobre el año maya 2016: Tormenta 11 (audio)
La tormenta 11 está en la onda de la luna, que pertenece al castillo verde, por lo que todo el año maya vamos a estar bajo esa influencia del verde.
El tono 11 espectral está asociado a lo que indica el sello 11: alegría, inocencia y sabiduría. Se trata de recuperar la inocencia del 11 (mono, sello 11), que te vuelve luminoso.
Por otra parte, “espectral” indica que emites luz.

http://www.ivoox.com/ano-maya-2016-tormenta-11-audios-mp3_rf_12346403_1.html