Respuesta sobre el antípoda

Compartimos la respuesta a una pregunta por si es de interés:

Pregunta:
Hola , qué tal ! Mí fecha de nacimiento es 18/07/1991. Soy enlazador 4 en la OE de la noche. Al tener Noche en mí carta natal y al ser su análogo guerrero sería un equilibrio a mí antipoda ? Que me podes decir de cuál serían mí misión,dones, en mí carta en general ? Me siento desorientado y si me podrías dar datos sobre mí estaría muy agradecido y me sería de gran ayuda en este momento en mí vida. Desde ya gracias y bendiciones !

RESPUESTA:
Su kin es enlazador 4, de modo que su antípoda es el guerrero 4. Sin embargo, la relación entre los sellos antípodas no necesita equilibrio. Le está mostrando un camino. El antípoda señala en qué energía se va a encontrar con la experiencia del nuevo nacimiento. El ejemplo tipo es la relación entre el dragón y el mono. El dragón 1 es el inicio del Tzolkin y el mono 1 es el centro del Tzolkin, el lugar del nuevo nacimiento.
Eso es un mapa para todos. Significa que cuando usted modifica su vida y empieza a vivir con los valores del dragón, que es la solidaridad y el ocuparse de todas las demás personas, se está encaminando a una transformación total, que es lo que se llama nuevo nacimiento. Lo que usted comienza con la solidaridad del dragón va a producir la aparición de esa alegría y esa recuperación de la inocencia y esa sabiduría instantánea que expresa el mono y que le convierten a usted en otra persona.

Esa es la relación TIPO, el ejemplo donde usted puede encontrar lo similar en su carta. Si usted es enlazador, cuando actúa desde ahí y sitúa su kin como el primero del Tzolkin, equivalente al dragón 1, se está encaminando a una experiencia donde ese enlazador 4 se convierte en un guerrero 4, porque la distancia entre uno y otro es la misma es la misma que entre el dragón 1 y el mono 1.
Para usted, el nuevo nacimiento es el resultado de esa expansión de la conciencia que expresa el guerrero y que se inicia cuando se sitúa como un enlazador, es decir, alguien que está enlazando, uniendo con dimensiones superiores.
Entonces, eso no precisa de equilibrar, sino de activar, o sea, vivirlo. El hecho de que usted pertenezca a la onda de la noche significa que su forma de enlazar es a través del ensueño. A través de su ensueño activo conecta con otras dimensiones, y la experiencia del nuevo nacimiento, que expresa el guerrero 4, sucede en la onda del caminante del cielo, es decir, es aquella persona que está ampliando la realidad, como un caminante del cielo.

Para usted, el espejo central sucede justamente ahí. El espejo está entre explorar la realidad, como explica la onda del caminante del cielo, y la onda del enlazador.
Entonces, cuando usted explora, está también enlazando. Primero, como enlazador 4 está enlazando desde el ensueño, pero hay un momento en el desarrollo de las ondas en que usted entra en la realidad y la amplía. Y en ese momento es cuando se expande su conciencia. Todas esas energías son importantes para usted.

Respuesta a una persona noche 13

Compartimos la respuesta a una persona noche 13, con crono-psi águila 9 y pareja sol 13, por si es de interés..

Definirte por tu kin destino es la forma más elemental. Por eso es muy importante vivencialmente encontrar el valor del oculto, que te define tanto como el kin destino. De hecho, expresan la misma energía, solamente que vista desde el plano externo o el plano interno. Hay un momento en que conectar con el plano interno es absolutamente determinante.

Así, tú te definirías como noche 13-espejo 1. En estos momentos quizá sea para ti interesante referenciarte como espejo 1. De ese modo, los 26 sellos que corresponden a las dos ondas que hay entre el espejo 1 y la noche 13, TODOS TE DEFINEN.
De la misma manera que es importante saber que tu onda natal es la número 11, onda del mono, con todo lo que significa, también es importante saber que tu onda oculta es la número 10, onda del espejo, con todo lo que significa. Igual que hay un momento en el que es importante definirte desde tu oculto y añadirlo al kin natal, hay un momento en que es importante pasar de los sellos a las ondas, es decir, definirte desde las ondas.

Cuando trabajas con los sellos, estás como dialogando contigo mismo, con tu conciencia. Las cosas que te dice en ese diálogo es afirmarte en lo que haces o, al contrario, darte cuenta de que no es coherente lo que haces con lo que dice el Tzolkin. El trabajo con los sellos es interior, con tu conciencia.
Sin embargo, el trabajo con las ondas expresa cómo te relacionas con las personas; es un trabajo grupal. Cada uno de los 13 sellos de tu onda significa algo en tu relación con las demás personas. Por ejemplo, el tono 2 dice cómo te relacionas con el otro, con el dos; el tono 3 dice cuál es tu servicio en el grupo; el tono 4 cómo lograr el propósito; y el tono 13 cómo eres transcendente.
En tu caso, te dice que eres transcendente cuando ensueñas (noche) e imaginas la abundancia para las demás personas. Cuando dedicas tiempo para pensar y visualizar en la resolución de los problemas de la gente que te rodea, eres transcendente. Pero no lo eres cuando te dedicas a visualizar y proyectar cómo vas a resolver tus problemas. Entonces no eres transcendente, sino normal; haces lo que hace la gente en la dimensión ordinaria del “yo primero”, y, si acaso, puedes ocuparte algo de los demás, pero siempre que luego te lo reconozcan, aunque eso no es transcendencia.

La transcendencia que expresa la noche 13 ha comenzado en el mono 1, que como bien señalas es mono 1-perro 13. Es la misma energía, que simbólicamente ocupa dos días y expresa cómo el tiempo se modifica; cómo sales del tiempo lineal a un tiempo expandido. Eso es una experiencia clave, porque es la del nuevo nacimiento. Después de ese nacimiento, estás situado con más o menos intensidad, ya no en la dimensión ordinaria, sino iniciando una dimensión más elevada, donde suceden cosas diferentes, y por eso tú puedes actuar de manera diferente.
A ti te corresponde entonces el mono 1 como origen de tu kin destino noche 13, y también te corresponde plenamente el perro 13, como forma transcendente de tu kin oculto. Claro que evidentemente hay un trayecto experiencial que realizar.

La relación con tu pareja, que aparece como una relación de antípodas, es absoluta. Evidentemente muestra una relación de colaboración absolutamente estrecha entre los dos. Entre el kin antípoda y el kin destino, en todas las personas y todos los oráculos, hay 131. Eso está diciendo que el kin antípoda es el que te sitúa en el centro del telar, en el nuevo nacimiento. Y esa es la relación entre vosotros. Ella te pone a ti en el centro del telar desde su antípoda, y a su vez, tú la pones a ella en el centro del telar, que es la experiencia central del nuevo nacimiento. A eso os estáis ayudando mutuamente, a llevaros a esa experiencia clave.

Si vamos a tu psicrono, encontramos que la noche 13 es el presente donde tu naces, pero el águila 9 habla de las experiencias acumuladas anteriores a tu nacimiento, que también están presentes en ti en los cromosomas.
Te invitamos a conectar tu psicrono con tu nacimiento, para lo cual tienes que recitar sello por sello empezando por la mano, onda 3, que es la onda de tu psicrono, hasta finalizar la onda del oculto de tu psicrono.
La meditación se termina cuando llegas, recitando todos los sellos, hasta el último sello de la onda asociada a la de tu psicrono, que es la del viento. La onda de tu psicrono es la onda de la mano, de modo que tu alma conoce la impecabilidad de la acción, mientras que la onda asociada a la de tu psicrono es la del viento, de modo que tu alma también conoce el valor de la palabra, el valor creador de vida de la palabra.

Si consideramos la onda de tu psicrono, que es la número 3 en el Tzolkin tipo, y la situamos como onda 1, eso coloca a tu onda natal como onda 9, y a la onda de tu oculto, que es la onda del espejo, como onda 8.
Eso muestra que el trabajo de tu alma se enfoca desde el oculto a la integridad (tono 8) y a lo que significa el espejo, que entre otras cosas es la ley del amor asociada al in lak’ech, al reconocimiento de lo que te une a todas las personas y que supone que lo que es bueno para las demás personas es bueno para ti.
Y la onda 9, que es donde sitúa tu onda natal la sabiduría de tu alma (psicrono), es la onda solar (tono 9). Uno de los contenidos del tono 9, cuando lo relacionamos con la luna 9 del jaguar (13 lunas), es que el jaguar puede ver en la oscuridad. También se asocia al jaguar con entrar en el inframundo, así como vivir en la dimensión ordinaria y producir elevación, porque el jaguar es un animal que se maneja muy bien en el agua. Vive en la tierra, pero también es capaz de ser muy poderoso al subirse en los árboles.
De modo que, desde tu psicrono, te sitúa como un jaguar, pero en forma transcendente, y ese es el don que tienes en tu capacidad de crear imágenes mentales en favor del in lak’ech, en favor de todas las personas.

Sincrónicamente también el tono de tu psicrono te habla del 9, que relacionamos con el jaguar, y que de alguna manera es parte de tu tarea para esta encarnación, exactamente en forma transcendente.

Esperamos que te sea de utilidad.

La disposición en círculo de los sellos revela una forma en espejo, determinando las familias y los ocultos

La disposición en círculo de los sellos revela una forma especular, en espejo. Determina las familias y los ocultos, ya que la familia aparece en forma de cruz y el oculto en espejo.

Los sellos 1 al 10 van a aparecer en espejo del 11 al 20 creando los ocultos, y la familia surge a partir del 1 y del 11, que es su antípoda. De alguna manera el antípoda determina cuál es la familia, y la imagen en espejo cuál es el oculto.
La unión de lo que determina desde el antípoda la familia y lo que determina desde la imagen en espejo el oculto, produce dos enlazamientos. Uno es el de la familia del sol (polar) y la familia del dragón (cardinal), y otro enlazamiento es el de la familia del viento (central) con la familia tormenta (portal).
Este doble enlazamiento deja fuera a la familia de la noche (señal).

La familia señal queda de esta forma resaltada. Solamente con esto no tiene la característica de verde, sin embargo sus sellos van a ocupar siempre el día verde. El día 365 siempre va a ser un sello de esta familia (noche, estrella, caminante del cielo, espejo), apareciendo como día fuera del tiempo, día verde, y dando soporte y contenido a la familia del día verde.

Esta familia ocupa en los sellos el tercer lugar (noche), dando sentido al tono 3 de servicio. El servicio tiene una connotación de fuera del tiempo y verde.
El servicio no es algo obligatorio, porque si no me castigan, sino gozoso, que conecta con dimensiones superiores. Y esto sucede en el mundo de los sellos, que es distinto del mundo de las ondas, cuando la conciencia ha obtenido la visión de la transcendencia, tal vez no la realización pero sí la consideración.
El tono 3 está nutrido desde el día verde, la familia del día verde y desde esa experiencia sin sufrimiento sino con gozo, sin enfermedad sino con plenitud, sin ego sino con amor.

El tres y el once (tonos ocultos) van a pertenecer al tono espectral. También va a ser azul el 7, junto con el 3 y el 11. Estos tres tonos, 3, 7 y 11, expresan desde la onda encantada el color azul con un significado de vivencias experienciales que te transforman y hacen evolucionar, conteniendo por la asociación tono-sello o tono-onda una relación que muestra claramente los escenarios donde el ascenso se ve favorecido.
Uno es la relación 3-13 (el 13 es el 11 del 3), que señala la relación entre el servicio y la transcendencia y en el primer 13 (caminante del cielo 13) el territorio especial donde surge la segunda onda. El surgimiento de la segunda onda es como un parto, como algo que sale de dentro a fuera.
El segundo territorio está expresado por la relación 7-17 (el 17 es el 11 del 7). El tono 7, de canalización, con el sello 7-mano y la onda 7-tormenta, es decir sanación y resurrección, tiene una vinculación en 11 con el 17, que en las ondas es el salto al castillo verde.

El tono 11 espectral está indicando que asociado al azul está la emisión y recepción de fotones, es decir, la nutrición de la luz. Como sello 11 y onda 11 estamos hablando del territorio del nuevo nacimiento, que en su conexión radial se establece con el 1, como inicio de la conexión, del diálogo y de la transformación.

Esta relación 3-7-11, donde unimos los tonos con sellos u ondas, pone de manifiesto a las tres familias que dan sentido al color azul.
Una es, en el ritmo de +1 de los sellos, la familia señal (noche, sello 3).
Otra es, en el ritmo de las ondas, la familia central (mano, onda 3 y sello 7). La mano va a conectar con el 17, mano-tierra, transformándose en su forma transcendente en tormenta-luna.
La tercera es la familia del mono, que aparece como azul en el castillo azul, con una relación 11-1, donde el 11 es la onda azul del castillo azul, que conecta con el uno del dragón y expresa el azul en los castillos.