Las emociones te introducen en el ser humano y te llevan hacia el cielo

Conviene pararte a considerar tus emociones, dándoles espacio y atención, sin ignorarlas, huir de ellas o utilizarlas para manipular las situaciones en favor tuyo.
Conviene primero escucharlas, conociendo esa energía que es un regalo que está en ti desde siempre, que te ha permitido evolucionar y empezar a ser humano, ya que el humano que no tiene emociones no es humano.
Las emociones te han introducido en lo que es el ser humano, donde está la semejanza de Dios. La realidad Dios como imagen en un espejo, expresa tu semejanza.
Lo que te introduce como ser humano no es el conocimiento, que puede estar como programa en una máquina, sino la emoción.
Entonces, este tiempo es el momento de reconocer la emoción, que, una vez te ha introducido en el ser humano, está dispuesta a llevarte hacia el cielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.