No estamos en la tierra, estamos en el tiempo

(12/7/2015)
No estamos en la tierra, estamos en el tiempo. Quizá podamos afirmar que estamos en el tiempo, que es algo que no sabemos qué pueda ser, pero es una oportunidad, y la tierra es lo que está dentro de nosotros.
No estamos en la tierra, sino que estamos en el tiempo y la tierra está dentro de nosotros, como ese fotón, esa expresión que es energía pura en el campo de la energía, que al atravesar un campo de materia despliega la materia de la energía como un espejo. Ese desplegar es similar a la imagen en un espejo.

De modo que la energía, que es esa luz, lleva dentro la materia, y solo aparece como materia en un campo unificado donde sucede esto, que es el campo de Higgs.
El fotón, al atravesar el campo de Higgs despliega la materia y hace aparecer al bosón de Higgs, para dar cumplimiento a la ley de la relatividad donde la energía es proporcional a la masa (E=m.c2). La fórmula es un espejo que hace ver la masa de la energía.

En determinados lugares la energía pueda aparecer solo como energía, pero en un campo material presenta como espejo, de forma especular, su forma.
Es importante considerar la referencia al espejo, que permite ver, porque ver es adentrarse en el territorio de la forma. Ese es nuestro territorio en estos momentos. Al despertar la conciencia accedes a ese territorio del espejo, pero es solo el inicio, y la forma es lo que despliega la energía.

Eso es lo que se describe, con el tecnicismo de iniciados, como Bosón Higgs. A nosotros nos ayuda a estar despiertos desde la conciencia, para no funcionar dentro de un sistema de creencias, que es como una red que te atrapa y aísla.
Buscando en el interior encuentras la conexión energética que no necesita forma. Es el punto donde Dios se asoma a través tuyo a esa dimensión. Consecuentemente no hay ninguna cosa que pueda afectarte, porque todos son formas y tú eres SER.

La energía en reposo de un cuerpo es el producto de su masa por un factor de conversión (velocidad de la luz al cuadrado).
Esta fórmula es un espejo. Si el espejo está de cara a la pared, no aparece nada. Pero si enfocas el espejo hacia un lugar o hacia otro, aparece una chaqueta colgada, una silla, una persona, etc.
Es decir, aparece su forma. La chaqueta, la silla o la persona están en otro lugar, pero sobre la superficie pulida del espejo aparece la forma, haciendo descender la forma dentro de la apariencia.
Esta fórmula E=m.c2 es un espejo, porque es una ley -quién haya otorgado la ley es otro tema- que dice que a tal cantidad de energía corresponde tal cantidad de masa, de modo que la relación entre la energía y la masa es una constante o algo parecido.

Pero esto sucede solamente en los lugares donde la materia se puede manifestar. Por eso el espejo, y esta fórmula es un espejo, lo muestra. Puede haber y hay realidades que son solo energía en el nivel energético en que se encuentran, pero las relaciones que establecen desde la masa son solo relativas porque afectan únicamente a ese nivel dimensional. Por eso no se pueden construir como absolutas, porque entonces atrapan la parte espiritual y le impiden ser.
Ese es el tema actualmente. Desbloquear la materia de alguna forma libera los hechizos y recupera el alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *