Aprender, es decir ser voluntario para evolucionar, es un acto de amor a la humanidad

Aprender a amar (Extracto del Libro de las Sincronías)
Aprender, es decir evolucionar, ser voluntario para evolucionar, es un acto de amor a la humanidad, a la vida y a ti mismo.
A nivel de la sociedad no es necesario más conocimiento sino más amor, reconocer el amor como algo constitutivo del ser humano.
Cuando estás aprendiendo, es decir, evolucionando, estás realizando el amor incondicional, porque eso es lo que estás aprendiendo.