ONDA DEL ÁGUILA: Del 30 de septiembre al 12 de octubre

ONDA DEL ÁGUILA: Del 30 de septiembre al 12 de octubre

El águila como sello está asociada al enlazador de mundos. Significa que cuanta más creatividad, más te favorece para entrar en conexión o enlazar con otras dimensiones.
El enlazador es un sello un tanto complejo porque se le suele atribuir folclóricamente una relación con la muerte. A mucha gente le gusta hablar de la muerte, pero realmente no sabemos si la muerte existe o es una forma de hablar y se podría hablar de transmutación u otras posibilidades. Pero a mucha gente le gusta hablar de la muerte, porque están cerca a través de que no se sienten bien. No están llenos de vida y entonces están cerca de esa carencia.
Nosotros preferimos hablar del enlazador en relación con el desapego, que es una forma de muerte del ego, y sobre todo con la capacidad de enlazar con otras dimensiones, de encontrar cosas nuevas, como en el viaje de Colón, que pertenece a la onda del enlazador.
La creatividad de la onda del águila la asociamos a algo parecido a lo que ha impulsado ese gran encuentro. La característica del enlazador es unir, enlazar con otras dimensiones, encontrar, y para eso hace falta desapegarse mucho del ego. Con lo cual, la creatividad está asociada al resultado de encontrar formas de vida más allá de los límites restringidos. Los límites restringidos son los límites, entre otras cosas, del ego.

El servicio en esta onda es colaborar con el alineamiento con la tierra (tono 3), y al acceso a otras dimensiones se llega mediante la iluminación y la comunicación desde el espíritu (tonos 6 y 8).
El águila es el regalo del mago, pero además es su onda asociada u oculta.

La creatividad se desarrolla al mismo tiempo que aprendes, pero lo importante es que la onda del mago te conduce a enlazar como trascendencia del aprendizaje, y este enlazar trascendente es equivalente a sanar trascendente.
La onda del mago acaba en el enlazador 13, a la vez que la onda del águila acaba en mano 13, y uno traduce al otro.
La sanación iniciada por la luz del reconocimiento humilde del error, libera la creatividad maniatada precisamente por el error, por el miedo, o por una información equivocada, o sea por algo que te impide ser tu mismo y reconocerte en el otro, o sea amar, o sea la plenitud. Y la plenitud sí que es la creatividad a raudales.
Es imprescindible reconocer el error, pero en ti, y sanarte, o sea aprender.

El mago, como onda está unido al águila, de modo que cuando vemos el águila en el quinto castillo, es aquel mago que inició su tarea en el primer castillo. Es tu ser espiritual, celeste, siempre vivo en ti, el que te espera, el que te atrae a la transcendencia, al cielo. Y finalmente, el sol.

INTERPRETACIÓN:
El águila se asocia con la visión, y con la visión aparece la creatividad, que es una ampliación de las posibilidades, y la intuición, que es una visión sugerida desde dentro.
Una característica importante del águila es su capacidad enlazadora. En la propia visión se establece para todas las personas la posibilidad de establecer un enlazamiento que tiene una realidad sólida muy consistente, no visible en el mundo de las apariencias, pero sí muy real, de modo que la visión enlazadora crea la realidad de un auténtico y real puente con otras dimensiones o incluso con otras personas.
La simple visualización de una persona te une con ella de un modo totalmente real, sobre todo con tu intento.

También es importante reconocer en el águila una expresión del tiempo, que te va a decir dónde te encuentras, pero en la realidad real. Esto es debido a su color azul, que significa el tiempo, la conciencia y la activación de la transformación.
El águila, dentro de los sellos azules ocupa el cuarto lugar del azul, por lo que como sello la activación de la visión te va a situar en una realidad de cuarta dimensión.
La auténtica intuición, creatividad y visión enlazadora, como sello expresan algo relacionado con el 4, que es algo que podemos reconocer como cuarta dimensión, donde la persona ya está despierta y su modo temporal de estar despierto contiene el momento evolutivo transformador, en preparación para el acceso a la quinta dimensión.

Pero el águila como onda azul se presenta en el quinto lugar. La vivencia de la onda del águila ya contiene elementos de quinta dimensión, y por ese motivo se sitúa como expresión del tiempo del castillo verde.
La onda del águila es la onda azul del quinto castillo, expresando la atemporalidad y las transformaciones asociadas al quinto castillo.
El águila como sello, que es la cuarta vez que aparece el azul, está viendo al guerrero (siguiente sello), la expansión de la conciencia, pero como onda está viendo la expansión que se produce en la sociedad de la estrella (siguiente onda).

EL TONO 7 RESONANTE:
La onda del águila canaliza la solidaridad y la del mago la iluminación. Cualquier conocimiento que no amplíe tu solidaridad, no te ilumina sino que más bien te oscurece.
El tono 7, tono resonante, significa CANALIZAR. Lo que aparece en el tono 7 es algo que viene facilitado desde el cielo o dimensiones superiores de la vida. Es algo que viene canalizado.
Luego el tono 7 en cada onda muestra qué cualidad resulta ser canalizada desde el propósito origen de la onda. Así podemos VER qué facilita, qué canaliza cada sello. Sólo tenemos que colocarlo como propósito, es decir como comienzo de onda o como tono 1.
Así encontramos que el mago 1 tiene como tono resonante al sol 7 y el águila 1 al dragón 7.
Por ello el mago te lleva a la iluminación sin esfuerzo, sin darte cuenta porque es canalizado, mientras que el águila, la creatividad, sirve para canalizar la solidaridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *