Todos los sellos del Tzolkin dan soporte al desarrollo del arquetipo humano, como expresión de la realidad más allá de la apariencia

Todos los sellos del Tzolkin dan soporte al desarrollo del arquetipo humano, como expresión de la realidad más allá de la apariencia, que es algo que está expresado en las tradiciones primigenias como la recuperación, la integración de la semejanza de Dios.
Por eso todos los sellos del Tzolkin, dirigidos a todas las personas de todas las culturas, contienen una aproximación válida en este tiempo para que la conciencia integre el arquetipo. De ese modo el Tzolkin posee una vibración útil en todos los escenarios culturales, muy próximo a los que están entorno al fundamento del tiempo común.

Este periodo de tiempo concreto, el 20-14, habla del mago (sello 14) y del amor incondicional del perro (onda 14), haciendo un especial hincapié en los contenidos de la semilla galáctica (año maya 2013-2014), que contiene una información acerca de la integridad (tono 8) como algo presente dentro de ti , con la que es posible sintonizar a través de una actitud donde te conectas con el corazón del cielo y con el corazón de la tierra, es decir con el corazón amoroso de la vida.

La onda 13, la tierra, da inicio al cuarto castillo, que representa la cuarta dimensión.
El cuarto castillo se inicia desde una actitud de voluntario, que se ve cada vez más reforzada a través de la integridad que encuentras al expandir tu conciencia acerca de quién eres, siendo uno de sus componentes el amor incondicional.
Este periodo concreto del año, 2013 2014, te propone un acercamiento a la vivencia de la emoción como algo transcendente, al aparecer la luna 13 como transcendencia de la onda de la tierra, que soporta el año. También supone que este periodo es favorable y apropiado para experimentar la cuarta dimensión.
La onda de la tierra inicia el cuarto castillo y el año enfatiza la integridad como algo dentro de ti a través de la semilla 8, pero todo el escenario vital representa el cuarto castillo como vivencia, donde la onda del guerrero expresa lo que está sucediendo, que es la expansión de la conciencia.

En el siguiente periodo, que va a venir definido como luna 9 (año maya 2014), conectamos con una energía de poder expresada en el tono 9, que en sí mismo es la luna y la emoción, siendo un poder transformador en la conciencia, que te hace vibrar como caminante del cielo.
La luna 9 te impulsa al encuentro de la transcendencia del caminante del cielo 13. Quizá viendo la propuesta que contiene la primera onda, has dicho que sí, que sí quieres ser un caminante del cielo, y esta indagación que estamos haciendo hacia la integridad, está empujando hacia la consecución de la vivencia transcendente del caminante del cielo.
El caminante del cielo 13 es impulsado por la luna 9, la cual saca su fuerza de la raíz presente en el dragón, es decir en la luz cumpliendo una misión.

El oculto de la luna 9 es el humano 5, que saca su fuerza raíz de la experiencia vivencial de la sociedad de la estrella.

Salvar Wirikuta. Gracias.
Es necesario preservar la inocencia, porque la inocencia de la tierra es raíz de tu propia inocencia.

El 20 14 es el año del aprendizaje de la maravilla que existe en la emoción

El 20-12, que designa al humano celeste cuya esencia es luminosa, se transforma en el 20-13.
La iluminación sitúa al humano en una realidad transcendente indudable, y por eso el código Tzolkin le considera un caminante del cielo, que sabe que la realidad que transita es celeste, aunque el humano todavía duda, no está seguro y por eso dice “sí, quiero”.

El 20-13, donde el humano iluminado es un caminante del cielo, también iluminado, se transforma en el 20-14, que es el aprendizaje de aquella maravilla que existe en la emoción. La emoción es amor, la belleza es amor, la solidaridad es amor; cualquier emoción es amor y solo en su falta, su carencia, puede haber miedo, odio, envidia, sospecha.

En el 20-14 hay un aprendizaje al reconocimiento de cómo el amor te rodea, te ha acompañado siempre desde tu incursión en esta realidad, y cómo puede expresarse a través tuyo para dar auténtico contenido a lo óptimo y a la vivencia amorosa emocional de Dios, donde el in lak’ech, la incondicionalidad, el servicio y la maravilla toman sentido.

Independientemente de los números, la vivencia que representa en muchos sentidos este momento de la humanidad, donde está siendo canalizada esta intensidad amorosa, podemos encontrar “estados intermedios”.
Los estados intermedios son ese momento entre el sueño y el despertar donde ya no estás durmiendo pero tampoco estás plenamente despierto. También es estado intermedio el momento entre el despertar y el trance, donde sabes que está pasando algo pero todavía no sabes lo que supone.

Hay momentos de existencia intermedia y muchas personas pueden estar viviéndolos; solo necesitan saber que existen, porque eso describe las puertas. La maravilla tiene una puerta.
Hoy es jornada de puertas abiertas.