La familia cardinal: Dragón, Enlazador, Mono y Guerrero (extracto del Libro en preparación sobre las familias)

ES EL INICIO DE LA FORMA.
Esta familia está asociada a la energía del surgimiento, del ver.
Está compuesta por el dragón, el enlazador de mundos, el mono y el guerrero.

Exactamente se trata del surgimiento de la forma, es decir en el vacío, en la no-forma, aparece una forma, y eso es la materia, que ahora sabemos que en realidad es luz tomando forma.
Se relaciona con el ver porque la forma se enlaza con otra conciencia a través del ver, de la función del ojo o de la función de crear imágenes, y también del tacto, pero el tacto solamente puede crear imágenes de lo cercano, mientras que el ojo también crea imágenes de una forma lejana.
Los sentidos más asociados serían el tacto y el ver.

La característica de esta familia es la de ser principio, inicio, surgimiento, pero no de algo asociado al tiempo sino a la forma.

El dragón es el número 1 del Tzolkin y el mono 1 es justo el centro del Tzolkin, momento donde se produce un nuevo nacimiento o también el acceso a una dimensión superior. En el mono 1 está la puerta a la otra realidad.
El enlazador es una cualidad existente en todas las personas, de poder enlazar a esa puerta. El enlazador está dentro de cada uno, y es el sello y la garantía de éxito, incluso a través del error.
Y el guerrero es la otra gran herramienta para conseguirlo, que es la expansión de la conciencia.

A esta familia la relacionamos con el VER, porque es la luz entrando en la forma. Es el ver de hacer aparecer más claramente las cosas. No es como unas gafas, sino que la realidad se deja ver con más claridad, de modo que la característica de estas personas es la fiabilidad, la seguridad.
Aunque estas personas tengan muchas dudas en su interior, sin saber cómo ayudan a las personas que les rodean a tener más claras las cosas, y poco a poco van resolviendo su cuestionamiento y enseguida aprenden que el esfuerzo en una dirección siempre tiene un éxito, que es justamente lo que hace el dragón: la misión va siempre asociada al éxito; lo que no contiene éxito es no intentarlo.
Esta familia está muy asociada con la energía de las células madre, y según van trabajándose internamente, su éxito se multiplica.
Cuando el objetivo es correcto, y es correcto cuando es solidario, el éxito se multiplica.

Esta familia inicia una secuencia con el dragón y la finaliza con el guerrero, que a su vez es la última onda del cuarto castillo. Y a continuación se inicia otra secuencia y otra dimensión, que es la quinta dimensión, castillo verde.

LOS SELLOS EN LA FAMILIA:
Al leer esta familia en el orden de los sellos y utilizando el significado asociado a los tonos, podemos encontrar el propósito y la fuente solidaria del dragón; el desafío, que ya sabemos que es un regalo del enlazador; la misión del mono; y el cómo realizarlo del guerrero. Es una secuencia espiral, que va activando y habilitando cada vez más posibilidades: la energía femenina, el desapego, la alegría, la expansión de la conciencia.

El dragón comienza la familia, y se compone de solidaridad, en su forma roja; desapego, en su forma blanca de enlazador; inocencia en su forma azul de mono; y expansión de la conciencia en su forma amarilla de guerrero.

El dragón tiene que ver con la solidaridad y la energía femenina, y para refinar, para realizar esta solidaridad es imprescindible trabajar desde el desapego.
El enlazador es la segunda presencia del dragón cuando se da cuenta de que la auténtica y única misión de todos los seres humanos es abrirse al amor; y se sitúa en el dos y en el otro, no en el ego ni en el yo, sino que ocupa la segunda plaza y te cede a ti la primera, como expresión de la ley del amor, donde tú eres otro yo -in lak’ech-. Cuando ese trabajo evolutivo está hecho e instalado en el cuerpo, empiezas a disponer de un cuerpo enlazador.

Esta familia es en realidad siempre enlazadora de dimensiones superiores, pero también es enlazadora entre los seres humanos, porque la solidaridad es un esfuerzo para unir a todos los seres humanos y no dejar a ninguno excluido.
Y en el desapego están los valores mentales, raciales, adicciones, y un montón de trabas que pone el ego, y que crean diferencias entre las personas en lugar de unir.
Enlazador es una fuerza unitiva existente en cada persona capaz de permitirte conectar realidades, dimensiones y personas más allá de la lógica.
Como el dragón que viene desde dimensiones superiores a ésta, el enlazador conecta con otras dimensiones como fuerza espiritual y amorosa en el momento oportuno. En el momento oportuno, todo sucede.

El dragón es un comienzo, pero el mono también lo es. El dragón es un inicio pero desde lo inimaginable, y el mono es un inicio en la dimensión humana.
Cuando tú naces no tienes consciencia. Eres totalmente dependiente, pero a través del aprendizaje y el desarrollo vas adquiriendo fuerza y conocimientos y un cierto nivel de consciencia. Pero eso no es un nacimiento, sólo significa que el nacimiento abre o inicia un proceso de aprendizaje y maduración de algo, pero no es un nacimiento.
Sólo que de nuevo puede aparecer un nuevo nacimiento, como consecuencia del proceso de aprendizaje y de una decisión libre y luminosa. De esta manera el momento del nacimiento como un recién nacido, pasa a ser dragón y reunirse con todos los otros procesos míticos. Y el mono es ese nacimiento consciente fruto de una decisión, o sea el nuevo nacimiento.

El guerrero es un enlazador, de modo que si queremos comprender su significado conviene asociar la expansión de la conciencia con desapegarse de viejos enfoques, o sea no tener miedo y mirar.
No tener miedo, prescindir del miedo, es desapegarse. Y mirar, es enlazar.
Pero también el guerrero es un mono, y el mono es alegría, el nuevo nacimiento, o sea lo nuevo, pero también osar.
Además guerrero es dragón, o sea, solidario, de modo que el guerrero contiene solidaridad, alegría, desapego, además de conciencia, porque el guerrero no es mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *