8 Febrero 2018: Podemos abandonar la inercia y rutina que nos hace repetir, para vivir con otra percepción y conciencia una nueva etapa

8 Febrero 2018. DRAGÓN Magnético 1. Onda del Dragón. Dragón 1 y Dragón 1 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Águila

En este día comenzamos un nuevo Tzolkin, con 260 experiencias a vivenciar. Si queremos, es el momento de abandonar la inercia y rutina que nos hace repetir, empezando a vivir con otra percepción y conciencia. Así, podemos pasar del quinto castillo del anterior Tzolkin al sexto castillo, asociado al sexto sol, una etapa más cercana a dimensiones superiores. Sí, estamos en el primer castillo, pero también puede ser el sexto en función de nuestro posicionamiento.

El Tzolkin nos va a presentar cada día una energía, que forma parte de una secuencia, donde tiene sentido el sello y tono, pero también lo vivido en días anteriores. Así, la experiencia del viento es consecuencia de lo vivido con el dragón, la experiencia de la noche tiene en cuenta lo vivido con el dragón y el viento, etc.

El inicio del Tzolkin es el dragón, de color rojo. Tiene su origen en la luz (sol, sello anterior y también sello oculto) pero se materializa aquí, en la tierra, para cumplir su misión solidaria. Todo el Tzolkin es solidario, porque es el tiempo del trabajo en equipo, donde la iluminación no es individual sino colectiva.

Empecemos, desde la luz, a materializar y concretar esta nueva etapa en la tierra.
Gracias. Bendiciones.

24 mayo 2017: vivir con conciencia este nuevo Tzolkin, desde la luz y de forma solidaria

24 mayo 2017. DRAGÓN MAGNÉTICO 1. Onda del dragón. Dragón 1 y Dragón 1 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Tzikin

Comenzamos un nuevo Tzolkin. Es una oportunidad para vivirlo desde otro enfoque diferente, no tanto como el primer castillo, que lo es, sino como el sexto castillo, continuación del quinto castillo.
No tiene sentido repetir las mismas experiencias. Estamos ante un nuevo día y un nuevo tzolkin, para vivirlo con una actitud distinta. Quizá podamos poner nuestra intención en ser receptivos, en fluir ante todos los cambios que se están produciendo (año maya tormenta), en salir de nuestra área de confort o en mantenernos en nuestro centro. Es nuestra elección y nuestro propósito.

El dragón 1 nos empuja en este día a desarrollar nuestra misión desde la luz, de forma solidaria, protegiendo, nutriendo y colaborando con las personas.

Sabemos que venimos de la luz, pero, ¿hacia dónde vamos?, ¿cuál es nuestra trayectoria vital para los próximos 260 días. En este día podemos sentir su energía.

Gracias. Bendiciones. Feliz Tzolkin.

6 de septiembre. Tenemos un origen luminoso y divino, y en el diálogo con el Tzolkin lo estamos descubriendo

6 de septiembre. DRAGÓN Magnético 1. Dragón 1 y Dragón 1 en el Tzolkin evolutivo.
Hoy es un día como ayer, ¿o no?
Hoy es dragón 1, el oculto del sol 13, que fue el día de ayer.

Sin embargo, aunque exista un vínculo en lo oculto, hoy empezamos un nuevo ciclo de 260 días, que podemos vivir con conciencia. Tenemos la oportunidad de vivir cada uno de los sellos y cada una de las ondas, de forma despierta, sintiendo la energía de cada uno.
Cada día tiene algo que aportarnos. Cada despertar es un comienzo, un mundo por descubrir, donde lo que suceda no tiene por qué ser igual al día anterior, ni ser conocido o previsible.

Nuestro ser es mucho más amplio, completo y multidimensional que lo que expresamos cada día en la repetición de rutinas, encuentros, actividades y actitudes. Nuestro ser está deseando expandirse, desde dentro hacia fuera, desde lo que es en su interior hacia lo que ES.

Hoy detrás de la materia podemos encontrar a la luz, que ha tomado una forma para cumplir una misión. Cada objeto, persona o cuerpo tiene luz más allá de la apariencia, y un sentido o misión a desarrollar.
Nosotros también tenemos un origen luminoso y divino, y un destino similar.

En este diálogo con el Tzolkin lo estamos descubriendo. Es un despertar hacia esa llamada quinta dimensión.
Gracias y perdón.

20 de diciembre. Estamos de celebración, estrenando un nuevo Tzolkin. No olvidemos a los marginados. No dejemos a nadie en el camino

raíces s
20 de diciembre. DRAGÓN Magnético 1. Dragón 1 y Dragón 1 en el Tzolkin evolutivo

Entramos en un nuevo Tzolkin. Es un día de celebración. Una nueva etapa comienza y se materializa en este día.
Comenzamos a escribir nuestras ilusiones y sueños en esta página en blanco, que poco a poco vamos a ir rellenando.

Estamos acabando algo y comenzando algo nuevo, que cada vez se aleja más de lo conocido y rutinario, porque lo que está surgiendo con fuerza (sol, oculto del dragón) es la luz de nuestra esencia interior.

Estamos de celebración, estrenando un nuevo Tzolkin. No olvidemos a los marginados, a los que no se encuentran a sí mismos, a los que no pueden ya más, a los excluidos. No dejemos a nadie en el camino.
Lo que se acerca, y ya está accesible en determinados momentos, es tan maravilloso que podemos y debemos compartirlo.

Sí, la luz se está materializando en este día, por lo que las circunstancias y personas que se relacionan con nosotros representan acompañamiento, guía y colaboración con nuestro proceso.
Nada ni nadie nos está amenazando. Nada ni nadie nos quiere agredir. Por eso, no es necesario huir, defenderse o atacar.
Podemos soltar esa mochila y esa responsabilidad, observando lo que sucede con cierta relatividad e intentando, aunque no siempre lo consigamos, tomar conciencia de lo que ocurre.

¿Y si todo estuviera bien?, ¿y si todo estuviera colaborando con nosotros? A veces el entorno actuará de espejo reflejando lo que no queremos ver de nuestro interior; a veces nos empujará a salir de la rutina iniciando nuevos caminos; en ocasiones nos “moverá” hasta que soltemos a lo que nos estamos apegando y no nos permite crecer; y otras veces nos protegerá, mimará y acompañará, propiciando milagros si es necesario, demostrándonos que no estamos solos y que todo tiene un sentido.

Permitamos que comience algo nuevo, materializándolo y concretándolo, conectando con nuestro cuerpo y activando sus células madre (rojo); sintamos, expresemos y compartamos la emoción, desarrollando la empatía y activando las neuronas espejo (blanco); vivamos todas las experiencias del presente con conciencia (azul); eliminemos los hechizos que nos distorsionan y aprendamos a expandirnos y mostrar lo que ya somos (amarillo).

Es el momento. Gracias y perdón.

4 de abril. Estamos en un día de resurrección, empezando un nuevo ciclo

4 de abril. DRAGÓN Magnético 1. Dragón 1 y Dragón 1 en el tzolkin evolutivo.
Estamos en un día de resurrección, empezando un nuevo ciclo donde cada vez se siente más la participación y acompañamiento de dimensiones superiores.
Es momento para confirmar nuestras creencias, para reafirmar la misión, para mostrarnos voluntarios si así lo sentimos.
Bendiciones y alegría para todos.

18 de julio. En este nuevo ciclo se van a encadenar vivencias y oportunidades, puertas y páginas en blanco para rellenar

DRAGÓN Magnético 1. Dragón 1 y Dragón 1 en el Tzolkin evolutivo.
En este día comienza un ciclo nuevo, donde se van a encadenar vivencias y oportunidades, puertas y páginas en blanco para rellenar.
Todo está hecho pero a la vez todo está por hacer.
Pero ya no hay sitio para el miedo, las dudas o los titubeos. Ya no es momento para retroceder y ni siquiera para parar a descansar.
Eso sí, podemos seguir nuestro ritmo, andar sintiendo el camino, dedicar tiempo a observar, dejar que el tiempo se pare…
Cuidemos también de nuestro entorno, del cuerpo, de las necesidades del día a día, de la familia, de los animales que vivan con nosotros (rojo).
Centrémonos en el presente, en lo que hacemos, en fluir ante los cambios, en tomar conciencia de nuestro proceso (azul).
Y sobre todo conectemos con nuestro amor, expresándolo, sintiéndolo, honrando el que recibimos de los demás.
Es un periodo más que nunca emocional, espiritual y de transcendencia (blanco)

Aprovechemos para vivir todas las posibilidades que nos ofrece la vida de forma personalizada, expandiendo lo que somos, descubriendo nuestra esencia.
Disfrutemos de esta oportunidad de madurez que está recibiendo el ser humano, de forma individual y colectiva (amarillo).

Gracias a todos los que estáis y sois. Gracias por acompañar en el camino. Gracias por vuestra energía y vibración