Onda de la noche: Del 9 al 21 de agosto. Ensoñar la abundancia para todas las personas

ONDA DE LA NOCHE: Del 9 al 21 de agosto

En esta onda se llega desde la ensoñación de la abundancia (noche, tono 1) hasta la visualización elevada (águila, tono 13).
El desafío (semilla, tono 2) es acertar con el momento oportuno para la visualización, dejando madurar las circunstancias hasta llegar a la creatividad.
La misión en esta onda (serpiente, tono 3) es elevar la energía personal luminosa, aumentando la capacidad de meditación y ensueño de los seres humanos
En este camino, a la visualización le da fuerza la realización en su vertiente sanadora (mano, tono 5), siendo la creatividad reforzada por el juego y la alegría (mono, tono 9).

INTERPRETACIÓN:
En la noche se sueña la abundancia desde esa dimensión óptima que significa lo verde: el día verde, el día sin tiempo, la familia del día verde y la quinta dimensión.
Soñar la abundancia desde esa quinta dimensión se ve reforzado desde la mano (tono 5).

En esta relación entre la mano y lo expresado por la noche, que contiene la vivencia de la quinta dimensión, se nos plantean dos acepciones.
Por una parte, hacer bien y sanar, y por otra aparece una resonancia maravillosa con la actividad de los huicholes y sus ceremonias, donde es imprescindible reconocer las faltas al amor.

En la primera formulación, al estar en un color azul se trata de experiencias vivenciales pidiendo hacer algo para activar el contenido. La forma de sanar y hacer de la mano, en la medida que traduce las cosas buenas y la abundancia que estás ensoñando, es la forma directa de hacer todo lo que puedes en favor de ello. De alguna forma refuerzas el propósito de esta manera.
En la otra formulación, se trata de reconocer dónde has roto la conexión con lo óptimo a través de tu falta al amor. Restablecerlo es volver a conectar con lo óptimo, y de alguna manera le da fuerza, porque los contenidos de la ensoñación entonces se ven revitalizados al poder fluir.
Cuando se restablece la conexión le da sentido a ese ensueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *