El color blanco está asociado a la actitud y activa un nuevo tiempo espiritual (azul)

Ondas y colores en los castillos
Reasignamos un nuevo valor para el color blanco. Encontramos que expresa algo muy importante que es la actitud, que a su vez va a activar un tiempo, que es lo que expresa el color azul, porque el tiempo es una energía activa de colaboración.
El tiempo puede ser una energía pasiva, asociado a una actitud donde no has mirado más allá de lo aparente, pero cuando la realidad más allá de lo aparente se insinúa y entra en contacto con tu ser, modifica tu actitud, y eso, que es lo blanco, te permite entrar en otro tiempo.
La actitud contiene y da forma a varios contenidos, como es la emoción. El color blanco está lleno de la vibración de la emoción en una persona. También contiene el espíritu, que en su despertar, expresa una vibración y también participa en la actitud que tiene una persona.

Si lo blanco expresa una actitud, conteniendo en parte emoción, espíritu y pensamientos, es decir un montón de cosas que eres pero que no están en la forma corporal, entonces encontramos que cada actitud te introduce en un nuevo tiempo espiritual o activo.
Las personas tenemos que aprender y aprendemos muchas cosas, pero evolutivamente, es decir, para que se produzca el salto evolutivo, hay cosas que tenemos que encontrar que no podemos aprender, sino encontrar, y eso requiere de una actitud.
Hay cosas que solo encuentras cuando tu evolución permite la actitud adecuada. Cuando estás en la actitud adecuada, vibras en la realidad, apareciendo cosas invisibles desde otras actitudes. Como son invisibles nadie te las puede enseñar, solo las puedes ver, pero desde la actitud adecuada. Y entonces comienza otro aprendizaje, que es espiritual.
Todas las cosas que aprendemos en la dimensión del aprendizaje te las enseñan otras personas, siendo la herramienta la memoria y la comprensión. Pero lo que tienes que encontrar, es decir, aquello que te lleva a la actitud adecuada, es el resultado de tu trabajo interior, para lo cual puedes encontrar cosas de esta dimensión que colaboran con tu actitud. Pero tu actitud es fundamental. Nace de una iluminación, de algo interno.

En ese sentido el Tzolkin colabora con la actitud para encontrar otra dimensión de la realidad. Eso en el lenguaje Tzolkin sucede desde el color azul y desde las ondas, que describen un acceso al quinto castillo, a la quinta dimensión. El color azul representa el presente y las vivencias.
Todos los colores aparecen en 5 niveles, cada uno de ellos con 4 colores. Formalmente lo primero que aparece es el rojo, seguido del blanco, azul y amarillo, pero la secuencia para la persona que se quiera aventurar en ese camino se inicia con lo que describe el color azul.
Sin embargo, el color azul, como vivencia experiencial, no te introduce en lo siguiente, que sería en sentido fluyente, sino que parte de la vivencia experiencial que te transforma contiene un contenido retrógrado, que en sí mismo es una experiencia expansiva en todas las direcciones. Si solamente fuera en sentido fluyente y no tuviera una entrada en el pasado, no describiría un efecto de ampliación. Habría una ampliación que no estaría hecha.
El punto se expande en todas las direcciones, conformando un nuevo espacio. Este punto, que estaría expresado por el azul, se expande en todas las direcciones, incluyendo una fuerza retrógrada, pero lo que activa esa explosión y esa capacidad de ir en todas las direcciones, es la actitud que está expresada en el blanco.

En el primer castillo, que expresa la primera secuencia de 4 colores, aparecen las ondas del dragón (rojo), mago (blanco), mano (azul) y sol (amarillo).
El azul es la mano, la sanación y la impecabilidad de la acción, que sería la vivencia experiencial que te transforma. Lo que estás viviendo se expande en todas las direcciones. Pero lo que activa a esa mano es el mago, de color blanco.
El mago es una actitud donde sabes y reconoces otra realidad. Tus acciones, lo que tu hagas, no solamente se dirigen hacia el futuro, sino que también entran en el pasado, describiendo esa expansión en todas las direcciones. Eso lo sabe el mago.
La acción podría ser levantarse de una silla y colocarla en otro sitio. Podría parecer que has entrado en otro presente, porque la silla no está donde estaba sino en un lugar nuevo.
El mago desde su actitud produce un efecto que va también hacia el pasado, hacia el futuro inmediato y hacia un futuro lejano, afectando incluso a sus ancestros y a los hijos de sus ancestros en otros lugares que ni siquiera conoce, y que incluso a lo mejor no han nacido.
Por eso el mago es una actitud, y lo que hagas desde ahí tiene unas consecuencias, más allá de la lógica. Pero eso no puede ser enseñado.

Entonces, lo primero que entra en la acción, en el tiempo, aparece como azul (mano), pero previamente está la actitud de lo que aparece en el blanco (mago).
Hay otros dos contenidos, que son el rojo, la materia y la realidad (dragón), y el amarillo, que es la expansión e iluminación de la materia (sol), que ya pertenecen a otra realidad.
En este nivel, el mago realiza la impecabilidad que previamente ha hecho una recapitulación y ha reconocido los momentos en que actuaba en contra del amor, que es lo que expresa la mano como venado azul, activando ese nuevo tiempo. Y la información complementaria viene del rojo, que expresa la realidad y la materia, con la solidaridad y la activación de la energía femenina (dragón), que contiene empatía y resolución de conflictos. Eso permite la expansión e iluminación que expresa el sol.

Hay una actitud que es la del mago (blanco), un inicio con acciones concretas, previa al reconocimiento de por qué has actuado en contra del amor (azul). Es una liberación de las acciones que actúan en favor del ego, que en su forma expansiva llega al nivel de la realidad, conectando con la solidaridad de la realidad espiritual y la energía femenina (rojo). Eso produce la expansión del sol (amarillo).

Desde la actitud es blanco-azul-rojo-amarillo, aunque visualmente, como visto desde la realidad normal es rojo-blanco-azul-amarillo-.

Curso online: Martes 5 de abril – Los colores

color blanco
El próximo martes 5 de abril hablaremos sobre los colores:

COLOR BLANCO
El segundo color es el blanco, que aparece en el Tzolkin por primera vez con el viento blanco.
El color blanco está asociado al agua y a la emoción, que son algo que une.
El agua contiene la particularidad del movimiento, estando sus partículas juntas pero con posibilidad de movimiento.
Podemos encontrar lo expresado por lo blanco en los colores del Tzolkin como un campo unificado de energía, con sus propias leyes, y percibir cómo aumentan tu energía el amor incondicional (perro), la ley del amor o in lak’ech (espejo), la comunicación desde el corazón (viento), el enlazamiento solidario (enlazador) o la activación mágica (mago) de la red empática de neuronas espejo.
El amor aumenta la energía vital y las ganas de vivir; la solidaridad aumenta la energía; la empatía aumenta la energía; el desapego aumenta la energía; la emoción aumenta la energía y nunca te engaña.
El color blanco te invita a experimentar la emoción. Es la puerta del cielo.
La emoción te introduce en el gozo y en la maravilla.
El blanco, como expresión de la parte emocional, te permite refinar y encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
curso online
INFORMACIÓN Y RESERVAS:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)
Gracias

Muchas personas huyen de las emociones o enseñan a sus hijos a no dejarse llevar por ellas

La emoción, color blanco, está asociada a la vivencia del tiempo presente, color azul.
El color azul no es que solamente sea el presente, porque el presente dormido, del ego o en 3D no es azul. El color azul es evolutivo, y en él ya aparece la conciencia.

La asociación del blanco y el azul explica cómo el blanco asociado con el azul te introduce en el presente evolutivo. Escuchar tus emociones te introduce en el tiempo real, cuarta dimensión, cuarto castillo, donde te preparas para la iluminación.
El azul es el paso previo a la iluminación y está asociado al blanco, que es la emoción.

El blanco está compuesto por el amor incondicional (PERRO), pero también por la vivencia unificadora de que tú eres otro yo, y yo soy tu (ESPEJO); sentimos lo mismo, nuestros intereses son comunes; si te daño me daño, si te robo me empobrezco.
También el blanco, que traduce el mundo emocional, está compuesto por el VIENTO, el ENLAZADOR y el MAGO. El blanco es la puerta de entrada a las vivencias experienciales que suceden en el tiempo previo a la iluminación.

Muchas personas huyen de las emociones o enseñan a sus hijos a huir y no dejarse llevar por ellas, ya que consideran que la emoción les arrastra, juega con ellos y entonces pierden su centro. Pero, al final en cualquier forma en que se considere la infelicidad, eso es lo que se produce.

Sin embargo, la emoción te lleva al cielo, porque pertenece a la dimensión, realidad y tiempo Dios. Dios no es un burócrata jugando con estadísticas ni un fabricante de muñequitos, que por otra parte no tendrían comprador.
La cualidad del ser siendo del que ES, es el amor, que no es una emoción que juegue contigo. Lo más que puede suceder es que tú juegues con el amor, y lo utilices, no te fíes de él plenamente, o el miedo quizá te impida sentirlo, al creer que aquello que te da miedo es más fuerte que el amor, y por eso lo relegues.

Podemos decir que la emoción te lleva al cielo, porque pertenece al cielo y a lo óptimo. Incluso cuando en el tiempo y la dimensión del ego la emoción parece jugar contigo, no es nefasta ni negativa, aunque te arruine, sino todo lo contrario.
Se enseña a que las emociones no desestabilicen, lo cual significa permanecer en la dimensión del ego pero adaptado. Pero el problema es precisamente permanecer en la dimensión del ego, y lo bueno es que la emoción, sabia emoción, te desestabilice y destruya tu ego, para poder resucitar (tormenta) en el tiempo real.

Las emociones en 3D juegan contigo para despertar. Las emociones en 4D te permiten divisar la maravilla, que es algo vibracional.
La emoción te hace vibrar, y la emoción en plenitud es gozo.

La inmortalidad no es un éxtasis sino una plenitud

playa smallLos sellos blancos, las ondas blancas y sobre todo los sellos blancos de las ondas blancas, te abren el cielo.
Los sellos blancos, las ondas blancas y los sellos blancos de las ondas blancas te invitan a experimentar la emoción.
La emoción te introduce en el gozo y en la maravilla.

Todo lo relacionado con el blanco está siempre asociado a lo azul, que es la vivencia experiencial presente y la conciencia, que te abren a la INMORTALIDAD.
Podemos encontrar que hay una cercanía o incluso una similitud entre el cielo y la inmortalidad, y queremos expresar con más claridad nuestro error o acierto en este tema.

Entendemos que el cielo, a donde lleva la emoción, es una experiencia gozosa, extremadamente gozosa, tanto más gozosa cuanto más te has entregado a la emoción. Hay muchas emociones que te pueden llevar a la maravilla: el amor, el agradecimiento, la bendición, la contemplación, el diálogo con Dios, etc.

El mundo de la emoción está asociado muy de cerca con la atemporalidad; entras en un tiempo diferente. Hay muchas personas que lo consideran como una ausencia de tiempo, un “no tiempo”, el acceso a lo eterno como no tiempo.
Sin embargo la inmortalidad, y ahí encontramos la aportación del Tzolkin, está asociada al color azul y tiene una referencia directísima con lo que vives, con el presente. Son las emociones experienciales.
Nos sitúa en un momento en que no es que no exista el tiempo, sino que el tiempo te nutre.
No se trata de la atemporalidad, donde estás en un éxtasis o en una situación gozosa, sino que con una gran conciencia estás instalado en el tiempo y sientes cómo te nutre el acontecimiento. Lo que estás haciendo y lo que estás viviendo te está nutriendo.

Tu cuerpo puede que se nutra de alimentos físicos, pero tu alma se nutre de determinadas experiencias, que son las que dan lugar a un tiempo, y cuando estás viviendo esas experiencias, con esa certeza y claridad, te sientes nutrido especialmente.
Entrar en ese tiempo que te nutre es lo que determina la inmortalidad, pero no es un éxtasis, sino una plenitud. Hay una diferencia entre el éxtasis, que te lleva a una atemporalidad, incluso en ocasiones incorporeidad, y la inmortalidad que te lleva a la plenitud, incluso orgánica, donde te sientes nutrido simplemente por ser.

Cuando descubres tu ser auténtico, te nutre simplemente siendo.
Cuando conectas con tu ser que siente, te estás nutriendo.

Esto es lo que consideramos que hace referencia a la inmortalidad y a su asociación con las emociones.
Cuando estás viviendo ondas blancas, te llevan a conectar con el cielo, como experiencias gozosas, pero también como experiencias interiores, al estar el azul en su interior.
Cuando has entrado en situaciones desde un diálogo interior, entonces puedes vivir esa emoción que te lleva al cielo. Pero muchas veces son situaciones interiores, porque la incondicionalidad te lleva a experiencias que nadie ve, solo tú. Las experiencias son cosas azules que solo están para ti, en tu oculto.
Hay un momento en que todas las experiencias en el mundo exterior son azules, y es cuando has descubierto que te puedes dejar guiar por la emoción.
En tu emoción interior, que puede ser compartida o no, está siempre guiándote el azul.

Uno de los grandes hechizos es que las cosas buenas se acaban, que siempre estamos amenazados por algo que va a suceder y que vamos a necesitar ayuda. En ese hechizo todo lo bueno se acaba y lo malo está siempre dispuesto a surgir.
Pero cuando encuentras tu nutrición desde la inmortalidad, sales de él.

El cuerpo glorioso es el que se nutre del tiempo.
Es el cuerpo de la inmortalidad, que se abre desde la emoción; es también un cuerpo emocional.

Cuando tu onda es roja, el blanco aparece como una puerta

Para las personas que nacen en una onda roja (ondas dragón, serpiente, luna, c.cielo y tierra) el agua y la emoción se presentan como una expresión de la perfección, ya que en todas las ondas rojas el blanco ocupa el tono 10.
También, cuando tu onda es roja, el blanco aparece como una puerta. Cada vez que te sumerges en la emoción abres puertas, ya que el sexto sello de la onda roja es blanco.
También en sí es un regalo, aunque aparece como un desafío, tono 2.

La persona que nace en una onda blanca (ondas viento, enlazador de mundos, perro, mago y espejo) encuentra que la emoción y lo representado por lo blanco aparece como propósito, con la importancia que tienen los propósitos, pero también como transcendencia o tono 13, con la importancia que tiene la transcendencia.
También aparece asociado a los tonos 5 y 9, dándole fuerza al propósito y a la transcendencia.

Para la persona que nace en una onda azul (ondas noche, mano, mono, águila y tormenta), el contacto con la emoción va a presentarse inicialmente como algo muy práctico, que responde al cómo: cómo lograr el propósito. Es decir, va a definir una manera de actuar y comportarse, de ser y hacer, totalmente vinculada a su propio programa, ya que el tono 4 también representa el programa de la semilla, cuya fuerza es florecer y al escuchar su misión, cumplir su propósito, expandiéndose y floreciendo.
También va a aparecer la emoción en el tono 8, que expresa la integridad, para las personas que nacen en una onda azul, permitiéndoles ser íntegros. La integridad es una forma de relacionarse con los demás, es decir, una forma de crear la sociedad de la estrella o sociedad de lo óptimo (sello 8) y te ayuda a ser más humano (onda 8).
En estas personas, esto lo logran a través de la emoción.
También en el tono 12 aparece lo blanco, conteniendo una invitación a colaborar desde la emoción con todo lo existente.

Las personas que nacen en una onda amarilla (ondas semilla, estrella, humano, guerrero y sol) se van a encontrar con que el blanco y la emoción expresan por un lado el tono 3 del servicio, pero también la canalización y la resonancia (tono 7).
Las personas que nacen en una onda amarilla están expandiendo la totalidad de su programa, de su ser, floreciendo y limpiándose de hechizos. Ese limpiarse de hechizos, de productos tóxicos y programas que no son tú, a esas personas les ayuda a SER de forma resonante, porque ocupa el tono 7, pero también esa escucha de las emociones descubre su auténtica realidad asociada al servicio: están realizando un servicio en favor de la humanidad potenciando la emoción, pero también convirtiéndose en un agente secreto.
Cuando conectan con las emociones están actuando, aunque nadie se de cuenta, como un agente secreto, recibiendo ese gozo de un trabajo bien hecho, que está desde el tono 11 produciendo el auténtico florecimiento de gestar nuevas semillas.
Su gozo se expande de forma que la propia individualidad desconoce.
Cuando se expanden como hace un árbol, multiplicando su ser en cada una de las semillas, tienen una explosión de gozo, que pertenece a dimensiones desconocidas por el ego.

El color blanco en el Tzolkin abre la puerta al cielo (vídeo)

Siguiendo con los colores del tzolkin, toca el turno al blanco, con un vídeo de 5 minutos del taller de Córdoba del pasado domingo. Todas las personas pasamos cada cuatro años por el sello blanco de nuestra familia (kin de cumpleaños).
Atención especial las personas con kin natal viento, enlazador de mundos, perro, mago y espejo.
Gracias

El color blanco, la emoción, abre un portal al cielo y a lo óptimo

colores natales
Lo primero que aparece como BLANCO en la secuencia de los veinte sellos es viento blanco. También, como onda, el viento es el blanco en el castillo verde de lo óptimo, donde sucede la sociedad de la estrella.
De modo que viento es el prototipo de blanco en esta dimensión 3D – 4D, pero también en quinta dimensión, estableciéndose a través de la emoción, el viento, la palabra y la comunicación un portal dimensional que te introduce en el cielo. La emoción te lleva al cielo.

El amor es el sentir de la realidad Dios. Entrar en esa frecuencia y vibración, por ósmosis te introduce y te asienta en el cielo, o sea en lo expresado por el castillo verde.
Esa es parte de la misión expresada desde el color blanco.
Para abrir el cielo es para lo que se abre el tiempo.
Urano-Cronos- Zeus es la secuencia de la inmortalidad y no la historia de un conflicto. Es un mapa de acceso a lo óptimo. El cielo Urano, que está lejos e inaccesible, desciende ante ti, como blanco-emoción. Luego aparece Cronos, que es el tiempo y en código Tzolkin presente-azul.

Lo blanco es la emoción, que abre un portal al cielo y a lo óptimo.
El color asociado al blanco es el azul, que en la mitología griega aparece como Cronos, y en el código Tzolkin, es el tiempo y el presente. Cuando consigues entrar en el presente estás entrando en las vivencias experienciales.
La misión desde el color de las personas que nacen en un tono azul aparece entrando en las vivencias experienciales y en el presente, que son una puerta al cielo, porque es el momento de poder vivir desde el amor.

La persona que es blanco, también es azul, y la persona que es azul, también es blanco. Por eso no hay vivencia de la emoción sin que sea experiencial. El presente es lo no repetido, lo que haces, no desde un criterio que traduce un protocolo o una ley, actuando en lo correcto, sino al canalizar el amor.
Esa es la razón de la vivencia experiencial. Cuando se une la emoción y la vivencia experiencial te sitúa en el nuevo nacimiento (mono), en la intuición y creatividad (águila), en la resurrección (tormenta), en la restitución de la malla dañada por las faltas al amor (mano) y en el ensueño (noche) como traducción del espejo y de la ley del amor.
Todo eso forma parte del trabajo y la misión de los sellos azules, y también de los sellos blancos por la asociación blanco-azul.

El color rojo libera el cuerpo y sana a los coj@s, cieg@s y lepros@s.
El color amarillo libera a l@s cautiv@s, esclav@s y saca de la cárcel a l@s pres@s.
El color blanco te lleva al cielo.
El color azul te introduce en la inmortalidad.

El color del kin natal define el trabajo personal y el color de la onda define el trabajo grupal.
El color del kin responde al “qué”, “qué hago”, mientras el color de la onda responde al “para qué”.

EL ESPEJO: EL COLOR BLANCO (Extracto del Libro de los Sellos)

Cualquier cosa que pueda representar el Espejo está relacionada con los otros sellos blancos: Viento, Enlazador, Perro, Mago.
Por lo blanco, el Espejo comparte naturaleza con el VIENTO, o sea la realidad es espiritual; con el MAGO, o sea la realidad puede ser aprendida, está abierta al estudio, porque también tiene niveles, como expresa la escalera de su símbolo. También la realidad es expresada por el ENLAZADOR, es decir que hay algo en la realidad que sirve para unir; algo de la faceta escalera del Espejo sirve para encontrar, para unir, para unificar y para enlazar con otras dimensiones. Y finalmente la realidad se presenta como amor a través del sello PERRO.
El Espejo o la realidad, comparte contenido sustancial con Viento por el simple hecho de ser de color blanco, pero como Viento es espíritu, manifiesta cómo la realidad es más real cuando se la considera desde su realidad espiritual.
Pero además, el Espejo ve reforzado sus características de color blanco por su relación con sellos blancos:
El Viento en las ondas es un 18, como el Espejo en los sellos.
El Perro es un 10 en los sellos, como el Espejo en las ondas.
Eso refuerza la relación de la realidad como algo espiritual, pero también amoroso puesto que numéricamente se unen Espejo y Viento, como 18, y Espejo y Perro, como 10.
A continuación se detalla un poco más esta relación.

EL 18: LA ONDA DEL VIENTO
El Viento es el sello segundo, pero como onda es la onda 18, es decir el equivalente del Espejo. Es una forma de expresar que el Viento, el espíritu, es Espejo. Y Espejo, o sea el Viento en la onda 18, es también el regalo, es decir la segunda onda en el siguiente nivel, o sea en la siguiente dimensión a la representada por el Dragón.
Entonces conviene señalar que en el mundo de las ondas, el Espejo es la onda 10, el amor. Consecuentemente el regalo en la siguiente dimensión, es decir lo representado por la segunda onda en la siguiente dimensión, o sea lo que comienza con la onda de la Luna en el castillo verde, como el Viento en el lugar del Espejo, adquiere el valor del amor, y la forma del agua.

LA ONDA 10 DEL ESPEJO, EL NUEVO NACIMIENTO
El Espejo, con forma de X, que es 10 en números romanos, es la onda 10, siendo el 10 como sello el Perro, o sea el amor y la perfección.
La onda del Espejo, de la realidad, es la onda 10 del amor incondicional y de la perfección.
El amor, o sea el Perro, es como un espejo, pero un espejo como el de Alicia en el País de las Maravillas, es decir el acceso a otra realidad.
La onda del Espejo habla de fuerzas angélicas que te ayudan permanentemente y se fusionan contigo y se expresan en ti porque son parte de tu ser más real.
El Espejo 1 es el inicio de un nuevo nacimiento transcendente, porque el Perro 13, la transcendencia de la onda del Espejo, es justamente el centro del telar, unido a su oculto el Mono 1.
El Tzolkin contiene al Perro 13 como momento de transcendencia de la décima onda, asociado con el nuevo nacimiento que es el Mono 1, traduciendo el amor.
Y el 10, además perfección y  amor incondicional, está asociado al Espejo.
En el 10 aparece la línea del horizonte, lugar donde el Perro (10) se transforma en Mono (11); lugar donde el amor se trasforma en alegría; lugar donde cumplido con el amor se inicia el ascenso a la iluminación.
El Perro 10, animal terrestre, inicia el ascenso elevándose como Mono, animal que habita elevado sobre el horizonte en los árboles. Pero los árboles son la fotosíntesis, la iluminación.
El Espejo ayuda a ese cumplimiento. El Espejo también es un diez. Es la perfección que te lleva a la onda central, donde te sanas y te iluminas.

(puedes adquirir el e-book por 5 euros solicitándolo en nuevocalendariomaya@gmail.com Pago seguro por paypal. También disponible en Amazon y en papel (10 euros más gastos de envío desde Madrid)