EL HUMANO Y LOS SÓLIDOS PLATÓNICOS (Extracto del Libro de los Sellos)

Si desplegamos los veinte sellos del Tzolkin y los relacionamos con los sólidos platónicos según el número de caras, encontramos que el cubo, con seis caras, se corresponde con el Enlazador de mundos, el icosaedro con el Sol, el tetraedro con la Semilla, la Estrella con el octaedro y el Humano, sello doce, se corresponde con el dodecaedro, que es el poliedro de doce caras o planos, y que representa la quinta dimensión. Entonces no es el Sol, la luz, la quinta dimensión, sino el human@, o sea tu.

El dodecaedro es el final del camino, la llegada, y el resto de los sólidos platónicos son el transcurso, el cómo llegar, EL CAMINO.

Los sólidos platónicos son un lenguaje. Son una comunicación viajando en la dimensión tiempo, con un mensaje codificado, fácil de descodificar si te interesas. La simple contemplación eleva tu nivel vibracional. Son gratis y trabajan colaborando en beneficio de todo lo existente.

Es decir, son ejemplo de lo que es el tono doce y la quinta dimensión. El Humano es el sello doce y representa el dodecaedro de doce caras, el final del trayecto y la quinta dimensión.

El sello doce y el dodecaedro, que corresponde al éter, presenta al ser human@ como un microcosmos bello, armónico, que se ama y colabora con todo lo existente, como Espejo de un macrocosmos bello, armónico, amoroso.

 

Todos los sellos que se corresponden con los solidos platónicos son amarillos, por eso supone un trabajo de maduración, excepto el sello inicial, que es blanco de refinar y está representado por el Enlazador, o sea la puerta al nuevo mundo. El Enlazador es un Dragón, porque es de esa familia, pero también es un Guerrero, o sea la expansión de la conciencia.

 

Todos estos sellos son pares, o sea representan al dos, al Viento. Es el trabajo del espíritu y abre una nueva perspectiva y una nueva comprensión. El Dragón, esa luz entrando en la materia, es un vehículo.

La luz es vehículo del espíritu, no es un fin en sí. El fin es que el espíritu entre en el human@. Primero hay una sanación, que es recuperar el patrón original, después una iluminación, que es recuperar el cielo. Luego aparece el human@solidos_platonicos_y_sellos_3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *