Perdonar, agradecer, bendecir y ser tú mismo completan la vida de nuestros ancestros


Por eso en muchas ocasiones, ante determinadas vivencias necesitas adentrarte en el perdonar, porque quizá estás compensando emociones de tus antepasados. Pero también es importante que sientas cuál es tu vocación, qué cosas te interesan, porque quizá también compense la frustración de algún antepasado que no ha osado ser él mismo y ha vivido una vida limitada, impidiéndole agradecer. Pero agradecer y bendecir también es necesario para completar las vivencias de nuestros antepasados.
Perdonar, agradecer, bendecir y ser tú mismo completan la vida de nuestros ancestros. Y, sobre todo, amar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *