Lo inadecuado refuerza lo adecuado

Lo inadecuado refuerza lo adecuado. Lo inapropiado refuerza lo apropiado. Lo inesperado refuerza el valor tranquilizador de lo esperado.
Si solo sucediera lo adecuado, lo apropiado, lo esperado, no seríamos libres, no podríamos elegir, no descubriríamos nunca nada nuevo, no podríamos explorar, no tendríamos nada que aprender. Y eso significa sencillamente que no estaríamos en esta dimensión, de ser libres, de descubrir, de aprender, de conectar con lo mejor desde la conciencia. Estaríamos en otra; no estaríamos en esta.
Eso refuerza y resitúa el valor de lo inadecuado, de lo inesperado, de lo inapropiado, porque le sitúa en un territorio que está muy vivo; te llama a estar despierto, a elegir, a ser libre.
Cuando sucede algo fuera de su lugar, te despierta. Quizá en la dimensión máxima siempre sucedan cosas maravillosas máximas, pero en esta dimensión en que se mueven los seres humanos y la humanidad es un tema entre estar despierto y estar dormido. Es muy fácil estar dormido. Por eso es necesario que aparezcan ángeles bajo el aspecto de lo inapropiado para despertarte, para resituarte en la conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *