Honrar la vida

HONRAR LA VIDA (Extracto del libro en preparación “Tiempo de Ser”)

Es tiempo de honrar. Es tiempo de honrar a la vida. No se puede decir nada malo de la vida, porque es maravillosa.
Solo que no es maravillosa del tipo del niño malcriado “quiero esto y lo quiero ya”, sino maravillosa mientras profundiza en la realidad y la hace amplia.

A veces, lo que parece que necesitas en realidad te está haciendo amplio el corazón.
A veces lo que parece que te hace sufrir, te está haciendo amplio el corazón.
A veces la tardanza te está haciendo amplio el corazón.
A veces el aparente abandono y la aparente soledad te están haciendo amplio el corazón.

Es importante hacer amplio y expandir el corazón, entrando en la realidad expandida, donde habla el viento y el corazón no pesa, ampliando el corazón para que el ego se salga por las rendijas.

El ego quiere ACERTAR porque es competitivo, pero al SER de alguna manera le da igual

(27 de junio de 2014)
El ego quiere ACERTAR porque es competitivo, pero al SER de alguna manera le da igual, porque sabe que todo es acierto, todo es gozo.

El acierto es que si vas en un transporte colectivo, llegas a la parada más cercana a tu casa y estableces el camino más directo para llegar a tu portal.
Pero al ser lo que le interesa es la plenitud, el gozo. Puede perfectamente darse un paseo entre donde le ha dejado el transporte colectivo o su vehículo personal y donde vaya, dejándose guiar por su ser.

Por supuesto, el voluntario está acertando siempre, en todos los sitios, siempre que esté en la actitud del voluntario: voluntario para acertar y voluntario para encontrar la maravilla en el desacierto.

Estamos hablando de una actitud donde tú estás unido con todo. Has hecho seriamente tu trabajo de constelaciones familiares y has encontrado que todo lo existente es familia tuya. Son familia los árboles, las moscas, las personas, las nubes. Eres incluyente y todo está bien y todo sirve.
Sabes que tu trabajo, tarea y aportación son permitir que a través de tus ojos se asome Dios, es decir se asome la vida, que nutre y sostiene todo lo existente en todas sus formas.

Lo mejor que le puede suceder a un mal plan es que fracase

Lo mejor que le puede suceder a un mal plan es que fracase, no que tenga éxito.
Lo mejor que le puede suceder a un mal plan, que posiblemente parezca un buen plan y por eso te arrastre a ese engaño, es que fracase, no que tenga éxito.

Claro, hay planes aparentemente buenos, que lo son para el ego y para el ser irreal, que no puede ser feliz porque no es real, y que por tanto no son buenos planes, siendo lo mejor que puede suceder que no lleguen a éxito y fracasen.
Ese fracaso puede ir unido a disgusto, frustración, sensaciones negativas, pero en realidad te están arrancando y liberando de las manos del depredador.

Hay un momento en que el ego es necesario, pero en el siguiente paso el ego va a ser contrario a la vida real

Hay un momento en que el ego es necesario.
Hay un momento en que la vida, lo óptimo, aparece en forma de ego y entonces el ego es vida, pero en el siguiente paso el ego va a ser contrario a la vida real, a lo óptimo y a la plenitud, y por tanto una merma, el desierto, el territorio de Seth, o sea la esterilidad.

Tenemos delimitado un territorio evolutivo espiritual simbólico maravilloso con los símbolos/ palabras Osiris-Seth donde Osiris significa VIDA o “da-vida”, que también es David (David-Da Vida), y Seth es guerra, usurpación, envidia, violencia y por tanto ESTERILIDAD, o sea no vida.
Tenemos un ejemplo que también es símbolo/palabra de esterilidad redimida y sanada que es AB=corazón, RA=luz, iluminado y Am=amor, ser siendo -I AM-, o sea arcano 13 del tarot, que traduce la letra 13 del alfabeto fonético primordial, MEM, letra madre y por tanto portadora de vida, que da vida.
También tenemos un ejemplo de esterilidad no redimida en Seth, muy actual en aquel que muere sin hijos y es sucedido en lo “ganado matando”, no por su hijo sino por su suegro.
En el territorio de los símbolos/palabras, hijo significa un paso adelante, o sea más, y suegro normalmente significa una generación anterior, o sea un paso atrás.

Esto es importante considerarlo en un momento evolutivo de la humanidad y de cada persona, porque en estos momentos toda la humanidad y toda la vida está en el interior de todas y cada una de las personas, de manera que podemos decir que toda la vida está en el interior de una sola persona, exactamente en TU INTERIOR.
“Tú interior” lo decimos con énfasis, o sea con mayúsculas (tú, en ti). Por eso es importante entrar en el interior, en el corazón, para encontrar la vida.
Estos ejemplos, que pueden ser palabras/símbolos, aunque estén concretizados en personas, suceden para que TÚ elijas, a favor de la luz, de la vida, o en favor de lo que quieras, entendiendo que este lenguaje binario es vida/no vida. De modo que cuando eliges, lo estás haciendo desde tu interior y para todos, porque todo existe dentro de ti.

Todos estos símbolos son puros actores. No hay buenos ni malos, sino solo una decisión en tu interior. En tu corazón hay una decisión en favor de la vida o en favor de no se sabe qué.
Por eso, en estos momentos conviene elegir, o sea ser libre, y todos los que aparentemente van en contra de la libertad están delimitando el camino de la libertad, que siempre transciende el miedo. Si sientes miedo, pierdes libertad.

Hay abierto un camino a la libertad, que es un camino a la vida. El ego ayuda a encontrar la identidad y en ese momento es válido. Después es necesario encontrar el arquetipo y entonces el ego va en contra del arquetipo.
El arquetipo es allí donde tú eres todos, donde todos están en ti; es un lugar maravilloso de plenitud.

LA ILUMINACIÓN ES OCUPAR TODO TU ESPACIO (Extracto del Libro de las Sincronías)

La iluminación es ocupar todo tu espacio y ser transparente, dejar pasar la luz del Sol.
Es un estado que se expresa más por lo gaseoso, el AIRE, que por el FUEGO.
La iluminación puede expresarse como “hay luz y tú eres luz con la luz”; no te la quedas, la das, la dejas pasar.
La iluminación es una maduración, es decir algo que llega a ser real porque esa es su realidad. La iluminación no se la inventa uno, sino que la encuentra. Ella le está esperando. La iluminación te está esperando.

Es como una piscina llena de agua. No es el agua la que crea la piscina, solo la llena porque la piscina la está esperando. La piscina ha sido hecha para ese agua; es el constructor el que hace real la piscina. Es un programa.
El ser humano está hecho para la iluminación, sea esto lo que sea. Cualquier estado intermedio, o no completado, es como una piscina vacía.
Si eres una piscina vacía es casi seguro que no te sentirás muy bien. En realidad una piscina vacía es casi algo peligroso.

Madurar es expandirte hasta ocupar toda tu realidad; es el estado gaseoso de la materia, que es lo que se representa como aire en el código de los sólidos platónicos; es la forma más expandida de la materia.
Esa expansión también significa iluminación, porque para el ser humano es el final de un proceso que se inicia con su consentimiento, con plena conciencia, y por eso sería una maduración.
Pero también es expansión porque es un desapego, una descontracturación, una desagregación.

La materia se expande porque se descompacta, se abre, se separa, pero sigue siendo ella misma.
Es una cuestión de temperatura. Lo sólido es lo más frio y lo gaseoso lo más caliente, pero la materia no cambia.
El ejemplo del agua es muy claro, pero pasa lo mismo con cualquier sustancia, como la gasolina, el vidrio, o incluso minerales. Solo que para licuar los minerales hace falta temperaturas muy altas y para que aparezcan en forma gaseosa, más.
El agua al enfriarse se solidifica como hielo y al calentarse se convierte en vapor, vapor de agua, pero agua. Y lo mismo le pasa a las demás sustancias, que siguen siendo ellas mismas.

El miedo, la envidia, el sentimiento de carencia, de desvalorización y otros similares no son expansivos y por lo tanto son obstáculos contrarios a la iluminación. Actúan como obstáculos a la luz.
El ego te hace sólido, es decir, falto de calor y opaco ante la luz.
Te hace un falso sólido, porque lo sólido es una misión a favor de la luz, por puro calor de generosidad.
El ego es una compactación que te hace impenetrable a la luz. En el ego hay falta de conciencia y de amor, y por ello frio, congelación.

Pero la persona expandida y madura, siendo ella misma, con conciencia, deja pasar la luz. No es obstáculo, al contrario, abre camino a la luz.
De eso parece hablar Isaías: “Abrid camino a la luz”.

(puedes comprar el e-book o el libro solicitándolo en nuevocalendariomaya@gmail.com Gracias)