La luz es la que trae la forma

La luz es la que trae la forma. La luz o el fotón, cuando se convierte en bosón, introduce la forma, y entonces aparece la comprensión, el diálogo y la palabra.
El fotón se transforma en bosón y las cosas tienen forma; tienen fronteras definidas por la forma y aparecen palabras para nombrar esas formas.

La luz trae la forma y aporta el diálogo y los conceptos, pero el agua aporta el tiempo. Hay tiempo porque hay agua. Hay oportunidad de resolver algo. Hay oportunidad de que algo aparezca porque hay tiempo sustentado por la emoción, o hay emoción sustentada por el tiempo.
Tanto la luz como el agua saben manejarse en las fronteras. El agua sabe entrar en lo invisible y volver a entrar en lo visible; sabe abrir las puertas. Y la luz sabe entrar en la forma para volver a ser luz, entrando en la forma tantas veces como sea necesario.

La energía del hombre tiene que ver con la luz, porque tiene que ver con la forma, y la energía del tiempo tiene que ver con la mujer, porque tiene que ver con lo eterno, con la eternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *