La vida no te crea para devorarte o para acabar contigo

La vida no te crea para devorarte o para acabar contigo, sino para que florezcas, y para que al florecer comiences un viaje maravilloso en el tiempo, trascendiendo el tiempo, como sucede con las semillas. La semilla tiene un programa para florecer, para viajar en el tiempo, floreciendo constantemente.
La vida no te crea para devorarte, para introducirte en la no vida, sino para dirigirte hacia la plenitud, hacia la multi floración, la multi expansión multiplicada, de plenitud en multi plenitud. La vida traza un camino hacia el multi gozo, y tú estás en ese camino; formas parte de ese camino al multi-gozo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *