Los antiguos sabían que había una conexión Wifi

Los antiguos sabían que había una conexión Wifi que estaba siempre abierta con dimensiones superiores, con lo óptimo, con la realidad Dios, con aquel lugar/espacio/escenario donde todo está bien y tú estás estupendamente.
Los antiguos sabían que había una conexión Wifi abierta permanentemente con la maravilla y a eso lo llamaban oración, pedirle a Dios, a lo divino o a lo trascendente, que ahora también se habla de ancestros y guías…

Pedir a la maravilla tenía una consecuencia que era hacer aparecer aquello que pedías. Y los antiguos sabían que eso estaba abierto. Ahora sabemos que podemos traducir eso bajo el nombre de Wifi. Hay una Wifi permanentemente abierta con la dimensión de la maravilla.
Es decir, es como si fuéramos viajeros espaciales, como ahora vemos en el espejo de la realidad, donde hay astronautas conectados permanentemente con la base. Podemos creernos que esa es la realidad, pero es un espejo de una realidad trascendente.
Esa imagen nos muestra como nosotros estamos permanentemente conectados con la base, que es el lugar de donde procedemos. Estamos conectaos permanente con la maravilla, con lo óptimo, con dimensiones superiores, porque ese es nuestro lugar de origen, nuestra procedencia.

Todas las personas, cuando despertamos a ese conocimiento, despertamos al Wifi, despertamos a la realidad de la conexión. La conexión es permanente, porque no depende de nosotros. La conexión está abierta siempre. Lo que depende de ti es querer conectar. Y la cosa comienza haciendo esa petición de lo que necesitas.
Los antiguos sabían que esa conexión era permanente. Nosotros tenemos que descubrir que es permanente y actualizarla, utilizarla y usarla. Eso es también lo que en el lenguaje cifrado de las tradiciones aparece como Rafael. El lenguaje cifrado de la tradición habla de Rafael, que es el ángel que está permanentemente llevando tus palabras a Dios y el ángel que está permanentemente llevando la respuesta de Dios hacia ti. Esa posibilidad está siempre abierta y esa respuesta necesita tu petición. Eso es Rafael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *