Centro del telar: El mono rompe con la lealtad a la tristeza familiar

(7/8/2015)
El mono rompe con la lealtad a la tristeza familiar. El mono es maravilloso.
El mono rompe con la lealtad al sentimiento de carencia.
El mono 1, en el centro del Tzolkin restaura la conexión con el espejo interior donde se asoma Dios. Sí, el mono es maravilloso.
El mono 1, como perro transcendente, es maravilloso.

Sí, claro, el mono también es dragón (familia cardinal), o sea solidaridad y luz cumpliendo una misión en la forma.
La alegría, la inocencia y la sabiduría del osar son expresión de la solidaridad y parte de la misión de la luz entrando a formar la materia para cumplir una misión.

Proponemos romper con la fidelidad aprendida de conservar ofensas o con la necesidad aprendida de parecer importantes tras una apariencia.
Proponemos romper con la fidelidad a unirse acosando al chivo expiatorio.
Proponemos abandonar la fidelidad a creerse seguro tras la riqueza, a las caras serias y a los gestos graves.
Y en vez de ello explorar el perdón, el gracias y el te amo, y también el “sé que me perdonas”, “sé que te alegras” y “sé que me amas”.

El Tzolkin: El sello habla a la persona, la onda informa sobre lo grupal y el Tzolkin sobre la humanidad

columna resonante
En la próxima clase del 8 de septiembre hablaremos sobre el Tzolkin:

EL TZOLKIN:
El sello habla a la persona, la onda informa sobre lo grupal y el Tzolkin sobre la humanidad.
Está formado por 260 periodos temporales, que son la combinación de 20 sellos y 13 tonos.
Comienza en la onda del dragón, y va recorriendo el resto de ondas hasta acabar en la de la estrella.

COLUMNA RESONANTE:
A la columna central del telar se le denomina columna mística o columna resonante, accediéndose a ella mediante la onda del espejo. Precisamente la columna mística actúa como un espejo, separando los sellos ocultos de los exteriores.

Se caracteriza por no tener ninguna casilla portal, ya que directamente está conectada con otras dimensiones, y también porque los 20 kin que la componen tienen su oculto en la misma columna: dragón 4 y sol 10, viento 5 y tormenta 9, noche 6 y espejo 8, etc.
En la parte central superior de esta columna se encuentra el perro, y en la central inferior, el mono, que es el primer sello de la siguiente onda. En ocasiones se le denomina centro del telar y representa el lugar del nuevo nacimiento.
Es donde se une la columna 7, llamada mística o resonante, con el horizonte, situado en las filas 10 y 11.

LOS PORTALES EN EL TZOLKIN
Dentro del Tzolkin como símbolo en sí, también hay una información mostrada por el propio dibujo negro sobre blanco, que conforma el Tzolkin. Las casillas negras son PORTALES dimensionales, y otorgan a las personas que nacen ahí unas tareas específicas como portales.
Y en el transcurso de los días, cada vez que estás en uno de esos días ocurren situaciones donde están más cerca los bordes de las dimensiones y las vivencias se tiñen de esa intensidad que favorece la evolución y la apertura de la conciencia.
La conciencia es el reconocimiento de que detrás del tiempo y las cosas, está lo sagrado. Todo es sagrado, nada es intrascendente. Todo es trascendente, la materia es luz cumpliendo una misión para ti, llena de amor, paciencia y entrega para ti. Y el tiempo es un espacio vacío esperando que lo llenes para que suceda el milagro; la expansión, la iluminación, el acceso.

LOS ESPEJOS EN EL TZOLKIN:
En el Tzolkin de 260 casillas hay un doble espejo, donde tanto lo de arriba y lo de abajo, como lo de la derecha y lo de la izquierda, se reflejan mutuamente.
De modo que por ejemplo la casilla 1, que está arriba a la izquierda, se ve reflejada abajo a la derecha en la casilla 260, que es la última. El doble espejo es también una cruz.
Esto hace que en los colores aparezca esa misma relación, de modo que los sellos rojos y los amarillos generan ocultos entre sí, y los sellos blancos y los azules, también.

Más información sobre el curso online en:
curso online
– nuevocalendariomaya@gmail.com
– 34 697 666 252 (Whatsapp)

EL MONO: El sello oculto (Extracto del Libro de los Sellos)

El sello oculto del Mono es el Perro, sello 10, que muestra el horizonte sobre la Tierra. Es la perfección en esta dimensión (tono 10), por comparación con el Mono, que está separado de la Tierra porque vive en los árboles, de modo que muestra elevación.
El Perro y el Mono son ocultos. No es posible hablar de auténtico amor sin alegría o alegría real sin amor, o dicho de otra manera, no hay perfección sin alegría y sin salud, porque tampoco hay salud sin alegría.
El Perro 13 y el Mono 1 están justamente en el centro del Tzolkin, que es donde se unen amorosamente en un acto de amor, la energía del cielo y la energía de la tierra. Y ese lugar es el hombre.

El Mono está en el centro del telar (Extracto del Libro de los Sellos)

El Mono uno junto con el Perro trece constituyen el centro del Tzolkin, lugar privilegiado del centro de la columna siete, que muestra dónde se fusiona la energía expansiva del Sol con la energía receptiva de la Tierra, y cómo el hombre, cuando se encuentra en el centro de ese encuentro amoroso, puede vivir un nacimiento espiritual.
El Mono 1 es también el centro de la Estrella que se dibuja en el centro del Tzolkin, en el rombo de portales que duplican los portales de las columnas.
Ese es el lugar donde es posible entrar en otra dimensión.
El centro del Tzolkin es un lugar donde tienen que pasar todos los seres humanos ascensionalmente. Es el lugar de nuevo nacimiento.
En ese centro está situado un sello que significa alegría. Sí, alegría, pero también inocencia, o sea inocente, o sea absuelto. O sea inocente y sabio, porque el Mono en el Tzolkin no es tonto, ni en la realidad tampoco. El Mono es sabio, significa un nuevo nacimiento, alegría, inocencia, pero también ciencia, como resultado de experimentar qué es lo que hace el Mono, o sea sabiduría. Y es precisamente esa experimentación, o los resultados acumulados de esas experiencias del osar, los que realizan esa metamorfosis, o sea algo que en parte es una transformación y en parte un nacimiento, el nacimiento de lo nuevo.
Pero experimentación y nuevo, como resultado solo pueden dar nuevo y sabio, nunca nuevo descerebrado, porque el viaje evolutivo es hacia mas conciencia.
La experimentación abre camino a la conciencia.

Y la conciencia rompe el karma. O sea trae absolución, liberación del karma. Y eso es alegría, no la acumulación de sensaciones o de propiedades o de prestigio social o estético.
La liberación del karma es un nuevo nacimiento que libera también las vivencias ancestrales, o sea a tus ancestros, simplemente porque están presentes en ti en los cromosomas. Y eso es alegría.

El perro 13 y su oculto el mono 1 crean una expansión del tiempo

El perro 13 y su oculto el mono 1 crean una expansión del tiempo al expresar como unidad lo que aparece en dos días, puesto que son energías ocultas, siendo lo mismo en lo visible que en lo no visible, de modo que el día perro 13 es también mono 1 y el día mono 1 es también perro 13.
De esa manera están expresando cómo el tiempo no tiene una única duración inexorable, sino que más bien contiene una oportunidad expandida, que prácticamente puede adoptar cualquier aparente duración y que en su máxima intensidad lo que expresa es el momento presente.
Pero en una consideración no expandida encontramos una atribución de un día a cada sello, de modo que el perro 13 expresa un día y el mono 1 expresa otro, solo que en otra realidad son el mismo.

En esta realidad no expandida es donde es necesario asociar más contenidos que expandan la conciencia, y entonces encontramos que el perro 13, como final de la décima onda y centro del Tzolkin en la columna resonante, asocia contenidos con el lugar resonante expresado por el tono 7 de la onda resonante. Es decir, el perro 13, que es el lugar del nuevo nacimiento asociado al mono 1, asocia contenidos con el lugar resonante en la columna resonante, expresado por la semilla 7 y su oculto la tierra 7 (Tzolkin evolutivo).
Esto puede ofrecer información acerca de qué se entiende como nuevo nacimiento, y es que todos los momentos resonantes son parte del nuevo nacimiento.
Entrar en lo resonante es entrar en el momento en que se está produciendo ese despertar, que supone el nuevo nacimiento dimensional.

La recitación de los sellos es una expresión resonante. Hay resonancia en el ver, es decir en aquel mirar donde activas tus escáneres espirituales del ver, y hay resonancia en el decir y en el recitar, cuando activas tus escáneres espirituales encaminados a la activación de la resonancia, porque las frecuencias vibracionales de las células, es decir de la luz que ha adoptado esa forma para cumplir una misión, responden a la resonancia interior del intento.
Pero aquí el intento no está relacionado con el poder sino con la entrega; la entrega al florecer existente en el programa (semilla) en resonancia con la propia entrega de la tierra.

Tenemos que resaltar la sincronía que aparece en el 2014 entre el día dedicado al reconocimiento de la mujer y su expresión en el Tzolkin del 2014 con la luna 12, que es la luna colaborando con todo lo existente, la fuerza emocional colaborando con todo lo existente, que lleva en su interior al ser humano espiritual (humano 2) y cuyo momento siguiente aparece como amor incondicional transcendente (perro 13), que lleva en su interior la energía del inicio de lo nuevo, justamente como una continuación de esa energía que expresa la mujer de colaborar con todo lo existente y que en este año aparece dentro de la onda del espejo, es decir de la ley del amor.

De modo que todo el Tzolkin aparece este año asociado a la energía femenina gestante, manifestando cómo en la consideración de la mujer es imprescindible mirar más allá, porque la realidad de la mujer no es exterior, sino que la riqueza de su energía es transformadora y te conecta con dimensiones superiores.
Da igual cuál sean las leyes, porque la maravilla que expresa la mujer no proviene de la ley, sino que únicamente es accesible a una conciencia expandida.
Sí, gracias.

El ESPEJO 1 enlaza con el centro del telar

El ESPEJO 1 enlaza con el centro del telar, pero es importante considerar que la energía no va solamente en una dirección, y el tiempo posiblemente tampoco.

Por eso conviene considerar cómo el Tzolkin se mueve en dirección al tiempo, mientras el oculto se mueve en dirección al atiempo, pero buscando la fusión, el encuentro.

Así, la onda del espejo también puede ser expresada a través de sus ocultos, y en estos momentos como NOCHE 13, guiada por la mano 13.

Es decir que con el espejo van unidos el ensueño y la sanación en grado transcendente, iniciando una onda inversa.

De modo que iniciamos un periodo donde la propuesta es acceder al espejo, pero viene en ayuda nuestra el ensueño y la mano transcendentes, descendiendo hasta el mono 1, lugar del nuevo nacimiento. Cuando llegas al nuevo nacimiento, te están esperando todas esas vivencias que han descendido con el oculto a tu encuentro.

La resonancia en esa lectura puede ser diferente para cada persona, pero siempre será provechosa, porque la fuerza que aporta viene de la transcendencia hacia el propósito.

Estamos en un tiempo donde todo es posible, pero la posibilidad de la que hablamos es mayor aun que la que podamos considerar.

LAS DOS EQUIS

Vamos a iniciar la onda del espejo, que es el camino propio al centro del telar y al nuevo nacimiento.

Recomendamos meditar TODOS LOS DÍAS DE LA ONDA, uniendo la energía del kin del día y la de su oculto, porque el kin del día va hacia el perro 13, pero la energía de su oculto confluye en sentido inverso hacia el mono 1, y luego se cruzan.

Es uno de los dos lugares en el Tzolkin donde se produce ese cruce. La energía de sol 13 va en sentido inverso hacia el dragón 1, y la energía del desarrollo del Tzolkin, que nace en el dragón 1, se dirige hacia el sol 13, y el lugar donde se cruzan es exactamente PERRO 13-MONO 1.

No se cruzan en ningún otro sitio en el mismo Tzolkin, aunque sí al principio y al final, donde ya se unen dos Tzolkin diferentes, es decir dragón 1-sol 13.

De hecho, esos dos momentos en que se cruzan también están reflejados en la propia estructura del Tzolkin, en la línea en negro que dibujan los portales.

 

Para las personas que están siguiendo evolutivamente sus vivencias buscando las resonancias del diálogo interior con dimensiones superiores, se abre un momento privilegiado.

Iniciamos un periodo privilegiado para la conciencia, porque es un cruce dimensional, y podemos percibir con mucha claridad la energía de dimensiones superiores, que en este tiempo actúa de forma canalizante y canalizadora, es decir favoreciendo la conexión.

El Tzolkin tiene dos X, dibujadas con las casillas de los sellos portal. Los portales o casillas en negro dibujan sobre el blanco dos X, o una X en espejo. Y en su centro podemos ver un rombo, porque las patas de las X, cuando se tocan, dibujan un rombo. El rombo es la figura que se ve en el sello de la estrella, y las X son las figuras que se ve en el sello del espejo.

 

En estos momentos del año estamos justamente entrando en esa resonancia, de una forma muy clara, y la meditación con la presencia visual de la confluencia de las dos ondas, una en sentido inverso y otra en sentido directo, favorece la unión de los hemisferios y de la visión. Esto es especialmente activo precisamente a partir del dragón 4, cuyo oculto es el sol 10, y esos 10 días son especialmente intensos y abiertos a la vibración del gozo.

 

A partir de ese momento hay otros 10 días donde las ondas divergen y son momentos que contienen una fuerza de expansión.

De modo que hay 20 días especiales, que además en este caso coinciden con una elevación de la energía femenina, ya que va a haber muchas conciencias en torno a la celebración unitiva del día internacional de la mujer el 8 de marzo.

Decimos unitivas porque en muchos lugares, con independencia de su resonancia consciente con el Tzolkin, se pone especial énfasis en ese momento donde se reivindica el valor de la mujer, que en estos momentos es fundamental. La liberación de la mujer libera al hombre, y curiosamente para que se libere el hombre tiene que liberarse primero la mujer. No llega a ser el hombre libre hasta que no lo sea la mujer plenamente. Si el hombre depreda, no es libre,  solo es depredador, más o menos encubierto.

El permitir que la energía vaya en las dos direcciones, colabora en esto. El observar conscientemente el movimiento de la energía, contribuye a esto.

 

El sello de ese día es la luna 12, es decir que contiene una referencia a colaborar con todo lo existente desde la emoción, lo que permite acceder al castillo verde. Su guía es el dragón 12, manifestándose con claridad la solidaridad y la energía femenina asentadas en la onda del perro de la incondicionalidad y la cuarta dimensión, donde hay que hacer lo conveniente con misericordia, es decir favoreciendo la libertad de las personas y sin juicio, porque la misericordia triunfa sobre el juicio.

De modo que este es un momento especialmente favorable para la limpieza kármica. “La misericordia triunfa sobre el juicio” son palabras de Santiago; palabras ciertas.

 

A su vez el oculto de la luna 12 es el humano 2, y su guía es la semilla 2, de la onda de la noche. Hay un programa que da sentido a la plenitud de la libertad y se activa desde el ensueño.