27 abril 2017: El universo tiene paciencia con nosotros. Sabe que, para aprender, tenemos que experimentar y a menudo equivocarnos

27 abril 2017. MAGO Cósmico 13. Onda del Viento. Dragón 12 y Espejo 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Qanil.

En este día terminamos la onda del viento, 13 días en los que hemos vivido la comunicación en su aspecto más emocional y espiritual. El viento, como sello 2, habla de un posible desafío en la interacción con el otro, que se resuelve cuando nos damos cuenta de que el otro no nos agrede sino que nos muestra nuestras propias heridas.
La comunicación con el otro en este día se vuelve transcendente y alcanza a toda la sociedad, creando vínculos y nuevas formas de relación entre las personas.

En este día se une la impecabilidad de palabra (onda del viento) con la impecabilidad de la acción (mano, sello oculto), pero es que no van por separado. Se trata de una actitud, fruto de un trabajo interior. Si pensamos algo desagradable, podemos reprimirlo, pero quizá entonces adquiera más fuerza. En cambio, si lo trabajamos, quizá nos equivoquemos al expresarlo, pero a la larga aprenderemos a integrarlo y armonizarlo (estrella, nawal del día).
El mago hace de catalizador de esta impecabilidad, desde el acceso al conocimiento más allá de la realidad aparente. El despertar de conciencia es el punto de partida de este trabajo interior y también del acceso al aprendizaje transcendente.

Queda mucho para alcanzar la impecabilidad, pero quizá la intención sí podamos comenzar a colocarla. El universo tiene paciencia con nosotros, ya que sabe que, para aprender, tenemos que experimentar y a menudo equivocarnos.
Gracias por compartir este proceso vital.
In lak’ech