Dar sentido a la energía masculina

DAR SENTIDO A LA ENERGÍA MASCULINA (5/9/2016)
Podemos preguntarnos qué sucede con la energía masculina entonces, ¿está minusvalorada? No, en absoluto. Abrir el tiempo de la armonía, el amor y la energía femenina no desprecia a la energía masculina. Al contrario, en todo caso le permite descansar, disfrutar y gozar; le quita el peso y el estrés.
Si queremos poner un ejemplo de la energía masculina hasta ahora, diríamos que la energía masculina llega a una montaña, la hace trocitos y se la lleva en camiones. Le da igual la belleza, porque no la necesita. No necesita que lo que está haciendo sea armónico o bello en sí mismo; simplemente lo hace, porque le va a producir un beneficio.
Eso es útil cuando está adecuadamente dirigido. Por eso, parte de lo que tiene que hacer el ser humano es aprender a dirigirse y dar sentido a lo que hace.

En ese sentido sería como la materia del magma o del plasma, que es necesaria para que haya una fotosfera y una luz, pero no se ocupa de la luz. Y así, no hace aparecer las demás cosas, porque la luz es la que hace aparecer las cosas al permitir ser vistas, y entonces ya empezar otro tipo de procesos.
Hay un tiempo en que esa energía de la acción era fundamental, por ejemplo para que llegásemos al día de hoy, donde es posible que todos los humanos estén conectados.
En muchos casos ha hecho falta hacer barbaridades, como guerras, destrucciones, saqueos de otras culturas e incluso de la madre tierra; se ha procurado conseguir lo que se quería sin tener en cuenta los ecosistemas. Pero ahora, no. El tiempo de esa fuerza bruta ya ha pasado, y ahora es el tiempo de la armonía. No se pueden “cargar” la fuerza bruta de la armonía.
Cuando hablamos de la “fuerza bruta”, no lo decimos en el sentido de que no sea inteligente, sino de que no es sensible o amorosa, y solo procura ser eficaz, aun siendo muy inteligente.

La inteligencia no necesita ser emocional. Pero ahora, el nuevo tiempo da paso a la inteligencia emocional, que devuelve la belleza y acaba con todo lo que no sea ético en las relaciones entre las personas, todo lo que no sea justo, ecológico o rompa la relación con el orden del cosmos, y que acaba con todo lo que no sea amoroso y egóico en la relación entre las personas.

Entregar el testigo a la energía femenina es reconocer que la energía femenina es redonda como el sol porque está hecha para abrazar. Tiene esa sensibilidad que hoy merece potenciar en lugar de suprimir: la sensibilidad del amor y la empatía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *