El cuerpo del ser humano es como la tierra

El cuerpo del ser humano es como la tierra. El cuerpo del ser humano, como la tierra, está compuesto por átomos, por partículas subatómicas y es expresión de distintas leyes similares, como la fuerza de la gravedad o las distintas fuerzas que hacen que se unan las partículas subatómicas, formen átomo y a su vez los átomos configuren moléculas.
La tierra, la madre tierra, y el cuerpo del ser humano son similares.

El cuerpo y la tierra son lo mismo, están en la misma dimensión. El cuerpo del ser humano es como la tierra, solo que se mueve, tiene un movimiento autónomo. Eso aparece en los pies. Los pies del ser humano permiten un movimiento autónomo.
El ser humano es como la tierra, solo que abraza.
La tierra para abrazar ha creado al ser humano.

El ser humano, gracias a sus manos y a sus brazos puede abrazar. Es la tierra la que abraza.
El ser humano es la tierra que habla, la tierra que bendice, la tierra que expresa sentimientos a través de su palabra.
El ser humano es la tierra que contempla, que ve la maravilla y empatiza, que es consciente del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *