TZOLKIN 2012

PortadaDescarga ahora el e-book por 5 euros. Pago seguro con PayPal


Descripción:
Este libro describe las relaciones y resonancias entre el Tzolkin y otras muchas tradiciones (Tarot, la proporción áurea, las cruces, etc.)
Hay muchos símbolos que se pueden encontrar en el propio Tzolkin.
Se recomienda su lectura a los investigadores y conocedores del Tzolkin y/o de otros símbolos

Contraportada:
“Las neuronas espejo que hay en ti se activan con cada acción que hace otra pesrona, de tal manera que podrías sentir lo que a su vez está sintiendo esa persona”.

“… el Tzolkin, asociado a la fecha del 2012-2013 como fin de una era, contiene símbolos asociados a lo más elevado presente en las diferentes culturas de la humanidad.
Hablar de Phi o la proporción áurea; Ida, Pingala y Sushumna; la estrella de David; la cruz; los chakras; el taoismo, etc., es hablar de grandes valores e hitos, de señales que marcan el camino evolutivo de la humanidad, de toda la humanidad. De todos sin excepción”.

“No hay un solo código. Hay comunicación. La comunicación está abierta para quien la quiera”.

Eso es el 2012

Indice:

  1. Introducción
  2. Los símbolos en el Tzolkin
  3. El Tzolkin del 2012
  4. Recapitulación
  5. Comunicado urgente acerca del 2012
  6. Conclusión
  7. A modo de agradecimiento

EXTRACTO DEL LIBRO “TZOLKIN 2012”

LAS NEURONAS ESPEJO
En el siglo XXI conviene encontrar al ser humano. Por eso es un tiempo de mestizaje en la música, cultura e idiomas; un tiempo de fusión, porque todas las culturas son importantes y aportan algo. Pero lo que nos interesa es encontrar al ser humano.
Ya a finales del siglo XX se hablaba de la aldea global, aun cuando no estaba Internet ni Twitter, ni habían sucedido todas las migraciones del siglo XXI. Ahora en cualquier país están representadas todas las culturas del mundo.
Por ello el siglo XXI de lo que habla es del ser humano y dentro de la cultura maya hay un mensaje para él, que no tiene nada que ver con el folclore ni con el tipismo.
En el tiempo narrado en la Biblia de la salida de Egipto del pueblo judío, los judíos eran egipcios. No tenían tierra, templo o religión propia, características que definen a los judíos como diferentes. Los judíos eran egipcios y los que los perseguían también. Cuando hablamos de la cultura egipcia, ¿de quién hablamos?, ¿de los egipcios que construyen pirámides o de los que persiguen a otros egipcios que construyen pirámides?
En el mundo romano, ¿Nerón era lo mismo que Séneca? Los mártires cristianos eran romanos y los que iban a disfrutar viendo cómo las fieras se comían a esas personas, también eran romanos.
Por eso, no interesa saber ni situar nada por ser egipcio, romano o maya. Interesa su aportación al ser humano.
El siglo XXI conoce la existencia de un vínculo entre todos los seres humanos incluso sin ser conocido por nadie; hay algo que une a todos los seres humanos. Eso son las neuronas espejo.
LAS NEURONAS ESPEJO VIENEN DE FÁBRICA. No necesitas instalarlas. En el siglo XXI, de integración, mestizaje y fusión, aparecen las neuronas espejo, que fusionan, integran y crean mestizaje.
Las neuronas espejo que hay en ti se activan con cada acción que hace otra persona de tal manera que podrías sentir lo que a su vez está sintiendo esa persona. Si se ponen sensores cerebrales a dos personas y por ejemplo una está comiendo un plátano, se activan las mismas áreas del cerebro en las dos personas, en el que lo come y en el que lo ve.
Por eso en las sociedades que crean espectáculo con las ejecuciones públicas, con lapidaciones de mujeres o espectáculos en el circo de leones y fieras devorando a seres humanos, la pregunta es ¿contribuyen al ser humano o son aberraciones y destructoras del ser humano?
En los sacrificios rituales que se hacían en templos “mayas” en la época precolonial se arrancaba el corazón a personas como ofrenda a los dioses, se les sacaban las tripas y se machacaban las cabezas con mazas, como vemos en las representaciones donde las personas aparecen manchadas con la sangre de esas víctimas.
Atar a una persona y despeñarla rodando por las escaleras de un templo pirámide, ¿contribuye al ser humano o es contrario?
¿Es lo mismo matar a alguien siendo un delito que enseñar a tu hijo a que machaque la cabeza de una mujer como algo santo, o participar en esos sacrificios rituales de prisioneros como algo que aplaca a los dioses?, ¿contribuye eso al ser humano o es contrario?

Compra el libro en papel:
– solicitándolo en nuevocalendariomaya@gmail.com Pago seguro por paypal. Envío por correo certificado.

Soporte en:
nuevocalendariomaya@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *