Los ángeles del karma

Compartimos la respuesta a una pregunta sobre los ángeles kármicos o ángeles del karma, por si es de interés:

La realidad del karma es el dharma. La realidad del karma, que parece una deuda o una cosa terrible que hay que levantar, es el dharma.
Hay como una pareja, una dualidad, karma y dharma, pero justamente esa realidad que une los dos conceptos está diciendo que el dharma es algo que está unido al karma.

Cuánticamente sabemos que hay muchas posibilidades, pero nosotros vivimos en una. La realidad es múltiple y todas las realidades son igual de reales. Nosotros estamos en una realidad. Si lo que estamos viendo es el karma, sabemos que hay una conexión, un camino que une el karma con el dharma. Entonces, la cuestión es justamente focalizarse en ese dharma. De esa manera la aparición del karma es lo que te faculta para entrar en la maravilla que expresa la plenitud del dharma.

Se trata de elegir. Nosotros estamos en una realidad, pero esa realidad corresponde a una actitud. Es tu actitud vibracional la que te sitúa en esa realidad. Consecuentemente, cuando aparece con claridad el karma es cuando puedes elegir el dharma.
Por eso es una ayuda, porque es el momento de iluminación donde estás viendo tu deuda y aceptas las consecuencias, y así justamente puedes transmutarlo, lo cual te supone producir una vibración que transforma la vibración del karma. El karma es el resultado de la vibración del ego y del miedo, y entonces tú, a través de ese reconocimiento, reconociendo la plenitud de la vida que es el amor, te entregas a ello. Por eso, la aparición del karma es una ayuda.

Si estamos hablando de ángeles del karma, sería como hablar de emanaciones de Dios donde te presentan tu karma para que puedas despertar el dharma, a través de esa transmutación en la actitud, porque lo importante es la actitud.
Si te sitúas en el amor, cualquiera que sea el karma, que es una deuda, está condonado.

2 pensamientos en “Los ángeles del karma

  1. Precioso texto Jose. Cada día te leo y aprendo mucho con toda tu sabiduría.
    Soy Noelia (dragón espectral y alumna de tus clases). Te echo de menos. Los compromisos laborales me impiden seguir las clases en directo, como el año pasado, pero te leo todos los días y veo vídeos tuyos y de Ana en YouTube.
    Gracias por haberme ayudado tanto el año de mi nuevo nacimiento (mono 1, justo en el centro del telar). Te llevo, tanto a ti como a Ana, en mi corazón.
    Gratitud infinita y bendiciones!
    Noelia. Dragón Espectral Rojo

    • Tu texto sí que es bonito y la emoción que expresas sí que es bella. Más que una alumna te consideramos una compañera en la interacción que hacíamos con las demás personas, porque tú tenías algo que comunicar y así lo hiciste, que nos ha sido muy enriquecedor a todos.
      Siempre eres bienvenida si en algún momento, sea clase o meditación, quieres participar.
      Gracias. Nuestro deseo es que sea “hasta pronto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *