MEDITACIÓN ONDA ESPEJO: SOL 3

SOL 3

El tercer día de la onda del espejo, que es el tercer escalón de acceso a la columna resonante, es SOL 3, guiado por la semilla 3.

El sol 3 tiene, como energía y fuerza oculta, impulsando el proceso, al dragón 11, que por un lado da sentido a su propósito, que es el nuevo nacimiento, y por otro lado, en su viaje inverso de acceso al interior de la columna resonante y al nuevo nacimiento, aparece unido con el sol 10.

El dragón 11 traduce la energía del sol 3 desde el oculto, pero al mismo tiempo está impulsando la entrada en la resonancia, manifestada como dragón 4-sol 10.

 

De esta forma vemos que la energía de los dos días es la misma, dragón-sol y sol-dragón, y eso es lo que sucede justamente en el interior de la columna resonante, en el centro del telar lugar del nuevo nacimiento, donde el sello 130-perro 13 y el 131-mono 1 son ocultos entre sí y, de alguna manera, son el mismo.

Esto significa que se produce una modificación del tiempo, y que ese presente ya no se puede circunscribir a lo que dice un reloj acerca del día.

En el inicio de la columna resonante nos encontramos con lo mismo, expresando así una resonancia con ese momento: Sol 3-dragón 11 unidos a dragón 4-sol 10.

Lo que sucede en el centro del telar está expresado por los sellos 10 y 11, y aquí está expresado por los tonos 10 y 11. El dragón 11 y el sol 10, cada uno en un día distinto, están manifestando ese orden inverso donde del 11 pasamos al 10.

 

Con el orden directo, al llegar al tono 10 de perfección encontramos la liberación del tono 11, de haber realizado la misión. Sin embargo, aquí lo que encontramos es que la solidaridad y la energía femenina expresadas por el dragón 11, son las que te introducen en el tono 10. En un caso, el 10 te lleva al 11, y en el otro es el 11 el que te lleva al 10.

El dragón 11 en sentido directo está sacando la fuerza del tono 1, de la invitación a osar, a hacer algo nuevo que normalmente deshechas por no parecer práctico ser solidario, pero si te atreves a ser solidario puedes experimentar lo que expresa el tono 11 de liberación.

Pero aquí la propuesta es considerar el tono 11 del dragón sacando su fuerza inversa, es decir en su devenir inverso, desde la transcendencia y no desde la experimentación.

 

El dragón 11 ocupa el tercer lugar en sentido inverso cuando viene desde la noche 13, de modo que es una forma del ensueño y de la meditación la que viene a reforzar los contenidos de la solidaridad y a impulsarte hacia la vivencia del nuevo nacimiento.

Desde la noche se aporta una fuerza extra a esta vivencia del nuevo nacimiento, sacando sus raíces, no desde la evolución ascendente.

Al entrar en la columna resonante vamos a recibir ayuda directa desde dimensiones superiores, pudiendo vivenciar y aprender cosas sin pasar por la lógica, solo plenamente desde la intuición y la visión.

El guía de la noche 13 es la mano 13, que es sanar y canalizar de modo transcendente. Esa es la propuesta y el escalón. A partir de ahí es cuando entras en la columna resonante.

 

El dragón 11 en sentido directo saca fuerza del juego y la inocencia, para impulsarte hacia el castillo verde y la transcendencia, pero en sentido inverso saca fuerza del castillo verde y en la onda lo saca de la transcendencia y del ensueño.

Y entonces se amplía el nivel de experiencias y de transformaciones, que es una forma de ampliar el tiempo. Ampliar la transformación también es ampliar el tiempo.

Producir transformaciones en niveles más profundos es ampliar el tiempo, que es entrar en lo atemporal, algo que significan las columnas de hércules, asociadas a la inmortalidad.

 

De modo que entramos en un tiempo expandido donde la persona puede encontrar una resonancia interior expandida.

También entramos en un tiempo más luminoso, como saliendo de la noche, donde muchas cosas se van a hacer reales.

Las personas se van a hacer más reales, los grupos se van a hacer más reales, y el tono 10 va a despejar mucha incertidumbre.

Muchos procesos se cierran y nuevos procesos se abren, solo que en otra dimensión. Encuentras a los tuyos y los tuyos te encuentran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *