El sistema de supervivencia determina la realidad que llamamos objetiva

La realidad que llamamos objetiva es totalmente subjetiva, porque está compuesta, además de por todas las posibilidades que vemos, por todas las que no vemos, que son incalculables. Son innumerables. No puedes contarlas.

Cuando estás bajo inseguridad, tu sistema de supervivencia en el cerebro antiguo se pone en marcha, detectando dónde puedes estar seguro, escondido, o por dónde puedes huir o ser superior.
Consecuentemente se van a obviar, olvidar y a no tener presente todas las demás posibilidades de la realidad. Cuando estás bajo esa presión, ante algo que subconscientemente activa la posibilidad de venganza y de ser superior a eso que estás percibiendo, todo lo que tenga que ver con la empatía y con el amor se va a obviar, reforzándose el mundo de escape, huida o ataque.

Entonces, hay una necesidad de no darle un valor absoluto a aquello que consideramos que vemos, abriéndose una puerta a la posibilidad de que las cosas sean diferentes. Se puede hacer en el nivel de la consciencia desde la afirmación, con frases del tipo “hago esto”, “elimino estos programas”.
Hay muchos actos inconscientes que se activan desde el cerebro de la supervivencia y que siguen activos, pudiéndose iniciar la desactivación cuando desde la conciencia afirmas lo contrario, que borras esos programas y que activas programas de amor, liberación, agradecimiento y empatía.

Esa es la MAGIA. Comprueba si algo es posible. Dale oportunidad a que algo sea posible. Para ello tienes la conciencia y la palabra: la conciencia de ver algo como posible y la afirmación, que refuerza y sitúa, poniendo en juego otro nivel de la realidad.

Eso que decimos magia es conocimiento y maravilla.
Esa es la maravilla. Gracias. Bendición.

3 pensamientos en “El sistema de supervivencia determina la realidad que llamamos objetiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *