¿Por qué los mayas determinaron la existencia de 13 tonos que corresponden a 13 ciclos lunares?

¿Por qué los mayas determinaron la existencia de 13 tonos que corresponden a 13 ciclos lunares?, ¿por qué usaron el 13 y no el 14, por ejemplo?
(compartimos la respuesta)

Los mayas hablan de los 20 kines, que significan días, y luego hablan de otra ordenación basada en el 13, que determina ondas. En el lenguaje común se le llama 13 tonos lunares, pero lo importante no es que sean lunares o no lunares, porque hablar de 13 tonos lunares puede simplemente significar que se trata de 13 energías, 13 tonos que no siguen la secuencia de los días, que son solares.
Entonces, estaríamos diciendo que son 13 tonos no solares, como equivalente a lunares. Es decir, es otra secuencia diferente a la de los kines, no siendo lo más importante el que sea lunar o no, sino que es una secuencia diferente de la anterior.

Esa secuencia de 13 explica las 13 columnas que aparecen en el Tzolkin de 260 kines. Por ese motivo no hay 14, porque la columna 14 es la repetición de la columna 1.
Lo importante es encontrar que uno de los ritmos vitales aparece como 20. La observación te puede llevar a encontrar que hay una secuencia que está basada en el 20 para que sucedan cosas, y que mientras está sucediendo esa secuencia de 20, aparecen otras cosas en una secuencia de 13, mostrando que la profundidad de la realidad contiene muchos planos y muchos niveles, y unos se superponen en otros.

Que haya secuencias de 20 sellos, de 20 ondas, de 13 tonos y de 13 columnas, y que de ahí se pueda sacar una enseñanza, muestra cómo el hombre es un ser multi dimensional y que está actuando al mismo tiempo en varios niveles y no solamente en uno.
También expresa cómo hay sucesos que son los de tu voluntad, que quieren ir hacia un sitio que está en el futuro, pero que también hay acontecimientos que van del futuro hacia ti. Es decir, desde donde no has llegado hay algo que se está dirigiendo hacia ti para darte energía, y ese es el camino de los guías que vienen a buscarte.

En esa secuencia de 13, el centro, es decir el tono 7, equivalente a la columna 7, contiene un momento especial, que se expresa como nuevo nacimiento y que está envuelto en esos 13. Puedes reconocer cómo en tu vida hay un momento especial que tiene una preparación, que es el periodo del 1 al 7, pero que luego tiene una continuación, que es el periodo del 7 al 13.
Ese momento ha sido tal vez una idea fulgurante que ha aparecido en tu interior como una cosa muy puntual, pero te ha permitido luego un desarrollo; no era solamente encontrar esa idea sino su desarrollo posterior de esa idea.

Es decir, hay un momento de genialidad y eso corresponde al 7, porque esa genialidad está sustentada en lo que has vivido antes, pero su importancia está en lo que vas a vivir después.
Eso está expresando el ritmo de 13. Es importante que llegues al 13, pero antes sucede una cosa maravillosa en el 7. En el 7 es donde se encuentra la energía fluyente, como 7, con la energía que viene a buscarte desde el 13, también como 7.

Vivir el 14 también es importante, porque es como sello el mago, es decir, entrar en lo que hay más allá de la apariencia, y como onda el perro, es decir, la vivencia del amor incondicional. Pero el Tzolkin como tal expresa 13 columnas.

También los 13 tonos se pueden asociar con 13 meses lunares de 28 días. La única cuestión es que realmente la luna no tiene un ciclo de 28 días, sino que lo que nosotros vemos desde la tierra es un ciclo de 29,5 días aproximadamente. Consecuentemente, hay años que puedes ver 13 veces la luna, pero también hay muchos años que solamente vas a ver 12.
De cualquier manera, las 13 columnas también pueden hacer referencias a 13 agrupaciones de 28 días, donde van a aparecer en cada agrupación cuatro niveles de 7 en 7, donde 7 días pueden ser rojos, 7 blancos, 7 azul y 7 amarillos.
Como no aparece espacio para el verde, aquí la denominación lunar mostraría que se trata de algo que sucede en la cuarta dimensión, mientras que los 20 sellos, con sus cinco niveles, muestran un camino a la quinta dimensión.
Sin embargo, la quinta dimensión siempre está presente, y aquí aparece en el día fuera del tiempo. Las 13 lunas de 28 días, que hacen referencia a los 13 tonos, acabarían el día 364, quedando un día y también una fracción para completar el año. Ese día es el “día fuera del tiempo”, de ajuste y meditación, que también expresa la quinta dimensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *