La maduración supone ser cada vez más razonable, estar más dentro de la razón, escuchar a la mente como algo separado del corazón. Sin embargo, también existe la cordura, que proviene del corazón.

Hay quien piensa que hay una cierta competencia entre el corazón y el cerebro y que es más aconsejable guiarse por el cerebro. Según la persona va viviendo experiencias prefiere reforzar la parte razonable o de la razón, porque cuando sigue su corazón muchas veces se siente frustrada o engañada.

De alguna manera, las personas que creen en la supremacía de la razón, intentan que sus acciones, las de sus hijos y las de las personas en las que influyen, sean razonables, asociando el corazón con impulsos e instintos, dándole más bien un valor de inoportuno.
Si te dejas llevar por tus instintos primarios entras fácilmente en conflicto con la sociedad, por ejemplo si comes cualquier fruta o alimento que haya en una tienda simplemente porque tienes hambre.
De hecho uno de los primeros aprendizajes de los niños es controlar sus esfínteres en favor de la vida social, y lo siguiente es obligar u obligarse a hacer determinadas cosas que no te apetecen porque sabes que la consecuencia posterior es adecuada. Si estudias, apruebas y te lo pasas bien porque recibes regalos, y si eres adulto y trabajas, pagas tu vida y disfrutas, y si no, pues no.
De alguna manera la maduración supone el ser cada vez más razonable, estar más dentro de la razón, escuchar a la mente como algo separado del corazón.

Sin embargo, frente a la razón también existe la cordura, y cada una pudiera ser que estuviera hablando de realidades dimensionales diferentes.
Es decir, en una realidad dimensional material donde no hay lazos con las demás personas de tipo amoroso, porque están reprimidos, sino más bien de desconfianza, lo que es necesario que impere es la razón. La razón de que esto es mío y si no lo tengo, me va a faltar, y eso es algo razonable.
Pero también existe la cordura, que para algunas personas es algo utópico, sobre todo si encontramos que cordura viene de corazón. La palabra cordura etimológicamente procede de la palabra corazón; es actuar desde el corazón.
Puedes actuar desde el cerebro o desde el corazón. Si actúas desde el cerebro, lo haces bajo un condicionante del miedo y estás evitando problemas. Pero también pudiera ser que existiera la actividad desde el corazón.

A las personas que están dialogando con el Tzolkin, esto les sugiere una cierta resonancia, ya que hay una alineación con el corazón del cielo y con el corazón de la tierra que justamente sucede en el corazón del humano.
Es lo que expresa el sello de la tierra, que significa alineación y en una determinada consideración también significa voluntario.
Casualmente Pacal Votan en su sepulcro pudiera ser que estuviese representado por la tierra. Como ya hemos dicho en más ocasiones, Pacal Votan aparece horizontal, como la tierra.
A la tierra la define el horizonte y la definen tus pies, porque hay una atracción de gravedad. Por eso sabemos que aquello que expresa la tierra ama a todo, porque atrae a todo, no juzga a nadie y no le sobra nadie
En la representación, está en horizontal. Puede ser que sea redonda, pero desde tu sitio sabes que la tierra es el horizonte a lo lejos, o el suelo, que también es horizontal.

Pacal Votan está representando la posición del voluntario y tiene una cruz, que contiene el 4.
Pacal Votan con su cruz contiene el 4, pero también realiza un 5. La persona que es un voluntario se encuentra con esas 4 fuerzas, con ese yin yang que está expresado en el 4 y que también hace referencia a la manifestación creadora de Dios en su formulación expresada por la sabiduría de las pirámides, donde vemos esas 4 fuerzas, Isis, Osiris, Neftis y Seth, que dan como resultado al hijo, a Horus.
Hay una cierta relación entre esas 4 fuerzas que finalmente son gobernadas con el nacimiento de Horus y la representación de Pacal Votan con la cruz.
También el 4 nos lleva a la consideración de los contenidos que aparecen en la columna resonante, con el dragón 4 y el sol 10. El 4 contiene una puerta hacia la resonancia y está programáticamente asociado con el 10, con la perfección y con el espejo. Llegar al espejo y a la perfección está expresado en el 10, donde empieza la duplicación y comienza a verse algo que antes estaba solamente en la visión interior; si está en la visión interior, está en la oscuridad, no está en la luz, y entonces acercarte al espejo es también una iluminación de la parte oscura, y eso está en la resonancia.

Decíamos que Pacal Votan en la cruz de cuatro brazos está estableciendo una formulación del 5.
En el Vaticano, en Roma también hay una representación de algo similar. El centro de la plaza contiene un obelisco y está rodeada por una figura circular donde se puede encontrar también una imagen de la totalidad expresada por la tierra. Esa figura redonda, que forma la plaza en sí, en cuyo centro está el obelisco, contendría una vibración amor.

Podemos ver que aquello que está haciendo Pacal Votan, que reproduce el centro del tiempo común, también es amor, y esa frecuencia está plenamente presente en el propio símbolo. Quizá no sabes mentalmente cómo acercarte hasta ello, pero la visualización del propio símbolo ya te introduce, con más dilación o con más rapidez; ya estás en ello.

Posteriormente hay una iluminación desde el corazón que es la cordura, y ya estamos hablando de una dimensión diferente, donde lo que hay es amor.
Porque en cuanto hay miedo ya no hay amor, y entonces es cuando está el loco, el demente; quizá eres un demente coherente, pero estás bajo una obsesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *