Tradiciones hermanas del 17 de abril: Mirar al otro y ver la maravilla, es integridad

17 de abril
Enlazamiento de tradiciones hermanas del 17 de abril. Tormenta y Caminante del Cielo.

Tradición de Valum Votan:
Con el dos aparece el otro, y eso para el ser humano es la vida, porque el uno a nivel humano es imposible, ya que todo humano es el dos de la madre.
La primera existencia de tu cuerpo ha sido como una célula más de las muchas células de la madre. Cuando empezaste a ser tú, no eras tú para nada. Eras una ínfima, infinitesimal e infini-lo-que-sea de la madre. Tenemos que poner MADRE con mayúsculas, para indicar que aquello donde tú eres el dos se relaciona con una fuerza mayor, tan grande que es incognoscible en plenitud e inasible. Por más maravillas que digas sobre ella, más puedes decir.
Ese es tu origen en la vida. Viniendo de una dimensión supra-extraordinaria construye por comparación una supra-infinitesimal realidad, que ya sí puede ser cognoscible y que eres tú, apareciendo como dos, aunque incomprensiblemente quieras aparecer como uno.
En ese juego estamos.

Hoy aparece el dos, calificado con la invitación a resucitar y a reinventarte (tormenta). De alguna manera, es poder considerar al otro como una maravilla conectado con la supra-maravilla, que te resucita y te reconecta con la realidad profunda de esa supra-maravilla.
Esto sucede desde la propuesta de Valum Votan, donde el kin del día es tormenta 2 del espejo.
Mirar al otro como maravilla te resucita.

Tradición de los abuelos:
Cuando miramos al dos que nos ofrece el nawal, encontramos la integridad. Mirar al otro y ver la maravilla, es integridad.
El caminante del cielo expresa integridad desde el propósito de la onda donde se encuentra (onda del enlazador).
El enlazador es la forma amorosa emocional del dragón, que a su vez es la luz cumpliendo una misión. Pero la luz también es el ver. Si no hay luz, no ves.
Ver al otro y ver a la supra-maravilla te hacen íntegro y habitante del cielo, porque permites a la luz cumplir su misión de enlazar amorosamente a todos los seres humanos.

Tzolkin evolutivo:
Efectivamente, actuar como el sol (sol 4) es similar al caminante del cielo en tono 8.
Y encontramos al sol 6 como similar a la tormenta 2. Ver al otro y ver su maravilla te abren una puerta (tono 6), expresando el mirar del águila (onda del águila).

Benditos hermanos águila. Bendita visión.

17 de abril. Colaborar con las grandes transformaciones

17 de abril. TORMENTA Lunar 2. Sol 6 y Perro 4 en el Tzolkin evolutivo.

En ocasiones las grandes transformaciones nos descolocan tanto que no encontramos su sentido.
¿Por qué tiene que cambiar aquello con lo que nos encontramos seguros?, ¿qué pasa si la transformación no es para bien?, ¿por qué tiene que ser ahora o por qué tan de repente?

La realidad se va transformando en esta época de forma imparable, pidiéndonos fluir, estar en el aquí y el ahora, y adaptarnos a los cambios.
Muchas veces somos nosotros los que pedimos o incluso exigimos los cambios.
Algunas veces esos cambios son tan “milagrosos” que suponen resurrecciones, como el ave fénix que surge de sus cenizas.
Otras veces son tan inesperados que nos alteran.
En ocasiones provocan miedo y ansiedad.

Lo que está claro es que oponer resistencia no facilita el proceso, sino que es mucho más favorable colaborar con lo que sucede, convirtiéndose los desafíos en regalos que contienen oportunidades.

De forma evolutiva la luz y el amor nos acompañan y ayudan a tomar consciencia en el momento presente.

Gracias por fluir.
Perdón por no estar siempre disponible.