19 abril 2018: Ya no tiene sentido repetir rutinas. Es el momento de atreverse y adentrarse en lo nuevo, porque la realidad de cada día es diferente

19 abril 2018. MONO Rítmico 6. Onda del Enlazador de Mundos. Mago 4 y Enlazador 2 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 12 serpiente.

La alegría, el juego y la osadía inocente son una puerta para acceder a nuevas realidades, hasta ahora no exploradas suficientemente. El enlazador es aquel que se atreve a unir situaciones y personas, soltando lo que ya no sirve para poder despegarse del suelo, desapegándose de lo material (águila, sello oculto).
Ya no tiene sentido repetir rutinas. Es el momento de atreverse y adentrarse en lo nuevo. La realidad de cada día es diferente y por eso también nuestros comportamientos tienen que ir adaptándose.
Escuchemos, con una escucha activa, lo que nos dice nuestro cuerpo, el entorno y la vida.

Gracias. Bendiciones.

18 abril 2018: Para enlazar y acceder a la nueva realidad necesitamos soltar lo que ya no sirve, sea una relación, una actitud o una adición

18 abril 2018. PERRO Entonado 5. Onda del enlazador de mundos. Dragón 4 y Enlazador de mundos 8 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 11 Semilla.

El amor da fuerza para enlazar y también para respetar los procesos ajenos y practicar el desapego (onda enlazador)
Amar a alguien de forma incondicional significa querer lo mejor para esa persona, independientemente de los intereses personales. Amar a un hijo significa dejarle volar para que creer su camino. Amar a una pareja implica permitir que se vaya cuando llegue el momento, sin intentar retenerle.

Para enlazar y acceder a la nueva realidad necesitamos soltar lo que ya no sirve, sea una relación, una actitud o una adición.
Estamos co-creando una nueva forma de vivir la realidad.
Gracias. Bendiciones.

17 abril 2018: La empatía nos ayuda a conocer y entender a las personas, pero también hay que dejar de tomarse las cosas personalmente (acuerdos toltecas) y para ello hay que limpiar las emociones

17 abril 2018. LUNA Autoexistente 4. Onda del Enlazador de Mundos. Estrella 4 y Enlazador de mundos 1 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 10 Noche

La respuesta a cómo podemos enlazar, integrando personas, culturas y tradiciones, nos la da hoy el Tzolkin con la luna (tono 4, cómo alcanzar el propósito). La empatía nos ayuda a conocer y entender a las personas, pero también hay que dejar de tomarse las cosas personalmente (acuerdos toltecas) y para ello hay que limpiar las emociones.
Cuando alguien está enfadado no quiere decir que hayamos hecho algo para propiciarlo. Lo mismo pasa con otras emociones como tristeza, frustración, impotencia, etc. Pero si nos afecta sensiblemente la reacción de otras personas, entonces sí tenemos que atenderlo, como algo propio.
No podemos responsabilizarnos de lo que hacen los demás, pero sí de nuestros procesos y reacciones.

Hay emociones positivas. Quizá podamos detectar alguna en estos momentos.
Gracias. Bendiciones.

16 abril 2018:para enlazar no es tan importante decidir y ser resolutivo, sino escuchar de forma activa y expresar desde el corazón , buscando la armonía y valorando la belleza y la estética

16 abril 2018. ESTRELLA Eléctrica 3. Onda del Enlazador de Mundos. Águila 4 y Enlazador de mundos 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 9 viento

En este día el Tzolkin propone desarrollar un servicio enlazador (tono 3, onda enlazador) mediante la armonía y la belleza. Quizá para enlazar no sea tan importante decidir y ser resolutivo, sino escuchar de forma activa y expresar desde el corazón (nawal viento), buscando la armonía, el integrar y valorando la belleza y la estética.
Hay valores que pueden parecer secundarios pero que resultan ser los más enlazadores e integradores.
Estamos tratando de crear la sociedad de la estrella, donde cada persona encuentre en el otro a un ser de luz, y sin embargo está más cerca de lo que creemos. No necesitamos buscar mucho. Solo hay que descubrir los vínculos amorosos, esa red o malla que une a los seres humanos desde el corazón.
El planeta se está llenando de mallas amorosas.

Gracias por estar ahí. Bendiciones.

La familia central, que está compuesta por la tierra, el viento, la mano y el humano, en el Tzolkin aparece iniciada por el viento

La familia central, que está compuesta por la tierra, el viento, la mano y el humano, en realidad en el Tzolkin aparece iniciada por el viento, que es el segundo sello.
Esa disposición de rojo, blanco, azul y amarillo es la de la familia tipo, pero luego cada familia aparece de una forma determinada, solamente iniciada por el color rojo en el caso de las familias cardinal, iniciada por el dragón, y polar, iniciada por la serpiente. En las demás familias el primer sello que aparece no es el rojo, estando iniciada la familia central por el color blanco.
Lo que diseña la familia central es una propuesta que podríamos expresar como viento-mano-humano-tierra y traducirla a lo siguiente:

Viento, como comunicación. Cuando tú ves a una persona lo primero que haces es saludarla con la palabra “hola”, queriendo decir somos amigos, no enemigos o “tú eres otro yo”. Pero también en un sentido más estricto podríamos decir que viento significa la impecabilidad de palabra, la comunicación.
Entonces, al considerar esta familia, estos sellos, vemos que lo que aparentemente comienza con la tierra, en realidad comienza con el viento.
La palabra es el saludo y también la impecabilidad de la palabra como base de la comunicación. De esta manera, esta familia tendría una vocación a expresar lo blanco, en cuanto a emociones, pero también y sobre todo, porque cada vez adquiere más relevancia, algo que sirve para unir.
En un momento en el que el gran riesgo para la humanidad es la guerra, el conflicto y la fractura, aparece como fundamental el valor de la palabra asociado a la paz, la resolución de los conflictos y lo que une. Es muy importante poner la relevancia en ese concepto, porque ya desde los albores de la humanidad, desde el inicio de la humanidad, en esta sabiduría expresada por los abuelos, aparece como fundamental la palabra como algo que une.

Entonces, si desplegamos la realidad que aparece en esta familia diríamos que lo primero es el saludo, el hola. Lo segundo es el abrazo, porque el siguiente sello es la mano. La mano es con lo que tú abrazas a una persona. La mano, el brazo, es más fuerte al atraer que al separar. La mano, y como consecuencia el brazo, es más fuerte al abrazar que al golpear. Hay más fuerza. Esa es su función.
El viento es el saludo y la impecabilidad en la palabra, y la mano es el abrazo y la impecabilidad en la acción. Podemos traducir que el abrazo es impecable. Podemos traducir y afirmar que el abrazo es una expresión en la impecabilidad, en algo atemporal y no solo en algo temporal que corresponde al aquí y ahora, sino en el siempre.

Vemos que ciertamente el saludo es lo primero, y el abrazo y el acogimiento es lo siguiente. En tercer lugar en esta familia aparece el humano, la libertad, que es el valor propio del ser humano y en sí un enigma a descifrar en esta encarnación. Cada persona de alguna manera tiene que dar valor al hecho de ser humano.
La palabra es impecable cuando saluda, la acción es impecable cuando abraza y el hombre es impecable cuando es libre, porque quiere decir que ha recuperado su alma, es decir, ha reconectado con la realidad Dios presente en su interior, y la consecuencia es la plenitud del ser humano, la libertad. Ahí tenemos esos tres contenidos enlazados, dispuestos a todos los seres humanos para encontrar sentido en su encarnación.

En cuarto lugar aparece aquél que inicialmente debería aparecer como primero. Los tres primeros elementos crean una realidad, que es expresada como tierra. Esos tres elementos, sellos o conceptos te sitúan ante la emergencia de una realidad, que la hace similar a la madre tierra, que te permite encontrar tu lugar de poder, que te alinea con el corazón amoroso de la vida, que te despierta a tu realidad de voluntario en esta encarnación.

Onda evolutiva del enlazador de mundos

ONDA EVOLUTIVA DEL ENLAZADOR DE MUNDOS:

Cuando sitúas la onda del enlazador en el Tzolkin de ondas, aparece en el sexto lugar, es decir, los 13 tonos de la onda del enlazador se superponen con las 13 formas en que aparece el enlazador. De esta manera el enlazador es como un diccionario, o sea una traducción.
Podemos encontrar los 13 tonos de la onda encantada traducidos, pero de cualquier onda encantada, bajo la forma del enlazador, en las 13 formas en que aparece.
La luz toma una forma para cumplir una misión y eso es el dragón, pero el enlazador es la segunda formulación de esa luz que ha tomado una forma para cumplir una misión. Por eso las 13 formas del enlazador, asociado numéricamente a los 13 tonos, también son una expresión de la luz cumpliendo una misión.

El enlazador 6 es la PRIMERA forma del enlazador, por lo que en el propósito del enlazador, enlazador 1, siempre subyace su característica de 6, que es una puerta por su referencia a la columna 6, asociada a las columnas de Hércules y puerta a la inmortalidad.

La SEGUNDA vez que aparece el enlazador es como enlazador 13 y se superpone al segundo tono de la onda del enlazador, que es la mano 2.
De esta manera, el enlazador asocia el tono 2 a la transcendencia, pero también a la mano. En ese sentido unimos, con alguno de los cien ojos con que se debe considerar el Tzolkin, la presencia de nuestros amados peregrinos de la sierra madre, redimiendo sus ofensas al amor como expresión del arquetipo humano, es decir, haciendo un acto sagrado del juicio de Osiris en favor de toda la humanidad. La mano azul siempre nos trae a la presencia el venado azul, y en concreto la mano 2 es el venado azul como otro, es decir, todo lo que tú puedes hacer por el otro sin esperar recompensa en esta dimensión, solamente por reconocer lo sagrado en el otro.

La TERCERA vez que aparece el enlazador, que como 3 hace referencia a la misión, es como enlazador 7. En esa resonancia aparecen los contenidos de la estrella 3, o sea, la sociedad celeste.
La tercera presentación de la onda del enlazador es la estrella 3 y se superpone sobre el enlazador 7.

La CUARTA forma, que es la que va a decir el “cómo”, o sea cómo ser puerta, aparece adoptando el propósito de enlazar, enlazador 1. Cuando tu propósito es ser enlazador estás creando una puerta, estás abriendo una puerta a la inmortalidad del otro. Si esa es tu decisión, el suceso vendrá después, desde dimensiones superiores, porque tú solamente necesitas abrir la puerta.
Lo que se superpone con el enlazador 1 como cuarta expresión del enlazador, es la luna 4 y aporta la emoción expresada por la luna, como expresión del “cómo” ser enlazador. De modo que el enlazador 1 es una expresión de la emoción.

La QUINTA vez que aparece el enlazador, correspondiendo al tono 5 de la onda del enlazador, que es lo que va a dar fuerza a ese propósito, está expresado con un tono 8, enlazador 8, que es la integridad en el propósito. Da igual tu debilidad personal, porque no es una cuestión de voluntad, sino que es algo que sucede en el corazón, esa alineación desde tu corazón con el corazón del cielo.
El tono 8 es una puerta, porque corresponde a la columna 8, que también es una de las columnas de Hércules. Lo que aparece ahí es un programa o diseño realizado en el corazón de la realidad Dios.
Si la integridad es ser tú mismo, la realidad que está dentro de ti es la semejanza de Dios, y lo que te aleja de esa semejanza de Dios es justamente lo que te hace pesar en el juicio de Osiris, que es el odio, el miedo, la envidia, etc., y lo que te devuelve a esa integridad es el amor. Por eso, es lo que da fuerza al propósito como expresión del tono 5.
La quinta expresión del enlazador es el enlazador 8, de la onda de la tormenta, que es una de las expresiones de Huracán, y en la onda del enlazador es el perro 5.
De modo que el enlazador 8, que da fuerza al propósito, también es traducido por el perro 5; es como decir que el amor incondicional siempre va a dar fuerza al propósito enlazador.

La SEXTA presencia del enlazador es con el tono 2, enlazador 2, y ahí vemos cómo el dos y el seis van unidos, donde el 6 es una de las columnas de Hércules. Está asociado con el mono 6, conteniendo esa puerta, que también está presente en el enlazador, una referencia al osar.
El mono, además de ser una forma del dragón, también es una forma del enlazador (familia Cardinal).
El mono 6 como sexto tono de la onda del enlazador también se va a situar en la sexta columna de Hércules.

La SÉPTIMA formulación del enlazador es el enlazador 9, que es una forma resonante del enlazador, ya que es la forma en que aparece en la columna resonante impulsando hacia la transcendencia. Sobre este enlazador 9 se superpone el humano 7, que es el séptimo tono de la onda del enlazador.

En el enlazador 3, que es la OCTAVA vez que aparece el enlazador, se unen los contenidos del servicio, desde la onda de la semilla, y de la integridad, justamente con el caminante del cielo 8. La integridad del caminante del cielo se superpone sobre el enlazador 3 de la onda de la semilla.

En la columna 9, es decir la NOVENA presentación del enlazador, está el enlazador 10, que es la forma donde se expresa la perfección y el amor incondicional del voluntario, ya que es el tono 10 de la onda de la tierra, y se superpone en esa expresión de amor incondicional del voluntario con el mago 9. Esa expresión del amor incondicional del voluntario que aparece en la novena presentación del enlazador, en la onda del enlazador aparece como mago 9.

Pero en la DÉCIMA presentación del enlazador lo que se ve es el enlazador 4 de la onda de la noche. La décima forma en la columna que expresa justamente el amor incondicional, es con el tono 4 de la onda de la noche que expresa el ensueño, es decir aparece con algo que significa “cómo”. El enlazador 4 es el enlazador que actúa como la noche, y aparece como el águila 10, o sea como una forma de enlazar las cosas a través de la visión amorosa. La visión amorosa de la realidad es una forma enlazadora perfecta.

El enlazador 11 es la DECIMOPRIMERA vez que aparece el enlazador. Hay un gozo en esa forma oculta de cumplir tu misión con respecto al otro, propia del enlazador, que no olvidemos es una expresión de la solidaridad del dragón, pero también de la alegría y desinhibición del mono. También es como la luna, ya que la luna 4 es similar al enlazador 1. La traducción del enlazador 11, como decimoprimer lugar de la onda del enlazador, es el guerrero 11. También hay una expansión de la conciencia gozosa en ser enlazador.

La DÉCIMOSEGUNDA forma en que aparece el enlazador es como enlazador 5, dándole fuerza al viento, y siendo traducido por la tierra 12, o sea ese voluntario en favor de todo lo existente.

Precisamente el enlazador 12, en favor de todo lo existente, aparece en DÉCIMOTERCERA posición. El enlazador 12 se sitúa en la columna 13 y contiene una forma de colaborar con todo lo existente desde la onda del águila, es decir a través de la forma de mirar, a través del ver. Hay un ver amoroso que es transcendente. El tono 13 de la onda es el espejo 13.

Columna 4
La otra forma en que aparece la onda del enlazador es precisamente en la CUARTA COLUMNA. Todos los tonos 4 que van desde la onda 6 hasta la onda 18 expresan la onda del enlazador. Así, el enlazador está asociado al cómo. Hay una manera de ser, una manera de actuar que es enlazadora.
Pero también está haciendo referencia a que esa manera de actuar que expresa el tono 4, se sustenta sobre los otros contenidos del cuatro, que son la semilla (sello 4) como programa y el sol (onda 4) como iluminación.
Hay una manera de ser que traduce un diseño, pero lo que contiene es la luz. Y algo así es lo que encontramos en la autoexistencia.

En esta dimensión en que nos encontramos tenemos una conexión en el interior que nos conecta con dimensiones superiores.
El desapego es una puerta a esa conexión.

15 abril 2018. Los errores son los que nos hacen avanzar, ya que al reconocerlos podemos realizar ajustes o emprender otros caminos

15 abril 2018. MANO Lunar 2. Onda del Enlazador de mundos. Viento 4 y Enlazador de mundos 13. Nawal 8 dragón.

En esta onda del enlazador de mundos estamos utilizando la empatía, las emociones y las neuronas espejo (color blanco) para acercarnos a las demás personas.
Pero para enlazar, unir e integrar es importante actuar desde la impecabilidad, poniendo la conciencia en lo que hacemos y en cómo lo hacemos. Los errores son los que nos hacen avanzar, ya que al reconocerlos podemos realizar ajustes o emprender otros caminos. De esta manera son nuestros grandes maestros (tono 2).

Es el momento de dejar de rechazar o excluir a los que de alguna forma son nuestros hermanos.
Es el momento de reconocer y dar la mano al que está a nuestro lado.

Gracias por estar ahí. Bendiciones.

El enlazador de mundos

EL ENLAZADOR DE MUNDOS (Libro de los sellos)

El Enlazador representa el desapego y la clarividencia; dejar ir, liberar para enlazar con otro presente.
Enlaza con la dimensión celeste y con la dimensión maternal de la Tierra. Ayuda a integrar mundos, ideas, creencias, personas, amigos que no se conocen; tendencias diferentes; mundos distantes; lo personal y lo laboral; masculino y femenino; singular y plural; creatividad y lógica; sentido y sensibilidad.
Pero para enlazar y unir hay que respetar. Unir sin respetar sería más bien anexionarse, apropiarse, forzar, o cosas así. La propuesta a través del Enlazador sería más bien unir con desapego, es decir sin ego, con una actitud de soltar, desaprender, deshacerte de viejos patrones.
El desapego requiere confianza y entrega. Es un nivel de madurez.
Al Enlazador se le suele atribuir una relación con la muerte, pero para nosotros está relacionado con el desapego, que es la muerte y el abandono de los apegos, de alguna manera ir hacia lo nuevo, sin miedo.
Y sobre todo el Enlazador está asociado con la capacidad de enlazar con otras dimensiones, de encontrar cosas nuevas, como el viaje de Colón, que pertenece a la onda del Enlazador.

LA SEXTA COLUMNA:
El número seis del Enlazador se corresponde con la sexta columna, que es una columna de portales dimensionales. Así, el Enlazador es una puerta. Todas las puertas enlazan lugares diferentes. Sólo hay que abrirlas para pasar.
El Enlazador es una cualidad existente en todas las personas, de poder enlazar a esa puerta. El Enlazador está dentro de cada uno, y es el sello y la garantía de éxito, incluso a través del error.

EL SELLO OCULTO:
El Enlazador de mundos es el sello oculto del Águila, que está asociado a la creatividad, intuición y visión. Desapegarnos de la realidad diaria nos permite tener una visión más global pero a la vez más profunda de las cosas, y, desde ahí, la intuición y la creatividad están a nuestra disposición.
Y viceversa, cuanta más creatividad, más te favorece para entrar en conexión o enlazar con otras dimensiones.
Con lo cual, la creatividad está asociada de alguna manera al resultado de encontrar formas de vida más allá de los límites restringidos. Los límites restringidos son, entre otras cosas, los límites del ego.
El desapego expresado por el Enlazador está hablando de una forma de viajar sin ningún peso que te pegue a la tierra, de acceder a otras dimensiones convirtiendo desapego en despegue, despegado del cuerpo, porque el Águila se despega de la tierra y enlaza con su vista dimensiones más allá.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

14 abril 2018: profundizar en lo espiritual y realizar ajustes en lo emocional, para interactuar con otras personas, uniendo y facilitando lo que hasta ahora estaba separado

14 abril 2018. ENLAZADOR DE MUNDOS Magnético 1. Onda del enlazador de mundos. Luna 4 y Enlazador 6. Nawal 7 Sol

Comenzamos hoy los 13 días dedicados a la onda del enlazador de mundos. Es la segunda onda del segundo castillo y tiene el segundo color, el blanco. Entramos en 13 días para profundizar en lo espiritual y realizar ajustes en lo emocional. Son días para interactuar con otras personas, para unir y facilitar lo que hasta ahora estaba separado.
Pero acceder a nuevas realidades también requiere de desapego, soltando lo que ya no sirve. Y en los tiempos actuales, en los que estamos avanzando de forma rápida, donde los cambios son frecuentes y las repercusiones de nuestros actos y decisiones son inmediatos si ponemos la conciencia, hay un montón de comportamientos, etiquetas, actitudes y posicionamientos que ya no corresponden.
Pueden ser cosas aparentemente triviales, como nuestra forma de saludar, de llevar las responsabilidades, de dormir, comer o hacer ejercicio, o cosas profundas, tomando conciencia de los procesos en los que estamos y cómo los estamos viviendo. Hay que tener en cuenta que cada pensamiento influye en nuestros cuerpos físicos y etéricos, que es trascendente cualquier actitud ante personas o circunstancias.
Afortunadamente todavía tenemos mucho por soltar, y también mucha realidad por conocer.
Es un momento para integrar todo lo que estaba excluido.

Gracias. Bendiciones.