Risas, risas a montones, esperando una oportunidad para aparecer

Risas, risas a montones, esperando una oportunidad para aparecer. Sí, la mujer está hecha de risas. La mujer del siglo XXI está llena de risas, de las risas de su madre, abuelas, bisabuelas, tatarabuelas, de sus ancestros más alejados. La mujer está llena de risas, que hoy quieren reír, quieren aparecer, como esa fuerza mágica que colabora con la vida.
Las abuelas, las madres han atesorado risas para hoy, risas para vivir desde la inocencia, vivir desde la libertad, vivir desde el momento lúcido, vivir desde la plenitud del intercambio amoroso.
Risas que nutren al ser humano que comparte esas risas, que traen al presente la plenitud, el amor y la integridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *