4 diciembre 2017: No es momento de convertirnos en jueces, sino de ampliar la realidad, encontrando sentido a los aparentes errores

4 diciembre 2017. Águila cósmica 13.
Onda de la noche. Humano 10 y águila 8 en el tzolkin evolutivo. Nawal 6 luna.

El águila vuela alto y libre, con una gran visión, que es panorámica. Tiene conexión con lo elevado pero también conecta con la tierra con su mirada, sin perderse los detalles.

El ser humano transcendente está aprendiendo a elevar su visión, sin perder el contacto con la tierra, visualizando una realidad abundante y transcendente para todas las personas (tono 13 onda de la noche). No se queda en las apariencias (mago, sello anterior), sino que profundiza para encontrar otras realidades más amplias, completas y elevadas, en las que todo tiene un sentido y no es necesario sufrir.
Si nos quedamos solo en el 10% más superficial, ¿cómo podemos ser libres para explorar otros caminos y encontrar otras realidades?

No es momento de convertirnos en jueces, sino de ampliar la realidad, encontrando cómo lo que sucede, incluyendo nuestros errores y los errores de los demás, nos llevan a un mayor conocimiento de la vida y de nosotros mismos, ampliando nuestra sabiduría y llevándonos a una mayor plenitud.
Es un camino a recorrer. Liberemos a nuestro águila.

Gracias. Bendiciones.

19 marzo 2017: En este día de visualización transcendente podemos ser ambiciosos, espiritualmente hablando

19 marzo 2017. ÁGUILA Cósmica 13. Onda de la noche. Humano 10 y Águila 8 en el tzolkin evolutivo. Nawal 6 Toj.

Terminamos el ciclo de 13 días de la onda de la noche, dedicados a la meditación y la visualización.
En este final de ciclo, la visualización puede ser elevada y transcendente, dirigida hacia todas las personas una vez abandonamos los objetivos del ego. Existen muchas alternativas para ver la realidad, y quizá siempre nos quedamos en lo mismo, impidiéndonos las rutinas e inercias que desarrollemos nuestra gran creatividad e intuición.

Es posible crear una realidad de quinta dimensión, donde las personas vivamos de forma diferente, percibiendo y sintiendo lo que ocurre desde un punto de vista totalmente diferente. Sin embargo, para ello tenemos que soltar (oculto, enlazador 1) todo aquello que pese o tenga densidad; todo lo que en este viaje no sea necesario y suponga un lastre. Seguramente cada persona ya sabe qué es lo que no le deja volar, y desde la libertad puede elegir. La gestión elevada de las emociones nos ayuda en este proceso.

Seamos ambiciosos, espiritualmente hablando.
Gracias y bendiciones.

2 de julio. Quizá la masa crítica ya se haya alcanzado y sea el momento de que lo posible y lo soñado se conviertan en realidad

2 de julio. ÁGUILA Cósmica 13. Humano 10 y Águila 8 en el Tzolkin evolutivo.
Llegamos al final de la onda de la noche, después de haber profundizado y experimentado con el ensueño, la meditación, la visualización…
De forma evolutiva el humano está encontrando en la creatividad (águila), creadora de vida y de sociedad, su perfección.

La elevación transcendente es un final de ciclo. Hemos volado tanto como hemos podido. Hemos vibrado al máximo.
Ahora estamos preparados, siempre que hayamos soltado lo que ya no sirve, para enlazar desde nuestro interior con otras realidades (enlazador, sello oculto), hasta ahora no exploradas. Esas realidades pueden ser cercanas o lejanas, celestes o terrestres, espirituales o materiales. Son accesibles desde el ensueño y la visión elevada, y tienen capacidad para proporcionar abundancia para todos.

Quizá la masa crítica ya se haya alcanzado y sea el momento de que lo posible y lo soñado se conviertan en realidad.
Que sea para bien de todos. La máxima abundancia para el mayor número posible de personas.
Así sea. Así es.

Gracias a todos los que lo están favoreciendo.
Gracias a las personas despiertas que están tirando del resto.
Gracias a las personas dormidas, que aun sin saberlo, están colaborando.
In lak’ech. Tú eres otro yo.

15 de octubre. Si podemos crear nuestra realidad, hagámoslo al máximo posible, ensoñando parabienes

15 de octubre. ÁGUILA Cósmica 13. Humano 10 y Águila 8 en el tzolkin evolutivo.

Nos encontramos en el final de la onda de la noche, ante el ensueño transcendente que surge de la visión elevada, sin distorsiones ni apegos.
Si podemos crear nuestra realidad, hagámoslo al máximo posible, ensoñando parabienes y dichas para todo el mundo.
Si en el universo hay abundancia para todos, aprovechemos para pedir lo que necesitemos en este momento, sin límites y sin ego.

Veamos la realidad en todos sus aspectos, desde todos los puntos de vista, pero con amor y con un sentido evolutivo.
La intuición nos guía

Gracias por volar. Gracias por creer. Gracias por crear.

28 de enero. Transcendamos lo accesorio y superficial, yendo más allá, observando con conciencia nuestro proceso evolutivo

28 de enero. ÁGUILA Cósmica 13. Humano 10 y Águila 8 en el Tzolkin evolutivo.
Es el momento apropiado para ensoñar, si estamos bien, abundancia para todos.
En caso de dudas, miedo o inquietud, es el mejor momento para visualizar que todo va bien y que nuestros miedos no reflejan la realidad ni mucho menos nuestra intención.
En caso de sufrimiento, situémoslo en el pasado, y dejemos que el presente nos inunde de abundancia, de luz y gozo.
Transcendamos lo accesorio y superficial, yendo más allá, observando con conciencia nuestro proceso evolutivo, que va progresando imparablemente.

Al decidir libre y amorosamente ensoñar, estamos activando las células madre, que colaboran desde el cuerpo físico a nuestro proceso evolutivo.
Las neuronas espejo se activan con la visión íntegra de la sociedad de la estrella, donde no sobra nadie.

Es un día para volar de forma transcendente

Gracias y perdón.