La sexualidad es una parte de la realidad, justamente aquella donde Dios se presenta como hombre-mujer

Buscar a Tefnut también expresa la sexualidad sagrada, porque la sexualidad es una parte de la realidad, justamente aquella donde Dios se presenta como hombre-mujer. Y restablecer la unión hombre-mujer presente en la realidad Dios es un acto sagrado.
Tefnut es aquello real, no visible desde este nivel de la realidad, que te invita a ir más allá de la apariencia. Es la misma diferencia que hay entre decirle a una chica “guapa” o a un chico “guapo”, y decirle “te amo”. El guapo/a es exterior, pero hay una realidad profunda que siempre es amorosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *