Tradiciones hermanas del 8 de agosto: Es momento de realizar ajustes, antes de la iluminación

8 de agosto
Enlazamiento de tradiciones hermanas del 8 de agosto. Humano y Enlazador.
Hoy es humano 11 para los que dialogan con el Tzolkin desde la propuesta de Valum Votan, y enlazador 4 para los que dialogan con el Tzolkin desde la propuesta de los nawales.
El sello del humano, que representa la libertad y los pensamientos elevados, pero que también identifica al propio ser humano, aparece junto al enlazador, que habla del desapego, del abandono del ego y también de la luz que entra en la forma para cumplir una misión, porque pertenece a la familia del dragón.

La forma emocional (blanco) en que la luz adopta una forma para cumplir una misión (dragón) es enlazando. A través de la forma, las cosas, los seres y la realidad aparecen unidos enlazados ante la visión, o sea ante la conciencia del ser humano. La luz toma forma para que aparezcan las cosas y para crear una realidad donde el ser humano pueda despertar y entonces enlazar con dimensiones superiores, y en ese enlazamiento encontrarse libre, porque regresa a la dimensión espiritual.
Su despertar es un salir de la realidad material donde estaba como dormido. Por eso vemos que la libertad y el enlazamiento aparecen juntos.
El ser humano es libre de enlazarse con dimensiones superiores. Al mismo tiempo, recuperar la capacidad de enlazarse con dimensiones superiores hace al hombre más libre.

Hoy nos encontramos con el humano 11, es decir, cuando el humano emite luz, recuperando esa conexión con la luz, que es lo que expresa también el enlazador con la fuerza 4, que es actuar como el enlazador.
Al recuperar esa forma de actuar como el enlazador, es decir, enlazando, se está activando la fuerza creadora de realidad, abundancia y ensueño, que pertenece ya a la energía verde de lo óptimo.
Actuar como enlazador, enlazando realidades y personas, pertenece a la energía verde de lo óptimo, que atrae y crea la abundancia, y la abundancia también te hace libre. La abundancia te hace libre si eres libre.

Al mismo tiempo, el humano 11 trae al aquí y al ahora dos escenarios más.
En el primer escenario, hoy comenzamos la segunda trecena del año, es decir, nos situamos en el día 14, que nos está hablando del mago, que es el sello 14 e inicio de la segunda onda.
Esta segunda trecena del año comienza con el humano 11 y finaliza con la semilla 10.
Estamos entrando en algo que activa al mago -gracias y bendición-, llevándole a la forma transcendente, que va a ser cuando tu propio programa semilla adquiera la perfección de la incondicionalidad, expresando el amor incondicional como perfección y forma de florecer y aparecer en esa realidad maravillosa de tu propio programa, de tu propio ser.

En el segundo escenario, el humano también es el comienzo de otra propuesta, que nos relaciona con el reajuste que supone el año bisiesto, ya que el 1 de marzo también era humano. En la propuesta de Valum Votan el 28 de febrero era mono, pero el 29 de febrero es el momento del reajuste, por lo que no está asociado a ningún sello. En parte puede ser mono y en parte puede ser humano.
El bisiesto siempre sucede en un año tormenta. En este segundo escenario definido por la tormenta, el humano debe hacer reajustes, que van a ir apareciendo en esta propuesta de 4 años hasta el siguiente enlazamiento, ya asociado a un nawal diferente.

Por lo tanto, hay toda una serie de reajustes que se realizan con la forma en que se relacionan la propuesta de los nawales y la de Valum Votan.
Todos los bisiestos se producen en un año tormenta, donde el 1 de marzo va a ser siempre humano, pero la propuesta de los nawales cada bisiesto va a ser diferente, porque el 29 de febrero también asocian un sello.
Entonces, este es un año tormenta para hacer reajustes. Pero la tormenta es el momento anterior a la iluminación, algo que está presente este año y este momento.

El hecho de que el bisiesto comience con el humano ordena todos los periodos siguientes por vinales. Siempre que el día sea humano empieza un vinal nuevo. Ese es el segundo escenario.
Mientras que el hecho de que el año comience con el tono 11 ordena los 11 como inicio de onda. Ese es el primer escenario.
Hoy nos encontramos con el humano como inicio de un vinal, el vinal que se abre con el bisiesto, y el 11 como inicio de onda.
Son los dos escenarios, el escenario de los vinales o las columnas y el de las ondas.

Gracias y bendición.

8 de agosto. Emitiendo luz desde la libertad

8 de agosto. HUMANO Espectral 11. Águila 12 y Espejo 10 en el Tzolkin evolutivo.

El ser humano emite luz cuando desde su libertad sigue su camino espiritual (onda viento), siendo sus acciones, pensamientos y palabras humanas y empáticas.
Las emociones elevadas, limpias de todo hechizo, son la fuerza interior que le mueven a cumplir su misión (luna 3, sello oculto).
Pero no todas las misiones están claras. Hay algunas que permanecen ocultas o no se entienden hasta que ha pasado un tiempo. Por eso no podemos juzgar a las personas que son o actúan de forma diferente.

Es un camino largo, con etapas, descansos y recompensas, donde es importante aceptar los errores cometidos y aprovecharlos como impulso para seguir. Nuestra perfección no está en la impecabilidad plena de pensamientos, palabras y acciones, sino en el origen de nuestro ser y de nuestro programa, que es el mismo que nuestro destino.

Si nos caemos, no dudemos en levantarnos pronto de nuevo.
Si faltamos al amor, dejemos de culparnos e insistamos en aprender a amar.
Si nos fallan las fuerzas, pidamos ayuda y sabiduría.

Todo está bien.
Gracias por estar ahí. Gracias por desarrollar tu misión, aunque en ocasiones no sepas muy bien cuál es.
Perdón por a veces elegir, siguiendo el libre albedrío, desde la mente y las heridas en vez de desde el corazón.