La nutrición de la Serpiente

La serpiente abre como onda el tercer castillo, que es el castillo azul del tiempo real y de la nutrición celeste.

La serpiente significa la kundalini, la energía luminosa voladora, que recibe una nutrición celeste; recibe luz y alimenta su luz.

 

La serpiente tiene como onda oculta a la semilla, que recibe la nutrición desde su interior, porque tiene una conexión directa con la energía de la vida nutridora.

Pero en el Tzolkin la onda de la semilla, que es una de las columnas de hércules (en la otra está la onda de la serpiente) y uno de los accesos a la inmortalidad, se sitúa ya dentro del territorio del espejo, si consideramos que la columna resonante es un espejo.

 

Entonces, la serpiente está en el territorio sufriente donde la luz no recibe todavía nutrición de la luz, o sea está en las dimensiones sufrientes. Justamente la serpiente es ese momento donde la nutrición de la luz llega al ser real, y entonces comienza el tiempo real.

Si la serpiente no recibe nutrición es una serpiente dormida, pero cuando empieza a recibir la nutrición es una serpiente que expande su conciencia y ya es una serpiente guerrero.

Cuando la serpiente empieza a recibir la nutrición de la luz, empieza el tiempo real.

 

Hermanitos y hermanitas, abuelos y abuelas, padres y madres, no admitáis que alguien os defina. Definiros desde dentro de vosotros mismos, desde el programa interior. Claro, que entonces tenéis que ser íntegros con vuestro programa y no daros miedo hablar de la realidad Dios, porque es la realidad real.

 

Cada persona con sello serpiente lleva dentro un guerrero, y entonces, cuando actúa evolutivamente también lleva dentro un caminante del cielo. Quizá lleva un preguntador cuando no sabe quién es, pero cuando se reconoce, despierta al caminante del cielo.

Si el sello 5 se transforma en la onda 5, es porque el 5 encuentra transcendencia, y ese es el caminante del cielo.

Gracias Gus. Gracias Geo. Gracias G.

Un pensamiento en “La nutrición de la Serpiente

  1. La serpiente tiene como onda oculta a la semilla, que recibe la nutrición desde su interior, porque tiene una conexión directa con la energía de la vida nutridora.

    Pero en el Tzolkin la onda de la semilla, que es una de las columnas de hércules (en la otra está la onda de la serpiente) y uno de los accesos a la inmortalidad, se sitúa ya dentro del territorio del espejo, si consideramos que la columna resonante es un espejo.

    Entonces, la serpiente está en el territorio sufriente donde la luz no recibe todavía nutrición de la luz, o sea está en las dimensiones sufrientes. Justamente la serpiente es ese momento donde la nutrición de la luz llega al ser real, y entonces comienza el tiempo real.

    Si la serpiente no recibe nutrición es una serpiente dormida, pero cuando empieza a recibir la nutrición es una serpiente que expande su conciencia y ya es una serpiente guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *