Sólo vivimos la parte más conocida de la realidad

Hay muchas posibilidades que permanecen inéditas. Es como si solo ocupáramos la parte más repetida de la realidad, y de esa forma muchas posibilidades quedasen sin ser reales, porque no se realizan.
Ante cualquier paisaje las personas gustamos de trazar caminos, lo que significa que a todo el mundo se le ocurre pasar por aquel lugar exactamente, mientras que la mayor parte del territorio todo lo más es accesible, si está cerca de ese camino, a través de la vista, pero nunca nadie lo pisa.

Algo así pasa con la realidad, donde solo utilizamos la parte más conocida. O sea solamente vivimos la parte más conocida de la realidad.
Claro, de vez en cuando aparece una persona más creativa o más distraída y traza un nuevo camino, llegando a encontrar alguna maravilla que estaba pasando desapercibida, y al contarlo a otras personas, empiezan a recorrer ese mismo camino.

La realidad contiene la maravilla para cualquier expectativa, claro que esa expectativa tiene que estar dentro del rango de lo real, aunque sea de lo real resonando en el interior de la persona.
Es importante encontrar el camino al interior para encontrar el acceso a lo real maravilloso, expandido.
Quizá entonces encuentras que el camino al interior de la realidad pasa por encontrar primero tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *