8 septiembre 2018: Desde el cielo nos llegan fuerzas para afrontar este dia. Son muchas las emociones que se mueven, pero no es momento para engancharse a ellas

8 septiembre 2018. Caminante del cielo 5. Onda de la luna. Mano 11 y Tierra 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 11 Mano.

Desde el cielo nos llegan fuerzas para afrontar este dia. Son muchas las emociones que se mueven, pero no es momento para engancharse a ellas. El pasado y el futuro estan ahi, pero en el presente es desde donde se mueve todo. Desde ahi se puede reescribir el pasado y construir el futuro.
Es el presente el que nos está esperando y el que tenemos que vivir ahora. Ahí es donde todo es posible.

Mucho amor para los que se encuentran en tránsitos duros. La energía del cielo está en camino. Existe y es real.

Gracias. Bendiciones

22 diciembre 2017: la verdadera valentía no es la de la dureza o fuerza física, sino la de atreverse a mirar lo interior

22 diciembre 2017. CAMINANTE DEL CIELO Entonado 5. Onda de la luna. Mano 11 y Tierra 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 11 Mano.

Estamos explorando, buscando cuál es el camino hacia el cielo, hacia el gozo. Quizá lo tengamos cerca (actualmente en el castillo verde), pero aun estemos un poco despistados o no sea nuestro momento.
Las emociones (onda de la luna, comienzo del castillo verde) nos indican la puerta a ese camino. Cuando se guardan o reprimen adquieren más fuerza, mientras que mirarlas nos da fuerza a nosotros. Esa es la verdadera valentía, no la de la dureza o fuerza física, sino la de atreverse a dedicar atención a lo interior.
De esa forma, estamos sustituyendo el miedo por el amor, la inseguridad por el conocimiento interior, la guerra por la paz.

Gracias por atreverte a explorar, buscando lo mejor. Bendiciones.

6 abril 2017: ¿Nos atrevemos a abrir el corazón?

6 abril 2017. CAMINANTE DEL CIELO Entonado 5. Onda de la luna. Mano 11 y Tierra 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 11 kej

En esta onda de la luna, explorar nuevos caminos nos proporciona fuerza para trabajar con las emociones.
Quizá hay cosas que pensamos que son imposibles, porque así nos lo han transmitido o porque se trata de convenciones sociales o patrones mentales. Es posible que creamos que no somos capaces de hacer algo.
Sin embargo, este es un día para innovar y dar un paso en una dirección diferente, nunca explorada. Quizá sea una actitud o posicionamiento, o un ligero cambio interior: la risa en vez del llanto, la compañía en vez de la soledad, creer que es posible…

Ese paso representa un gran cambio personal, en relación con las emociones, pero también repercute en la humanidad, enriqueciendo el subconsciente colectivo y los registros cósmicos, que luego están accesibles para cualquier persona.

Si queremos avanzar, no encasillarnos o gestionar las emociones de forma transcendente, es el momento de analizar alternativas no exploradas hasta ahora. ¿Nos atrevemos, por ejemplo, a abrir nuestro corazón?

Gracias y bendiciones.

20 de julio: Explorando otros caminos para gestionar las emociones desde el amor

20 de julio. CAMINANTE DEL CIELO Entonado 5. Mano 11 y Tierra 6 en el Tzolkin evolutivo.
Hay ciertos estados, como puede ser la tristeza, depresión, etc., a los que es fácil engancharse. Es algo que se llega a conocer, por lo que de alguna forma aporta una especie de seguridad.
Sin embargo, hay otras emociones, más elevadas, que decimos son la puerta del cielo o eso que llaman quinta dimensión, por ejemplo, la empatía y la dicha.
La transición de las vivencias de un tipo a las de otro se realiza siguiendo caminos distintos a los habituales (ya sabemos que no es cuestión de “repetir”), explorando opciones, actitudes e intenciones, pero sin esfuerzo y buscando gozar del proceso.

No se trata de “no sentir”, sino de entrar de lleno en ese mundo emocional, con intensidad, atreviéndonos a mirar, con conciencia, para colocar y limpiar aquello que nos hace daño. La historia se puede reescribir, encontrando un sentido a lo sucedido, sin necesidad de hablar de agresores y víctimas, buenos y malos.
Las heridas no se curan mirando hacia fuera, sino dedicándolas atención.

En su proceso evolutivo el humano está conectando con el corazón de la tierra. Ambos están armonizándose (estrella, sello oculto), liberando su dolor, desde el amor.

Gracias a los voluntarios que se atreven a mirar y gestionar sus emociones desde el amor.

2 de noviembre. Explorar opciones y alternativas distintas a las habituales nos da fuerza para gestionar nuestras emociones

2 de noviembre. CAMINANTE DEL CIELO Entonado 5. Mano 11 y Tierra 6 en el tzolkin evolutivo.

Al terminar el día humano 4 podemos preguntarnos si hemos expresado nuestra humanidad o si hemos sentido la empatía de nuestro entorno.

En cualquier caso este nuevo día se presenta como una gran oportunidad.
Estamos en el quinto día de la onda de la luna, donde explorar opciones y alternativas distintas a las habituales nos da fuerza para gestionar nuestras emociones.
Siempre existen soluciones más sencillas de lo que inicialmente pensamos, más allá de lo aparente y habitual, y podemos disfrutar con ello.

De forma evolutiva, como voluntarios conscientes que somos hoy se abre una puerta a la liberación, mediante la petición del perdón.
Reconocer las faltas al amor, de forma concreta, produce una gran liberación.

Dediquemos también un momento a recordar a nuestros ancestros difuntos, tan cercanos estos días. La onda de la luna potencia esa conexión.

Gracias a los ancestros por todos los dones y virtudes transmitidos.
Perdón por, en ocasiones, no querer participar en los procesos familiares.

15 de febrero. Resolvamos en el presente todo lo pasado pendiente

15 de febrero. CAMINANTE DEL CIELO Entonado 5. Mano 11 y Tierra 6 en el tzolkin evolutivo.

No miremos demasiado hacia atrás, sino al camino por el que vamos transitando. Resolvamos en el presente todo lo pasado pendiente. Pidamos perdón, si así lo sentimos.
Los límites se han quedado atrás y solo tenemos que seguir avanzando, cada vez más alineados con el cielo y la tierra.

Gracias. Gracias. Gracias

La alineación con el corazón del cielo y de la tierra te abre los portales dimensionales que te transforman en humano

El quinto día del castillo verde presenta un encaje especial, en cuanto a su intensidad y a su contenido, con el año de la era común en que estamos.
El quinto día del castillo verde pertenece a lo atemporal porque expresa un contenido tipo, independientemente del momento concreto en que se presente. Pero en este año concreto 2014 de la era común presenta un contenido actualizado, con una especial intensidad.

Por un lado hay algo invariable, ya que el quinto día del castillo verde siempre es caminante del cielo 5, pero por otro lado está la forma en que se concretiza en el tiempo real, que en su traducción al tiempo de la era común aparece como 31 de mayo, pero en su traducción espiritual se revela como ascensión, es decir, el momento en que Jesucristo sube al cielo.

Por un lado es un caminante del cielo poderoso, para introducirte en el propósito que aparece al inicio del castillo verde, y por otro lado está escenificando cómo Jesucristo asciende al cielo.
Claro, previamente ese caminante poderoso ha entrado en el inframundo y ha salido indemne, más vivo y luminoso.
Visualmente puede ser contemplado en esa personificación de lo que se expresa con el número 5, donde aparece la serpiente, o sea la luz kundalini interna de cada persona. Ese caminante, que entra y sale del inframundo, también en este día aparece como accediendo a una montaña en la tierra, o sea arriba, y finalmente entrando en el cielo.

Hoy en el Tzolkin es caminante del cielo 5, que es el primer 5 del 5º castillo, castillo verde, y también corresponde como propósito al inicio de la 5ª onda (onda caminante del cielo).
El quinto sello es la serpiente y es diferente de la realidad que expresa el quinto castillo o castillo verde. El quinto sello no es la realidad del castillo verde, sino la preparación para acceder a él.
Son dos realidades dimensionales diferentes.

Por un lado está el ritmo del 4, con los 4 colores, que expresa una dimensión que podríamos considerar como cuarta dimensión, acceso a la 5ª dimensión.
Y por otro lado está el ritmo de 5.
En el ritmo del 4 están expresadas las 4 direcciones, o sea un suelo dimensional, pero cuando aparece el 5 se convierte en el centro donde te conectas y alineas con el centro de la vida, con el corazón amoroso del cielo y con el corazón amoroso de la tierra, y es ahí, en el 5, donde se produce un salto dimensional.
Esa conexión es la que te introduce en la escalera ascendente o descendente, donde puedes entrar en el cielo y bajar al inframundo, pero ya no atrapado en el poder del inframundo, sino libre, que es lo que expresa la Pascua.

También el sello 17 de la tierra habla de alineación, porque el voluntario está alineado con el corazón del cielo y su misión, y con el corazón de la tierra, es decir, firmemente asentado, traduciendo a la tierra. Pero el 17 también es la luna, el inicio del castillo verde.
El 17 transcendente, es decir expresando las ondas, es justamente la luna, es decir el castillo verde.

Si miramos las indicaciones que aporta lo que llamamos Tzolkin evolutivo, que es el que se forma presentando las 20 ondas, vemos que por un lado se presenta como tierra 6 y por otro como mano 11.
En la tierra 6, el 6 expresa lo mismo que aparece en la columna 6, que son portales dimensionales. El propósito es el humano, la libertad, y lo que abre los portales es la actitud del voluntario, la tierra 6. La tierra 6, la alineación con el corazón del cielo y de la tierra, te abre los portales dimensionales que te transforman en el humano, donde aparece en plenitud la expansión del color amarillo.
Por otro lado, la mano 11, que pertenece a la onda de la tierra, expresa cómo el cumplimiento de la misión produce gozo, que como 11 está expresando un nuevo nacimiento.
De modo que lo que es evolutivo es la actitud del voluntario que abre puertas y también el propósito del voluntario y el cumplimiento de la misión, la cual encuentras desde tu centro.