EL PERRO: La onda oculta (Extracto del Libro de los Sellos)

Los sellos que conforman la familia, junto con el Perro, son la Serpiente, el Águila y el Sol.
La SERPIENTE, pegada a la Tierra y confundida con la Tierra, representa una energía instintiva y poco consciente de supervivencia, personal y de la especie. Y contiene también la energía sexual más instintiva. Pero también es símbolo en todas las culturas de una energía sanadora. Puede llegar a ser una Serpiente emplumada, como símbolo de la kundalini ascendente, pero siempre es una energía de supervivencia, es decir sanadora para la especie, y sanadora a nivel personal.
La energía del PERRO se sitúa en el horizonte, es decir donde se unen los dos mundos, el celeste y el terrestre. Y presenta una energía corporalmente similar a la del cuerpo humano, como algo entre el cielo y la Tierra.
El sello 5 de la Serpiente siempre va a representar energía, y el 10 del Perro siempre va a representar la tarea del ser humano, porque contiene el valor de la perfección. Pero el contenido de la perfección es el amor, luego esa es la tarea del ser humano en la Tierra.
Cuando la tarea del ser humano del amor incondicional se bloquea y no se dirige hacia el cielo, sino que regresa a formas menos conscientes de donde procede, se vuelve fácilmente brutal y pornográfico, siendo más destructivo que constructivo.
Sin embargo a través de la apertura al amor y al amor incondicional, la Serpiente puede convertirse en un Águila. El 5 de la Serpiente y el 10 del Perro, llegan a convertirse en un 15, para ascender hacia el Sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *